Mormón presencia la destrucción de los nefitas

Primaria 4: El Libro de Mormón, 1995


Objetivo

Fortalecer en los niños el deseo de permanecer fieles a las enseñanzas de Jesucristo a pesar de las malas influencias que nos rodean.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, Mormón 1–6. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.)

  2. 2.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar del Libro de Mormón para cada niño.

    2. b.

      Seis descripciones escritas de Mormón tal como se encuentran en la actividad para despertar la atención.

    3. c.

      Las láminas 4–1, Mormón hace un compendio de las planchas (“Las bellas artes del evangelio” 306; 62520) y 4–51, Mormón se despide de lo que antes era una gran nación (“Las bellas artes del evangelio” 319; 62043).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Escriba la palabra Mormón en la pizarra.

• ¿En qué piensan cuando escuchan esa palabra?

Después que los niños hayan terminado de decir lo que piensan, explíqueles que hoy van a aprender acerca del profeta Mormón. Elija a seis niños y entregue a cada uno una de las descripciones de Mormón cuando era joven que se encuentran a continuación, para que las lean a la clase:

Nací alrededor del año 311 después de Jesucristo.

Cuando tenía diez años, el profeta Ammarón me dijo que al cumplir veinticuatro años se me entregarían las planchas mayores de Nefi. (Mormón 1:2–4.)

Cuando tenía once años, me mudé con mi padre a Zarahemla, una gran ciudad con muchos habitantes. Ese mismo año comenzaron las guerras. (Mormón 1:6–8.)

Cuando cumplí quince años, me visitó Jesucristo y sentí Su amor y Su bondad. (Mormón 1:15.)

A los dieciséis años me eligieron para dirigir todos los ejércitos nefitas. (Mormón 2:1–2.)

Debido a la iniquidad de mi pueblo, tuve que tener gran fortaleza para guardar los mandamientos y confiar en el Padre Celestial.

Explíqueles que al estudiar la vida de Mormón, podremos ver cómo es posible vivir con rectitud a pesar de las malas influencias que nos rodean.

Relato de las Escrituras

Enseñe el relato registrado en Mormón 1–6 sobre el compendio que Mormón hizo de las planchas mayores de Nefi y de la destrucción de los nefitas, utilizando para ello las láminas cuando lo considere conveniente. (Para sugerencias de cómo enseñar el relato de las Escrituras, véase “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.)

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Cómo y por qué fue elegido Mormón para llevar los anales? (Mormón 1:2–4.) ¿Cómo se sentirían si, siendo tan jovencitos, se les dieran esas mismas responsabilidades que Mormón recibió a tan temprana edad? ¿Cómo podrían prepararse para cumplir con una responsabilidad tan sagrada?

• ¿Qué pasaba entre los nefitas y los lamanitas en esa época? (Mormón 1:13.) ¿A qué bendiciones espirituales renunciaron los nefitas debido a sus iniquidades? (Mormón 1:13–14.) ¿Por qué es tan importante vivir de forma tal que podamos contar con la compañía del Espíritu Santo?

• ¿Por qué no se le permitió a Mormón enseñar el evangelio a los nefitas? (Mormón 1:16–17.) ¿Por qué es difícil vivir en un mundo lleno de iniquidad?

• ¿Cuál fue la causa por la que los nefitas comenzaron a arrepentirse? (Mormón 2:10–11. Recuerde a los niños la profecía de Samuel que se encuentra en Helamán 13:18.) ¿Por qué la alegría de Mormón ante el arrepentimiento de su pueblo se transformó inmediatamente en pesar? (Mormón 2:12–15.) ¿Cómo podemos arrepentirnos sinceramente?

• Durante las guerras que hubo en esa época, ¿qué hizo Mormón con las planchas mayores de Nefi? (Mormón 2:16–18.) Explique a los niños que el Libro de Mormón lleva el nombre de éste debido a que fue el profeta que hizo un compendio, o sea, un resumen de las planchas mayores de Nefi. Muestre la lámina de Mormón haciendo un compendio de las planchas mayores de Nefi. Ese compendio que hizo Mormón, lo que agregó su hijo Moroni y las planchas menores de Nefi son las planchas de oro que José Smith recibió del ángel Moroni en el cerro Cumorah.

• ¿Por qué motivo no tuvieron los nefitas tanto éxito en los campos de batalla como podrían haberlo tenido? (Mormón 2:26–27.) ¿Qué debemos hacer para tener en nuestra vida “la fuerza del Señor”?

• ¿Qué sucedió cuando Mormón les enseñó a los nefitas acerca del arrepentimiento? (Mormón 3:2–3.) ¿Por qué muchas personas no prestan atención a nuestro Padre Celestial y a Sus profetas?

• Debido a la iniquidad del pueblo, ¿qué hizo por fin Mormón? (Mormón 3:11.) ¿Qué hizo para demostrar el gran amor que sentía por ellos? (Mormón 3:12.) ¿Por qué debemos orar por las personas que no guardan los mandamientos de nuestro Padre Celestial?

• ¿Qué profetas habían profetizado sobre la destrucción de los nefitas? (Mormón 1:19; 2:10.) En cumplimiento de esas profecías, ¿cuáles fueron algunas de las penurias que sufrió el pueblo, debido a su iniquidad? (Mormón 2:8, 20; 4:11, 21; 5:16, 18; 6:7–9.) Si ustedes vieran a sus amigos y vecinos sufrir todas esas penurias, ¿qué harían por ellos? ¿Qué podemos hacer para ayudar a otras personas a aprender a guardar los mandamientos de nuestro Padre Celestial? (Véase la actividad complementaria 2.)

• ¿Cuánta gente murió durante esas guerras? (Mormón 6:10–15. Véase la actividad complementaria 3.) ¿Cómo se sintió Mormón ante la destrucción de su pueblo? (Mormón 6:16–22.)

Actividades complementarias

Utilice en cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Analice con la clase el propósito que tenía Mormón para llevar los anales (Mormón 3:20–22; 5:14–15). Asigne a cada niño la lectura de por lo menos un versículo para encontrar las respuestas.

  2. 2.

    Pida a cada uno de los niños que mencione un mandamiento y lo lea, y que luego diga qué cambio se habría producido en Zarahemla, o en la ciudad en donde viven, si todos obedecieran ese mandamiento.

  3. 3.

    Analice el número enorme de personas que fueron destruidas. Compare este hecho con una ciudad de 230.000 habitantes en la que se diera muerte a todos excepto a 24 personas.

  4. 4.

    Repase con los niños las bendiciones que tenemos gracias a la gran fe y el valor que demostró Mormón al mantenerse fiel a la responsabilidad que se le había encomendado. Incluya lo siguiente:

    • Nos dejó el ejemplo de cómo es posible mantenerse fiel aun cuando se esté rodeado de maldad.

    • Registró la historia de su pueblo.

    • Hizo un compendio de la historia de los nefitas.

    • Escribió cartas a su hijo, Moroni, por medio de las cuales recibimos doctrina y sabios consejos.

    • ¿En qué forma podemos demostrar gratitud por esos registros sagrados?

  5. 5.

    Canten o repitan la letra de las canciones “Siento el amor de mi Salvador” (Canciones para los niños, Nº 42), “El plan de Dios puedo seguir” (Canciones para los niños, Nº 86) o “Haz el bien” (Himnos, Nº 155).

Conclusión

Testimonio

Dé su testimonio acerca del Libro de Mormón y de la forma en que nos ayuda a permanecer fieles a Jesucristo a pesar de las malas influencias que nos rodean.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa Mormón 1:1–7, 13–19 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.