Amaos unos a otros

Primaria 2: Haz lo Justo A, 1995


Objetivo

Que los niños comprendan que pueden ayudar a otros y así seguir el ejemplo de Jesucristo y demostrar amor.

Preparación

  1. 1.

    Estudie con la ayuda de la oración Marcos 6:34–44; Lucas 17:11–19; Juan 13:15, 34–35; y 3 Nefi 17.

  2. 2.

    Recorte un corazón grande de papel para la actividad para despertar el interés.

  3. 3.

    Haga una copia o calque para cada niño el volante que dice “Como os he amado” y el rompecabezas que se encuentra el final de la lección. Si fuera posible, hágalos en papel de color. Corte los rompecabezas siguiendo las líneas de puntos.

  4. 4.

    Haga arreglos para cantar o recitar con los niños la letra de “Amad a otros” (Canciones para los niños, pág. 74) y “Ama a todos, dijo el Señor” (Canciones para los niños, pág. 39). La letra de “Amad a otros” se encuentra al final del manual.

  5. 5.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Una Biblia y un Libro de Mormón.

    2. b.

      Pegamento.

    3. c.

      La lámina 2-36, Jesucristo bendice a los niños nefitas; la lámina 2-45, Los diez leprosos (Las bellas artes del evangelio 221; 62150 002); la lámina 2-47, La alimentación de los cinco mil (62143); la lámina 2-54, La Última Cena (Las bellas artes del evangelio 225; 62174 002).

  6. 6.

    Haga los arreglos necesarios para las actividades complementarias que desee llevar a cabo.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a un niño que ofrezca la primera oración.

Pregunte a los niños cómo les fue con la asignación que recibieron la semana pasada.

Es importante ser amados

Actividad para despertar el interés

Muestre el corazón de papel a los niños.

• ¿En qué piensan cuando ven un corazón? (Amor.)

• ¿Cómo saben que alguien les ama?

Dé a los niños la oportunidad de hablar acerca de las personas que les aman (tales como familiares, amigos y maestros de la Primaria) y de cómo esas personas demuestran su amor.

• ¿Cómo se sienten cuando alguien les demuestra amor?

• ¿Cómo piensan que las personas se sienten cuando ustedes les demuestran su amor?

Explique que para todos es importante saber que otras personas nos quieren.

Jesucristo nos enseñó a amarnos unos a otros

Presentación por el maestro

Explique que antes de que Jesucristo viviera en la tierra, la gente vivía por la regla de “ojo por ojo”. Esto significa que si la gente era mala o poco amigable con ustedes, ustedes podían ser malos o poco amigables con ellos. Dígales que cuando Jesús vino a la tierra, Él enseñó una manera diferente de vivir.

Relato de las Escrituras

Muestre la lámina 2-54, La Última Cena. Explique que poco antes de ser crucificado, Jesús se reunió con Sus discípulos y comieron juntos por última vez. A esto se le conoce como la Última Cena. Mientras comían, el Salvador les dijo a los discípulos que pronto los dejaría, y les dio algunas instrucciones.

Muestre la Biblia y lea en voz alta en Juan 13:34–35. Explique que éstas son las palabras de Jesús. Lea otra vez la primera parte del versículo 34 (hasta el primer que os améis unos a otros).

• ¿Qué es un mandamiento?

Señale que en este pasaje de las Escrituras, Jesús no nos lo sugirió sino que nos dio el mandamiento de amarnos unos a otros. Si deseamos seguir a Jesús, amaremos a los demás.

Canción

Canten o reciten la letra de “Ama a todos, dijo el Señor”, utilizando los movimientos que se describen a continuación:

Ama a todos con bondad, (Estirar los brazos.)
dijo el Señor, (Dar la mano a la persona de al lado.)
pues si a otros amas tú (Poner las manos sobre el corazón.)
te darán su amor. (Darse un abrazo.)

Jesucristo ayudó a otras personas y así les demostró Su amor

Pasaje de las Escrituras

Lea en voz alta Juan 13:15.

• ¿Qué significa ser un ejemplo?

• ¿Quién nos dio un buen ejemplo?

Diga a los niños que Jesucristo mismo dijo las palabras que acaba de leer. Explíqueles que una forma en que Jesús nos dio el ejemplo fue amar a las personas y hacer actos de bondad por ellos.

Relatos de las Escrituras y análisis

Muestre la lámina 2-45, Los diez leprosos, y pida a los niños que le cuenten la historia que se ilustra en dicha lámina (véase Lucas 17:11–19).

• ¿Qué hizo Jesús para ayudar a los diez leprosos?

• ¿Por qué los sanó?

Muestre la lámina 2-47, La alimentación de los cinco mil, y pida a los niños que le relaten la historia que esta lámina ilustra (véase Marcos 6:34–44). Ayúdeles si es necesario.

