El matrimonio eterno

Preparación para la Exaltación, 1999


Objetivo

Ayudar a los miembros de la clase para que entiendan cómo deben prepararse desde ahora para el matrimonio eterno en el futuro.

Preparación

  1. 1.

    Con espíritu de oración estudie Génesis 2:24; Doctrina y Convenios 49:15; 131:1–4; Moisés 3:24.

  2. 2.

    Si dispone de Presentaciones en video sobre el Antiguo Testamento (53224 002), prepárese a mostrar a la clase el segmento de 6 minutos titulado: “El casamiento en el templo”.

  3. 3.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      El diagrama del plan de salvación que preparó para la lección 2 (o la copia del diagrama que se encuentra en la sección de ilustraciones de este manual).

    2. b.

      La lámina de un templo (tal como la lámina 8 en la sección de ilustraciones de este manual).

    3. c.

      Los libros canónicos y un lápiz de marcar Escrituras para cada miembro de la clase. Continúe exhortándoles a que traigan cada semana sus propios libros canónicos a la clase.

Nota para el maestro: El matrimonio en el templo abre las puertas hacia la exaltación en el reino celestial. Después de haber sido sellados en el templo, los esposos deben guardar los convenios que han hecho allí y vivir de conformidad con los principios del amor y la obediencia para poder lograr un matrimonio eterno. Aquellos que vivan dedicados al matrimonio eterno recibirán grandes bendiciones tanto aquí en la tierra como en la vida venidera.

Durante la lección tenga especial cuidado con los sentimientos de los miembros de la clase cuyos padres se hayan divorciado o que no se hayan casado en el templo.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Las familias pueden vivir juntas para siempre

Relato y análisis

Informe a los miembros de la clase que durante la lección de hoy compartirá con ellos una historia verdadera acerca de una joven llamada Chris (tomada de Chris Geilman, “As Long As You Both Shall Live”, New Era, enero de 1994, págs. 9–11). Entonces léales el comienzo de la historia:

Chris y su esposo se casaron primero en una ceremonia civil efectuada por su presidente de rama. Tiempo después, Chris comentó al respecto: “No recuerdo ninguna de las palabras que se dijeron, excepto las palabras finales, ‘hasta que la muerte los separe’. Nos amábamos y el hecho de no habernos casado en el templo nos parecía carecer de importancia”.

En aquel entonces, Chris no planeaba casarse en el templo y dijo: “Me había hecho miembro de la Iglesia unos cinco años antes y había recibido muchas lecciones concernientes a la importancia del matrimonio en el templo. Pero… me parecía que la eternidad estaba muy lejos todavía… También pensaba que el matrimonio en el templo era para los miembros “selectos” de la Iglesia y no para alguien como yo, que aún trastabillaba en cuanto a mi testimonio juvenil”.

Cinco meses después de su boda, Chris y su esposo descubrieron que esperaban a su primer hijo.

• ¿Cómo creen ustedes que esta noticia afectó los sentimientos de Chris acerca de la eternidad y el matrimonio en el templo?

Continúe leyendo la historia:

Chris dijo: “Mi mayor desconcierto con respecto a cuán próxima me hallaba de la eternidad se produjo… cuando descubrí que estaba encinta de mi primer hijo. Me sentí con náuseas, emocionada, humilde y aterrorizada al mismo tiempo. Al transcurrir los meses, fue desarrollándose dentro de mí un profundo amor por esa pequeña criatura en mi interior, sentimiento que inundó todo mi ser. A medida que este amor fue aumentando, también aumentó mi deseo de que esta criatura fuera nuestra por toda la eternidad…

“El amor que sentía por mi esposo también fue creciendo cada vez más, aun más de lo que jamás había imaginado… Las palabras ‘hasta que la muerte los separe’ comenzaron a atormentarme. La eternidad se me acercaba cada vez más y yo quería que nuestra felicidad perdurara para siempre”.

• ¿Qué necesitaban hacer Chris y su esposo para que su felicidad pudiera perdurar para siempre? (Necesitaban casarse en el templo.)

Explique a los miembros de la clase que en el templo, por medio del poder del sacerdocio, Chris y su esposo podían casarse por la eternidad, no sólo hasta que la muerte los separase. Sus hijos “nacerían dentro del convenio”, lo cual significa que estarían sellados unos a otros como una familia para siempre.

