La Primera Visión

Primaria 3: Haz lo Justo B, 1994


Objetivo

Que cada uno de los niños sepa que José Smith vio a nuestro Padre Celestial y a Jesucristo.

Preparación

  1. 1.

    Con oración, estudie Santiago 1:5 y José Smith—Historia 1:7—20.

  2. 2.

    Si estuviera disponible, haga los arreglos necesarios para mostrar el video La Primera Visión (de 15 minutos de duración), que figura en el videocasete núm. 3 (53492 002).

  3. 3.

    Prepárese para cantar con los niños o leer la letra de la canción “La oración del Profeta”, (Himnos, núm. 14), que aparece al final del manual.

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Una Biblia y un ejemplar de La Perla de Gran Precio.

    2. b.

      Lápices de cera y hojas de papel.

    3. c.

      La lámina 3–8, José Smith busca sabiduría en la Biblia, (Las bellas artes del evangelio 402) y la lámina 3–10, La Primera Visión, (Las bellas artes del evangelio 403).

  5. 5.

    Haga los arreglos necesarios para las Actividades complementarias que desee llevar a cabo.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

José Smith vio al Padre Celestial y a Jesucristo

Pida a un niño que ofrezca la primera oración.

Si en la clase anterior les dio una asignación, verifique si la hicieron.

Actividad para despertar el interés

Muestre la lámina 3–8, José Smith busca sabiduría en la Biblia.

• ¿Quién es esta persona? (José Smith.)

• ¿Qué está haciendo?

• ¿Saben por qué está leyendo la Biblia?

Explique a los niños que cuando José Smith tenía catorce años de edad, vivía con su familia en una granja. En ese tiempo, la gente de los alrededores tenía un interés extraordinario en la religión. Los ministros de las diferentes iglesias llevaban a cabo muchas reuniones para explicar sus creencias, y cada cual alegaba tener la razón, tratando de convertir a las personas a su fe. José Smith deseaba saber cuál de las iglesias era la verdadera, y por esa razón comenzó a concurrir a las reuniones de los diversos grupos religiosos, pero se dio cuenta de que cada ministro tenía una idea diferente acerca de Dios y de las Escrituras.

• ¿Qué creen que José Smith pensó sobre todas esas diferentes creencias? (Estaba confundido.)

Análisis de pasajes de las Escrituras

Si en la clase hay un niño que sabe leer, ayúdele a leer en José Smith— Historia 1:10, o léalo usted en voz alta, comenzando donde dice “ … a menudo me decía a mí mismo … “

Ponga de relieve el hecho de que las muchas y diferentes ideas confundían a José, y que él se preguntó qué iglesia tendría la razón o si todas estarían en error. Aclare que cuando la madre de José, dos de sus hermanos y una hermana se unieron a la Iglesia Presbiteriana, él no se unió a ninguna.

Muestre una Biblia y explique que José leía la Biblia a menudo, y que un día, un pasaje le impresionó de un modo extraordinario.

Pida a uno de los niños mayores que lea Santiago 1:5, o léalo usted.

• ¿Qué piensan ustedes que quiere decir tener falta de sabiduría? (Asegúrese de que los niños comprendan que tener falta de sabiduría en este caso significa no saber o no comprender algo.)

• ¿Qué significa “pedir a Dios”? (Orar al Padre Celestial.)

Vuelva a leer el mencionado pasaje, y explique que quiere decir que podemos orar al Padre Celestial y pedirle que nos ayude a entender y a aprender algo.

José sabía que tenía falta de sabiduría, estaba confundido y no sabía cuál iglesia era la verdadera. Por ese motivo, decidió hacer lo que decía la Biblia: pedir o preguntar a Dios.

Videocasete o relato de las Escrituras

Muestre La Primera Visión, o cuente el siguiente relato:

Temprano por la mañana de un día de primavera, José se dirigió a un bosque cercano a su hogar. Después de mirar a su alrededor para asegurarse de que estaba solo, se arrodilló y comenzó a orar. Mientras oraba, vio una luz muy brillante, directamente arriba de su cabeza. José describió lo que vio de la siguiente manera: “Al reposar sobre mí la luz, vi en el aire arriba de mí a dos Personajes, cuyo fulgor y gloria no admiten descripción” (José Smith— Historia 1:17).

Lámina y análisis

Muestre la lámina La Primera Visión.

Uno de los Personajes llamó a José Smith por su nombre, y, señalando al otro, dijo: “Este es mi Hijo amado: ¡Escúchalo!” (José Smith Historia—1:17.)

• ¿Quiénes eran esos dos Personajes? (Nuestro Padre Celestial y Jesús.)

