Moroni y sus escritos

Primaria 4: El Libro de Mormón, 1995


Objetivo

Que los niños deseen elegir el bien sobre el mal para de esa forma ser bendecidos con la caridad, que es el amor puro de Cristo.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, Mormón 8:2–6 y Moroni 1, 7–8. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.)

  2. 2.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar del Libro de Mormón para cada niño.

    2. b.

      La lámina 4–51, Mormón se despide de lo que antes era una gran nación (“Las bellas artes del evangelio” 319; 62043).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Ponga a la vista la lámina en que Mormón se despide de lo que antes era una gran nación, y pregunte a los niños si saben quiénes son las personas que figuran en la lámina.

Explique a los niños que Mormón le dio parte de los registros sagrados a su hijo Moroni para protegerlos de los lamanitas y le pidió que terminara de escribir el relato. Pídales que lean las palabras de Moroni en Mormón 8:2–5.

Trate de que los niños determinen aproximadamente los años en que Moroni vivió solo, buscando la fecha al pie de la última página de Moroni 10 y restándole el año de la batalla final nefita que se encuentra al pie de Mormón 6. (421 – 385 = 36 años.)

Pregúnteles por cuánto tiempo han estado alguna vez solos. Pídales que se imaginen cómo sería pasar treinta y seis años solos.

Explíqueles que Moroni pasó muchas tribulaciones para terminar las planchas de oro y hacer posible que generaciones futuras las tuvieran en su forma actual, el Libro de Mormón, y de esa manera lograran parecerse más a Jesucristo.

Si lo desea, podría utilizar la actividad complementaria 1 como actividad para despertar la atención.

Relato de las Escrituras

Narre el relato de cuando Moroni vivía solo en un lugar completamente deshabitado y escribía las palabras de su padre sobre las planchas, registrado en Mormón 8:2–6 y Moroni 1, 7–8. (Para sugerencias de cómo enseñar el relato, véase “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.)

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• Además de terminar los anales de los nefitas, Moroni también escribió una breve historia de otra civilización. ¿Qué pueblo fue ése? (Moroni 1:1.)

• ¿Qué sentía Moroni hacia Jesucristo? (Moroni 1:2–3.) (Si lo desea, exprese su testimonio de Jesucristo.) ¿Por qué, si tenemos un testimonio de Jesucristo, nos es más fácil elegir lo correcto?

• ¿Qué escribió Moroni acerca de hacer el bien? (Moroni 7:6–8.) ¿Por qué es importante hacer actos de bondad con una buena actitud? Como miembros de la Iglesia de Jesucristo, ¿cuáles son algunas de las ofrendas que se nos ha mandado dar? (Servicio, amor, obediencia, diezmos, ofrendas de ayuno.)

• ¿Qué escribió Moroni sobre cómo debemos orar? (Moroni 7:9.) ¿Qué podemos hacer para que nuestras oraciones sean más sinceras?

• ¿Qué espíritu se nos da a todos que nos ayuda a juzgar entre el bien y el mal? (Moroni 7:15–18. Explique a los niños que a la luz de Cristo muchas veces se le conoce como la conciencia de la persona.) ¿Qué otra ayuda recibimos del Padre Celestial cuando nos bautizamos? (El don del Espíritu Santo) ¿En qué forma podemos utilizar ese conocimiento para tomar decisiones? (Véase la actividad complementaria 2.)

• ¿Qué escribió Mormón acerca de la caridad? (Moroni 7:45, 47. Véase las actividades complementarias 3 y 4.) ¿Por qué es importante que tengamos caridad? (Moroni 10:21.)

• ¿Qué podemos hacer para tener el amor puro de Cristo (caridad)? (Moroni 7:48.) ¿Qué bendiciones se nos prometen si tenemos el amor puro de Cristo?

• ¿Qué escribió Moroni acerca de bautizar a los niños pequeños? (Moroni 8:8–10.) ¿Qué quiere decir ser responsable? (Ser capaz de distinguir entre el bien y el mal y de aceptar la responsabilidad de nuestras elecciones.) ¿A qué edad somos responsables de nuestros actos? (A los ocho años; véase D. y C. 68:25, 27.)

• ¿En qué forma habrían sido diferentes las historias de los nefitas y los jareditas si hubieran aplicado los principios de la caridad en su vida?

Actividades complementarias

Utilice en cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Para llevar a cabo esta actividad, necesitará un trozo de hojalata y un clavo. (La tapa de una lata grande puede servir. Cubra el filo con cinta engomada para que los niños no se corten.) Pida a los niños que por turno traten de escribir con el clavo sobre el trozo de hojalata una o dos letras de las siguientes palabras: Ahora yo, Moroni… Exprese agradecimiento por las personas que guardaron los anales que componen el Libro de Mormón, quienes grabaron las palabras de Dios sobre planchas de metal.

  2. 2.

    Utilice los ejemplos que se mencionan a continuación, de saber escoger debidamente, u otros semejantes que se apliquen a su clase, y pida a los niños que utilicen Moroni 7:16 para saber discernir el bien del mal.

