Jesucristo regresará

Primaria 2: Haz lo Justo A, 1995


Objetivo

Que los niños sientan el deseo de seguir las enseñanzas de Jesús y así prepararse para la Segunda Venida.

Preparación

  1. 1.

    Estudie con la ayuda de la oración Mateo 24:36, Lucas 24:50–53 y Hechos 1:3, 9–11. Vea también Principios del evangelio (31110 002), capítulo 43.

  2. 2.

    Haga una copia del tablero para el juego “Nos preparamos para la venida de Jesús”, que se encuentra en las últimas hojas de este manual (si no le fuera posible copiarlo, saque con cuidado la página del manual). Pegue el tablero en papel grueso o cartulina. Conserve el tablero para usarlo en años futuros.

    Si su clase es muy numerosa, podría hacer dos copias del tablero para que jueguen dos grupos al mismo tiempo. Pida la ayuda de alguno de los padres o líderes de la Primaria para supervisar uno de los grupos.

  3. 3.

    Para el juego, recorte doce pedacitos de papel. Escriba un número en cada uno, repitiendo los números del uno al seis. Doble los papelitos y colóquelos en un recipiente.

  4. 4.

    Esté preparado para contar alguna experiencia en la que una persona allegada a usted haya salido de viaje por un tiempo. Hable de cómo extrañó a la persona y de cómo se preparó para su regreso.

  5. 5.

    Haga arreglos para cantar o recitar con los niños la letra de la segunda estrofa de “Cuando venga Jesús” (Canciones para los niños, pág. 46).

  6. 6.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Una Biblia.

    2. b.

      Un objeto pequeño para cada niño como un botón o una piedrita, para utilizar como ficha para el juego; cada objeto deberá ser diferente (ya sea en el color, tamaño o forma) para que los niños sepan cuál les pertenece.

    3. c.

      La lámina 2-62, María y el Señor resucitado (Las bellas artes del evangelio 233; 62186 002); la lámina 2-64, Jesús muestra Sus heridas (Las bellas artes del evangelio 234; 62503 002); la lámina 2-65, Jesucristo resucitado (Las bellas artes del evangelio 239; 62187 002); la lámina 2-71, La ascensión de Jesús (Las bellas artes del evangelio 236; 62497 002).

  7. 7.

    Haga los arreglos necesarios para las actividades complementarias que desee llevar a cabo.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a un niño que ofrezca la primera oración.

Pregunte a los niños cómo les fue con la asignación que recibieron la semana pasada.

Nos preparamos para el regreso de un ser querido

Actividad para despertar el interés

Cuente alguna experiencia personal en la que un ser querido se haya alejado por un período de tiempo, y explique lo mucho que lo extrañó, lo triste que estaba cuando se fue y cuánto ansiaba su regreso. Cuente los arreglos que hizo para recibir a esa persona querida y lo que sintió al verla otra vez.

Pida a los niños que piensen en algún ser querido que se haya alejado por un tiempo. Puede tratarse de uno de los padres que haya salido de viaje, de su mamá cuando fue al hospital a tener un bebé o de una hermano o hermana que haya salido a la misión. Hable con los niños de lo que sintieron cuando esa persona se alejó y de lo mucho que la extrañaron. Analice también el sentimiento de felicidad que los embargó cuando volvieron a encontrarse. Recalque el hecho de que extrañamos a nuestros seres queridos cuando se van y nos sentimos felices cuando regresan. Pida a los niños que piensen en los preparativos que se hicieron para recibir a la persona, como limpiar y decorar la casa, preparar su comida preferida o usar ropa especial.

Jesucristo regresará

Presentación por el maestro

Explique que cuando Jesucristo vivió aquí en la tierra, tenía amigos que lo querían mucho. Ellos lo seguían y escuchaban Sus enseñanzas. Debido a que hicieron lo que Jesús enseñó, se les llamó discípulos.

