Lehi y su familia son guiados a través del desierto

Primaria 4: El Libro de Mormón, 1995


Objetivo

Que los niños comprendan que nuestro Padre Celestial los guiará cuando ellos hacen todo lo que está a su alcance por hacer las cosas bien y depositan su confianza en Él.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, 1 Nefi 16, Alma 37:38–46 y Proverbios 3:5–6. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.)

  2. 2.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Antes de enseñar la lección, practique la actividad para despertar la atención, para de esa forma saber cómo hacerla antes de pedir a los niños que la hagan.

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar del Libro de Mormón para cada niño.

    2. b.

      Un ejemplar de la Biblia para cada niño.

    3. c.

      Un trozo de cordel de 50 cm para cada niño.

    4. d.

      Las láminas 4–15, La Liahona (“Las bellas artes del evangelio” 302; 62041) y 4–16, Nefi y su arco roto.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Dé a cada uno de los niños un trozo de cordel de 50 cm de largo. Pídales que tomen uno de los extremos con la mano derecha y el otro con la mano izquierda. Pídales que hagan un nudo con el cordel sin soltar las puntas. Si no tiene suficiente cordel para dar a todos los niños, pida a uno de ellos que trate de hacerlo enfrente de la clase.

• ¿Parece algo muy difícil o imposible de lograr?

Haga que los niños traten de hacer el nudo nuevamente, pero esta vez pídales que primero se crucen de brazos y que luego, con los brazos cruzados, tomen en cada una de las manos los extremos del cordel como lo hicieron anteriormente. Pídales ahora que descrucen los brazos sin soltar los extremos del cordel. Al hacerlo, se hará un nudo en el cordel. Recoja los trozos de cordel y explíqueles que pudieron hacer el nudo porque usted les enseñó cómo hacerlo. Hágales saber que de la misma forma, todos tenemos pruebas en esta vida que parecen imposibles de resolver, pero que si hacemos todo lo que esté a nuestro alcance y confiamos en nuestro Padre Celestial, Él nos ayudará a encontrar la solución.

Relato de las Escrituras

Enseñe los relatos de cuando la Liahona guió a la familia de Lehi por el desierto, y sobre el arco roto de Nefi de 1 Nefi 16:17–32, utilizando las láminas en los momentos apropiados. (Para sugerencias de cómo enseñar el relato de las Escrituras, véase “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.) Inste a los niños a hacer lo mejor posible en la vida y a confiar en el Salvador pase lo que pase.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿De qué manera fue bendecido Lehi debido a su fe y su obediencia mientras viajaba por el desierto? (1 Nefi 16:10.)

• ¿Qué hicieron el padre y los hermanos de Nefi cuando éste rompió el arco de acero? (1 Nefi 16:17–21.) ¿Por qué es tan fácil quejarse cuando las cosas no salen como queremos?

• Aun cuando Nefi estaba cansado y con hambre, no murmuró. ¿Qué hizo para resolver el problema? (1 Nefi 16:22–32.)

• ¿Por qué Nefi le pidió consejo a su padre? (1 Nefi 16:23–24.) ¿En qué forma les han ayudado sus padres cuando han tenido un problema?

• Al igual que Nefi, ¿de qué manera pueden ser un buen ejemplo para sus padres y hermanos?

• ¿Cómo funcionaba la Liahona (la esfera de bronce)? (1 Nefi 16:26–30.)

• ¿Qué nos dio nuestro Padre Celestial para guiarnos en nuestro camino de regreso a Él? (Alma 37:44–45.) ¿En dónde encontramos las palabras de Cristo? (En las Escrituras.) ¿Qué debemos hacer para que las palabras de Cristo nos guíen? (Alma 37:46.)

• ¿Qué debemos hacer si deseamos obtener ayuda de nuestro Padre Celestial?

• ¿Qué hará nuestro Padre Celestial si tenemos fe y confianza en Él? (Proverbios 3:5–6.) ¿De qué forma demostramos confianza en nuestro Padre Celestial? ¿Por qué creen que el Padre Celestial desea que confiemos en Él y hagamos todo lo que esté a nuestro alcance por ser obedientes?

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido utilice una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Pida a los niños que vuelvan a narrar el relato del arco roto de Nefi. Haga que analicen a quiénes de la familia de Lehi les gustaría parecerse cuando se enfrentan con problemas.

  2. 2.

    Indique a los niños que dramaticen el relato del arco roto. Después, pídales que representen lo que hubiera pasado si Lamán y Lemuel hubieran confiado en el Señor.

  3. 3.

    Pregunte a los niños cuál es el primer principio del evangelio. Haga hincapié en que deben tener fe en Jesucristo. Ayúdelos a aprender de memoria el cuarto Artículo de Fe.

  4. 4.

    Repase el relato de cómo Nefi consiguió las planchas de bronce, que se encuentra registrado en 1 Nefi 3–5. Compare lo que él hizo en ese entonces con lo que hizo cuando se le rompió el arco. Trate de que los niños comprendan que en ambos casos Nefi hizo todo lo que estuvo a su alcance y luego confió en la ayuda del Señor.

  5. 5.

    Canten o repitan la letra de las canciones “Fe” (Canciones para los niños, Nº 50) o “En mi juventud buscaré al Señor” (Canciones para los niños, Nº 67).

Conclusión

Testimonio y cometido

Cuénteles sobre alguna ocasión en la cual usted haya confiado en que nuestro Padre Celestial lo ayudaría a lograr algo realmente difícil. Exprese su testimonio de la importancia que tiene hacer todo lo que esté a nuestro alcance por hacer las cosas bien y luego depositar nuestra confianza en el Padre Celestial. Inste a los niños a pensar en Nefi durante la semana entrante y a que traten de parecerse a él cuando tengan problemas.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa 1 Nefi 16:18–32 como repaso de la lección.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.