Mencione que mucha gente en el mundo considera el matrimonio sólo como una costumbre social o un contrato legal entre un hombre y una mujer que habrán de vivir juntos. Otras personas ven al matrimonio como algo pasado de moda e innecesario. Para los Santos de los Últimos Días el matrimonio es mucho más que eso. Dios ordenó el matrimonio desde el principio (véase Génesis 2:24; D. y C. 49:15; Moisés 3:24). El matrimonio es la relación más sagrada que pueda existir. Nuestro Padre Celestial nos ha dado el matrimonio eterno a fin de que podamos llegar a ser como Él.

• ¿Por qué pensaba Chris al principio que casarse en el templo no era importante? (Pensaba que “la eternidad estaba muy lejos todavía” y que solamente los miembros “selectos” de la Iglesia se sellaban en el templo.)

• ¿Qué terminó por convencer a Chris que era importante casarse en el templo? (Su amor por su esposo aumentó y quería que su hijo naciera dentro del convenio. Quería vivir con su familia para siempre.)

Presentación del video

Explique a los miembros de la clase que una de las razones para casarnos en el templo es que amamos a los miembros de nuestra familia y queremos vivir con ellos para siempre. Muestre el segmento del video que se titula “El casamiento en el templo”.

Después de haberles mostrado el video, pregúnteles lo siguiente:

• ¿Cómo afectará en el futuro a sus hijos y nietos la decisión de ustedes de casarse en el templo?

El matrimonio eterno es esencial para la exaltación

Relato y análisis

Continúe con la historia en cuanto a Chris:

Los miembros del barrio a que pertenecían Chris y su esposo hacían frecuentes excursiones al templo. Tiempo después, Chris describió así cómo se sentía al no poder ir con ellos: “Fui aprendiendo que a menos que hiciera los convenios que son parte de la ceremonia del templo, me quedaría contemplando todo desde afuera por el resto de la eternidad”.

• ¿Qué creen ustedes que quiso decir Chris con que se “quedaría contemplando todo desde afuera por el resto de la eternidad”? (Ella y su esposo no podrían alcanzar la exaltación en el grado más alto de gloria del reino celestial. Emplee el siguiente análisis para ayudar a que los miembros de la clase entiendan esto.)

Diagrama y análisis con la pizarra Muestre el diagrama del plan de salvación y repase brevemente su contenido.

En la parte superior izquierda de la pizarra escriba Reino Celestial.

• ¿Cuáles son algunas de las cosas que debemos hacer para poder entrar en el reino celestial?

Debajo de las palabras Reino Celestial vaya anotando las respuestas de los miembros de la clase, las cuales podrían incluir las siguientes:

  • Bautizarse

  • Recibir el don del Espíritu Santo

  • Tener fe en Jesucristo

  • Obedecer los mandamientos

Análisis de pasajes de las Escrituras y con la pizarra

Pida a los miembros de la clase que lean Doctrina y Convenios 131:1–4.

Hacia la derecha de las palabras Reino Celestial, escriba la palabra Exaltación. Explíqueles que la exaltación es la vida en el más alto de los tres grados de gloria del reino celestial.

• Además de los requisitos para entrar en el reino celestial, ¿qué ordenanza debemos recibir para alcanzar la exaltación?

Debajo de la palabra Exaltación, escriba en la pizarra Ser casado en el templo. La pizarra deberá mostrar algo así:

Reino celestial

Exaltación

Bautizarse

Ser casado en el templo

Recibir el don del Espíritu Santo

 

Tener fe en Jesucristo

 

Obedecer los mandamientos

 

Testifique a los miembros de la clase que solamente aquellos que se hayan casado en el templo y vivido dignamente pueden alcanzar la exaltación.

Preparación para el matrimonio en el templo

Cita

Lea la siguiente declaración del presidente Spencer W. Kimball:

“El matrimonio es quizás la más significativa de todas las decisiones y lo de mayor trascendencia en la vida porque tiene que ver no solamente con nuestra inmediata felicidad, sino con el gozo eterno. Afecta no sólo a las dos personas que lo contraen, sino también a sus hijos y… a los hijos de sus hijos a través de las últimas generaciones.

