Jesucristo me ama

Primaria 2: Haz lo Justo A, 1995


Objetivo

Que cada niño comprenda que Jesucristo ama y bendice a todos los niños.

Preparación

  1. 1.

    Estudie con la ayuda de la oración Mateo 25:34–40, Marcos 10:13–16 y 3 Nefi 17.

  2. 2.

    De ser posible, prepare los siguientes materiales para el juego de repaso:

    1. a.

      Recorte un círculo de papel grueso del tamaño de un plato de mesa y divídalo con lápiz en tres partes iguales. Coloree una de rojo, otra de amarillo y otra de azul.

    pie chart
    1. b.

      Haga doce tarjetas u hojitas de papel: cuatro rojas, cuatro amarillas y cuatro azules. (Si tiene una clase numerosa, necesitará más de estas tarjetas u hojitas de colores.)

    2. c.

      Escriba las siguientes frases, una en cada hojita de papel:

      • ¿A quién ama Jesucristo?

      • ¿Cómo sabes que Jesús te ama?

      • ¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo: “Dejad a los niños venir a mí”?

      • ¿Qué trataron de hacer los discípulos (ayudantes) cuando los padres llevaron a sus niños a ver a Jesús?

      • ¿Cómo demostró Jesús que amaba a los enfermos y lisiados en el continente americano?

      • ¿Qué hizo Jesús después de bendecir a los niños en el continente americano?

      • Después que Jesucristo había bendecido a los niños, ¿a quienes vieron los padres de ellos?

      • ¿Por qué bendijo Jesucristo a los niños?

      • ¿Cómo podemos demostrar nuestro amor por Jesucristo?

    3. d.

      Coloque las tarjetas en una pequeña caja o bolsa, y en la parte de afuera de la misma dibuje un signo de interrogación.

    4. e.

      Lleve un botón o una moneda que pueda dejar caer sobre el círculo de colores.

  3. 3.

    Haga arreglos para cantar o repetir con los niños la letra de las dos estrofas de “Me gusta pensar en el Señor” (Canciones para los niños, pág. 35). La letra de esta canción se encuentra al final del manual. 4. Materiales necesarios:

    1. a.

      Una Biblia y un Libro de Mormón.

    2. b.

      La lámina 2-35, Jesús y los niños (Las bellas artes del evangelio 216; 62467 002); la lámina 2-36, Jesús bendice a los niños nefitas.

  4. 5.

    Haga los arreglos necesarios para las actividades complementarias que desee llevar a cabo.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a un niño que ofrezca la primera oración.

Pregúnteles a los niños cómo les fue con la asignación que recibieron la semana anterior.

Jesucristo amó y bendijo a los niños pequeños

Muestre a los niños la caja o bolsa de papel para el juego de repaso y explíqueles que al final de la lección harán este juego. Acláreles que será necesario que presten mucha atención a la lección para que sepan las respuestas del juego.

Actividad para despertar el interés

Con los niños, cante o repita la letra de las dos estrofas de “Me gusta pensar en el Señor”. (Si no la conocen, enséñela o cántela usted.) Analice con ellos la letra de la canción y pídales que se imaginen lo maravilloso que sería que Jesucristo los tomara en Sus brazos y les expresara Su amor.

Relato de las Escrituras

Muestre la lámina 2-35, Jesús y los niños, y muéstreles la Biblia. Explique que la historia que les relatará se encuentra en la Biblia. Relate la historia que se encuentra en Marcos 10:13–16.

Explique que los discípulos temían que los niños interrumpieran y molestaran a Jesús mientras estaba enseñando, pero el Salvador quiso que los niños se acercaran a Él. Lea en voz alta las palabras de Jesús (desde donde dice: Dejad a los niños).

• ¿Qué hizo Jesucristo cuando los niños se le acercaron?

Lea en voz alta Marcos 10:16. Para que los niños comprendan lo que hizo Jesús, ayúdeles a recordar lo que aprendieron en la lección 17 acerca del sacerdocio. Explique que las bendiciones que nuestros padres u otros poseedores del sacerdocio nos dan son similares a las que Jesús nos da.

