Nefi y Lehi en la cárcel

Primaria 4: El Libro de Mormón, 1995


Objetivo

Que al optar por vivir las enseñanzas del Salvador los niños, hagan de Él el fundamento sobre el cual basen su vida.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, Helamán 5. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.)

  2. 2.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar del Libro de Mormón para cada niño.

    2. b.

      Una piedra, arena o sal, y la tapa de una caja o una vasija llana.

    3. c.

      La lámina 4–41, Nefi y Lehi en la cárcel.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Explique a los niños que antes de construir un edificio, los albañiles hacen un cimiento, o fundamento fuerte, con el fin de que la construcción descanse sobre él y la sostenga. Pídales que comparen la estabilidad que puede tener como cimiento la piedra y la arena. Coloque sobre la mesa una piedra de tamaño regular y la tapa de una caja o una vasija llana con arena o sal. Sople la piedra y luego sople sobre la sal o la arena.

Pregúnteles por qué para edificar una casa elegirían como fundamento la piedra, o sea, una roca, en lugar de la arena. Explíqueles que las Escrituras dicen que Jesucristo es como una roca, siendo un fuerte cimiento o fundamento sobre el cual edificar nuestra vida. Al optar por vivir Sus enseñanzas, edificamos nuestra vida en el fundamento de roca de Cristo.

Canten “El sabio y el imprudente” (Canciones para los niños, Nº 132). Si lo desea, llame a la persona encargada de dirigir la música de la Primaria para que vaya a la clase para dirigir la canción o, si tiene la música en cinta casete, podría tocarla mientras los niños cantan la letra al unísono.

En este relato vemos que Nefi y Lehi habían edificado su vida en el firme fundamento del Salvador, lo cual quiere decir que ellos poseían fuertes testimonios de Jesucristo y, a la vez, ayudaron a muchos lamanitas a que también obtuvieran testimonios. De igual manera, nosotros también podemos edificar nuestra vida sobre el único cimiento firme: Jesucristo.

Relato de las Escrituras

Enseñe a los niños el relato de Nefi y Lehi que se encuentra registrado en Helamán 5. (Para sugerencias de cómo enseñar el relato de las Escrituras, véase “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.) Haga hincapié en la forma en que estos dos hombres fieles hicieron de Jesucristo el fundamento de su vida.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Quién fue Helamán? (Helamán 2:2.) ¿Por qué Helamán les dio a sus hijos los nombres de Nefi y Lehi? (Helamán 5:6.)

• ¿El nombre de quién tomamos sobre nosotros cuando nos bautizamos? (2 Nefi 31:13.) ¿Cómo podemos asemejarnos más a Jesucristo?

• ¿Por qué renunció Nefi al asiento judicial? (Helamán 5:2–4.)

• ¿En qué forma hizo Jesucristo posible que fuésemos redimidos de nuestros pecados? (Helamán 5:9–10.) ¿Qué debemos hacer para que Jesucristo nos redima de nuestros pecados? (Helamán 5:11.)

• ¿Qué quiere decir “que es sobre la roca de nuestro Redentor, el cual es Cristo, el Hijo de Dios, donde debéis establecer vuestro fundamento”? (Helamán 5:12.) ¿Por qué es Jesucristo nuestro único fundamento firme? ¿Qué deben hacer para que Jesucristo sea el cimiento de su vida?

• ¿En qué forma lanza Satanás en la actualidad “sus impetuosos vientos… dardos [y]… granizo” sobre las personas y las familias? ¿Cuánto poder tiene el diablo sobre aquellos que edifican su vida sobre el fundamento de Cristo? (Helamán 5:12.)

• ¿Qué impacto tuvieron las enseñanzas de Helamán sobre Nefi y Lehi? (Helamán 5:13–14.) ¿Qué les han enseñado sus padres que haya sido de ayuda en la vida de ustedes?

• Ponga a la vista la lámina de Nefi y Lehi en la cárcel. ¿De qué manera fueron protegidos Nefi y Lehi mientras se encontraban en la prisión? (Helamán 5:22–23.) ¿En qué forma podríamos recibir ayuda si somos dignos?

• Cómo se comunicó Jesucristo con los lamanitas que estaban en la prisión? (Helamán 5:29–30.) ¿Cómo era la voz? ¿Qué dijo el Señor a los lamanitas? (Helamán 5:29, 32.)

• ¿Qué les dijo Amínadab a los lamanitas que hicieran para que la nube de tinieblas fuera quitada? (Helamán 5:41.) ¿Qué les pasó a los lamanitas después que se disipó la nube de tinieblas? (Helamán 5:43–47.) ¿Qué piensan que habrían sentido ustedes si hubieran estado allí en ese momento? ¿Qué se siente al tener al Espíritu en nuestra vida? Permita que los niños relaten algunas experiencias que hayan tenido en las que hayan sentido la influencia del Espíritu en su vida.

• ¿Quiénes se aparecieron a los lamanitas? (Helamán 5:48.) ¿Qué hicieron los lamanitas después de haber visto a los ángeles? (Helamán 5:50.)

• ¿Qué cambios se vieron en los conversos? (Helamán 5:51–52.) ¿En qué forma debemos vivir para demostrar que Jesucristo es el cimiento de nuestro testimonio?

Actividades complementarias

Utilice en cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Ayude a los niños a aprender de memoria las siguientes palabras de Helamán 5:12: “Recordad que es sobre la roca de nuestro Redentor, el cual es Cristo, el Hijo de Dios, donde debéis establecer vuestro fundamento”. Exhorte a los niños a aprender de memoria todo el versículo durante la semana entrante.

  2. 2.

    Repase el cuarto Artículo de Fe y trate de que los niños lo aprendan de memoria. Haga lo posible por que comprendan cómo los principios y las ordenanzas del evangelio nos ayudan a edificar nuestra vida sobre el fundamento de Jesucristo.

  3. 3.

    Canten o repitan la letra de las canciones “Sigue al Profeta” (Canciones para los niños, Nº 58), “Siempre obedece los mandamientos” (Canciones para los niños, Nº 68) o “En mi juventud buscaré al Señor” (Canciones para los niños, Nº 67).

Conclusión

Testimonio

Testifique del Salvador y de la influencia que Él ha ejercido en su vida. Hable a los niños de la forma en que su testimonio le ha dado fortaleza y poder para resistir las tentaciones de Satanás. Exhorte a los niños a que hagan de Jesucristo el fundamento de su vida al vivir Sus enseñanzas y esforzarse continuamente por llegar a ser como Él.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que en casa aprendan de memoria Helamán 5:12 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.