Explique que Jesús amó a los discípulos y, como quería que vivieran con Él para siempre, les enseñó lo que necesitaban hacer para lograrlo. Les ayudó a entender la diferencia entre el bien y el mal para que siempre escogieran lo correcto.

Análisis de las láminas

Muestre la lámina 2-62, María y el Señor resucitado, y la lámina 2-64, Jesús muestra Sus heridas. Recuérdeles que hace algunas semanas (en la lección 41), aprendieron de la visita de Jesucristo a los discípulos después de la resurrección. Permita que los niños hablen un momento de las láminas.

Explique que Jesús visitó y enseñó a Sus discípulos durante cuarenta días después de la resurrección (véase Hechos 1:13). Quería asegurarse de que supieran que estaba vivo otra vez y de que comprendieran Sus enseñanzas. También quería que siguieran obedeciendo Sus enseñanzas aun después del momento en que dejaría de estar con ellos.

Relato de las Escrituras

Muestre la lámina 2-71, La ascensión de Jesús, y cuente con sus propias palabras el relato que se encuentra en Lucas 24:50–53 y en Hechos 1:9–11. En su relato, incluya los siguientes puntos:

  1. 1.

    Jesús bendijo a los discípulos.

  2. 2.

    Jesús dejó a los discípulos y ascendió en una nube para reunirse con nuestro Padre Celestial.

  3. 3.

    Sus discípulos permanecieron de pie mirando el cielo hasta que Él desapareció.

Diga a los niños que mientras los discípulos estaban mirando el cielo donde Jesús había desaparecido, se aparecieron junto a ellos dos ángeles vestidos de blanco.

Lea en voz alta en Hechos 1:11, comenzando con “¿Por qué estáis mirando?” para saber lo que los ángeles les dijeron.

Explique que los ángeles les dijeron a los discípulos que Jesucristo volvería algún día a la tierra de la misma manera que se había ido. Diga a los niños que nos referimos a ese regreso como la Segunda Venida.

Aclare que no sabemos exactamente cuándo vendrá. Sólo nuestro Padre Celestial sabe cuándo regresará Jesús a la tierra (véase Mateo 24:36). Pero sí sabemos que algún día volverá a la tierra a vivir.

Análisis

Muestre la lámina 2-65, Jesucristo resucitado.

Explique que cuando Jesús venga otra vez, vivirá entre la gente de la tierra. Todos sabrán que Él es Jesucristo, nuestro Salvador, y lo adorarán.

• ¿Les gustaría estar aquí cuando Jesús venga otra vez? ¿Por qué?

Dígales lo maravilloso que será vivir en la tierra cuando Él regrese. La gente podrá ver a Jesús, caminar y hablar con Él, y Él les abrazará con amor. Aclare que cuando Jesús regrese, todos serán amigos, no habrá maldad, no habrá necesidad de cerrar con llave las puertas de nuestra casa, porque todos estaremos a salvo. No padeceremos enfermedades ni sufriremos dolor, y todos los animales serán mansos con la gente y con los demás animales.

Actividad de repaso

Haga a los niños las siguientes preguntas acerca de la Segunda Venida. Dígales que se pongan de pie cuando sepan la respuesta. Cuando algunos de los niños estén de pie, pida a uno de ellos que dé la respuesta. Si ninguno se pone de pie, o si los niños actúan confundidos o inseguros de la respuesta, tome el tiempo necesario para repasar la información otra vez.

• ¿Durante cuántos días visitó Jesucristo a los discípulos después de la resurrección? (Cuarenta.)

• ¿Quién sabe cuándo volverá Jesús? (Sólo nuestro Padre Celestial. Nadie en la tierra lo sabe.)

• ¿Habrá guerras o peleas cuando regrese Jesús? (No, todos los habitantes de la tierra serán amigos.)

• ¿Qué pasará con la gente que esté enferma o discapacitada cuando Jesús vuelva? (Serán sanados. No habrá más enfermedad ni dolor cuando Jesús vuelva a la tierra.)