“Al escoger un compañero o una compañera para esta vida y para la eternidad, por supuesto que se debe planear, pensar, orar y ayunar con mucha dedicación a fines de asegurarse de que, entre todas las decisiones, ésa no resulte ser errónea…

“Deseamos recomendar entonces que todos los niños y niñas planeen, desde su misma infancia, casarse solamente en el templo y que mantengan su vida sin mancha para poder lograrlo” (The Matter of Marriage [discurso en el Instituto de Religión de Salt Lake, 22 de octubre de 1976], págs. 4–5).

Lámina y análisis Muestre a la clase la lámina del templo y escriba en la pizarra Aspira a algo más alto. Explíqueles que cuando aspiramos a obtener algo, estamos dispuestos a trabajar diligentemente para lograrlo.

• ¿Qué pueden hacer ustedes actualmente en su vida a fin de prepararse para su casamiento en el templo?

Explíqueles que la preparación para el matrimonio eterno requiere obediencia, meditación y oración. Sólo a los miembros de la Iglesia que viven dignamente se les permite entrar al templo.

Relato y análisis

Prosiga con la historia de Chris:

Una vez que hubo decidido que quería casarse con su esposo en el templo, la actitud de Chris ante la vida cambió. “Todos mis pensamientos se basaron en lo que tenía que hacer para ser digna de entrar al templo”, comentó.

• ¿Cómo creen ustedes que le ayudó a Chris el dedicar todos sus pensamientos a la tarea de ser digna de entrar al templo?

• ¿Por qué el pensar frecuentemente acerca del templo nos ayuda en todo lo que hacemos y decimos?

Cita y análisis

Léales la siguiente declaración del presidente Howard W. Hunter, decimocuarto Presidente de la Iglesia:

“Con ese espíritu, invito a los Santos de los Últimos Días a considerar el templo como el gran símbolo de su condición de miembro. Lo que deseo de todo corazón es que todos los miembros de la Iglesia sean dignos de entrar en el templo. Las cosas que debemos hacer o que no debemos hacer para ser dignos de obtener una recomendación para el templo son las mismas que nos aseguran la felicidad como personas y como familias. “Caractericémonos, los miembros de la Iglesia, por ir constantemente al templo; vayamos al templo con la frecuencia que las circunstancias personales lo permitan” (“Preciosas y grandísimas promesas”, Liahona, enero de 1995, pág. 9).

• ¿Qué creen que significa considerar “el templo del Señor como el gran símbolo de [nuestra] condición de miembro”?

• ¿Cómo podrían seguir el consejo del presidente Hunter de ser miembros de la Iglesia que asisten con frecuencia al templo?

Explique a los miembros de la clase que ellos pueden ir al templo a efectuar bautismos por los muertos (véase lección 45, página 296).

• ¿Por qué el servir actualmente en el templo podrá ayudarles a prepararse para casarse en el templo en el futuro?

Indíqueles que el servicio en el templo nos produce un gran gozo y nos ayuda a acercarnos más a nuestro Padre Celestial. Hágales recordar entonces que, a fin de poder entrar al templo y efectuar bautismos por los muertos, necesitan obtener una recomendación para el templo, lo cual requiere que tengan una entrevista con su obispo o presidente de rama quien determinará si son dignos de ello. Lea las preguntas enumeradas a continuación para darles una idea de la entrevista para la recomendación para el templo. Sugiérales que piensen acerca de cómo responderían a cada una de esas preguntas:

  1. 1.

    ¿Tiene usted un testimonio de nuestro Padre Celestial, de Jesucristo y del Espíritu Santo?

  2. 2.

    ¿Sostiene al profeta y a los demás líderes de la Iglesia?

  3. 3.

    ¿Se esfuerza por cumplir los mandamientos?

  4. 4.

    ¿Trata con amor y respeto a los miembros de su familia?

  5. 5.

    ¿Asiste a las reuniones de la Iglesia?

  6. 6.

    ¿Es honrado(a) con la gente que le rodea?

  7. 7.

    ¿Cumple la Palabra de Sabiduría?

  8. 8.

    ¿Es moralmente puro?