• ¿Qué hizo Jesús para ayudar a las personas?

• ¿Por qué les ayudó?

Muestre la lámina 2-36, Jesús bendice a los niños nefitas, y relate la historia que se encuentra en 3 Nefi 17. Explique que Jesús se alistaba para volver con nuestro Padre Celestial después de estar con los nefitas en el continente americano, pero los nefitas no querían que se fuera (véase 3 Nefi 17:4–5). Jesús se quedó un poco más y sanó a los enfermos y bendijo a los niños.

• ¿Por qué se quedó Jesús con los nefitas?

• ¿Por qué sanó Jesús a los enfermos y bendijo a los niños?

Señale que en cada una de estas historias, Jesucristo ayudó a la gente porque la amaba. También nosotros podemos ayudar a otras personas para demostrar nuestro amor por ellos.

Podemos ayudar a otras personas y así seguir el ejemplo de Jesucristo

Pasaje de las Escrituras

Lea otra vez Juan 13:35. Explique que cuando demostremos nuestro amor por los demás, ellos se darán cuenta de que estamos siguiendo el ejemplo de Jesucristo.

Canción

Canten o reciten la letra de “Amad a otros”.

Relato

Explique que podemos ayudar a otras personas y así seguir el ejemplo de Jesucristo y demostrar nuestro amor por ellas. Relate la historia de algún niño que haya hecho algo bueno por otra persona para demostrarle su amor. Si lo desea, puede utilizar el siguiente relato:

Tomás se enfermó de gravedad y tuvo que pasar mucho tiempo en cama. Él extrañaba hacer cosas divertidas con sus amigos. Mientras que estaba enfermo, ellos fueron una o dos veces a visitarlo, pero su amigo Juan fue a visitarlo a menudo. Muchas veces, cuando los demás niños estaban afuera jugando, Juan estaba sentado en la cama de Tomás hablándole y haciéndolo reír y ayudándolo a sentirse mejor.

• ¿Qué hizo Juan para demostrar su amor por Tomás?

• ¿Qué piensan que Tomás sentía por Juan? ¿Y Juan por Tomás?

Explique que hay muchas formas de ayudar a otros y demostrarles nuestro amor. Podemos hacer cosas amorosas por los miembros de nuestra familia, por nuestros amigos, nuestros vecinos, por los ancianos, por los que están enfermos o cualquier persona que necesite nuestra ayuda.

Actividad

Pida a los niños que presten atención mientras les cuenta la primera parte de algo que podría sucederles a ellos. Pídales que concluyan cada caso diciendo lo que ellos harían para demostrar amor. Si lo desea, podría pedir a los niños que representen uno o más de los casos. Utilice los siguientes u otros similares:

  1. 1.

    Tú y tu padre están sentados en la esquina esperando que llegue el autobús. Ves a un anciano que se apresura para alcanzarlo; tiene un bastón, pero aun así no puede caminar lo suficientemente rápido. El autobús se detiene y se abre la puerta. Al subir al primer escalón, ustedes se dan cuenta de que es probable que el anciano no alcance a llegar al autobús a tiempo.

    • ¿Qué podrían hacer para demostrarle su amor a ese anciano?

  2. 2.

    El domingo por la mañana vas caminando hacia la Iglesia. Ves a una hermana que lleva a su bebé en un brazo y algunos libros en el otro.

    • ¿Qué podrías hacer para seguir el ejemplo del Salvador y demostrarle amor a esa madre?

  3. 3.

    Llegas de la escuela y encuentras a tu mamá tratando de coser. Tu hermanito está muy molesto y llorando porque quiere que su mamá le lea un cuento.

    • ¿Qué podrías hacer para demostrar amor por tu mamá y por tu hermanito?

  4. 4.

    Un domingo vas a la Primaria y conoces a una niña que acaba de llegar de otro país. Ella es muy tímida y no habla mucho. Más tarde la encuentras llorando al lado de la puerta del centro de reuniones.

    • ¿Qué podrías hacer para demostrar amor y ayudar a la niña?

Resumen

Actividad con el rompecabezas

Entregue a cada niño uno de los volantes de un corazón y las partes de un rompecabezas que forma un corazón. Ayude a cada niño a armar el rompecabezas y luego péguelo en el volante. Repita en voz alta con los niños las palabras escritas en el rompecabezas y en el volante.

Permita que se lleven los volantes a casa. Aliéntelos a contarles a sus familiares lo que han aprendido acerca de demostrar amor por los demás.

Si el tiempo lo permite, pida a cada niño que nombre a una persona a quien ame y que le diga una forma en la que podría demostrar amor por esa persona. Aliéntelos a ayudar a otras personas para demostrarles su amor.

