Jesucristo fue un niño como yo

Primaria 2: Haz lo Justo A, 1995


Objetivo

Fortalecer en los niños su conocimiento de la niñez de Jesucristo para que sientan un mayor deseo de ser como Él.

Preparación

  1. 1.

    Con la ayuda de la oración, estudie Mateo 2:19–23 y Lucas 2:40–52. Consulte también Principios del evangelio (31110 002), capítulo 11.

  2. 2.

    Con papel y palos haga un pergamino como el que aparece en la lámina 2-12, Una escuela de los tiempos bíblicos, y tal como se describe en la lección. Sobre éste escriba las palabras de Lucas 2:52.

  3. 3.

    Prepárese para cantar o repetir la letra de las dos estrofas de “Pequeño niño fue Jesús” (Canciones para los niños, pág. 34). Si es posible, pida a la directora de música de la Primaria que ayude a los niños a practicar esta canción durante el tiempo de música una semana antes de esta lección y también el domingo que vaya a enseñarla.

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Una Biblia.

    2. b.

      Artículos de bebé, tales como un biberón, una frazadita (cobija) y un sonajero (sonaja).

    3. c.

      El cartel HLJ (véase la lección 1).

    4. d.

      La lámina 2-10, La vida familiar en los tiempos bíblicos; la lámina 2–11, La niñez de Jesucristo (Las bellas artes del evangelio 206; 62124 002); la lámina 2–12, Una escuela de los tiempos bíblicos; la lámina 2–13, El niño Jesús en el templo (Las bellas artes del evangelio 205; 62500 002).

  5. 5.

    Haga los arreglos necesarios para las actividades complementarias que desee llevar a cabo.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a un niño que ofrezca la primera oración.

Pregunte a los niños cómo les fue con la asignación de la semana anterior.

Jesús fue un niño

Actividad para despertar el interés

Dé a los niños los artículos de bebé y permítales observarlos y tocarlos. Explíqueles para qué sirven. Recalque que Jesucristo también fue bebé alguna vez.

• ¿Piénsan ustedes que el bebé Jesús usó algunos de estos artículos?

Explique que algunas de las cosas que tuvo Jesús como bebé eran muy similares a las que ellos mismos usaron como bebés, pero algunas eran muy diferentes. Dígales que en esta lección aprenderán acerca de la vida del niño Jesús.

Jesucristo tuvo un hogar

Análisis de la lámina

Muestre la lámina 2-10, La vida familiar en los tiempos bíblicos, y diga a los niños que ésa es la clase de hogar en que vivía la gente de Nazaret, el pueblo donde creció el niño Jesús (véase Mateo 2:23), y que es posible que haya vivido en una casa parecida. Permítales que observen detenidamente la lámina, que la estudien y hagan comentarios y preguntas. Es posible que tenga que dar explicaciones y hacer preguntas como las siguientes:

• ¿Dónde piensan que dormía la familia? (Diga a los niños que se fijen en la estera o lecho [petate] portátil que la mujer está guardando en el gabinete que aparece detrás de ella y que parece tener guardadas otras esteras [petates]. Explique que en ese entonces, los techos de las casas eran completamente planos y tenían escaleras que permitían subir de fuera hacia el techo. Es probable que cuando el tiempo era agradable algunos de los niños durmieran en el techo de la casa.)

• ¿Dónde dormía el bebé en esta casa? (Señale la cuna. Explique que como José era carpintero, es probable que él haya hecho una cuna como ésta para el niño Jesús.)

• ¿Para qué piensan que utilizaban las grandes tinajas? (Algunas de ellas se utilizaban para el agua, ya que toda la que la familia necesitaba se transportaba desde un pozo que había en el pueblo. Un pozo es un agujero profundo cavado en la tierra, del cual mana agua limpia.)

• ¿Qué está haciendo la mujer que está sentada en el piso? (Moliendo grano para hacer el pan.)

• Ya que en esa época no se conocía la electricidad, ¿cómo creen que alumbraban una casa como ésta? (La gente utilizaba lámparas de aceite. Señale la lámpara que está sobre el taburete detrás de la mujer que está moliendo el grano. Es posible que algunas de las tinajas se utilizaran para guardar el aceite de las lámparas.)

Análisis de la lámina

Muestre la lámina 2-11, La niñez de Jesucristo.

• ¿Quiénes son las personas que se ven en la lámina? (Jesús y José.)

• ¿Qué están haciendo?

Explique que es posible que Jesús haya ayudado a José a trabajar, y José seguramente le enseñó a Jesús a ser carpintero como lo era él (véase Marcos 6:3).

• ¿Qué más creen que Jesús aprendió en su hogar?

Haga hincapié en que fue precisamente en Su hogar donde Jesús leyó las historias de los profetas, al igual que nosotros leemos las historias de la Biblia. A Él le enseñaron a orar y a tomar decisiones correctas de la misma manera que nuestros padres nos enseñan a nosotros. María y José creían en nuestro Padre Celestial igual que nosotros.