• ¿Por qué creen ustedes que es necesario demostrar dignidad para poder entrar al templo?

Cualidades del matrimonio eterno

Análisis con la pizarra

Explique a los miembros de la clase que para alcanzar la exaltación en el más alto grado de gloria del reino celestial, los esposos deben esforzarse por vivir una vida matrimonial celestial además de efectuar la ceremonia en el templo. La constante rectitud de quienes contraen su matrimonio en el templo es tan importante como la propia ceremonia matrimonial.

Dibuje una especie de sol en la pizarra. En el centro del círculo, escriba Cualidades de un matrimonio eterno (vea la ilustración en la página siguiente).

• ¿Qué cualidades podrían ayudar a los esposos al esforzarse por obtener una relación “celestial”? (Si los miembros de la clase tuviesen dificultad en responder a esta pregunta, pídales que mencionen algunas cualidades que les ayudan actualmente en sus relaciones familiares. Indique entonces que esas mismas cualidades les ayudarán cuando contraigan matrimonio.)

Escriba las respuestas de los miembros de la clase sobre las líneas que se extienden desde el centro del círculo. Una vez terminado, el diagrama podría resultar así:

sunburst

Escoja tres o cuatro de las cualidades anotadas en la pizarra y analícelas una por una, preguntándoles: ¿Cómo pueden fortalecer el matrimonio estas cualidades?

Recálqueles que estas cualidades podrán ayudar a los miembros de la clase en la actualidad al relacionarse con otras personas. A medida que vayan cultivando estas cualidades, también irán preparándose para ser buenos y amorosos con su cónyuge en el futuro.

El matrimonio eterno nos trae la verdadera felicidad

Relato

Léales el testimonio de Chris acerca del matrimonio en el templo:

“Al fin, un año y dos días después de nuestro casamiento civil, mi admirable esposo y yo nos arrodillamos uno frente al otro ante el altar en el Templo de Ogden (Utah), rodeados de sonrientes amigos y familiares. Luego contemplamos nuestra reflexión ‘eterna’ en los espejos mientras las lágrimas nos corrían por las mejillas.

“Cuatro semanas después, nació dentro del convenio nuestra primera preciosa hija. Nunca antes habíamos presenciado un milagro viviente, y esa hija era nuestra por toda la eternidad.

“Han pasado ya 16 años desde aquel día en el Templo de Ogden. Las dudas y los temores de nuestro primer año han sido reemplazados por la paz de saber que nuestra familia es eterna. Me estremezco al pensar en el riesgo que habíamos tomado y en lo que podrían haber resultado ser estos últimos 16 años si no hubiéramos sido sellados en el templo. Muchas parejas que comienzan como lo hicimos nosotros nunca van al templo.

“Me encanta poder regresar con frecuencia al templo. Su ambiente me hace recordar que ahora poseo todo lo que necesito para ser feliz —y para siempre”.

Testimonio

Testifique en cuanto a la belleza y la importancia del matrimonio en el templo. Exprese su agradecimiento por la promesa de que podemos vivir para siempre con los miembros de nuestras familias.

Aliente a los miembros de la clase a escoger una de las cualidades de la lista en la pizarra que puedan desarrollar en la actualidad y que les ayude a prepararse para su matrimonio eterno en el futuro.

Actividades complementarias

Quizás podría emplear una o varias de estas actividades durante la lección.

  1. 1.

    Si dispone del video Doctrina y Convenios, Presentaciones en video (53912 002), muestre a la clase el segmento de 5 minutos titulado “El templo y la familia”. La primera parte de este segmento es una selección de un discurso del presidente Howard W. Hunter en una conferencia general, y que se cita en la lección (véase páginas 268–269).

  2. 2.

    Cante o lea con los miembros de la clase las estrofas de “Las familias pueden ser eternas” (Himnos, Nº 195).

  3. 3.

    Entregue a cada miembro de la clase una hoja de papel y un lápiz o un bolígrafo. Concédales luego tres o cuatro minutos para que anoten algunas de las cualidades que les agradaría que su futuro esposo o esposa posea. Después de haberlo hecho, pídales que escriban entonces algunas de las cosas que ellos mismos podrían hacer a fin de prepararse para contraer matrimonio con alguien como la persona que hayan descrito.