El nacimiento de Jesucristo trajo gozo a la tierra

Primaria 2: Haz lo Justo A, 1995


Objetivo

Que cada niño sienta el gozo que el nacimiento de Jesucristo trajo a la tierra.

Preparación

  1. 1.

    Con la ayuda de la oración, estudie Lucas 2:1–20.

  2. 2.

    Lleve un calendario o prepare una ayuda visual dividiendo un pliego de papel en doce secciones a lo largo. Escriba los meses del año en orden cronológico, uno en cada una de las secciones del papel.

  3. 3.

    Averigüe las fechas de los cumpleaños de cada uno de los niños de la clase. (Esta información puede obtenerla de la lista que conserva la secretaria de la Primaria, del secretario de barrio, o directamente de los padres de los niños.)

  4. 4.

    Con la autorización de la presidenta de la Primaria, haga los arreglos necesarios para que una madre o una hermana que esté embarazada asista a la clase y diga brevemente a los niños qué hace para prepararse para el nacimiento de su bebé. Pida a la hermana que en su explicación tenga presente decirles a los niños lo entusiasmada y feliz que se siente al estar esperando un bebé.

  5. 5.

    Haga los arreglos necesarios para cantar “En la Judea, en tierra de Dios” (Himnos, Nº 134).

  6. 6.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Una Biblia.

    2. b.

      Un pedacito de papel y un lápiz para cada niño.

    3. c.

      Cinta adhesiva o pegamento.

    4. d.

      La lámina 2-6, La Navidad (Las bellas artes del evangelio 201; 62495 002).

  7. 7.

    Haga los arreglos necesarios para las actividades complementarias que desee llevar a cabo.

Advertencia: Al hablar de los cumpleaños de los niños, tenga en cuenta los sentimientos de los niños que sean adoptivos. Asegúrese de que ellos entiendan que sus nacimientos también fueron acontecimientos felices.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a un niño que ofrezca la primera oración.

Evalúe los resultados de la asignación de la semana anterior si es que recibieron una.

Los cumpleaños son días muy especiales

Actividad para despertar el interés

Dígales a los niños que usted está pensando en un día especial. Explíqueles que les dará una pista; pídales que escuchen con atención y que levanten la mano cuando sepan de qué día se trata. Tararee una canción de cumpleaños tal como “Feliz cumpleaños” o déles alguna otra pista obvia.

• ¿En qué día estoy pensando?

• ¿Qué es lo que más les gusta de su cumpleaños?

Actividad con el calendario

Entregue una hojita de papel y un lápiz a cada uno de los niños y pídales que escriban su nombre. (Ayúdeles si es necesario.)

Exponga el calendario o el cartel con los meses del año. Pida a los niños que repitan los nombres de los meses a medida que usted los lee. Lea los nombres de los meses otra vez y si alguno de los niños dice que cumple años en el mes mencionado, pídale que pase al frente y pegue el papelito con su nombre debajo del mes correspondiente.

• ¿Cómo creen que su familia se sintió cuando ustedes nacieron?

Invitada especial

Presénteles a la madre o hermana embarazada, y pídale que hable de sus sentimientos acerca de los preparativos para el nacimiento de su bebé.

Análisis

Hable con los niños acerca de las cosas que posiblemente hayan hecho sus familias para prepararse para sus nacimientos, como orar para que sean saludables, escoger los nombres, preparar la ropa y otros artículos, y planear dónde iban a dormir. Ayude a los niños a comprender que su nacimiento fue un acontecimiento de gozo y felicidad. Si usted tiene hijos, les podría contar acerca de lo que usted hizo y de sus sentimientos cuando un bebé llegó a su familia.

Recuérdeles a los niños que el nacer y recibir un cuerpo de carne y huesos es una parte muy importante del plan de nuestro Padre Celestial.

El cumpleaños de Jesucristo fue un día maravilloso

Presentación por el maestro

Dígales que ellos van a aprender acerca del nacimiento de otro bebé que la gente estuvo esperando durante muchos años. Este bebé que había de nacer tenía una misión muy importante que cumplir; Su vida afectaría a todas las personas que vivieran sobre la tierra, incluso a cada uno de los niños de la clase. Dígales que hace muchos años, los profetas dijeron que había de nacer un salvador. La misión del Salvador era hacer posible que todas las personas regresaran a vivir con nuestro Padre Celestial. Durante muchos años la gente esperó y esperó que naciera este bebé.

• ¿Quién era este bebé? (Jesucristo.)

Aclare que nadie sabía con exactitud el momento en que Jesucristo iba a nacer. Algunos padres les enseñaban a sus hijos que estuvieran pendientes de este gran acontecimiento porque sabían que Jesús les enseñaría la manera correcta de vivir y luego haría posible que todas las personas regresaran a vivir con nuestro Padre Celestial. Si Jesús no hubiera venido a la tierra, nadie podría regresar jamás a la presencia de nuestro Padre Celestial.

Preparación para la representación

Diga a los niños que van a hacer de cuenta que están viviendo muchos, muchos años antes del nacimiento de Jesucristo. Dígales que se imaginen que viven cerca de la ciudad de Belén y que sus padres ya les han enseñado que deben esperar con anhelo el nacimiento del Salvador. Deben imaginarse que esta noche están en el campo ayudando a sus papás a cuidar las ovejas.

