Doy gracias por el agua

Primaria 1: Soy un Hijo de Dios, 1994


Objetivo

Que los niños sientan gratitud hacia nuestro Padre Celestial y Jesucristo por el agua que tenemos.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, Génesis 1:9–10; Éxodo 17:1–6; y Mateo 3:13–17.

  2. 2.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Una Biblia.

    2. b.

      Si es posible, consiga láminas de varias fuentes de agua, como lagos, ríos y el océano.

    3. c.

      Las siguientes láminas: 1–8, “Repartiendo la Santa Cena” (62021); 1–11, “El bautismo de un niño” (62018); 1–18, “Juan el Bautista bautiza a Jesús (“Las bellas artes del Evangelio” 208; 62133).

  3. 3.

    Haga los preparativos para las Actividades Complementarias que desee llevar a cabo.

Actividades de aprendizaje

Pida a un alumno que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Pida a un alumno que pase al frente de la clase y dígale al oído una acción que requiera el uso del agua, por ejemplo, lavarse los dientes o las manos, regar plantas, etc. Pídale que haga los movimientos correspondientes a esa acción sin decir nada, para que los otros niños adivinen de qué se trata (tal vez sea necesario que usted le indique cómo hacerlo). Invente acciones para que todos los niños tengan la oportunidad de hacer los movimientos.

Hágales notar que cada una de las acciones demostradas requiere el uso del agua. Dígales que todos debemos estar agradecidos a nuestro Padre Celestial y a Jesús por habernos dado el agua.

El agua fue una parte muy importante de la Creación

Léales Génesis 1:9–10 y explíqueles lo que dice.

• ¿Por qué es tan importante el agua para nosotros?

• ¿De dónde sacamos el agua que utilizamos?

Haga comprender a los niños que el agua proviene de diversas fuentes, entre ellas los lagos, los ríos, los océanos, la lluvia y la nieve; explíqueles que la nieve y el hielo son agua que se ha congelado. Muéstreles las láminas que llevó y hablen sobre el origen del que proviene el agua que tienen en su región. Dígales cuánto agradece usted el hecho de que el agua sea parte del plan de nuestro Padre Celestial.

Canción

Canten “Qué divertido es” (Canciones para los niños, pág. 129), cambiando las palabras para mencionar diferentes usos del agua, como por ejemplo, lavar (haciendo movimientos de lavar platos, ropa, pisos), bañarse, nadar, flotar, beber, etc. Improvise los movimientos que representen lo que canten.

Qué divertido es lavar, es lavar, lavar, lavar.
Qué divertido es lavar, lavar, lavar, lavar.
(© 1963 por D. C. Heath and Company. Usado con permiso.)

El agua es necesaria para muchas cosas

• ¿Por qué es necesaria el agua? ¿Para qué la utilizamos?

Explíqueles que todo lo que tiene vida, como las personas, los animales y las plantas, necesita del agua para vivir. Si es posible, sirva a cada niño un vasito de agua para beber; hábleles del hecho de que nuestro cuerpo no podría vivir sin beber agua.

• ¿Cómo consiguen los animales y las plantas el agua que necesitan?

Dígales que también necesitamos agua para otras cosas, como lavar y cocinar.

Jesús les dio agua a Moisés y a los israelitas en el desierto

Relato

Cuénteles la historia de Moisés cuando sacó agua de una roca, según el relato que se encuentra en Éxodo 17:1–6. Explíqueles que todos se hallaban en un desierto caluroso y seco, y que no había agua allí.

• ¿Qué les habría pasado a los israelitas si no hubieran tenido agua?

• ¿Han sentido sed alguna vez? ¿Qué se siente después de beber un vaso de agua fresca cuando se tiene sed?

El agua es muy importante en la Iglesia

Relato

Muéstreles la lámina 1–18, de Juan el Bautista bautizando a Jesús y cuénteles la historia del bautismo de Jesús que se encuentra en Mateo 3:13–17.