Testimonio

Testifique que nuestro Padre Celestial y Jesucristo desean que nos amemos unos a otros. Diga cómo se siente usted cuando demuestra amor por los demás.

Pida a un niño que ofrezca la última oración y sugiérale que le pida a nuestro Padre Celestial que ayude a los niños a demostrar amor por otras personas tal como lo hizo el Salvador.

Actividades complementarias

Elija de entre las siguientes actividades aquellas que sean de mayor beneficio para los niños de su clase. Puede utilizarlas durante la lección o como repaso o resumen. Para mayor información, vea la sección “El período de clase” en “Ayudas para el maestro”.

  1. 1.

    Pida a los niños que escriban una carta a alguien que amen y que le expliquen a esa persona cuánto la quieren. Los niños más pequeños podrían hacer dibujos para las personas a las que aman. Aliéntelos a entregar sus cartas y dibujos a las personas para quienes los hayan hecho.

  2. 2.

    Cuente el siguiente relato que habla de una ocasión en que John Taylor, quien fue el tercer Presidente de la Iglesia, demostró amor:

    Cuando John Taylor era niño, su amigo Robert West falleció a causa de una enfermedad muy grave. Más adelante, el papá del muchacho, Allee West, se fue del pueblo para ir a pastorear animales. John sabía que Allee a menudo se sentía muy solo y pidió permiso a sus padres para ir a visitarlo. Sus padres le dieron permiso y le prepararon una canasta de comida para llevarle.

    A John le llevaba todo el día llegar a pie hasta la casa de Allee y volver, así que partió temprano por la mañana. Era un viaje cansador porque había que cruzar muchos cerros. Una vez, cuando se tomó un descanso, tuvo deseos de comerse la comida que había en la canasta; pero en lugar de hacerlo, se levantó y siguió caminando tan rápido como pudo.

    Allee se puso muy feliz de ver a John. Comieron juntos y hablaron de los viejos tiempos. (Véase Deta Petersen Neeley y Nathan Glen Neeley, A Child’s Story of the Prophet John Taylor, Salt Lake City: Deseret News Press, 1960, págs. 12–18.)

    • ¿Qué hizo John Taylor para demostrar amor por el papá de su amigo?

    • ¿Cómo piensan que Allee West se sintió por lo que hizo John Taylor?

    • ¿Cómo piensan que se sintió John Taylor?

    Recuerde a los niños que cuando demostramos nuestro amor por los demás, esas personas se sienten felices y nosotros también.

  3. 3.

    Ayude a los niños a recitar y hacer los movimientos del siguiente verso:

    Jesús ama a todos los niños

    Jesús ama a todos, (Estirar los brazos.)
    los pequeños y bebés, (Usar la mano para indicar un niño pequeño; hacer como que están meciendo a un bebé.)
    los altos y los bajos, (Alzar la mano en alto y después bajarla.)
    a todos ama Él.
    (Tomado de Finger Fun for Little Folk, de Thea Cannon, © 1949, Standard Publishing Company, Cincinnati, Ohio. Usado con permiso.)

    Repita el verso tantas veces como los niños lo deseen.

  4. 4.

    Pida a dos niños que se pongan de pie delante de la clase. Mencione las cosas en que estos niños se parecen, por ejemplo, ambos tienen dos ojos y dos orejas, les gustan las mismas actividades, o los dos son miembros de la Iglesia. Luego hable de las cosas en las que son diferentes, tales como tener distinto color de cabello, diferentes pasatiempos o que uno tal vez tenga una familia más numerosa que el otro. Señale que no hay dos personas que sean exactamente iguales. Todos somos de alguna manera diferentes de los demás.

    Explique que a veces las personas tienen ciertas diferencias que nos hacen sentir inseguros y no sabemos cómo tratarlos. Quizás hablan otro idioma o tienen una discapacidad o son diferentes de nosotros de alguna otra manera. Explique que Jesucristo ama a todos y desea que nosotros amemos a todos también. Debemos amar y ayudar a quienes son diferentes de nosotros de la misma manera que ayudamos a quienes se parecen a nosotros.

    Si lo desea, pida a los niños que canten o reciten la letra de “Contigo iré” (Canciones para los niños, pág. 78).

    Contigo iré

    Si tienes otra forma de andar,
    algunos te evitarán,
    ¡más yo no lo haré!
    Si tienes otra forma de hablar,
    unos de ti se burlarán,
    ¡mas yo no lo haré!
    Contigo iré y hablaré,
    y así tú sentirás mi amor.
    No evitó Jesús a nadie;
    dio Su amor a todos;
    ¡yo también lo haré!
    Bendiciéndoles Jesús les dijo:
    “Ven y sígueme”.
    ¡Y yo lo haré! ¡Yo lo haré!
    Contigo iré y hablaré,
    y así tú sentirás mi amor.