Jesucristo hizo muchas cosas cuando era niño

Actividad

Pida a los niños que extiendan las manos. Mencione diferentes alimentos que usted sepa que los niños de la clase comen. Dígales que si ellos piensan que Jesús también comía los alimentos que usted vaya mencionando, lo indiquen extendiendo las manos con las palmas hacia arriba, y que si creen que Él no los comía, volteen las palmas hacia abajo. Cerciórese de mencionar alimentos que los niños consumen y que Jesús probablemente también comía, tales como pan, pescado, carne de cordero, miel, uvas, higos, dátiles y leche.

Análisis

• ¿En qué creen que es diferente la niñez de ustedes de la de Jesús?

• ¿En qué creen que se parece la niñez de ustedes a la de Jesús?

Pida a los niños que piensen en cosas que ellos hacen que Jesucristo pudo haber hecho de niño. Por ejemplo, hacer mandados, ayudar a Sus padres, ir a la escuela, cuidar a un bebé, cantar, jugar, echar carreras o andar a caballo. Dígales que Jesús debe haber hecho estas cosas u otras similares (por ejemplo, es posible que Jesús nunca haya andado a caballo, pero es muy posible que haya andado en burro).

Jesucristo estudiaba las Escrituras

Análisis de la lámina

Muestre la lámina 2-12, Una escuela en los tiempos bíblicos. Explique que los jovencitos de Nazaret iban a la escuela en las sinagogas, o sea, en la iglesia, y que el maestro era el encargdo de la sinagoga (iglesia) del pueblo. A él se le llamaba rabino.

Pida a los niños que repitan la palabra rabino al unísono.

Explique que además de recibir enseñanzas en su casa, es posible que Jesús haya ido a una escuela como ésta.

• ¿En qué se diferencia esta escuela de la de ustedes? (Algunas de las respuestas podrían ser la manera en que los niños están vestidos, las gorras que tienen puestas, la manera en que están sentados y las mesas sobre las cuales escriben.)

Aclare que en aquella época las niñas pequeñitas no asistían a la escuela, sino que sus madres les enseñaban en la casa.

Demostración del pergamino

Señale que en las escuelas no había libros. En los tiempos de Jesús, los niños aprendían a leer de pergaminos. Pida a los niños que digan al unísono pergamino.

Muéstreles el pergamino que usted preparó y explíqueles que éste consistía en una tira larga o pliego de un material parecido al papel, sobre el cual escribían. Dicho pliego tenía ambos extremos sujetos a un palo. Cuando uno de los extremos se desenrollaba, el otro se enrollaba, de tal manera que se dejaba a la vista un trozo del tamaño de una hoja de papel. Haga una demostración con el pergamino que usted preparó y déjelo a un lado para volver a utilizarlo después durante la lección.

Presentación por el maestro

Explíqueles que los pergaminos en los cuales estudiaban los niños de la escuela de Nazaret tenían escritas las enseñanzas de los profetas que habían vivido antes de que Jesucristo naciera. Muestre la parte de la Biblia que es el Antiguo Testamento. Dígales a los niños que esta parte de la Biblia contiene algunos de los escritos que había en los pergaminos.

Pida a un niño que señale en la lámina el pergamino que el rabino tiene en la mano y los que están en la caja que está a su lado. Explique que los niños aprendían a leer y a escribir en esos pergaminos, lo cual es como si nosotros aprendiéramos a leer y escribir empleando para ello la Biblia.

Relato de las Escrituras

Muestre la lámina 2-13, El niño Jesús en el templo, y cuente el relato que se encuentra en Lucas 2:41–50.

Ayude a los niños a comprender lo preocupados y atemorizados que estaban María y José al final del primer día del viaje cuando no podían encontrar a Jesús por ningún lado. Regresaron rápidamente a Jerusalén, donde lo encontraron después de tres días de búsqueda.

• ¿Dónde encontraron María y José a Jesús?

• ¿Qué hacía Jesús en el templo? (Véase Lucas 2:46.)

Explique que Jesús estaba hablando con hombres que habían estudiado mucho las Escrituras. Estos hombres se sorprendieron mucho al ver todo lo que sabía Jesucristo. Lea en voz alta Lucas 2:47. Explique que se maravillaban quiere decir que se sorprendían.

Podemos parecernos más a Jesucristo

Análisis

Explique que Jesucristo regresó a Nazaret con María y José y creció allí. Tome el pergamino que preparó y del mismo lea Lucas 2:52.

• ¿Qué quiere decir este pasaje de las Escrituras cuando dice que crecía en sabiduría?

Explique a los niños que ellos también están creciendo en sabiduría porque están aprendiendo a escoger lo correcto. Dé algunos ejemplos que muestren que son más sabios en la actualidad que hace algunos meses.