  • ¿Dónde fue bautizado Jesús?

  • ¿Cómo fue bautizado?

Muéstreles la lámina 1–11, del bautismo de un niño.

  • ¿Dónde nos bautizamos nosotros después de cumplir los ocho años?

  • ¿Han visto ustedes el bautismo de alguien?

Deje que comenten lo que pasó cuando vieron a alguien ser bautizado. Hágales notar que tenemos que tener agua para bautizarnos.

Muéstreles la lámina 1–8, de cuando se reparte la Santa Cena.

  • ¿Para qué utilizamos el agua en la reunión sacramental?

Dígales que usted siente gratitud por tener agua con la que podemos bautizarnos y tomar la Santa Cena.

Testimonio

Exprese su testimonio del plan de nuestro Padre Celestial y del amor que Él nos demuestra al darnos el agua. Dígales otra vez que siente gratitud hacia el Padre Celestial y Jesucristo por esa enorme bendición.

Actividades complementarias

Elija algunas de las siguientes actividades para llevar a cabo durante la lección.

  1. 1.

    Repita con los niños el siguiente verso, haciendo los movimientos que se indican:

    La lluvia

    Si las flores tienen sed
    y las hojas secas están (abrir las manos y estirar los brazos hacia arriba),
    del cielo cae
    la lluvia que canta al bajar (bajar los brazos agitando los dedos).
    Alegre y presurosa
    brinca y salta al caer (mover las manos de un lado a otro agitando los dedos)
    hasta que el sol caluroso (levantar los brazos formando un círculo)
    la hace desaparecer (esconder los dedos detrás de la espalda).
  2. 2.

    Dirija a los alumnos para que canten o repitan la letra de la canción “Cae la lluvia alrededor” (Canciones para los niños, pág. 117), o de “El arroyito da” (Canciones para los niños, pág. 116).

  3. 3.

    Tenga hojas de papel preparadas, una para cada alumno, en las que haya escrito Doy gracias por el agua. Haga que dibujen alguna forma del agua, ya sea un lago, un río o gotitas de lluvia.

  4. 4.

    Diríjalos para que digan cómo se puede jugar en el agua o que lo representen con movimientos; por ejemplo, nadar, patinar en el hielo, chapotear en el agua, hacer un muñeco de nieve, etc.

  5. 5.

    Haga comprender a los niños que sin el agua, sería imposible estar limpios ni tener las cosas limpias; diríjalos para que representen con movimientos acciones de limpieza que requieran agua, como por ejemplo, lavar la ropa, lavarse las manos, etc.

Otras actividades para los niños más pequeños

  1. 1.

    Lleve a cabo algunas o todas las actividades siguientes, para que los niños aprendan las diversas formas en que utilizamos el agua:

    1. a.

      Dé a cada alumno un vasito con un poco de agua para tomar; mientras la tomen, explíqueles que el agua es parte del plan de nuestro Padre Celestial para esta tierra y que cuando tenemos sed, tomamos agua para calmarla.

    2. b.

      Ponga un poco de agua en un tazón grande u otro recipiente y ayude a los niños a lavarse las manos; recuérdeles que el Padre Celestial y Jesús querían que tuviéramos agua a nuestra disposición. Dígales que también la utilizamos para lavar cosas.

    3. c.

      Si es posible, lleve a los alumnos afuera y deje que cada uno riegue una planta o un árbol; o lleve usted una planta a la clase haciendo que cada uno le ponga un poquito de agua. Explíqueles que las plantas también necesitan agua para crecer y vivir.

  2. 2.

    Haga con los alumnos los siguientes movimientos, diciéndoles que se imaginen que está lloviendo; haga los movimientos suavemente al principio, aumentando la fuerza gradualmente.

    1. a.

      Golpeen las puntas de los dedos de una mano contra los de la otra.

    2. b.

      Golpeen las manos.

    3. c.

      Golpéense las rodillas, alternando las manos.

    4. d.

      Golpeen los pies contra el suelo.