Letra de las canciones

Primaria 2: Haz lo Justo A, 1995


Una familia feliz

Amo a mami, y ella a mí,
y a papá amamos, sí.
Él nos ama a su vez;
oh qué feliz mi casa es.
Amo a mis hermanos, sí,
y su amor me dan a mí.
Todos se aman a su vez;
oh qué feliz mi casa es.
(Derechos reservados © 1948, 1975 por Pioneer Music Press, Inc. Usado con permiso de Jackman Music Corp.)

Jesús en pesebre

Jesús en pesebre sin cuna nació;
Su tierna cabeza en heno durmió.
Los astros, brillando, prestaban su luz
al niño dormido, pequeño Jesús.
Estribillo
Dormir, dormir,
dormir en un establo Él.
Dormir, dormir,
dormir el Cristo fiel.
Los bueyes bramaron y Él despertó;
más Cristo fue bueno y nunca lloró.
Te amo, oh Cristo, y mírame, sí,
aquí en mi cuna, pensando en Ti.

Estribillo

Te pido, Jesús, que me cuides a mí,
que me ames siempre y estés junto a mí.
A todos los niños da Tu bendición,
y haznos más dignos de Tu gran mansión.

Estribillo

El bautismo

En Judea siglos hace,
fue Jesús a ver a Juan,
y por él fue bautizado
en las aguas del Jordán.
“A cumplir toda justicia”,
dio Jesús como razón,
y poder volver al Padre
en Su celestial mansión.
Hoy sabemos que es preciso
a Jesús seguir con fe,
y sumisos bautizarnos
como el Señor lo fue.

Escojamos lo correcto

Al tomar decisiones correctas,
tú serás para siempre feliz.
Cuanto enseña Jesús yo lo aprendo,
así es como se debe vivir.
Estribillo
Escojamos lo correcto.
Debo al Señor seguir.
Es por el evangelio que aprendo
a orar, tener fe y a ser fiel,
y yo sé que si soy obediente,
muy feliz para siempre seré.

Estribillo

Muestra valor

Muestra valor; sé tú leal;
Dios te confió una obra especial.
Si eres fiel al hacer tu labor
muy satisfecho estará el Señor.
Fiel, fiel, haz tu labor;
fiel, fiel, sé al Señor;
muestra valor, muestra valor.

Hazlo conmigo

Hazlo conmigo, sigue, sígueme.
Hazlo conmigo, sigue, sígueme.. Hágalo acá o allá,
lento o con rapidez,
hazlo conmigo, sigue, sígueme.
Hazlo conmigo, sigue, sígueme.
(Derechos reservados © 1963 por D. C. Heath and Company. Usado con permiso.)

El arroyito da

El arroyito da, siempre da, siempre da.
El arroyito da de sus aguas al pasar.
Pequeño es, mas por donde va
a las plantas vida da.
Estribillo
Y cantando dulce son, demos hoy con gran amor;
y cantando dulce son, demos con amor.
La lluvia da también, siempre da, siempre da.
La lluvia da también sus gotitas a la flor.
Y muy feliz sus gotitas da;
toda flor revivirá.

Estribillo

Dad, pues, cual Cristo dio, siempre dad,
siempre dad. Dad, pues, cual Cristo dio, todos pueden algo dar.
Jesús nos da Su feliz sostén;
niños, demos hoy también.

Estribillo

Mandó a Su Hijo

¿Cómo podía demostrar el Padre Su amor?
Mandó a Su Hijo a nacer, pequeño Salvador.
¿Cómo podía indicar la senda a seguir?
Mandó a Su Hijo a mostrar cómo a los cielos ir.
Y de la muerte, ¿cómo nos podía enseñar?
Mandó a Su Hijo a morir y a resucitar.
¿Qué es lo que nos pide Dios?
La fe y la caridad,
ser como Jesucristo fue y a otros ayudar.
¿Qué pide Dios?
Ser como Jesús.
(Derechos reservados © 1982 por Mabel Jones Gabbott. Usado con permiso.)

Soy un hijo de Dios

Soy un hijo de Dios;
Él me envió aquí.
Me ha dado un hogar
y padres buenos para mí.
Estribillo
Guíenme; enséñenme
la senda a seguir
para que algún día yo
con Él pueda vivir.
Soy un hijo de Dios;
me deben ayudar
a entender Su voluntad;
no puedo demorar.

Estribillo

Soy un hijo de Dios;
Él me bendecirá.
Yo obedeceré Su ley;
haré Su voluntad.

Estribillo

Siento el amor de mi Salvador

Yo siento Su amor
en la naturaleza;
amor del Salvador
que entibia el corazón.
Estribillo
Yo siempre lo seguiré,
mi vida le daré,
pues siento Su amor
que me infunde calma.
Cuarta estrofa
Compartiré Su amor
sirviendo a mis hermanos.
Al dar recibo yo Su rica bendición.

Estribillo

(Derechos reservados © 1978, 1979 por K. Newell Dayley. Usado con permiso.)

