La travesía por el mar

Primaria 4: El Libro de Mormón, 1995


Objetivo

Que los niños deseen ser merecedores de la compañía constante del Espíritu Santo.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, 1 Nefi 18. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.)

  2. 2.

    Lectura complementaria: Principios del Evangelio, capítulo 7.

  3. 3.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar del Libro de Mormón para cada niño.

    2. b.

      Un pañuelo o trozo de tela para vendar los ojos.

    3. c.

      Las láminas 4–15, La Liahona (“Las bellas artes del evangelio” 302; 62041); 4–19, Nefi atado; y 4–20, Lehi y su gente llegan a la tierra prometida (“Las bellas artes del evangelio” 304; 62045).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Al frente del aula, utilice sillas u otros objetos para crear obstáculos en el camino. Pida un voluntario para que se deje tapar los ojos. Luego de vendárselos, haga que el niño dé varias vueltas en el mismo lugar para desorientarlo y después explíquele que otro de sus compañeritos lo va a guiar a través de los obstáculos murmurándole en voz baja por dónde tiene que ir. Repita la actividad, pero esta vez pídales a los otros niños que den instrucciones equivocadas en voz bien alta para que el niño con los ojos vendados deba concentrarse para escuchar la voz baja que le da las instrucciones correctas.

Pida al niño que tuvo los ojos vendados que explique la diferencia que hubo entre las dos veces que recorrió el mismo camino.

• ¿Quién es el Espíritu Santo? ¿En qué forma nos ayuda? (Véase Principios del Evangelio, capítulo 7.)

• ¿De qué manera se parece la experiencia de ser guiado a través de los obstáculos a lo que pasa cuando escuchamos al Espíritu Santo?

• ¿Qué influencias malignas o “voces altas” hay a nuestro alrededor que pueden confundirnos y llevarnos por caminos equivocados?

Relato de las Escrituras

Utilizando 1 Nefi 18 narre el relato de la travesía por mar que tuvo que hacer la familia de Lehi. Use las láminas en los momentos apropiados. (Para sugerencias de cómo enseñar el relato de las Escrituras, véase “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.)

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Cómo pudo Nefi construir un barco que llevara a su familia sin contratiempos a través del océano? (1 Nefi 18:1–3.)

• ¿Qué hicieron Lamán y Lemuel, los hijos de Ismael y las esposas de ellos para que la Liahona dejara de funcionar? (1 Nefi 18:9–12.) ¿Qué nos ha dado nuestro Padre Celestial para guiarnos que es semejante a la Liahona? (El Espíritu Santo.) ¿Cuáles pueden ser las causas por las que nosotros o nuestros familiares pierdan la guía del Espíritu Santo?

• ¿Cómo afectó a sus padres y al resto de la familia la desobediencia de Lamán y Lemuel? (1 Nefi 18:12–19.) ¿Por qué afecta a nuestros padres y a otros miembros de la familia nuestra obediencia o desobediencia?

• ¿Cómo reaccionó Nefi cuando sus hermanos lo maltrataron? (1 Nefi 18:16.) ¿Por qué creen que Nefi alababa al Señor en lugar de murmurar por sus aflicciones?

• ¿En qué les gustaría parecerse más a Nefi?

• ¿En qué formas podemos recibir la inspiración del Espíritu Santo? (Puede llegar como un sentimiento de paz o consuelo, un pensamiento que nos inspira a hacer lo correcto, una voz que nos instruye, un sentimiento que nos advierte de un peligro, etc.)

• Pida a los miembros de la clase que hablen de las ocasiones en que hayan sentido la influencia del Espíritu Santo. ¿Qué podemos hacer para prepararnos para reconocer la influencia del Espíritu Santo?

• ¿Qué elecciones hizo Nefi para ser merecedor de la compañía del Espíritu Santo? (1 Nefi 18:3, 10, 16.) ¿Qué elecciones hacen ustedes diariamente que los hacen merecedores de la compañía del Espíritu Santo?

Actividades complementarias

Utilice en cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    En hojas de papel escriba por separado palabras u oraciones como las siguientes: oración, elección de amigos, palabras que utilizamos, programas de televisión, programas de videocasete, música, películas, obediencia a los padres, guardar los mandamientos, bondad hacia nuestros hermanos y hermanas, respeto por las demás personas, prestar servicio, u otras que usted considere apropiadas. Coloque las hojas dobladas de papel en un recipiente pequeño y pida a los niños que se acerquen de a uno y saquen una hoja de papel y lean lo que dice en ella al resto de la clase y expliquen de qué manera lo que está escrito en ella afecta nuestra capacidad de tener al Espíritu Santo en nuestra vida.

  2. 2.

    Repitan en conjunto los Artículos de Fe 1 y 4.

  3. 3.

    Analice con los niños cómo el seguir las enseñanzas de Jesús nos ayuda a tener la influencia del Espíritu Santo en nuestra vida. Pídales que elijan una de las enseñanzas de Jesús que deseen vivir más plenamente durante la semana entrante, que la escriban en una hoja de papel y la lleven a casa como recordatorio.

  4. 4.

    Canten o repitan la letra de la canción “El Espíritu Santo” (Canciones para los niños, Nº 56).

Conclusión

Testimonio

Si lo desea, puede relatar a los niños una experiencia por la que haya pasado, durante la cual haya sentido la influencia del Espíritu Santo. Exprese su testimonio de la importancia que tiene la influencia del Espíritu Santo en su vida y de la necesidad de contar con su compañía constante.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa 1 Nefi 18:5–25 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.