Moroni y la promesa del Libro de Mormón

Primaria 4: El Libro de Mormón, 1995


Objetivo

Que los niños adquieran un testimonio personal del Libro de Mormón, lo estudien y vivan sus enseñanzas a lo largo de la vida.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, Moroni 10 y José Smith—Historia 1:30–35, 59–60. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.)

  2. 2.

    Lectura complementaria: Mormón 8:1–4, 16 y la portada del Libro de Mormón. Nota: La portada del Libro de Mormón es la traducción de la última hoja de las planchas de oro (véase José Smith, Enseñanzas del Profeta José Smith, pág. 1).

  3. 3.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  4. 4.

    Haga una tira de papel o cartulina con la palabra Testimonio escrita en ella.

  5. 5.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar del Libro de Mormón para cada niño.

    2. b.

      Las láminas 4–2, Moroni esconde las planchas en el cerro Cumorah (“Las bellas artes del evangelio” 320; 62464); 4–55, Moroni se aparece a José Smith en su cuarto (“Las bellas artes del evangelio” 404; 62492); 4–3, José Smith recibe las planchas de oro (“Las bellas artes del evangelio” 406; 62012); y 4–56, La estatua del ángel Moroni en el templo.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Ponga a la vista la lámina en la que Moroni esconde las planchas en el cerro Cumorah y explique que esa lámina lo representa casi al final de su vida terrenal. Indique a los niños que el estudio del Libro de Mormón como clase también está llegando a su fin.

Repase lo siguiente sobre la vida de Moroni:

Moroni había terminado los registros sagrados. Mormón, su padre, había muerto, así como sus parientes; y no tenía amigos. Las flechas, las espadas y las armaduras de guerra habían quedado en los campos de batalla y la destrucción reinaba por doquier. Por años, Moroni había estado viviendo solo, escondiéndose de los lamanitas y protegiendo los anales sagrados. Él había hecho un compendio (un resumen) de las veinticuatro planchas de oro (el libro de Éter) y terminado sus propios escritos en las planchas que su padre le había entregado.

Muestre la lámina y explique que en ella se ve a Moroni a punto de poner las planchas de oro en una caja de piedra en el cerro Cumorah. Moroni hizo una promesa especial a todos los que leyeran el Libro de Mormón. Esa promesa fue una de las últimas cosas que escribió en las planchas de oro. Se trata de una promesa acerca de cómo obtener un testimonio del Libro de Mormón.

Ponga a la vista la tira de papel o cartulina con la palabra “Testimonio” y explique a los niños que durante esta lección aprenderán los pasos que hay que tomar para obtener un testimonio del Libro de Mormón (véase la actividad complementaria 1). Además, aprenderán acerca de la promesa que nos hizo Moroni.

Relato de las Escrituras

Enseñe los relatos de la forma en que Moroni cumplió con el mandamiento de su padre de terminar los anales sagrados, de su promesa a los fieles y de su despedida, que se encuentran en el capítulo 10 de Moroni; y de cómo escondió los anales en la tierra y su aparición a José Smith mil cuatrocientos años más tarde, registradas en José Smith—Historia 1:30–35, 59–60. (Para sugerencias de cómo enseñar el relato de las Escrituras, véase “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.) Utilice las láminas en los momentos adecuados.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Qué deseaba Moroni que recordáramos? (Moroni 10:3.)

• ¿Qué dijo Moroni que debíamos hacer para saber si el Libro de Mormón es verdadero? (Moroni 10:4.)

• ¿Quién nos ayudará a saber si el Libro de Mormón es verdadero? (Moroni 10:5.)

• ¿Qué nos promete Moroni? (Véase la actividad complementaria 4.)

• Al testificarnos el Espíritu Santo que el Libro de Mormón es verdadero, ¿cómo podemos reconocer Su poder? (Explíqueles que la mayoría de las veces, el Señor nos inspira por medio de nuestros sentimientos. El Espíritu Santo por lo general nos brinda un sentimiento de paz para indicarnos que algo está bien y es bueno; podría también manifestarse como un sentimiento cálido dentro de nosotros.)

• ¿Qué es lo más importante que se puede aprender al estudiar el Libro de Mormón? (Que Jesús es el Cristo. [Véase la portada del Libro de Mormón.])

• ¿Qué dijo Moroni acerca de la salida a luz del Libro de Mormón? (Mormón 8:16.) ¿Por medio de qué poder saldría a luz?

• ¿Quién recibió las planchas de oro y las tradujo en lo que actualmente es el Libro de Mormón?

