Alma aconseja a su hijo Coriantón

Primaria 4: El Libro de Mormón, 1995


Objetivo

Que los niños comprendan que según las decisiones que tomemos, obtendremos buenas o malas consecuencias.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, Alma 39. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.)

  2. 2.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Escriba en un cartel o en la pizarra los artículos que se mencionan en la actividad para despertar la atención.

  4. 4.

    Materiales necesarios: Un ejemplar del Libro de Mormón para cada niño.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Pida a los niños que se imaginen que están solos sobre una balsa en medio del océano y se dan cuenta de que es necesario aligerar la carga que llevan porque la balsa se está hundiendo. Tendrán que tirar al agua todo menos dos de las cosas que llevan. Pídales que de la siguiente lista elijan las dos cosas que desean conservar con ellos:

  • Un salvavidas.

  • Un botiquín de primeros auxilios.

  • Un cofre lleno de oro.

  • Una caña de pescar, anzuelos y carnada.

  • Un recipiente grande de agua fresca.

  • Un aparato de radio emisor y receptor.

  • Una caja de luces de emergencia.

  • Un tarro grande de repelente para tiburones.

Escriba en la pizarra los artículos que los niños elijan y pregúnteles la razón por la cual los eligieron. El propósito de esta actividad es el de crear un gran dilema sobre qué sería mejor escoger. Indíqueles que en este caso la elección es sumamente difícil ya que no saben qué les deparará el futuro; podrían hundirse y necesitar el salvavidas, tener sed y necesitar el agua, tener hambre y necesitar la caña de pescar, encontrarse con tiburones y necesitar el repelente, necesitar la radio para pedir ayuda, lastimarse y necesitar el botiquín de primeros auxilios, o las luces de emergencia para ser rescatados durante la noche o en las próximas horas y haber deseado conservar el oro.

Explíqueles que en la vida debemos tomar muchas decisiones difíciles, pero que nuestro Padre Celestial nos ha dado mandamientos para ayudarnos. Esta lección se trata de cómo tomar buenas decisiones.

Relato de las Escrituras

Enseñe a los niños el relato en el que Alma aconseja a su hijo Coriantón, que se encuentra registrado en Alma 39. (Para sugerencias de cómo enseñar el relato de las Escrituras, véase “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.) Advertencia: No enseñe el contenido específico de Alma 39:3–6; sencillamente resúmalo diciendo que Coriantón cometió un grave pecado mientras se encontraba de misionero entre los zoramitas. Si los niños preguntan qué clase de pecado cometió, sugiérales que lo hablen con sus padres.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar a su vida los principios que contienen. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Qué clase de ejemplo le dio a Coriantón su hermano? (Alma 39:1.) ¿Quiénes les sirven de buen ejemplo a ustedes? ¿Qué buenas elecciones han hecho esas personas?

• ¿Por qué dijo Alma que se sentía mal con Coriantón? (Alma 39:2.) ¿Qué quiso decir cuando mencionó que Coriantón no hizo caso de sus palabras? (Coriantón no obedeció a Alma.) ¿Por qué debemos obedecer a nuestros padres? ¿Qué quiere decir jactarse? (Hacer alarde de algo, pensar que somos mejores que los demás.) ¿Por qué no está bien jactarse?

• ¿Porqué persistía Alma en recordarle a Coriantón sus pecados? (Alma 39:7–9. Explique que “te refrenaras de todas estas cosas” [versículo 9] quiere decir alejarse de las cosas malas.) ¿Quién conoce todos nuestros pecados? (Alma 39:8.) ¿Cómo pueden los sentimientos de culpabilidad llevar a una persona al arrepentimiento?

• ¿Quiénes, según Alma, podrían darle buenos consejos a Coriantón acerca de cómo tomar buenas decisiones? (Alma 39:10.) ¿En qué forma te ayudan tus padres y familiares a tomar decisiones correctas? ¿De qué otras fuentes recibimos también buenos consejos?

• ¿Cómo afectó a los zoramitas el mal comportamiento de Coriantón? (Alma 39:11.) ¿Por qué afectan a los demás las decisiones que tomamos?

• ¿Cuáles son algunas de las decisiones que ustedes tienen que tomar? ¿Cómo les podría ayudar el Espíritu Santo a saber si están haciendo algo indebido? ¿Cómo les podría ayudar el Espíritu Santo a saber si han tomado una buena decisión? Pida a los miembros de la clase que hablen sobre algunos casos en que el Espíritu Santo los haya ayudado a tomar decisiones.

