Adán y Eva fueron creados a la imagen de nuestro Padre Celestial

Primaria 1: Soy un Hijo de Dios, 1994


Objetivo

Que los niños comprendan lo que significa que Adán y Eva fueron creados a la imagen de nuestro Padre Celestial.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, Génesis 1; 2:15–25; y 3. Vea también Principios del Evangelio (31110), capítulos 5 y 6.

  2. 2.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Una Biblia.

    2. b.

      Figuras 1–1 a 1–25 (hay figuras similares en Primary Visual Aids—Cutouts set 3, 4, 5 [Ayudas visuales de la Primaria: Figuras para recortar, paquete 3, 4 y 5]).

    3. c.

      Las siguientes láminas: 1–33, de Adán y Eva (“Las bellas artes del Evangelio” 101; 62461); y 1–34, Adán y Eva enseñan a sus hijos.

  3. 3.

    Haga los preparativos para las Actividades Complementarias que desee llevar a cabo.

Actividades de aprendizaje

Pida a un alumno que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Diga a los niños que todos los que sean hijos de nuestro Padre Celestial se pongan de pie. Recuérdeles que todos somos hijos de nuestro Padre Celestial, así que todos deben ponerse de pie.

Canción

Canten la canción “Soy un hijo de Dios” (Canciones para los niños, pág. 2; Himnos, Nº 196). Hágales notar que la canción nos dice que nuestro Padre Celestial nos ha dado un hogar aquí en la tierra.

Soy un hijo de Dios;
Él me envió aquí.
Me ha dado un hogar
y padres buenos para mí.
Guíenme, enséñenme
la senda a seguir
para que algún día yo
con Él pueda vivir.

La tierra fue creada siguiendo el plan de nuestro Padre Celestial

Actividad

Coloque las figuras boca abajo sobre una mesa o en su falda.

• ¿Cuáles son algunas de las cosas que Jesús creó para la tierra?

A medida que los niños vayan mencionándolas, busque la figura correspondiente y désela al alumno que mencionó eso para que la tenga a la vista de los demás. • ¿Cuáles son las creaciones por las que están agradecidos?

Hágales comprender que la tierra y todo lo que en ella hay fue creado para que lo utilicemos y lo disfrutemos; recuérdeles que todas las cosas son parte del plan de nuestro Padre Celestial.

Canción

Canten otra vez “Soy un hijo de Dios”.

Adán y Eva también eran parte del plan de nuestro Padre Celestial

Haga que los niños dirijan su atención a las figuras que están a la vista.

• Además de todo esto, ¿qué otra cosa se necesitaba en la tierra?

Muéstreles la lámina 1–33, de Adán y Eva. Explíqueles que después de haber creado todo lo demás, nuestro Padre Celestial creó a Adán y a Eva; cuénteles la historia de la creación del hombre que se encuentra en Génesis 1:26–28. Explíqueles que Adán y Eva fueron las dos primeras personas que vivieron en la tierra y que tenían un cuerpo de carne y huesos igual al de nuestro Padre Celestial.

• ¿Cómo se llamaba el primer hombre que vivió en la tierra?

• ¿Cómo se llamaba la primera mujer?

• ¿Qué clase de cuerpo tenían Adán y Eva?

Haga que los niños se toquen los brazos y dígales que ellos tienen un cuerpo igual al que tenían Adán y Eva.

Relato

Señalando otra vez la lámina de Adán y Eva, cuénteles la historia de ellos con sus propias palabras, mencionando los siguientes puntos (véase Génesis 2:15–25; 3):

  1. 1.

    Después de tener un cuerpo de carne y huesos, Adán y Eva vivieron en un lugar muy hermoso llamado el Jardín de Edén.

  2. 2.

    El Padre Celestial había casado a Adán y a Eva por la eternidad.

  3. 3.

    En el Jardín de Edén había toda clase de frutas y flores, y todos los animales eran mansos y no se peleaban unos con otros.

  4. 4.

    Adán y Eva no conocían la diferencia entre lo bueno y lo malo.

  5. 5.

    Ellos no podían tener hijos.

  6. 6.

    Podían comer la fruta de todos los árboles menos uno.

  7. 7.

    Adán y Eva desobedecieron y comieron la fruta de ese árbol.

  8. 8.

    Por eso, tuvieron que salir del Jardín de Edén.

  9. 9.

    Toda la tierra cambió; Adán y Eva tuvieron que trabajar mucho para tener alimentos, las hierbas empezaron a aparecer por todos lados y los animales se volvieron salvajes.

  10. 10.

    Adán y Eva empezaron a tener hijos.

