Moroni enseña sobre la fe en Jesucristo

Primaria 4: El Libro de Mormón, 1995


Objetivo

Que cada niño ejerza la fe en Jesucristo.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, Éter 12:6–41 y Moroni 7:21–28, 33–34. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VII.)

  2. 2.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Prepare tiras de papel o cartulina con las palabras que se encuentran a continuación (de Éter 12:6) para la actividad para despertar la atención:

    • La fe es

    • las cosas

    • que

    • se

    • esperan

    • y

    • no

    • se

    • ven

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar del Libro de Mormón para cada niño.

    2. b.

      La lámina 4–9, Jesús el Cristo (“Las bellas artes del evangelio” 240; 62572).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Antes de comenzar la clase, coloque en la pizarra o en la pared la tira de papel o cartulina con las palabras “La fe es” y la lámina de Jesucristo. Ponga las demás tiras de papel debajo de las sillas de algunos de los niños.

Pídales que busquen las tiras de papel, las lleven al frente del salón y las pongan en el orden correcto.

Lea y analice con los niños el pasaje completo (Éter 12:6).

• ¿Qué cosas que no han visto quisieran ver? ¿Cómo saben que existen?

• A pesar de que no hemos visto a Jesucristo con nuestros propios ojos, ¿cómo sabemos que vive?

• ¿Qué quiere decir tener fe en Jesucristo? (Tener una creencia lo suficientemente fuerte en Jesucristo como para obedecerlo y procurar ser como Él.)

• ¿Cuáles son algunas de las formas en que Jesucristo les puede ayudar si tienen fe en Él? (Les puede brindar consuelo, guía, paz, fortaleza y salud.)

Explique que el Libro de Mormón enseña acerca de muchas personas que recibieron grandes bendiciones y efectuaron milagros debido a la fe que tenían en Jesucristo.

Relato de las Escrituras

De Moroni 7:21–28, 33–34 y Éter 12:6–41, enseñe las enseñanzas de Mormón y Moroni acerca de la fe. (Para sugerencias de cómo enseñar el relato de las Escrituras véase “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.) Explique que Mormón y Moroni escribieron sobre muchas personas que fueron bendecidas por medio de su fe (véase la actividad complementaria 2).

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Qué dijo Jesús que recibiremos si tenemos fe en Él? (Moroni 7:33.) (Véase la actividad complementaria 1.)

• ¿Qué enseñó Moroni acerca de la forma de recibir un testimonio del evangelio? (Éter 12:6.) ¿Qué quiere decir tener “una prueba de fe”? (Que nuestra fe sea probada de alguna forma.)

• Explique a los niños que todos tenemos debilidades. ¿Cómo nos ayuda a superar nuestras debilidades el tener fe en Jesucristo? (Éter 12:27.)

• ¿Cuáles son algunas de las cosas que la fe en Jesucristo nos ayuda a hacer? (Orar, recibir respuesta a nuestras oraciones, arrepentirnos, bautizarnos, seguir la inspiración del Espíritu Santo, prestar servicio a los demás, resistir la tentación, pagar los diezmos, enfrentar los problemas, decir “Lo siento”, asistir a la Iglesia, obedecer la Palabra de Sabiduría, etc.)

• ¿Qué promesa acerca de la oración hace el Padre Celestial a las personas que tienen fe? (Moroni 7:26.) ¿Cómo han sido contestadas sus oraciones?

Conceda tiempo a los niños para expresar lo que sienten hacia Jesucristo. Explíqueles que esos sentimientos indican que tienen fe en Él.

Actividades complementarias

Utilice en cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Anote en trozos de papel por separado el nombre de cada una de las personas que figuran a continuación y colóquelos en un recipiente. Pida a los niños que por turno elijan un trozo de papel y luego, utilizando la lámina correspondiente, relaten brevemente la forma en que la persona cuyo nombre aparece en el papel haya sido bendecida con poder debido a su fe en Jesucristo.

    Alma y Amulek hicieron caer la cárcel. (Alma 14:26–28.) Muéstrese la lámina 4–29: Alma y Amulek salen de la cárcel destruida.

    Nefi y Lehi fueron rodeados por un círculo de fuego. (Helamán 5:44–52.) Muéstrese la lámina 4–41: Nefi y Lehi en la cárcel.

    Ammón salvó los rebaños del rey Lamoni. (Alma 17:29–18:3; 26:12.) Muéstrese la lámina 4–30: Ammón defiende los rebaños del rey Lamoni (“Las bellas artes del evangelio” 310; 62535).

    El hermano de Jared vio el cuerpo espiritual de Jesucristo y movió un monte. (Éter 3; 12:30.) Muéstrese la lámina 4:52: El hermano de Jared ve el dedo del Señor (“Las bellas artes del evangelio” 318; 62478).

    La vida de los 2.000 jóvenes guerreros fue preservada en la batalla. (Alma 56:44–56.) Muéstrese la lámina 4–40: Los dos mil guerreros jóvenes (“Las bellas artes del evangelio” 313; 62050).

    Nefi obtuvo las planchas de bronce. (1 Nefi 4:1–31.) Muéstrese la lámina 4–8: Nefi regresa junto a Lehi con las planchas de bronce.