José preguntó entonces al Padre Celestial y a Jesús cuál de todas las iglesias era la verdadera y a cuál debía unirse. Se le contestó que no debía unirse a ninguna, porque todas estaban en error. Fue así que José supo que la Iglesia verdadera de Jesús ya no estaba sobre la tierra.

Al lugar donde José Smith vio al Padre Celestial y a Jesús se le conoce ahora como la Arboleda Sagrada.

• ¿Qué sentimientos piensan que tenía José después de haber visto a nuestro Padre Celestial y a Jesús?

José Smith aprendió muchas cosas de su visión

Pregunte a los niños si saben qué fue lo que aprendió José Smith en esa visión. Ponga de relieve los siguientes puntos:

  1. 1.

    Puesto que José vio al Padre Celestial y a Jesús, supo que cada uno de ellos tiene un cuerpo de carne y hueso.

  2. 2.

    Supo que la Iglesia verdadera de Jesús ya no estaba sobre la tierra.

  3. 3.

    Supo que no debía unirse a ninguna iglesia. Recalque el hecho de que ninguna de las iglesias que había en la tierra era la Iglesia verdadera del Señor. (Si lo desea, diga a los niños que en la próxima lección aprenderán de qué modo José Smith ayudó a traer nuevamente a la tierra la Iglesia verdadera de Jesús.)

  4. 4.

    Supo que nuestro Padre Celestial y Jesús se interesan por nosotros y que contestan nuestras oraciones.

Canción

Cante con los niños o lea la letra de “La oración del Profeta” (Himnos No. 14). Si lo desea, invite a alguna persona para que cante esta canción a los niños.

Artículos de Fe

En una ocasión, José Smith escribió una carta a un hombre en la que le explicaba las enseñanzas de la Iglesia. Parte del contenido de esa carta pasó a ser lo que se conoce como los Artículos de Fe.

Ayude a los niños a repetir el primer Artículo de Fe, en el cual se declara nuestra creencia en nuestro Padre Celestial, en Jesucristo y en el Espíritu Santo.

Resumen

Testimonio

Exprese su testimonio de que José Smith vio al Padre y al Hijo, y exprese, asimismo, su gratitud por José Smith.

Testifique que José Smith llegó a saber con certeza que la promesa que se hace en Santiago 1:5 es verdadera. Si tenemos falta de sabiduría, podemos pedirla a nuestro Padre Celestial y recibir una respuesta.

Dé fe de que nuestro Padre Celestial y Jesús nos aman a todos; que ellos nos ayudarán a encontrar las respuestas a nuestras preguntas así como ayudaron a José Smith. Es probable que no veamos personajes celestiales, pero si preguntamos con sinceridad, nuestro Padre Celestial nos contestará de la mejor manera posible para nosotros.

Actividades complementarias

Elija algunas de las siguientes actividades que se adapten mejor a sus niños. Puede realizarlas durante la lección o como repaso o resumen. Para ayuda adicional, vea “Período de clases”, en “Ayudas para el maestro”.

  1. 1.

    Pida a los niños que cierren los ojos mientras usted lee en voz alta la letra del verso “La Arboleda Sagrada”, que figura a continuación.

    La arboleda era un primor, el sol brillaba con fulgor,
    Cuando se arrodilló José, cuando se arrodilló José,
    y oró con gran fervor.
    Al Padre y al Hijo vio, y su mensaje escuchó.
    Se fue de él todo temor, se fue de él todo temor,
    y gozo lo cubrió.
    Pida a los niños que hagan un dibujo de José Smith en la Arboleda
    Sagrada y que la titulen: “José Smith en la Arboleda Sagrada”.
  2. 2.

    Vuelva a leerles a los niños el pasaje de Santiago 1:5 y explique cómo nos enseña a encontrar la respuesta a nuestros problemas. Dígales situaciones en las que ellos puedan tener “falta de sabiduría”, o sea, que no comprendan o no sepan algo, y tengan la necesidad de preguntarle a Dios. Ayude a los niños a pensar en las distintas formas en que nuestro Padre Celestial les puede ayudar con sus problemas si ellos se lo piden. Algunas situaciones podrían ser:

    • Estás triste porque últimamente te has estado peleando con tu mejor amigo y no sabes qué hacer para mejorar la relación.

    • Por la noche, cuando estás solo en tu dormitorio, te sientes solo y tienes miedo.

    • Tu mamá está enferma y parece estar triste. Desearías hacer algo para ayudarle a estar contenta otra vez.

    Cerciórese de destacar el hecho de que nuestro Padre Celestial y Jesucristo por lo general contestan nuestras oraciones, haciéndonos sentir paz, y que más adelante, en otra lección, aprenderán más al respecto. Asegúrese también de que los niños no piensen que nuestro Padre Celestial y Jesucristo se les van a aparecer para dar respuesta a sus oraciones.