Muestre a los niños la lámina 1–34, de Adán y Eva enseñando a sus hijos. Explíqueles que ellos fueron los primeros padres de la tierra y fueron bendecidos con muchos hijos; que les enseñaron sobre el Padre Celestial y Jesús, y que sus hijos crecieron y se fueron a vivir a distintas partes de la tierra.

• ¿Qué hicieron Adán y Eva después que tuvieron que salir del Jardín de Edén?

Dígales que ellos y su familia utilizaron las plantas y los animales que habían sido creados para la tierra y que disfrutaron de ellos.

Actividad

Dirija a los niños en el juego siguiente empleando los dedos para la representación:

Adán y Eva

Al mundo vinieron Adán y Eva (juntar las manos ahuecadas representando la tierra)
cuando la tierra era muy nueva.
A los animales cuidaron (con una mano acariciar la otra como si fuera un animal)
y muchas cosas plantaron (imitar los movimientos de plantar).
Adán y Eva tuvieron hijos (levantar dos dedos de una mano);
y ellos tuvieron hijos también (levantar otros dos dedos).
Hubo muchos niños nacidos (levantar los dedos de las dos manos, agitándolos)
y así empezó el mundo a crecer (formar un círculo con los brazos y luego extenderlos hacia los costados).

Haga comprender a los alumnos que por haber sido Adán y Eva los primeros padres que hubo en la tierra, todos nosotros formamos parte de su familia.

El Padre Celestial y Jesucristo dijeron que la tierra era buena

Léales la primera frase de Génesis 1:31; haga que los niños repitan la frase con usted. Explíqueles que nuestro Padre Celestial y Jesús vieron que todo lo que habían creado era bueno; y, lo más importante, vieron que nosotros somos buenos y nos quieren mucho a todos.

Testimonio

Expréseles su testimonio del amor que nuestro Padre Celestial y Jesucristo sienten por cada uno de nosotros; vuelva a decirles que la tierra y todo lo que hay en ella es para nosotros, para que lo utilicemos y lo disfrutemos; siempre que veamos una flor, un pájaro o cualquier otra de las creaciones, debemos recordar que nuestro Padre Celestial y Jesús nos aman. Exprese su gratitud por ese amor y por la tierra.

Actividades complementarias

Elija algunas de las siguientes actividades para llevar a cabo durante la lección.

  1. 1.

    Elija diversas actividades de las lecciones 8 a la 13, como “La creación de Dios” y “Noé”, para llevar a cabo con los niños.

  2. 2.

    Repase lo que pasó cada uno de los días de la Creación y, a medida que los mencionen, que los alumnos los cuenten con los dedos.

  3. 3.

    Canten o repitan la letra de la canción “Mi Padre Celestial me ama” (Canciones para los niños, pág. 16).

  4. 4.

    Prepare de antemano hojas de papel en las que haya escrito en la parte de arriba Doy gracias por la tierra y entregue una a cada alumno, junto con lápices de colores, diciéndoles que dibujen una cosa que sea parte del plan de nuestro Padre Celestial, tal como una flor, un árbol, el sol o un animalito.

Otras actividades para los niños más pequeños

  1. 1.

    Repitan las palabras del versito “El mundo es grande y redondo” (Children’s Songbook, pág. 235), dirigiendo a los niños para que hagan los movimientos que se describen:

    Grande y redondo el mundo es (hacer un círculo con los brazos),
    con tantas cosas que Dios creó.
    Montes (colocar las manos juntas sobre la cabeza, formando una montaña)
    y valles (poner las manos al frente con las palmas hacia abajo)
    y árboles (estirar los brazos hacia arriba)
    y flores formó (poner una mano al frente con los dedos ahuecados, formando una flor),
    y animales grandes (extender una mano hacia arriba)
    y pequeños nos dio (bajar la mano casi a la altura del suelo).
    Grande y redondo el mundo creó (hacer un círculo con los brazos),
    por lo que nos ama todo eso nos dio (cruzar los brazos sobre el pecho como abrazándose).
  2. 2.

    Dirija a los niños para que hagan los movimientos que se indican mientras usted les dice el siguiente versito:

    La creación de Dios

    Dios hizo la luna (formar un círculo con los brazos)
    y las estrellas que titilan (abrir y cerrar los dedos, representando el titilar de las estrellas),
    y las puso en el cielo (extender los brazos hacia arriba).
    También hizo el sol (formar un círculo con los brazos hacia arriba),
    y los árboles (levantar los brazos estirados),
    y las flores (ahuecar las manos),
    y los pájaros que vuelan (hacer movimiento de volar con los brazos).
    (Tomado de Fascinating Finger Fun, de Eleanor Doan. © 1951. Usado con permiso. Traducción libre. Véase el manual Rayitos de Sol, lección 24.)