El Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo (Navidad)

Primaria 4: El Libro de Mormón, 1995


Objetivo

Que los niños aprendan que el Libro de Mormón es un segundo testigo de Jesucristo.

Preparación

  1. 1.

    Repase, con la ayuda de la oración, 1 Nefi 10:4; 11:13, 15, 18; 2 Nefi 25:19; 29:8; Mosíah 3:5; Alma 7:10; Helamán 14:2–5; Isaías 7:14; Mateo 1:21; 2:1–2, 9–10; 20:19; Lucas 1:35; 2:8, 10–12; y Juan 3:16. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.)

  2. 2.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar del Libro de Mormón para cada niño.

    2. b.

      Un ejemplar de la Biblia.

    3. c.

      Etiquetas con el nombre de los personajes o bufandas y chales para que los niños se pongan durante la actividad para despertar la atención [prendas de vestir sencillas que sirvan para que los niños representen a los personajes].

    4. d.

      Las láminas 4–9, Jesús el Cristo (“Las bellas artes del evangelio” 240; 62572); 4–10, El nacimiento de Jesús (“Las bellas artes del evangelio” 200; 62116); 4–21 El rey Benjamín se dirige a su pueblo (“Las bellas artes del evangelio” 307; 62298); 4–42, Samuel el Lamanita en la muralla (“Las bellas artes del evangelio” 314; 62370); 4–44, Mapa del mundo; y 4–45, Jesús enseña en el hemisferio occidental (“Las bellas artes del evangelio” 316; 62380).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Ponga a la vista la lámina del nacimiento de Jesús y explique que el Nuevo Testamento registra el nacimiento de Jesús en Jerusalén. El Libro de Mormón es un segundo testigo escrito de Jesucristo y relata lo que sucedió en América cuando Él nació.

Pida a cuatro niños que representen los personajes de Lehi (600 a.C.), el rey Benjamín (124 a.C.), Alma (83 a.C.) y Samuel el Lamanita (6 a.C.). Pida a los niños que lean la profecía de cada uno de esos profetas acerca del nacimiento de Jesucristo, de los siguientes pasajes de las Escrituras: Lehi, 1 Nefi 10:4; rey Benjamín, Mosíah 3:5; Alma, Alma 7:10; y Samuel el Lamanita, Helamán 14:2.

Al ir identificando a cada uno de los profetas, permita que uno de los niños sostenga la lámina del profeta en cuestión mientras que otro lee el pasaje correspondiente de las Escrituras.

• ¿Qué señales del nacimiento de Jesucristo aparecieron en Belén? (Lucas 2:6–14; Mateo 2:1–2.) ¿Qué señal se vio tanto en Belén como en el continente americano? (3 Nefi 1:21.) ¿Cuáles fueron las señales adicionales que se dieron en América? (3 Nefi 1:15, 19.)

Relato de las Escrituras

Narre los relatos del nacimiento y la misión de Jesucristo tal como se describen en la Biblia y en el Libro de Mormón y utilice las láminas en los momentos adecuados. (Para sugerencias de cómo enseñar el relato de las Escrituras véase “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.) Haga hincapié en que la Biblia se escribió en Jerusalén y sus alrededores mientras que el Libro de Mormón se escribió en América, a miles de kilómetros de distancia de Jerusalén.

Explique a los niños que tanto la Biblia como el Libro de Mormón fueron escritos por varios profetas distintos. A medida que se lean los pasajes o se haga referencia a ellos, indíqueles si fueron escritos por profetas de la Tierra Santa, según se registran en la Biblia, o si están en el Libro de Mormón y los escribieron profetas del continente americano.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• Seiscientos años antes del nacimiento del Salvador, ¿cuál dijo Nefi que sería el nombre del Hijo de Dios? (2 Nefi 25:19.) ¿Qué profetizaron Nefi e Isaías acerca de la madre del Salvador? (1 Nefi 11:13, 18; Isaías 7:14.) Según la profecía de Alma, ¿cuál sería el nombre de la madre del Hijo de Dios? (Alma 7:10.)

