La Palabra de Sabiduría

Primaria 3: Haz lo Justo B, 1994


Objetivo

Que todos los niños entiendan que el Señor nos bendice cuando cumplimos con los mandamientos que se nos dan en la Palabra de Sabiduría.

Preparación

  1. 1.

    Con espíritu de oración, estudie Doctrina y Convenios 89 y Daniel 1.

  2. 2.

    Obtenga dos bolsas de papel. Dibuje una cara sonriente en una bolsa y una cara triste en la otra. Si no tuviera bolsas de papel, dibuje las caras en hojas de papel por separado.

  3. 3.

    Haga una cara sonriente de papel para cada niño. Lleve alfileres o cinta adhesiva para prendérselas o pegárselas respectivamente en la camisa o la blusa de los niños o las niñas.

  4. 4.

    Haga pequeños dibujos de comida, o recórtelos de revistas (si le es posible). Obtenga tantos dibujos o recortes como sea necesario para que cada uno de los niños tenga por lo menos dos. Cerciórese de que entre los dibujos o recortes haya una gran variedad de alimentos que sean de beneficio para el cuerpo, así como también de cigarrillos, de café, de té y de bebidas alcohólicas.

  5. 5.

    Haga los arreglos necesarios para cantar la canción “Rondó de gracias” (Canciones para los niños, pág. 18).

  6. 6.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Una Biblia y un ejemplar de Doctrina y Convenios.

    2. b.

      El escudo y un anillo HLJ.

    3. c.

      La lámina 3–6, El profeta José Smith (62002 002; Las bellas artes del evangelio 401); la lámina 3–29, Daniel rehúsa la comida y el vino del rey (62094 002; Las bellas artes del evangelio 114); la lámina 3–27, Niños comparten el triciclo (62317); la lámina 3–30, Saltan la cuerda (62523); y la lámina 3–31, Un niño con un perro.

  7. 7.

    Haga los arreglos necesarios para las Actividades complementarias que desee llevar a cabo.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a un niño que ofrezca la primera oración.

Si en la clase anterior les dio una asignación, verifique si la hicieron.

Nuestro Padre Celestial y Jesucristo desean que tengamos buena salud

Actividad para despertar el interés

Pida a los niños que cierren los ojos y se imaginen que tienen un animalito doméstico, como por ejemplo, un perrito. Ellos quieren mucho a su animalito y se divierten jugando con él. Pero un día el animalito se ve cansado y enfermo, y no quiere comer su comida favorita.

• ¿Qué puede estarle pasando al animalito imaginario?

• ¿Por qué no querrá comer el animalito?

Explique que el animalito ha comido algo que no era bueno para él.

• ¿Qué pueden hacer para ayudarlo? (No permitirle que coma alimentos que no sean buenos para él.)

• ¿Qué les sucede a ustedes si comen cosas que no son buenas para el cuerpo?

Haga notar que podemos dañar nuestro cuerpo si comemos cosas que no son saludables. Puesto que nuestro Padre Celestial y Jesucristo sabían que sucederían estas cosas, nos dieron algunos mandamientos para ayudarnos a crecer y a ser fuertes y felices.

Nuestro Padre Celestial y Jesucristo nos dieron la Palabra de Sabiduría

Láminas y análisis

Exponga la lámina 3–6, El Profeta José Smith, y explique que Jesucristo le mencionó al Profeta José Smith algunos de los alimentos que debemos comer y algunos de los que no debemos comer. José Smith escribió estas cosas para que nos sirvieran de guía. A esas instrucciones en particular se les llama la Palabra de Sabiduría, y se encuentran en la sección 89 de Doctrina y Convenios. (Sostenga en alto un ejemplar de Doctrina y Convenios.)

Haga notar que algunos de los alimentos que debemos comer son: las verduras o legumbres, las judías (frijoles, porotos), poca carne, las frutas y los granos tales como el trigo (pan y fideos o pastas) y arroz.

Jesucristo también nos advirtió acerca de otras cosas que son perjudiciales para el cuerpo, tales como el tabaco, las bebidas calientes como el té y el café, así como también el vino y otras bebidas alcohólicas. También los profetas actuales nos han hecho advertencias en cuanto al consumo de drogas dañinas. (Haga entender a los niños que no necesariamente todas las personas que fuman, beben té, café y bebidas alcohólicas o consumen drogas perjudiciales son malas, ya que muchas de ellas ni siquiera saben que esas cosas no son buenas para el cuerpo.)

Explique el hecho de que Jesucristo también nos dijo que debemos comer poca carne y que es de beneficio para nuestro cuerpo comer una variedad de alimentos saludables.

Muestre las láminas de niños participando en distintas actividades (lámina 3–27, Niños comparten el triciclo [62317]; la lámina 3–30, Saltan la cuerda [62523], y la lámina 3–31, Un niño con un perro). Asegúrese de que los niños entiendan que se nos ha dado la Palabra de Sabiduría a fin de ayudarnos a tener un cuerpo sano y fuerte, y, en consecuencia, ser más felices cuando obedecemos esas pautas.