    La Liahona guió a Lehi y a su familia hasta la tierra prometida. (1 Nefi 16:28–29; 18:23.) Muéstrese la lámina 4–20: Lehi y su pueblo llegan a la tierra prometida (“Las bellas artes del evangelio” 304; 62045).

    Jesucristo se apareció a Sus discípulos con gran poder. (Éter 12:31.) Muéstrese la lámina 4–45: Jesús enseña en el hemisferio occidental (“Las bellas artes del evangelio” 316; 62042).

    Abinadí estuvo dispuesto a morir por su testimonio de Jesucristo. (Mosíah 17:7–20.) Muéstrese la lámina 4–22: Abinadí ante el rey Noé (“Las bellas artes del evangelio” 308; 62042).

  2. 2.

    Realice el juego “¿Quién soy?” Dé a los niños las pistas que se dan a continuación y permita que ellos descubran el nombre de la persona de la cual se habla.

    Oré todo el día y toda la noche, ejerciendo mi fe en Jesucristo. (Enós.)

    Debido a la fe, un ángel se apareció a mi hijo y a los cuatro hijos de Mosíah para llamarlos al arrepentimiento. (Alma.)

    Utilicé una bandera especial para exhortar a mi pueblo a tener fe en Jesucristo y a luchar por la libertad y sus familias. (Capitán Moroni.)

    Debido a mi fe, decidí tomar a mi familia y salir con Lehi y su familia al desierto. (Ismael.)

    Tuve la fe para regresar a Jerusalén a obtener las planchas de bronce. (Nefi.)

    Debido a mi fe en Jesucristo, me fue permitido ver Su dedo y después toda Su persona. (El hermano de Jared.)

    Nuestras madres nos enseñaron a tener fe en Jesucristo y esa fe nos salvó la vida en el campo de batalla. (Los 2.000 jóvenes guerreros.)

    Mi fe en Jesucristo y el deseo que tenía de predicar Su evangelio me ayudaron a dispersar la banda de ladrones que querían robar las ovejas del rey Lamoni. (Ammón.)

    Nuestra fe hizo que la cárcel cayera. (Alma y Amulek.)

    Mientras nos encontrábamos prisioneros, por causa de nuestra fe fuimos rodeados por un círculo de fuego. (Nefi y Lehi.)

    Por motivo de nuestra fe en Jesucristo, no experimentaremos la muerte. (Los tres nefitas.)

    De acuerdo con nuestra fe en Jesucristo, la Liahona nos guió hasta la tierra prometida. (Lehi y su familia.)

  3. 3.

    Analice cómo las siguientes actividades podrían fortalecer nuestra fe en Jesucristo:

    El estudio de las Escrituras: A medida que aprendemos más acerca de Jesucristo y lo que hizo por nosotros, sentimos mayor amor y una fe más grande en Él.

    La oración: Podemos pedirle al Padre Celestial que fortalezca nuestra fe en Jesucristo.

    La obediencia a las enseñanzas de Jesucristo: La obediencia a Sus mandamientos nos brinda felicidad y paz.

  4. 4.

    Analicen y aprendan de memoria el cuarto Artículo de Fe, haciendo hincapié en que la fe en Jesucristo es el primer principio del evangelio.

  5. 5.

    Explíqueles que la fe se obtiene por medio del conocimiento y la confianza. Para desarrollar la fe en Jesucristo, debemos llegar a conocerle. Pida a los niños que digan qué saben de Jesucristo y por qué cada una de las cosas que mencionen les lleva a tener fe en Él. Escriba sus ideas en la pizarra. Algunas de las posibles respuestas podrían ser: que es el Hijo de Dios, que vive, que nos ama, que murió por nosotros, que es nuestro Salvador, que sabe perdonar, que tiene poder sobre los elementos de la tierra, que sabe qué es lo mejor para nosotros, que desea ayudarnos para que regresemos a Su presencia, que junto al Padre Celestial se le apareció a José Smith.

  6. 6.

    Prepare una tira de papel o cartulina con la siguiente inscripción: “Edificamos nuestra fe al obedecer los mandamientos del Señor” y colóquela sobre la pizarra o la pared.

    Pida a los niños que hablen sobre las ocasiones en las que hayan obedecido los mandamientos. Ayúdelos a comprender que al decidir ser obedientes, están demostrando su fe en Jesucristo. Coloque hojas de papel en blanco sobre la pizarra o la pared, unas sobre otras, como si estuviera construyendo una muralla (o dibújelas en la pizarra). Pida a los niños que escriban en cada una de las hojas algo que estén haciendo para edificar su fe en Jesucristo, como por ejemplo: orar, leer las Escrituras, pagar los diezmos, ser un buen ejemplo al escoger lo correcto, obedecer a los padres, tomar la Santa Cena, obedecer los mandamientos del Padre Celestial, etc.

  7. 7.

    Canten o repitan la letra de las canciones “La fe” (Canciones para los niños, Nº 50), “La Iglesia de Jesucristo” (Canciones para los niños, Nº 48) o “Yo sé que vive mi Señor” (Himnos, Nº 73).

Conclusión

Testimonio

Testifique en cuanto a la existencia de Jesucristo y que por medio de nuestra fe en Él, adquirimos el poder de llegar a ser como Él. Al estudiar, orar y obedecer Sus mandamientos, nuestra fe se fortalecerá.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa Éter 12:6–22, 41 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.