    Te encuentras jugando a la pelota con tus amigos cuando un niño que no sabe jugar quiere integrar tu equipo. Tus amigos te dicen que si ese niño juega en tu equipo, perderán el partido. Piensas decirle al niño que no puede jugar con ustedes. Ahora, pregúntate: “¿Me lleva esta elección a hacer lo bueno y a creer en Jesucristo?”

    Te encuentras mirando una película que tiene una escena inmoral que sólo dura unos pocos segundos, pero te da vergüenza salir del cine. Ahora, pregúntate: “¿Me lleva esta película a hacer lo bueno y a creer en Jesucristo?”

    Al ir a pagar algo que has comprado, la cajera se equivoca y te cobra menos de lo que vale el artículo. Tú sabes que la cajera se ha equivocado y que te está cobrando de menos. Ahora, pregúntate: “ ¿Me lleva el pagar de menos debido a un error a hacer lo bueno y a creer en Jesucristo?”

    El obispo te ha pedido que leas el Libro de Mormón todos los días. A veces las palabras de las Escrituras son difíciles de comprender. Ahora, pregúntate: “¿Me ayuda la lectura diaria de las Escrituras a hacer lo bueno y me persuade a creer en Jesucristo?”

  3. 3.

    Explique a los niños las características de la caridad que se encuentran descritas en Moroni 7:45 utilizando palabras que fácilmente puedan comprender. Si lo desea, pídales que hagan coincidir las descripciones de Moroni con las explicaciones que usted les dé.

    • Sufrida: Es paciente.

    • Benigna: Que no es cruel ni mala, es amorosa.

    • No tiene envidia: No es celosa.

    • No se envanece: Es humilde, no es orgullosa.

    • No busca lo suyo: Es generosa.

    • No se irrita fácilmente: No se enoja con facilidad y perdona en seguida.

    • No piensa lo malo: Es confiada, siempre trata de ver lo bueno.

    • Se regocija en la verdad: Es honrada.

    • Todo lo sufre: Es obediente.

    • Todo lo cree: Es fiel. Todo lo espera: Es optimista, confía.

    • Todo lo soporta: Es paciente, persistente.

  4. 4.

    Moroni tenía el amor puro de Cristo. Trate de que los niños encuentren algunos de los ejemplos de la caridad de Moroni que se encuentran a continuación o utilice algunos de los que se dan a continuación mientras relata la historia de ese profeta.

    • Sufrida: Moroni vivió más de treinta y seis años solo, llevando pacientemente los registros. (Mormón 8:5.)

    • Benigna: Moroni oró por nosotros y amó a todos sus hermanos. (Éter 12:36, 38.)

    • No tiene envidia: Moroni vio nuestra época y nos aconsejó que no fuéramos envidiosos ni orgullosos. (Mormón 8:35–37.)

    • No se envanece: Moroni tenía humildad debido a su debilidad en escribir. (Éter 12:23–25.)

    • No busca lo suyo: Moroni trabajó y oró generosamente por nosotros a fin de que tuviéramos un conocimiento de Jesucristo. (Mormón 9:36; Éter 12:41.)

    • No se irrita fácilmente: Moroni perdonó a sus enemigos y trabajó mucho para escribir cosas que tal vez fueran de valor para ellos. (Moroni 1:4.)

    • No piensa lo malo: Moroni nos exhortó a procurar lo bueno y rechazar lo malo. (Moroni 10:30.)

    • Se regocija en la verdad: Moroni era una persona honrada. (Moroni 10:27.)

    • Todo lo sufre: Por no querer negar a Jesucristo, tuvo que andar errante y solo para proteger su vida. (Moroni 1:2–3.)

    • Todo lo cree: Moroni nos exhortó a creer en Jesucristo. (Mormón 9:21.)

    • Fue tan grande la fe de Moroni que le fue posible ver a Cristo cara a cara. (Éter 12:39.)

    • Todo lo espera: Moroni comprendió cuán importante es la esperanza. (Éter 12:32.)

    • Todo lo soporta: Moroni fue fiel hasta el final. (Moroni 10:34.)

  5. 5.

    Poco después de su llamamiento al ministerio, Moroni recibió una carta de su padre. En ella, Mormón expresó el amor, el reconocimiento y la preocupación que tenía por su hijo (véase Moroni 8:2–3). Antes de enseñar esta lección, solicite a uno de los padres o a un adulto, pariente o amigo, de cada uno de los niños de la clase, que le escriban una carta en la cual le expresen amor y reconocimiento. Entregue las cartas a los niños mientras explica el amor que Mormón tenía por su hijo, Moroni. Hágales notar que para Moroni esa carta tenía gran valor y la llevó consigo cuando tuvo que huir de sus enemigos. Sugiérales que guarden la carta que cada uno haya recibido para que les recuerde que deben hacer cosas buenas que agraden a sus padres y al Señor.

  6. 6.

    Repase el decimotercer Artículo de Fe.

  7. 7.

    Canten o repitan la letra de la canción “Yo trato de ser como Cristo” (Canciones para los niños, Nº 40).

Conclusión

Testimonio

Exprese su gratitud por Moroni y testifique de la veracidad de lo que escribió, y de que poco a poco todos podemos llegar a ser como Cristo.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa Moroni 1; 7:5–19, 43–48 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.