Dios vive

Dios vive y sé que es
mi Padre Celestial,
y el Espíritu me dice
que esto es verdad;
me dice que es verdad.
Al mundo me mandó
a obedecer por fe,
y el Espíritu me testifica
que podré;
me dice que podré.

Doy gracias, oh Padre

Oh Padre bendito, doy gracias a ti,
por las bendiciones que hoy recibí.
Por mis padres queridos y mi buen hogar,
por todos los dones que Tú sabes dar.
Ayúdame hoy a ser bueno y fiel,
a obedecer a mis padres también.
En el nombre de Cristo el amado Señor,
te ruego, oh Padre, me des Tu amor.

Me gusta pensar en el Señor

Me gusta pensar, al leer que Jesús,
en la tierra al hacer Su misión,
llamaba a todos los niños a Él,
para darles Su gran bendición.
Quisiera haberlo oído también,
y sentido Su amor hacia mí,
oyendo Sus tiernas palabras decir:
“A los niños traed hacia mí”.

Yo trato de ser como Cristo

Yo trato de ser como Cristo
y hacer lo que hizo Él.
El mismo amor que Él mostró
yo quiero mostrar también.
Me tienta a veces el mal a obrar,
mas la voz del Espíritu
me empieza a hablar, dice:
Estribillo
“Ama a otros cual Cristo te ama.
Sé bondadoso y tierno y fiel.
Pues esto es lo que Jesús nos enseña”.
Yo quiero seguirlo a Él.
Yo sirvo a mis amigos
y al prójimo con amor.
Espero con gozo el regreso
de Cristo mi Salvador.
Si siempre recuerdo lo que Él enseñó,
la voz de Su Espíritu
le habla a mi corazón:

Estribillo

(Derechos reservados © 1980 por Janice Kapp Perry. Usado con permiso.)

Ama a todos, dijo el Señor

Ama a todos con bondad,
dijo el Señor,
pues si a otros amas tú,
te darán su amor.

Cristo me manda que brille

Cristo me manda que brille,
que brille para Él,
siéndole siempre humilde,
y siempre siendo fiel.
Estribillo
Que brille, que brille;
Cristo me manda que brille.
Que brille, que brille;
yo brillaré para Él.
Cristo me manda que ame,
a todos con fervor,
siempre estando contento,
con Él y Su amor.

Estribillo

Amad a otros

Como os he amado,
amad a otros. Un nuevo mandamiento,
amad a otros. Por esto sabrán que sois discípulos míos,
si os amáis unos a otros.
(Derechos reservados © 1961, por Luacine C. Fox. Derechos renovados © 1989. Usado con permiso.)

El arrullo de María

Duerme ya, duerme ya pequeño ser.
Duerme ya mi dulce bien.
Tu madre a ti te cuidará
hoy que acabas de nacer.
José tus sueños velará
y la luz de un astro brillará.
Estribillo
Duerme ya, duerme ya
pequeño ser.
Duerme ya, mi dulce bien.
Una bella corona portarás,
pues tu Padre es el Rey.
Tus manos que hoy pequeñas son
bendiciones brindarán.
Entonad creaciones mi canción
pues el amor con Él nació.

Duerme mi nene

Ya calla, mi nene; te voy a contar
de cómo al mundo el Cristo llegó;
de cómo en tierras allende del mar,
cual tú un niñito muy bello nació.
Estribillo
Duerme, mi nene, duérmete ya.
Duerme, pues nada te molestará.
Duerme, mi nene, duérmete ya,
y Su cuidado Jesús te dará.
Un ángel divino fue quien lo contó
y con luz celeste, su rostro brilló;
estrellas brillaban y daban su luz,
y una los guió al niñito Jesús.

Estribillo

El grupo de fieles, allí lo halló,
tal como el ángel se lo anunció;
en pobre pesebre el niño nació;
sin cuna ni cama, en heno durmió.

Estribillo

Obediencia

Si mi madre llama,
he de obedecer.
Yo quiero siempre mejorar
y el bien hacer.
Si mi padre llama,
he de obedecer.
Yo quiero siempre mejorar
y el bien hacer.
El Señor me ama.
Lo he de obedecer.
Yo quiero siempre mejorar
y el bien hacer.

Sonrisas

Si en tu cara enojo hay,
lo debes quitar,
con una sonrisa
tú lo puedes disipar.
El enojo en tu faz
nadie quiere ver,
tu sonrisa a otros
puede muy feliz hacer.

El Espíritu Santo

Cuando Cristo estaba en la tierra,
Él nos prometió enviar
el Santo Espíritu para guiarnos
y ser un amigo veraz.
El Santo Espíritu habla.
Nos trae consuelo al alma
y testifica de Cristo y de Dios.
Y al ser confirmados por hombres
que tienen sagrado poder,
el Santo Espíritu se nos da
como un compañero fiel.
Escucharé la guía
de la dulce y suave voz,
y con Su luz haré el bien;
seguiré a Cristo y a Dios.