• ¿Qué enseñó Alma a Coriantón acerca del arrepentimiento? (Alma 39:13.) ¿Qué creen que quiere decir “que te vuelvas al Señor con toda tu mente, poder y fuerza”? ¿Por qué debemos disculparnos con quienes hayamos lastimado por nuestras malas decisiones?

• ¿Qué aconsejó Alma sobre el buscar las riquezas? (Alma 39:14.) ¿Qué pasa con las personas que ponen a las riquezas como lo más importante de su vida?

• ¿Qué enseñó Alma a Coriantón sobre la misión de Jesucristo? (Alma 39:15.) ¿Sobre qué debía enseñar Coriantón? (Alma 39:16.) ¿Qué podemos hacer para dar a conocer el evangelio a las personas que nos rodean?

Si lo desea, utilice las actividades complementarias 2 y 3 para que los niños comprendan las consecuencias de las elecciones que hacen en la vida.

Actividades complementarias

Utilice en cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Repase y analice con los niños el segundo Artículo de Fe y trate de que los niños lo aprendan de memoria. Señale que toda persona es responsable de lo que hace.

  2. 2.

    Analice con los niños las decisiones que pueden tomar concerniente a los aspectos que se mencionan a continuación. Utilice ideas que presenten problemas para los niños de su clase. Pregúnteles qué clase de elecciones desearía Jesús que ellos hicieran. Ayúdelos a considerar las consecuencias de las decisiones o elecciones que podrían tomar.

    • El lenguaje que utilizan.

    • El guardar santo el día de reposo.

    • La ropa que visten.

    • La obediencia a los padres.

    • La música que escuchan.

    • El robar.

    • Las películas, los videos y los programas de televisión que miran.

    • El decir la verdad.

    • Los libros y las revistas que leen.

  3. 3.

    Haga que los niños representen situaciones en las que deban tomar una decisión y luego atenerse a las consecuencias. A continuación aparecen algunos ejemplos:

    • Un amigo nos cuenta una mentira sobre alguien.

    • Un amigo desea que mires una película o video inapropiado.

    • Un amigo te dice un cuento sucio.

    • Un amigo quiere que hagas trampas en la escuela.

    • Un amigo te alienta a quebrar la Palabra de Sabiduría.

    • Alguien te ofrece drogas.

  4. 4.

    Analice con los niños las consecuencias de la decisión que tomó el presidente Spencer W. Kimball:

    “Decidí, siendo todavía joven, que jamás violaría la Palabra de Sabiduría… sabía que si Él [el Señor] decía que le agradaba que los hombres se abstuvieran de estos elementos destructivos, lo que yo debía hacer era complacer a mi Padre Celestial. Así que, resolví firmemente que jamás tocaría ninguna de esas cosas perjudiciales. Habiéndolo determinado en forma absoluta e inequívoca, descubrí que no era muy difícil cumplir la promesa que me había hecho a mí mismo y a mi Padre Celestial” (“Haciendo planes para una vida plena y satisfactoria”, Liahona, septiembre de 1974, pág. 35).

  5. 5.

    Haga un pequeño volante para cada niño de su clase con la inscripción Tomaré decisiones correctas. Coloque los volantes boca abajo sobre la mesa y solicíteles que se acerquen, uno a la vez, y elijan un volante. Haga a cada niño las siguientes preguntas:

    • ¿Qué utilizarás la semana entrante como guía para tomar buenas decisiones?

    • ¿Cuál puede ser una de las consecuencias [resultado] de tomar malas decisiones?

    • ¿Cuál puede ser el resultado de tomar buenas decisiones?

    Al terminar esta actividad, haga hincapié en la importancia que tiene pensar en las consecuencias antes de tomar una decisión.

  6. 6.

    Analice el undécimo Artículo de Fe y por qué toda persona es responsable de sus decisiones.

    • ¿Por qué no debemos forzar a nadie a creer en el evangelio?

    • ¿Por qué debemos esperar que los demás nos permitan adorar a Dios como deseamos hacerlo?

    Ayude a los niños a aprender de memoria el undécimo Artículo de Fe.

  7. 7.

    Canten o repitan la letra de las canciones “Escojamos lo correcto” (Canciones para los niños, Nº 82) o “Muestra valor” (Canciones para los niños, Nº 80).

Conclusión

Testimonio

Testifique que el decidir seguir a Jesucristo hace que escojamos correctamente, y que ésa es la única forma de encontrar la verdadera felicidad.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa Alma 39:12–19 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.