• ¿Por qué quería Jesús que los niños se acercaran a Él? (Porque los amaba y quería bendecirlos.)

Recalque que a pesar de que estaba ocupado enseñando a los adultos, Jesús tomó el tiempo para abrazar y bendecir a los niños porque Él los ama mucho.

Testimonio

Comparta su testimonio del amor que Jesús tiene por los niños. Si lo desea, pueden cantar otra vez “Me gusta pensar en el Señor”.

Relato de las Escrituras

Muestre la lámina 2-36, Jesús bendice a los niños nefitas. Pida a los niños que miren la lámina y que le digan qué es lo que ven. Muestre el Libro de Mormón. Explique que Jesucristo enseñó a la gente del continente americano de la misma manera que lo hizo en la Tierra Santa y que los detalles de Su visita al continente americano se encuentran en el Libro de Mormón. Relate la historia que se encuentra en 3 Nefi 17.

Explique que cuando Jesucristo terminó de enseñar a la gente de América, ellos no querían que se fuera. Él los quería mucho, así que bendijo y sanó a toda la gente que estaba enferma, lisiada o discapacitada (véase 3 Nefi 17:7–10).

Luego, Jesús pidió que le trajeran a todos los niños pequeños. Los juntó a Su alrededor y ofreció una hermosa oración (véase 3 Nefi 17:11–15).

Diga a los niños que en el Libro de Mormón se nos dice que las palabras de la oración fueron tan maravillosas que no se pudieron escribir (véase 3 Nefi 17:15).

Explíqueles que después Jesús tomó a los niños uno por uno, los bendijo y oró a nuestro Padre Celestial por ellos. Al mirar, los padres de los niños vieron que había ángeles con ellos (véase 3 Nefi 17:21–24). Todos pudieron sentir el gran amor que Jesús les tenía.

Análisis

• ¿Cómo creen que los niños se sintieron cuando Jesús los bendijo y oró por ellos?

• ¿Cómo se sienten ustedes cuando piensan en Jesús?

Jesucristo nos ama

Análisis

Explique que a pesar de que Jesucristo no está con nosotros en persona, Él nos ama tanto como amaba a los niños que estaban allí cuando Él estuvo en la tierra.

• ¿Cómo sabemos que Jesús nos ama? (Algunas respuestas podrían ser: porque creó la tierra para nosotros, nos dio los mandamientos para guiarnos, dio Su vida por nosotros, dirige Su Iglesia y nos habla por medio de los profetas, nos dio el ejemplo.)

Participación de los niños

Recuerde a los niños que bajo la dirección de nuestro Padre Celestial, Jesucristo creó la tierra y todos los animales y plantas que hay en ella.

Pida a los niños que nombren su animal o planta preferido. Recuérdeles que cuando vean las cosas que Jesús creó, recordarán también el amor que Él les tiene.

Análisis con láminas

Muestre otra vez las láminas 2-35, Jesucristo y los niños, y 2-36, Jesús bendice a los niños nefitas.

• ¿Creen que estos niños se sienten felices porque Jesús los ama?

• ¿Se sienten ustedes felices porque Jesús los ama?

Podemos demostrarle a Jesucristo que lo amamos

Presentación por el maestro

Explique que a pesar de que Jesucristo no está en la tierra, podemos demostrarle nuestro agradecimiento por el amor que nos tiene y que lo amamos. Dígales que una manera de hacerlo es guardar Sus mandamientos.

Pasaje de las Escrituras

Lea en voz alta Mateo 25:40 para encontrar otra manera de demostrar nuestro amor por Jesús. (Explique que el Rey es otro nombre que se le da a Jesucristo.) Explique que en este pasaje el Salvador nos dice que si somos buenos con los demás, es como si fuéramos buenos con Él mismo. Demostramos nuestro amor por Jesús cuando tratamos bien a los demás.

