Nuestro Padre Celestial le manda a Nefi construir un barco

Primaria 4: El Libro de Mormón, 1995


Objetivo

Que los niños tengan el deseo de ser buenos ejemplos y de tener una influencia espiritual en sus familias al obedecer los mandamientos de nuestro Padre Celestial.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, 1 Nefi 17. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII)

  2. 2.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar del Libro de Mormón para cada niño.

    2. b.

      Lápices y hojas de papel para cada niño.

    3. c.

      Las láminas 4–17, Nefi funde mineral y hace herramientas, y 4–18, Nefi somete a sus rebeldes hermanos (“Las bellas artes del evangelio” 303; 62044).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Pida a uno de los niños que dé un repaso de la lección de la semana anterior acerca del arco roto de Nefi y de la forma en que éste consiguió comida para su familia (véase 1 Nefi 16:17–32).

Muestre una lámina o fotografía de un barco, o dé a los niños hojas de papel y lápices y pídales que dibujen uno rápidamente. A continuación, hágales las siguientes preguntas:

• ¿Qué materiales piensan que se necesitan para construir un barco lo suficientemente grande y fuerte como para llevarlos a ustedes y a su familia a través del océano?

• ¿Qué clase de ayuda necesitarían para hacerlo?

• ¿A dónde irían para aprender a construir un barco?

Explique a los niños que van a aprender cómo nuestro Padre Celestial ayudó a Nefi a construir un barco.

Relato de las Escrituras

De 1 Nefi 17 enseñe el relato que narra la forma en que Nefi y sus hermanos se prepararon para construir un barco. (Para sugerencias de cómo enseñar el relato de las Escrituras, véase “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.) Utilice las láminas en los momentos apropiados. (Si lo desea, puede solicitar a los niños que identifiquen a las personas de las láminas y digan qué están haciendo.)

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• Si obedecemos los mandamientos, ¿qué promesa nos hace el Señor? (1 Nefi 17:3.) ¿De qué forma han sido bendecidos ustedes y sus familiares por haber sido obedientes?

• ¿Por qué le mandó el Señor a Nefi construir un barco? (1 Nefi 17:8.) ¿En qué forma respondió Nefi a ese mandamiento? (1 Nefi 17:9.) ¿Qué le dio a Nefi esa gran seguridad? (1 Nefi 17:14–15.)

• ¿Cuál creen que haya sido la razón por la cual el Señor no les dio simplemente un barco?

• ¿Por qué no quisieron Lamán y Lemuel ayudar a Nefi a construir un barco? (1 Nefi 17:17–19, 45–46.) ¿Por qué hubiera sido más fácil construir el barco si todos hubieran trabajado juntos?

• ¿Cómo se sentirían si sus hermanos mayores se burlaran de ustedes porque guardan los mandamientos de nuestro Padre Celestial? ¿De qué forma han podido ustedes prestar ayuda a su familia? ¿Cómo se sienten cuando ayudan a su familia? ¿Cómo se sienten cuando no lo hacen?

• ¿Qué poder le dio el Padre Celestial a Nefi cuando sus hermanos trataron de matarlo? (1 Nefi 17:48, 54.)

• ¿Cómo demostró Nefi su fe en Jesucristo? (1 Nefi 17:50–51.) ¿Cómo pueden ser como Nefi y demostrar valentía y fe en Jesucristo?

Actividades complementarias

Utilice en cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Divida a la clase en dos grupos. Pida a los niños que, mientras uno de los grupos lee al unísono 1 Nefi 17:3 y luego el otro hace lo mismo con 1 Nefi 3:7, presten atención para saber qué nos promete el Señor si somos obedientes. Trate de que los niños comprendan que serán bendecidos si guardan los mandamientos y le suplican al Padre Celestial que los guíe.

  2. 2.

    Ayude a los niños a aprender de memoria 1 Nefi 17:3, comenzando con “Y si los hijos de los hombres” y terminando con “lo que les ha mandado”. Si lo desean, también pueden aprender de memoria 1 Nefi 17:50: “Si Dios me hubiese mandado hacer todas las cosas, yo podría hacerlas”.

  3. 3.

    Coloque un frasco con tapa sobre la mesa y pida a uno de los niños que trate de abrirlo utilizando sólo una mano. (Dígale que ponga la otra mano en la espalda.) Luego de permitirle hacer algunos intentos, solicite a otro de los niños que le ayude utilizando también solamente una mano. Explique que las tareas son por lo general más fáciles de hacer cuando trabajamos en conjunto. Analice con la clase algunas de las metas familiares, tales como efectuar en forma regular la noche de hogar, la oración familiar y el estudio de las Escrituras como familia, y pregúnteles cómo pueden ellos colaborar para que la familia alcance esas metas.

  4. 4.

    Distribuya papel y lápices y pida a los miembros de la clase que enumeren las cosas que pueden hacer para que sus respectivas familias aprendan el evangelio y guarden los mandamientos, tales como: fomentar el estudio diario de las Escrituras, participar de buena voluntad en las oraciones familiares, ayudar a organizar y participar en las noches de hogar, obedecer a los padres, ayudar a mantener la casa ordenada y limpia, orar por los demás miembros de la familia, demostrar amor y bondad por los demás, hablar sobre lo que han aprendido en la Primaria, etc. Pídales que elijan una de las sugerencias que hayan anotado para mejorar y la pongan en práctica durante la semana entrante.

  5. 5.

    Anote en la pizarra las semejanzas que hay entre el viaje de Lehi y su familia y los hijos de Israel en el desierto (véase 1 Nefi 17:22–46). Pregunte a los niños qué podemos aprender de esas experiencias.

  6. 6.

    Canten o repitan la letra de las canciones “El valor de Nefi” (Canciones para los niños, Nº 64), “Siempre obedece los mandamientos” (Canciones para los niños, Nº 68), o “Escojamos lo correcto” (Canciones para los niños, Nº 82).

Conclusión

Testimonio

Testifique que cada uno de ellos puede ser un buen ejemplo para su respectiva familia. Haga hincapié en que somos bendecidos junto con nuestra familia cuando guardamos los mandamientos.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa 1 Nefi 17:3–22, 45–55 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.