Abinadí y el rey Noé

Primaria 4: El Libro de Mormón, 1995


Objetivo

Instar a los niños a ser valientes testigos de Jesucristo.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, Mosíah 11–13; 15:1, 6–8; 16:14–15; 17 y 19:4–20. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VIII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VII.)

  2. 2.

    Lectura complementaria: Mosíah 14–16.

  3. 3.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar del Libro de Mormón para cada niño.

    2. b.

      Para la actividad suplementaria para despertar la atención, coloque los siguientes objetos en una bolsa o saco:

      • Un bigote de papel (véase la ilustración al final de la lección).

      • Una linterna o una bombilla de luz (foco).

      • Una réplica de papel de los Diez Mandamientos (véase la ilustración al final de la lección).

      • Una lámina de Cristo.

      • Un trozo de cuerda o cordel.

      • Un fósforo (cerilla).

    3. c.

      La lámina 4–22, Abinadí ante el rey Noé (“Las bellas artes del evangelio” 308; 62042).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Entregue a cada uno de los niños una copia de la figura de los nueve puntos o dibújela en la pizarra. Explique a los niños que deben unir todos los puntos por medio de cuatro líneas derechas y continuas sin levantar el lápiz del papel o la tiza de la pizarra. Después que lo hayan intentado varias veces, muestre a uno de los niños cómo hacerlo sin que los otros lo vean. Pida a ese niño que enseñe a otro la forma de hacerlo y así sucesivamente hasta que todos los niños hayan aprendido a unir los puntos. Dígales que cuando aprendemos algo, podemos ayudar a otras personas al enseñarles lo que sabemos. Las ayudamos cuando les decimos lo que hemos aprendido de nuestro Padre Celestial.

Actividad suplementaria para despertar la atención Solicite a los niños que uno por uno vayan sacando objetos de la bolsa. A medida que lo hagan, cada uno debe decir dos o tres cosas sobre el objeto que haya sacado. Explíqueles que a medida que aprendan sobre el valiente y justo profeta llamado Abinadí, podrán darse cuenta de la forma en que cada uno de esos objetos se relaciona con la vida de él.

Relato de las Escrituras

Ponga a la vista la lámina de Abinadí ante el rey Noé y narre el relato de Mosíah 11–13; 15:1, 6–8; 16:14–15; 17; y 19:4–20. (Para sugerencias de cómo enseñar el relato de las Escrituras, véase “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.) Recalque que Abinadí fue un valiente testigo de Jesucristo, aun cuando le costó la vida. Si va a utilizar la actividad suplementaria para despertar la atención, explíqueles la forma en que cada uno de los objetos se relaciona con la vida de Abinadí.

El bigote:

Abinadí volvió disfrazado (Mosíah 12:1).

La bombilla de luz o la linterna:

El rostro de Abinadí resplandecía con un brillo extraordinario (Mosíah 13:5).

Los Diez Mandamientos:

Abinadí enseñó los Diez Mandamientos (Mosíah 13:11–24).

La lámina de Cristo:

Abinadí testificó intrépidamente de Jesucristo (Mosíah 15; 16; 17:8).

La cuerda o el cordel:

Abinadí fue atado (Mosíah 17:13).

El fósforo (la cerilla):

Abinadí padeció la muerte por fuego (Mosíah 17:20).

mustache
Ten Commandments

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Cuál fue el primer mandamiento que el Señor le dio a Abinadí para que dijera al rey Noé y a su pueblo? (Mosíah 11:20–21.)

• ¿Qué clase de vida llevaban el rey Noé y su pueblo? (Mosíah 11:1–7, 14–15, 19.)

• ¿En qué forma reaccionaron el rey Noé y su pueblo ante las palabras de Abinadí? (Mosíah 11:26–29.) ¿Por qué creen que la gente se enoja con quienes los llaman al arrepentimiento?

• ¿Qué testificó intrépidamente Abinadí al malvado rey Noé y a sus sacerdotes acerca de los mandamientos? (Mosíah 12:33–36; 13:11–24.) ¿Por qué es importante que obedezcamos los mandamientos del Padre Celestial?