Juego

Ponga en el piso las dos bolsas u hojas de papel, una con una cara sonriente y la otra con una cara triste. Entonces exponga las figuras de alimentos y bebidas y pida a los niños que, tomando turnos, escojan una figura de alimentos. Dígales que ellos van a tener que determinar a cuál de las bolsas (u hojas de papel) pertenece dicha figura. Junto con los niños, determinen cuáles son los alimentos que les ayudarán a desarrollar un cuerpo fuerte y saludable.

Nuestro Padre Celestial y Jesucristo desean que tengamos buena salud y seamos fuertes

Pasajes de las Escrituras, lámina y relato

Muestre la lámina 3–20, Daniel rehúsa la comida y el vino del rey, y cuente el relato bíblico que se ilustra en dicha lámina (véase Daniel 1). Explique que Daniel sabía que la comida y el vino del rey no eran buenos para su cuerpo y que lo debilitarían; por lo tanto, fue valiente y rehusó la porción del rey; prefirió comer legumbres y pidió agua pura para beber. Destaque que, finalmente, el rey se convenció de que Daniel y sus tres amigos eran los más saludables y lo más inteligentes. (Este Daniel es el mismo que fue arrojado al foso de los leones por haber orado a Dios cuando el rey había prohibido hacerlo y fue salvado de un modo milagroso.)

Análisis de pasajes de las Escrituras

Lea Daniel 1:17 a los niños y explique que nuestro Padre Celestial los bendijo por haber cuidado su cuerpo debidamente.

Anime a los niños a seguir el ejemplo de Daniel cuando les ofrezcan comida o bebida que sea perjudicial para el cuerpo. Dé a los niños la oportunidad de analizar o de representar qué deben hacer para escoger lo justo.

Canción

Cante con los niños la canción “Rondó de gracias”. Si los niños la conocen, podrían hacer el intento de cantarla a modo de rondó:

“Señor las gracias por Tus dones hoy queremos dar.”

Resumen

Exponga el escudo y el anillo HLJ y destaque que es muy importante hacer lo justo cuando se trata de conservar nuestro cuerpo fuerte y sano. Como repaso, haga algunas preguntas relacionadas con la lección, como por ejemplo:

• Jesús nos enseñó cómo conservar nuestro cuerpo saludable y fuerte. ¿Dónde podemos leer en cuanto a esto en las Escrituras? (En Doctrina y Convenios 89.)

• A eso le llamamos la _________ de __________ (La Palabra de Sabiduría.)

• ¿Por qué piensan que se le llamó la Palabra de Sabiduría?

• ¿Cuáles son algunos de los alimentos y bebidas que podemos comer y beber?

• ¿Cuáles son algunas de las cosas que son perjudiciales para nuestro cuerpo?

• ¿En qué forma demostró Daniel que era valiente? (Diciendo que no comería alimentos que fueran perjudiciales para el organismo.)

• ¿Qué deben hacer cuando alguien les ofrezca algo que no sea saludable? (Pida a los niños que digan cosas específicas, tales como los cigarrillos, las drogas y hasta los dulces si se comen en forma excesiva. Enseñe a los niños diferentes maneras de responder cuando se enfrenten a esta tentación en cuanto a la Palabra de Sabiduría y permítales que las practiquen.)

Volante

Entregue a cada niño una de las caras sonrientes que ha preparado (podría prendérselas o pegárselas en la ropa) para que les recuerde que ellos son felices cuando escogen comer alimentos que son de beneficio para el cuerpo.

Pida al niño que ofrezca la última oración que le dé las gracias a nuestro Padre Celestial por tener alimentos sanos y cuerpos fuertes.

Actividades complementarias

Elija algunas de las siguientes actividades que se ajusten mejor a sus niños. Puede realizarlas durante la lección o como repaso o resumen. Para ayuda adicional, vea “Período de clases”, en “Ayudas para el maestro”.

  1. 1.

    Podría preparar un bocadillo sencillo y saludable para los niños, como fruta y galletas. (Consulte con los padres de los niños para cerciorarse de que los niños no tengan alergias o reacciones negativas a algún alimento en particular. No lleve alimentos en los domingos de ayuno.)

  2. 2.

    Cante con los niños o repitan al unísono la letra de la segunda estrofa de la canción “En el pueblo de Sión”, (Himnos, Núm. 202).

    Si salud quieren guardar y sus vidas alargar, té, café, también tabaco evitarán; alcohol no tomarán, poca carne comerán, y así más saludables estarán.

  3. 3.

    En el caso de los niños más pequeños, podría hacer un títere sencillo de una bolsa de papel con una boca bien grande. Muestre las figuras de alimentos o descríbalos. Abra la boca del títere bien grande cuando se trate de alimentos saludables y ciérrela cuando se trate de los que no debamos ingerir. También podría hacer que los niños abran y cierren su boca conforme usted les muestra las figuras o les describe los alimentos.

  4. 4.

    Dé a los niños la oportunidad de representar el relato de Daniel y sus amigos, en la ocasión en que rechazaron la comida del rey y escogieron la comida sencilla porque sabían que era saludable.