• ¿Quién fue el padre de Jesús? (Lucas 1:35. El Padre Celestial.) ¿Quién fue José? (José fue el esposo de María. Explique a los niños que aun cuando el Padre Celestial fue el Padre del cuerpo y del espíritu de Jesucristo, José cuidó a Jesús y lo crió como si fuera su propio hijo.) Poco antes del nacimiento de Jesús, un ángel apareció a José. ¿Qué nombre le dijo el ángel que le pusiera a la criatura? (Mateo 1:21.)

• ¿Qué señales dijo Samuel el Lamanita que aparecerían para anunciar el nacimiento de Jesús? (Helamán 14:2–5.) ¿Qué señales aparecieron en Jerusalén? (Lucas 2:8, 10–12; Mateo 2:1–2, 9–10.)

• ¿Por qué es importante que tengamos dos libros de Escritura que testifiquen del nacimiento y la misión de Jesucristo? (2 Nefi 29:8.)

• ¿Por qué envió el Padre Celestial a Su Hijo, Jesucristo, a la tierra? (2 Nefi 9:21–22; 3 Nefi 27:13–14; Juan 3:16.)

• ¿En qué forma desea nuestro Padre Celestial que demostremos nuestra gratitud por Jesucristo? (Alma 7:23–24.)

Actividades complementarias

Utilice en cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Exhorte a los niños a seguir el ejemplo de Jesucristo y a elegir un regalo personal de servicio a fin de obsequiarlo para Navidad a alguna persona. Entregue a cada niño un lápiz y una hoja de papel para que escriba en cuanto al regalo que piense obsequiar y los planes que tenga para prestar ese servicio.

  2. 2.

    Pida a los niños que hablen acerca de las tradiciones familiares que les hagan recordar el nacimiento y la vida de Jesucristo. Los niños más pequeños podrían, si lo desean, dibujar a la familia participando en esa tradición.

  3. 3.

    Ponga a la vista la lámina 4–9, Jesús el Cristo (“Las bellas artes del evangelio” 240; 62572). Pida a los niños que relaten algo que haya pasado durante la Navidad que les haya hecho recordar a Jesucristo durante el resto del año.

  4. 4.

    Compare algunas de las enseñanzas del Salvador, registradas en la Biblia, con las que se encuentran en el Libro de Mormón, como por ejemplo: Mateo 5:16 y 3 Nefi 12:16; Mateo 7:12 y 3 Nefi 14:12; y Mateo 5:44 y 3 Nefi 12:44.

  5. 5.

    El almanaque que se encuentra al final de la lección se puede utilizar de varias formas:

    • Haga copias del almanaque y repártalas entre los niños para que las coloreen y lleven a casa como regalo para la familia. Este almanaque se podría utilizar durante el año para que nos haga recordar que debemos seguir a Jesucristo.

    • Lea las ideas a los niños y deje que ellos escojan las que deseen realizar.

    • Haga una copia del almanaque y recorte cada una de las secciones. Los niños pueden entonces elegir las ideas que deseen llevar a casa como recordatorios.

    • Utilice el almanaque como modelo y deje que los niños hagan sus propios almanaques.

    • Dibuje el almanaque en un cartel para colgarlo en el aula.

  6. 6.

    Canten o repitan la letra de las canciones “Jesús en pesebre” (Canciones para los niños, Nº 26) o “Mandó a Su Hijo” (Canciones para los niños, Nº 20).

Conclusión

Testimonio

Testifique que Jesucristo es el Hijo de Dios y exprese gratitud por tener la Biblia y el Libro de Mormón como testigos de la vida y la misión de Jesucristo.

Dé a los niños la oportunidad de expresar lo que sienten hacia el Salvador y lo que significa para ellos. Exhórtelos a pensar durante la Navidad en Jesucristo y en lo que ha hecho por nosotros.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa 1 Nefi 11:12–24 y 2 Nefi 29:8 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.