• ¿Cómo serán los animales cuando regrese Jesús? (Serán mansos con las personas y con los demás animales.)

Podemos prepararnos para la segunda venida de Jesús

Presentación por el maestro

Recuerde a los niños los preparativos que hayan hecho para recibir a algún ser querido que volvía a la casa. Explique que también debemos prepararnos para cuando Jesucristo regrese a la tierra, y la manera de hacerlo es aprender y seguir Sus enseñanzas.

Recalque que si estamos preparados, estaremos felices de ver al Salvador. Él desea que todos vivan con Él otra vez, pero sólo los que siguen Sus enseñanzas y escogen lo correcto podrán hacerlo. Jesús enseñó a los discípulos lo que debían hacer para vivir con Él otra vez y también nos dio las enseñanzas que nos ayudarán a estar preparados para cuando Él regrese.

Canción

Canten o reciten la letra de la segunda estrofa de “Cuando venga Jesús”. Ayude a los niños a hacer los movimientos que se sugieren:

¿Podré, al regresar Jesús,
estar con Él allá? (Poner el dedo en la sien.)
¿Podré sentir Su compasión
y así con Él orar? (Cruzar los brazos en actitud de oración.)
Yo cada día trataré
de hacer mi luz brillar; (Poner las manos por encima de la cabeza formando un círculo.)
la luz de Dios motivaré
a otros a buscar. (Hacerse sombra con la mano sobre los ojos.)
Cuando ese día llegue al fin,
con mucho amor dirá: (Darse un abrazo a sí mismos.)
“Me has servido, hijo fiel;
a mi lado morarás”. (Estirar los brazos.)
(Derechos reservados © 1952, 1980, por Mirla Greenwood Thayne. Usado con permiso.)

Juego

Aclare que el prepararnos para la segunda venida de Jesús no es algo que podemos hacer en un día. Durante toda nuestra vida debemos prepararnos siguiendo las enseñanzas de Jesús.

Muéstreles el tablero para el juego: “Me preparo para la venida de Jesús”, y dígales que este juego les recordará algunas de las cosas que pueden hacer para prepararse para vivir con Jesús.

Explíqueles que el juego describe algunas cosas buenas que podemos hacer para seguir a Jesús. Estas cosas los llevarán hacia la parte del tablero que dice: “Me preparo para la venida de Jesús”. Aclare que el juego también menciona algunas cosas malas que podríamos llegar a hacer. Estas cosas malas nos llevan hacia la parte del tablero que dice: “No me preparo para la venida de Jesús”.

Entregue a cada uno de ellos un botón, piedrita o ficha. Luego explíqueles las siguientes reglas:

  1. 1.

    El propósito del juego es llegar desde la flecha que dice “Salida” hasta donde dice “Me preparo para la venida de Jesús”.

  2. 2.

    Toma turnos con tus compañeros.

  3. 3.

    Cuando te toque el turno, escoge un papel del recipiente y mueve la ficha tantos espacios como lo indique el papel. Luego dobla el papel otra vez y colócalo en el recipiente.

  4. 4.

    Al caer en un cuadro, tú o la maestra debe leer lo que dice el cuadro. Di algo que puedas hacer para seguir las enseñanzas de Jesús o explica por qué es importante hacer lo que dice el cuadro. Si caes en un cuadro que describe una cosa mala, explica lo que debes hacer en lugar de lo que dice el cuadro. Si necesitas ayuda, la maestra te dará algunas sugerencias.

  5. 5.

    La flecha en los cuadros indica en qué dirección debes ir cuando te toque el próximo turno.

Cuando un niño caiga en un cuadro que marque la dirección opuesta a “Me preparo para la venida de Jesús”, ayúdele a comprender que cuando hacemos cosas erróneas, no estamos siguiendo las enseñanzas de Jesucristo; pero si hacemos lo correcto, podemos cambiar de dirección.