• Ahora que se ha terminado la obra de los profetas del Libro de Mormón y del profeta José Smith, ¿qué responsabilidad tenemos hacia ese libro? (Debemos estudiarlo, obtener un testimonio de él, vivir sus enseñanzas y dar a conocer nuestro testimonio a los demás.)

Actividades complementarias

Utilice en cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Haga tiras de papel o cartulina con las siguientes inscripciones: “Leer”, “Recordar”, “Meditar”, “Orar”. Pida a los niños que por turno den vuelta las tiras de papel y repasen los pasos que nos indicó Moroni para obtener un testimonio. Analice con los niños la forma en que ellos pueden seguir esos pasos para obtener un testimonio personal:

    • Obtener un testimonio del Libro de Mormón

    • Leer (Explique que el primer paso para obtener un testimonio del Libro de Mormón es leerlo y estudiarlo.)

    • Recordar (Moroni dijo que recordáramos cuán bondadoso y misericordioso es Jesucristo y que llenáramos nuestro corazón de gratitud hacia Él. Ese amor y gratitud nos preparará para recibir el espíritu de revelación.)

    • Meditar (Debemos utilizar la mente y el corazón para pensar y meditar en las cosas que hemos aprendido sobre Jesucristo y Sus enseñanzas registradas en el Libro de Mormón.)

    • Orar (Debemos orar con sinceridad y preguntar a Dios, el Eterno Padre, en el nombre de Jesucristo, si el Libro de Mormón es verdadero.)

  2. 2.

    Lea a los niños la siguiente declaración del presidente Ezra Taft Benson, el decimotercer Presidente de la Iglesia:

    • “Existen tres grandes razones por las cuales los Santos de los Últimos Días deberían hacer del estudio del Libro de Mormón un esfuerzo de toda la vida.

    • “La primera es que el Libro de Mormón es la clave de nuestra religión… La clave es la piedra central o angular de un arco. Sostiene a todas las demás en su lugar, y si se quita, el arco se derrumba.

    • “Hay tres formas en que el Libro de Mormón es la clave de nuestra religión. Es la clave del testimonio de Jesucristo. Es la clave de nuestra doctrina. Es la clave del testimonio…

    • “La segunda gran razón… es [que] fue escrito para nuestros días…

    • “La tercera razón… [es que] nos ayuda a acercarnos a Dios…

    • “Hay un poder en el libro que empezará a fluir a vuestra vida en el momento en que empecéis a estudiarlo seriamente. Encontraréis mayor poder para resistir la tentación; encontraréis el poder para evitar el engaño; encontraréis el poder para manteneros en el camino angosto y estrecho” (“El Libro de Mormón: La clave de nuestra religión”, Liahona, enero de 1987, págs. 4–6).

  3. 3.

    Ponga a la vista la lámina de la estatua del ángel Moroni en el templo. Explíqueles que en Apocalipsis 14:6 y en Doctrina y Convenios 133:36 aprendemos que un ángel (Moroni) restauró el “evangelio eterno en la tierra”. Pida a los niños que cuando pasen por algún templo de la Iglesia, busquen la estatua dorada del ángel Moroni, que se encuentra en la cúspide de algunos de ellos, y recuerden que él siempre se mantuvo firme en su testimonio de Jesucristo: “Y yo, Moroni, no negaré al Cristo” (Moroni 1:3).

  4. 4.

    Pida a los niños que lean y aprendan de memoria parte o toda la promesa del Libro de Mormón (Moroni 10:4–5) o el octavo Artículo de Fe.

  5. 5.

    Explíqueles que cuando obtenemos un testimonio del Libro de Mormón, obtenemos también un testimonio de que:

    • Jesús es el Cristo.

    • José Smith es un profeta de Dios.

    • La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la Iglesia verdadera de Dios.

  6. 6.

    Pida a los niños que hablen de sus relatos preferidos del Libro de Mormón. (Si lo desean, podrían representar algunos de ellos.) Pregúnteles qué importantes lecciones han aprendido de esos relatos.

  7. 7.

    Canten o repitan la letra de la canción “Escudriñar, meditar y orar” (Canciones para los niños, Nº 66).

Conclusión

Testimonio

Testifique de la veracidad de la promesa de Moroni registrada en Moroni 10:3–5 y de que a todos los niños de la clase les es posible obtener un testimonio de la veracidad del Libro de Mormón.

Invite a los niños a expresar su testimonio del Libro de Mormón.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa Moroni 10:1–5 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.