• ¿Qué significa la última parte del versículo donde dice que Jesús crecía “en gracia para con Dios y los hombres”? (Que nuestro Padre Celestial estaba complacido porque Jesús siempre hacía lo que nuestro Padre Celestial quería que hiciese.)

• ¿Cómo pueden ustedes crecer en gracia con nuestro Padre Celestial?

Explique que nuestro Padre Celestial está complacido cuando nos esforzamos por parecernos a Jesús, porque Él siempre escogió lo correcto.

• ¿Cómo creen que Jesús trataría a un niño del que todos se burlan?

Pida a los niños que se pregunten a sí mismos: “¿Cómo trato yo a un niño del que todos se burlan?”

• Cuando el niño Jesús estaba jugando y Su madre o José le pedían que hiciera algo, ¿qué creen ustedes que hacía?

Pida a los niños que se pregunten a sí mismos: “¿Qué hago yo cuando estoy jugando y mi mamá o mi papá me pide que haga algo?”

Explique que Jesús también “creció en gracia” con otras personas (véase Lucas 2:52). A la gente le gustaba estar con Él.

• ¿Les hubiera gustado que Jesús fuera su amigo cuando era pequeño?

Cartel HLJ

Muestre el cartel HLJ y pida a los niños que repitan las palabras que se encuentran escritas en el mismo: “Haré lo justo” [Escogeré lo correcto]. Recuérdeles que se parecen más a Jesucristo cuando escogen lo correcto.

Resumen

Canción

Canten o repitan la letra de “Pequeño niño fue Jesús”. Explique el significado de las palabras que sean poco comunes; por ejemplo, dígales que ira quiere decir enojo. Jesús no se enojaba si las cosas no salían como Él quería.

Pequeño niño fue Jesús, pequeño como yo.
Y Él fue bueno de verdad, así como quiero ser.
Pues, niños pequeños, sed como Él,
siempre humilde, siempre fiel.
Jugó cual otros niños Él, y buen ejemplo dio,
sin ira cuando no ganó, y la verdad habló.
Pues, niños pequeños, sed como Él,
siempre humilde, siempre fiel.

Testimonio

Comparta su testimonio de que seremos felices si escogemos lo correcto y tratamos de ser como Jesucristo. Diga lo agradecido que está de tener la vida de Jesús como ejemplo de cómo debemos vivir.

Dígales que es posible que la vida de Jesús haya sido en muchas formas como la de ellos. Anímelos a escojer siempre lo correcto, tal como lo hizo Jesús.

Pida a un niño que ofrezca la última oración.

Actividades complementarias

Elija de entre las siguientes actividades aquellas que sean de mayor beneficio para los niños de su clase. Puede utilizarlas durante la lección o como repaso o resumen. Para mayor información, vea la sección “El período de la clase” en “Ayudas para el maestro”.

  1. 1.

    Mida la altura de cada niño con un hilo o estambre (lana, hilaza). Corte el trozo de hilo de la altura del niño y permítale quedarse con él. Recuérdeles que a medida que sus cuerpos crezcan, ellos también deben crecer en gracia con Dios, y pueden lograrlo al tomar decisiones correctas, tal como lo hizo Jesús.

  2. 2.

    Ayude a los niños a repetir al unísono Lucas 2:52 varias veces. Hable de algunas decisiones específicas que pueden tomar que les ayudarán a crecer en gracia con nuestro Padre Celestial.

  3. 3.

    Lleve un alimento que posiblemente haya comido Jesucristo, como higos, uvas, dátiles, queso, pan, nueces o aceitunas y dé a los niños para que lo prueben. Asegúrese con anticipación de que ningún niño sea alérgico a las comidas que usted lleve. (No lleve comida si enseña esta lección el domingo de ayuno.)

  4. 4.

    Hable de las cosas que hacen los bebés y compárelas con lo que los niños pueden hacer en la actualidad. Haga preguntas como las siguientes:

    • ¿Pueden caminar los bebés? ¿Pueden ustedes caminar?

    • ¿Pueden hablar los bebés? ¿Pueden ustedes hablar?

    Explique que a medida que los niños crecen, también crece su capacidad de escoger lo correcto y ser más como el Salvador.

  5. 5.

    Dé a cada niño un trozo de masa de sal (la receta se encuentra a continuación) para que formen una vasija o algún artículo que Jesucristo puede haber utilizado cuando era niño.

    Masa de sal

    Ingredientes:

    • 2 tazas (1/2 litro) de harina de trigo

    • 1 taza (1/4 litro) de sal

    • 1 cucharada sopera de aceite

    • Agua

    • Colorante para alimentos (optativo)

    Modo de preparación: Combine la sal con la harina y añada el aceite y agua suficiente para formar una masa de consistencia parecida a la de la arcilla. Vaya agregando agua de a poco, y amase hasta que la masa sea moldeable y no se pegue en las manos. Si se desea la masa de color, añada colorante vegetal al agua. Conserve la masa en un envase hermético o en una bolsa de plástico.