Nefi sigue a su padre, el Profeta

Primaria 4: El Libro de Mormón, 1995


Objetivo

Fortalecer el deseo de los niños de seguir al Profeta actual.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, 1 Nefi 1–2. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.)

  2. 2.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar del Libro de Mormón para cada niño.

    2. b.

      El cartel con el sexto Artículo de Fe (65006). Cubra la palabra profetas con una hoja de papel doblada. Dentro de la hoja escriba: “Un profeta es un hombre llamado por Dios para hablar en Su nombre. Cuando un profeta habla por Dios, es como si Dios mismo hablara”. Si no consigue el cartel con el sexto Artículo de Fe, haga uno usted mismo o escríbalo en la pizarra.

    3. c.

      Las láminas 4–4, Lehi profetiza al pueblo de Jerusalén (“Las bellas artes del evangelio” 300, 62517); 4–5, La familia de Lehi sale de Jerusalén (“Las bellas artes del evangelio” 301, 62238); y una lámina del Profeta actual o una de José Smith (“Las bellas artes del evangelio” 401, 62002).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Ponga a la vista el cartel con el sexto Artículo de Fe y cubra la palabra profetas. Pida a los niños que levanten la mano si saben cuál es la palabra que está cubierta; a continuación pida a un niño que quite la hoja de papel y se la entregue. Indique a los niños que repitan al unísono el sexto Artículo de Fe.

Ponga a la vista la lámina del Profeta actual o del profeta José Smith y pregunte a los niños quién es esa persona.

• ¿Qué es un profeta?

Después del análisis, pida a uno de los niños que lea lo que está escrito dentro de la hoja de papel doblada (véase “Preparación”).

Testifique que los profetas siempre han hecho saber a la gente lo que nuestro Padre Celestial y Jesucristo desean que haga. Explíqueles que si seguimos al Profeta, seremos bendecidos.

Relato de las Escrituras

Enseñe el relato que se encuentra en 1 Nefi 1–2, de la salida del profeta Lehi y su familia de Jerusalén. (Para sugerencias de cómo enseñar el relato, véase “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. vii.) Utilice las láminas en los momentos apropiados y haga hincapié en que debemos tratar de ser como Nefi y seguir al Profeta actual.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que están a continuación. Utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Qué hizo Lehi por su pueblo? (1 Nefi 1:5.) ¿Qué le mostró el Señor a Lehi en una visión? (1 Nefi 1:6–13.)

• ¿Qué hizo Lehi después que recibió la visión? (1 Nefi 1:18.)

• ¿De quiénes profetizó Lehi? (1 Nefi 1:9, 19. Explique que el Mesías es Jesucristo.) Trate de que los niños comprendan que los profetas siempre han testificado de Jesucristo. ¿Cómo pueden adquirir un testimonio de Jesucristo? Testifique que todos pueden saber que Jesús es el Salvador si estudian el Libro de Mormón con espíritu de oración y si obedecen los mandamientos.

• ¿Qué hizo la gente cuando escuchó las palabras del profeta Lehi? (1 Nefi 1:19–20.) ¿Qué harían si se burlaran o se rieran de ustedes porque creen en Jesucristo y en Su Iglesia?

• Después de que el pueblo trató de matar a Lehi, ¿qué le mandó el Señor que hiciera? (1 Nefi 2:1–3.)

• ¿Qué llevó consigo la familia de Lehi cuando salió de Jerusalén? (1 Nefi 2:4.) ¿Qué son provisiones? (Comida, ropa, tiendas de campaña, herramientas, etc.) ¿Qué dejó atrás la familia de Lehi?

• ¿Qué hicieron Lamán y Lemuel cuando tuvieron que dejar su casa, y su oro y plata? (1 Nefi 2:11–13.) ¿Qué significa murmurar? (Quejarse.) ¿Qué es dureza de cerviz? (Terquedad, orgullo.) Si se les pidiera que abandonaran su casa y todo lo que poseen, ¿cómo se sentirían?

• ¿Por qué Nefi no se rebeló contra su padre? (1 Nefi 2:16.) Explique que clamar al Señor significa orar con sinceridad y que enternecer el corazón quiere decir escuchar y obedecer. ¿Cómo puede la oración enternecerles el corazón para que sigan al Profeta?