• ¿Por qué tenía miedo el pueblo del rey Noé de echarle mano a Abinadí? (Mosíah 13:3–5.)

• ¿Qué testificó Abinadí acerca de Jesucristo? (Mosíah 15:1, 6–8; 16:14–15.)

• ¿En qué forma demostró Abinadí su valentía? (Mosíah 17:7–10.) ¿Por qué es en ocasiones difícil defender lo correcto? ¿Cómo podemos defender lo que es correcto?

• ¿Por qué fue quemado Abinadí hasta la muerte? (Mosíah 17:20.) ¿Por qué creen que el Señor permitió que eso pasara? (Alma 60:13.)

• ¿Qué era importante para el rey Noé? (Mosíah 11:14; 19:7–8.) ¿Qué era importante para Abinadí? (Mosíah 13:4; 17:7–10.) ¿Qué debe ser importante para nosotros?

• ¿Sobre quién influyó el testimonio de Abinadí antes de su muerte? (Mosíah 17:1–4.)

• ¿De qué manera se cumplió la profecía de Abinadí registrada en Mosíah 12:3? (Mosíah 19:19–20.)

• ¿Pueden nombrar a alguien que hoy día sea valiente al ser testigo de Jesucristo?

Actividades complementarias

Utilice en cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Pida a los niños que representen los papeles de los personajes del relato de Abinadí y el rey Noé y que un reportero los entreviste. Haga una lista de las preguntas que desee que el niño que actúa de reportero haga a los personajes, tales como:

    El reportero al rey Noé:

    ¿De dónde sacó el dinero para pagar sus elegantes edificios?

    El reportero a los sacerdotes:

    ¿Por qué tienen prisionero a Abinadí?

    El reportero a Alma:

    ¿Qué piensa de las enseñanzas de Abinadí?

    El reportero a Abinadí:

    ¿Por qué quieren matarlo? ¿Por qué no se retracta de lo que le ha dicho a esta gente?

  2. 2.

    Eche sobre una palangana (jofaina) u otro recipiente con agua un poco de pimienta y colóquelo donde todos los niños puedan verlo. Dígales que la pimienta representa a las personas que deciden ser valientes. Pídales que vean lo que pasa cuando se pone iniquidad junto a quienes son valientes. Eche una gota de jabón líquido, el cual representará a la iniquidad, en el centro del recipiente. La pimienta se retirará inmediatamente. Cuando Alma creyó en el testimonio de Abinadí, decidió ser valiente y obedecer al profeta, y se alejó de los caminos inicuos del rey Noé. Pregunte a los niños de qué cosas deben alejarse para ser valientes.

  3. 3.

    Analice con los niños los Diez Mandamientos que se encuentran en Mosíah 12:34–36, 13:12–24.

  4. 4.

    Compare las características de valentía del justo rey Benjamín con las características del rey Noé.

    • Rey Benjamín: Mosíah 2:10–14, 4:9–10.

    • Rey Noé: Mosíah 11:2, 6–7, 27; 19:8.

  5. 5.

    Analice con los niños las semejanzas que hay entre la forma en que el inicuo rey Noé y su pueblo trataron a Abinadí y la forma en que Cristo fue tratado.

    • Cristo: Mosíah 15:5, Mateo 26:66, Lucas 24:20.

    • Abinadí: Mosíah 13:1; 17:7, 10, 13.

  6. 6.

    Canten o repitan la letra de las canciones “Voy a ser valiente” (Canciones para los niños, Nº 85), “Muestra valor” (Canciones para los niños, Nº 80) o “La Iglesia de Jesucristo” (Canciones para los niños, Nº 48).

Conclusión

Testimonio

Testifique que aun cuando el actuar con rectitud no nos libra del dolor y de las pruebas, si somos valientes en nuestro testimonio de Jesucristo, nuestro Padre Celestial nos bendecirá con paz en esta vida y con todo lo que Él posee en la vida venidera.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa Mosíah 11:1–2, 20–21, 26–29; 12:1–9; y 17 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.