Jueguen hasta que todos hayan llegado a “Me preparo para la venida de Jesús” o hasta que el período de clase esté a punto de terminar.

Resumen

Testimonio

Dé su testimonio de que Jesucristo vendrá a la tierra otra vez, a pesar de que no sabemos cuándo. Exprese su deseo de seguir las enseñanzas de Jesús para tener el privilegio de verle cuando regrese. Exprese también su deseo de que cada uno de los niños de la clase siga las enseñanzas de Jesús para estar todos juntos con Él.

Anillo HLJ

Pida a los niños que miren el anillo HLJ, si lo traen puesto. Recuérdeles que los anillos les ayudarán a escoger lo correcto y a seguir las enseñanzas de Jesucristo.

Pida a cada niño que comparta con el resto de la clase algo que hará para prepararse para la segunda venida de Jesús.

Pida a un niño que ofrezca la última oración. Sugiérale que le pida a nuestro Padre Celestial que ayude a los miembros de la clase a prepararse para la segunda venida de Jesucristo.

Actividades complementarias

Elija de entre las siguientes actividades aquellas que sean de mayor beneficio para los niños de su clase. Puede utilizarlas durante la lección o como repaso o resumen. Para mayor información, vea la sección “El período de la clase” en “Ayudas para el maestro”.

  1. 1.

    Canten o reciten la letra de las dos estrofas de “Cuando venga Jesús” (Canciones para los niños, pág. 46). La letra de la segunda estrofa se encuentra en las páginas 239–240.

    ¿Habrá, al regresar Jesús,
    de ángeles canción?
    ¿Será en época invernal
    o día primaveral?
    ¿Estrella con mayor fulgor
    que las demás habrá?
    ¿La noche sin obscuridad?
    ¿Las aves callarán?
    Sus pequeñitos llamará
    estoy seguro, sí,
    pues dijo en otra ocasión:
    “Dejadlos venir a mí”.
    (Derechos reservados © 1952, 1980 por Mirla Greenwood Thayne. Usado con permiso.)
  2. 2.

    Explique que el décimo Artículo de Fe habla de la segunda venida de Jesucristo. Ayude a los niños a aprenderse de memoria la frase “Creemos … que Cristo reinará personalmente sobre la tierra”. Explique el significado de esta frase.

  3. 3.

    Muestre a los niños una lámpara de aceite o una ilustración de la misma. Explique que Jesús nos enseñó la importancia de prepararnos para Su venida con la historia de diez vírgenes (jovencitas) y sus lámparas. Cuénteles la parábola de las diez vírgenes, tal como se encuentra en Mateo 25:1–13. Explique que las lámparas de aceite no dan luz a menos que tengan aceite para quemar. Recalque que cinco jovencitas no se prepararon, por lo que no pudieron asistir a la boda.

    Explique que el Salvador comparó la boda con Su segunda venida. Las jovencitas que se prepararon poniendo aceite en las lámparas se pueden comparar con nosotros cuando nos preparamos para estar con Jesucristo. Si no estamos preparados cuando venga, no podremos estar con Él.

    Pida a los niños que mencionen algunas de las formas en que podemos prepararnos para la venida de Jesús (si lo desea, puede darles algunas sugerencias, como las que se utilizaron para el juego). Ayúdeles a comprender que cuando escogemos lo correcto, nos estamos preparando para la venida del Salvador.

  4. 4.

    Prepare un medallón de papel para cada niño y escriba “Me estoy preparando para la venida de Jesucristo” en la parte superior. Pídales que hagan un dibujo de sí mismos haciendo algo que les ayude a estar preparados para la venida de Jesucristo. Ponga los medallones con un alfiler en la ropa de los niños, o ayúdeles a pasar un trozo de estambre (hilo) por un agujero que haya hecho en el papel, para que puedan colgárselos alrededor del cuello.