• ¿En qué forma demostró Nefi amor por Lamán y Lemuel cuando éstos no quisieron creer en él? (1 Nefi 2:18.) ¿Han orado alguna vez por alguien que no guardaba los mandamientos?

• ¿Qué le prometió el Señor a Nefi por causa de su fe? (1 Nefi 2:19–22.) ¿Qué significa la fe para ustedes?

• ¿Qué le pasó a Jerusalén una vez que la familia de Lehi salió de ahí? (2 Nefi 1:4.) ¿Se cumple siempre lo que profetizan los profetas? (D. y C. 1:37–38.) • ¿Cuándo salió de Jerusalén la familia de Lehi? (Las fechas que aparecen entre corchetes al pie de las páginas del Libro de Mormón nos indican cuándo ocurrieron los acontecimientos.) ¿Qué significa a.C.? (Antes de Jesucristo.)

• ¿Quién es el Profeta de la actualidad? (Si es posible, muestre una fotografía de él.) ¿Qué nos ha pedido él que hagamos? Si lo desea, lea a los niños algunos pasajes de los mensajes más recientes del Profeta actual. ¿En qué forma se nos bendice cuando seguimos al Profeta viviente?

Actividades complementarias

Se puede utilizar en cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Lleve a clase algunos objetos o fotografías de objetos que la familia de Lehi probablemente haya llevado consigo al desierto, tales como tiendas de campaña (carpas), mantas, ollas, cuchillos, arcos y flechas, cuerdas o semillas. Inste a los niños a pensar en algunas cosas más que ellos pudieron haber llevado consigo.

    • ¿Por qué piensan que la familia de Lehi necesitaría esas cosas? ¿Qué otras cosas se necesitarían al emprender un viaje como el de Lehi?

    • ¿Qué cosas les sería difícil dejar atrás?

  2. 2.

    Ponga a la vista una lámina de los Presidentes de la Iglesia (“Los profetas de los Últimos Días”, Las bellas artes del evangelio 506; 62575); asegúrese de que estén los últimos profetas, incluso el actual; si no fuera así, agregue las fotografías que falten a la lámina que usted tenga, y pida a los niños que aprendan de memoria los nombres y el orden en el cual prestaron servicio.

  3. 3.

    Lea a los niños la siguiente declaración del presidente Ezra Taft Benson, el decimotercer Presidente de la Iglesia:

    “…quisiera dirigirme… a los niños de la Iglesia…

    “¡Cuánto los amo! ¡Cuánto los ama nuestro Padre Celestial!…

    “Hoy día deseo enseñarles lo que nuestro Padre Celestial desea que sepan para que aprendan a hacer Su voluntad y disfrutar de la verdadera felicidad. Les ayudará ahora y a lo largo de sus vidas…

    “¡Cuánto me complace saber del amor que ustedes tienen por el Libro de Mormón! Yo también lo atesoro y nuestro Padre Celestial desea que continúen aprendiendo de este libro todos los días. Es un don especial de nuestro Padre Celestial para ustedes y si siguen sus enseñanzas aprenderán a hacer la voluntad de nuestro Padre Celestial” (“A los niños de la Iglesia”, Liahona, julio de 1989, págs. 97–98).

  4. 4.

    Copie en tiras de papel citas breves seleccionadas de discursos pronunciados por el Profeta actual en las conferencias generales más recientes (véanse los ejemplares de la revista Liahona que contienen los discursos de las conferencias). Coloque las tiras de papel en una caja o en una bolsa de papel y pida a los niños que por turno vayan sacando una cita. Una vez que el niño o la niña la haya leído, pídale que diga en qué forma puede seguir el consejo del Profeta.

  5. 5.

    Analice con los niños el sexto Artículo de Fe y ayúdelos a que lo aprendan de memoria.

  6. 6.

    Canten o repitan la letra de las canciones “Te damos, Señor, nuestras gracias” (Himnos, No. 10), “Siempre obedece los mandamientos” w(Canciones para los niños, Nº 68), o “Sigue al Profeta” (Canciones para los niños, Nº 58).

Conclusión

Testimonio

Exprese su testimonio de que debido a que nuestro Padre Celestial nos ama, nos ha dado un profeta viviente. Testifíqueles que serán bendecidos si siguen al Profeta actual.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa 1 Nefi 2 como repaso de esta lección.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.