Juego de repaso

Jueguen el siguiente juego para repasar lo que han aprendido en esta lección. (Si no le fue posible preparar los materiales para el juego, adáptelo según sea necesario, o lea las preguntas de la lista que se encuentra en la sección “Preparación” y que los niños se turnen para responder.)

Saque las tarjetas de la caja o bolsa y colóquelas boca abajo en el piso o en la mesa, haciendo una pila de cada color. Coloque el círculo de colores cerca de las tarjetas.

Dé a un niño el botón o la moneda para que lo deje caer adentro del círculo y luego escoja una tarjeta del mismo color que la superficie del círculo en la que haya caido el botón. Lea en voz alta la pregunta que se encuentra en la tarjeta y pida al niño que la conteste. Dé a todos los niños la oportunidad de participar.

Si el niño que sacó la tarjeta no sabe la respuesta, usted o los demás niños le pueden dar pistas, según sea necesario. Si tiene tiempo, jueguen otra vez todo el juego sin dar ninguna pista. Felicite a los niños por todo lo que saben acerca de Jesús y de Su amor por ellos.

Resumen

Testimonio

Diga a los niños que Jesucristo los ama a cada uno y que siempre los amará. A Él le encanta estar con los niños y quiere ayudarlos y bendecirlos. Comparta su testimonio de que Jesús ama y valora a cada niño de la clase.

Anime a los niños a pensar durante la semana en las cosas que Jesús ha hecho por ellos a causa de Su amor. Puede hacer que los niños preparen una lista o que hagan dibujos de las cosas que ellos piensen y que la traigan el próximo domingo.

Recuérdeles que ellos pueden demostrar su amor por Jesús al obedecer Sus mandamientos y ser buenos con los demás.

Pida a un niño que ofrezca la última oración. Sugiérale que exprese su agradecimiento por el amor de Jesucristo.

A medida que los niños salgan del salón de clase, dígale al oído a cada uno: “Jesucristo te quiere mucho y yo también”.

Actividades complementarias

Elija de entre las siguientes actividades aquellas que sean de mayor beneficio para los niños de su clase. Puede utilizarlas durante la lección o como repaso o resumen. Para mayor información, vea la sección “El período de clase” en “Ayudas para el maestro”.

  1. 1.

    Lleve a la clase un espejito pegado a un pedazo de papel grueso. No deje que los niños vean el espejo. Sostenga el papel hacia los niños y dígales que usted tiene la foto de alguien a quien Jesucristo quiere mucho. Pida que los niños se acerquen de a uno por vez a ver la “foto”. Dígales que guarden el secreto hasta que todos hayan tenido la oportunidad de pasar a ver. Recuérdeles que Jesucristo los ama a cada uno.

  2. 2.

    Ayúdeles para que digan el siguiente verso, haciendo los movimientos:

    Cristo ama a los niños

    Cristo ama a todos, (Estirar los brazos hacia los costados.)
    los pequeños y bebés, (Usar las manos para indicar un niño pequeño.)
    los altos y los bajos, (Alzan la mano en alto, más arriba de la cabeza y después la bajan.) a todos ama Él.
    (© 1949 por Standard Publishing Company, Cincinnati, Ohio. Usado con permiso.)

    (Repítalo cuantas veces quieran.)

  3. 3.

    Canten o repitan la letra de “Siento el amor de mi Salvador” (Canciones para los niños, pág. 42). La letra de esta canción se encuentra al final del manual.

  4. 4.

    Haga copias o calque para cada niño el dibujo de Jesucristo con los niños (que se encuentra al final de la lección). Pida a los niños que dibujen las caras de los niños de la ilustración y que coloreen el dibujo. Si no fuera posible hacer una copia para cada niño, haga una sola y que cada niño coloree uno de los niños de la lámina.

    Diga a los niños que si ellos hubieran estado allí durante el tiempo en que Jesucristo vivió en la tierra, Él les hubiera tomado en Sus brazos y bendecido. Recuérdeles que a pesar de que Jesús no está en la tierra en la actualidad, Él ama a la gente que vive en ella.