• ¿Qué creen que tendrán que llevar con ustedes para ir a cuidar las ovejas? (Algunas de las respuestas podrían ser: ropas abrigadas o algo para comer.)

Pida a los niños de la clase que cierren los ojos e imaginen la siguiente escena:

Se está haciendo de noche y los pastores comienzan a juntar a las ovejas en el establo. La noche es clara y las estrellas comienzan a brillar y muy pronto el cielo se cubre de ellas. Todo es quietud y paz. (Si lo desea, puede apagar las luces del salón para simular la noche.)

Relato de las Escrituras y representación

Cuente el relato de la aparición del ángel a los pastores tal como se encuentra en Lucas 2:8–18. Lea en voz alta algunos de los versículos de la Biblia mientras cuenta la historia.

Señale que los pastores se asustaron cuando vieron al ángel, pero el ángel les dijo: “No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo” (Lucas 2:10).

Diga a los niños que hagan como que tienen miedo al ver al ángel, y luego que muestren felicidad al escuchar las noticias que les da.

Explique que el ángel les habló a los pastores acerca del nacimiento de Jesús (véase Lucas 2:11) y les dijo dónde podían encontrar al bebé Jesús (véase Lucas 2:12). De pronto, los pastores oyeron a muchos ángeles “que alababan a Dios y le decían: ¡Gloria a Dios en la alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!” (Lucas 2:13–14).

Canción

Cante o repita la letra de la primera estrofa de “En la Judea, en tierra de Dios”. Pida a los niños que canten o repitan con usted la letra.

En la Judea, en tierra de Dios,
fieles pastores oyeron la voz:
¡Gloria a Dios, gloria a Dios,
gloria a Dios en lo alto!
¡Paz y buena voluntad!
¡Paz y buena voluntad!

Continuación del relato de las Escrituras y la representación

Explique que una vez que los ángeles regresaron al cielo, los pastores decidieron ir a ver al niño Jesús (véase Lucas 2:15). Pida a los niños que hagan de cuenta que van con sus papás a Belén a ver al niño Jesús (si lo desea, lleve a los niños a otro sitio dentro del mismo salón de clase).

Muestre la lámina 2-6, La Navidad.

• ¿Quiénes son las personas que se ven en esta lámina?

Explique que los ángeles encontraron al niño Jesús tal como el ángel les había dicho. Estaba envuelto en pañales y acostado en un pesebre (si lo desea, puede aclarar que el niño Jesús no estaba vestido con las ropitas que usualmente se les ponen a los niños pequeñitos). Los pastores se sentían agradecidos por todo lo que pudieron ver y oír acerca de Jesús y hablaron con otras personas acerca de lo que vieron y escucharon (véase Lucas 2:17–18).

Resumen

Participación de los niños

Dé a cada uno de los niños la oportunidad de ponerse de pie y decir algo de lo que sucedió esa noche mientras los pastores cuidaban sus ovejas. Recalque que muchas personas se sintieron muy felices después de haber esperado tanto tiempo el nacimiento del Salvador.

Testimonio

Diga a los niños lo feliz que usted se siente porque Jesucristo vino a la tierra. Testifíqueles que Él es el Salvador del mundo y que si seguimos Sus enseñanzas, podremos volver a vivir con nuestro Padre Celestial algún día.

Inste a los niños a que cuando lleguen a su casa, hablen con sus familias acerca de lo que han aprendido del nacimiento de Jesús.

Pida a un niño que ofrezca la última oración y sugiérale que exprese su agradecimiento por el nacimiento de Jesús.

Actividades complementarias

Elija de entre las siguientes actividades aquellas que sean de mayor beneficio para los niños de su clase. Puede utilizarlas durante la lección o como repaso o resumen. Para mayor información, vea la sección “El período de la clase” en “Ayudas para el maestro”.

  1. 1.

    Ayude a los niños a representar algunos de los acontecimientos que tuvieron lugar al aproximarse el nacimiento del Salvador. Si lo desea, podría llevar a la clase algunos artículos como trozos de tela, bufandas y un muñeco pequeño.

  2. 2.

    Ayude a los niños a decir la letra y a hacer los movimientos de “Éste era un bebito” (puede cantarla con la melodía de “Éste era un mono”, Canciones para los niños, pág. 121). Encójanse todos en la primera estrofa y estírense en la segunda.

    Una vez yo era un bebito,
    un bebe pequeño y chiquitín;
    pero estoy creciendo muy, muy alto
    y un día grande he de ser.
  3. 3.

    Canten o repitan la letra de “Jesús en pesebre” (Canciones para los niños, pág. 26), “El arrullo de María” (Canciones para los niños, pág. 28), o “Duerme, mi nene” (Canciones para los niños, pág. 30). La letra de estas canciones se encuentra al final del manual.

  4. 4.

    Haga copias o calque las ilustraciones del niño Jesús y el pesebre (que se encuentran al final de la lección) para cada niño. Dé la oportunidad a cada niño de colorear el pesebre y pegar heno, pasto seco o estambre (lana, hilaza) para hacer una cama suavecita para el bebé. Luego pida a cada niño que coloree el dibujo de Jesús. Ayude a los niños a recortar los dibujos de Jesucristo y pegarlos en el pesebre.