José Smith y la Primera Visión

Primaria 5: Doctrina y Convenios y la Historia de la Iglesia, 1996


Objetivo

Que los niños obtengan un testimonio más fuerte de que el profeta José Smith vio a nuestro Padre Celestial y a Su Hijo, Jesucristo.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con oración, José Smith—Historia 1:1–26 y el relato histórico que se encuentra en esta lección. Después estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños los relatos de los acontecimientos históricos y de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, págs. VI–VIII, y “La enseñanza de los acontecimientos históricos y de las Escrituras”, págs. VIII–X).

  2. 2.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que mejor promuevan la participación de los niños y los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Lleve a la clase dos cajas o bolsas de papel, que aparenten tener algo adentro. Escriba en ellas la palabra ¡Elígeme!

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar de La Perla de Gran Precio para cada niño.

    2. b.

      El mapa de la región de Nueva York–Ohio, que se encuentra al final de esta lección.

    3. c.

      La lámina 5–1, El profeta José Smith (Las bellas artes del Evangelio 401; 62002); la lámina 5–3, La familia de José Smith; la lámina 5–4, José Smith busca sabiduría en la Biblia (Las bellas artes del Evangelio 402); la lámina 5–5, La arboleda sagrada; la lámina 5–6, La Primera Visión (Las bellas artes del Evangelio 403; 62470).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar el interés

Pida a uno de los niños que salga del salón de clase por un momento. Muestre las dos cajas o bolsas al resto de los niños sin permitirles que vean el interior. Divida a los niños en dos grupos y dé una caja o bolsa a cada grupo. Diga a los niños de cada grupo que cuando el niño que salió regrese, ellos deben tratar de convencerlo de que elija la caja o bolsa de ellos. Una vez que lo haya hecho, pídale que conteste las siguientes preguntas:

• ¿Por qué escogiste esa?

• ¿Qué pensaste cuando otros trataban de decirte qué hacer?

Explique que cuando José Smith tenía catorce años de edad estaba muy confundido acerca de una decisión que debía tomar. Él deseaba escoger una iglesia a la cual unirse y no sabía por cuál decidirse. A pesar de que varias personas trataron de ayudarle a escoger, él se encontraba cada vez más indeciso. En medio de esa confusión, sintió dentro de sí que necesitaba más información antes de elegir con sabiduría, pues él quería saber cual era la iglesia verdadera. La situación del joven José era parecida a la del niño que tuvo que elegir entre las dos cajas o bolsas. Todos deseaban que él eligiera su iglesia pero José no sabía cuál era la verdadera.

Acontecimientos históricos y de las Escrituras

Enseñe a los niños acerca de la vida de José Smith y de los sucesos que lo llevaron a tener la Primera Visión tal como aparecen en José Smith—Historia 1:1–26 y en la siguiente narración. Muestre el mapa y las láminas cuando sea el momento apropiado.

José Smith nació en 1805 en el estado de Vermont, en los Estados Unidos de Norteamérica, siendo el cuarto de nueve hijos. Cuando José tenía diez años, él y su familia se mudaron al estado de Nueva York y establecieron su residencia cerca del pueblo de Palmyra (señale la región en el mapa). La familia Smith era pobre y todos tenían que trabajar a fin de satisfacer las necesidades materiales. La familia se había mudado muchas veces antes de establecerse en Palmyra, donde encontraron tierras fértiles para sus sembrados.

José Smith no tuvo muchas oportunidades de asistir a la escuela, de manera que aprendió lo más básico en lo referente a lectura, escritura y aritmética. La madre de José Smith dijo que él era como los demás niños de su edad hasta que tuvo la Primera Visión, que fue cuando se efectuó un gran cambio en él. Dijo que José tenía buenos modales, que era callado y que le gustaba estudiar y pensar acerca de cosas importantes. Era un joven alto, atlético y entusiasta, que casi nunca se enojaba.

La familia Smith amaba a Dios y deseaba guardar Sus mandamientos; leían la Biblia y a menudo oraban juntos. Al igual que el joven José, ellos también estaban indecisos en cuando a la iglesia verdadera de Jesucristo. Después que José tuvo la Primera Visión, su familia creyó en él y le brindó su apoyo en la gran labor a la que se le había llamado.

Explique que el curso de estudio de este año tratará sobre el libro Doctrina y Convenios y la historia de la Iglesia. Doctrina y Convenios es una colección de revelaciones divinas, la mayoría de ellas dadas por Jesucristo al profeta José Smith. Muchos sucesos históricos que ocurrieron en los primeros días de la Iglesia fueron registrados por el mismo José Smith y se encuentran en la sección de La Perla de Gran Precio titulada “José Smith—Historia”. Ayude a los niños a encontrar esta sección en sus ejemplares de las Escrituras.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Cuándo y dónde nació José Smith? (José Smith—Historia 1:3.) ¿Cómo se llamaban el papá y la mamá de José Smith? (José Smith—Historia 1:4.) ¿Cuántos hermanos tenía José? (José Smith—Historia 1:4.) ¿Cómo le ayudaron sus padres a prepararse para la obra que tenía que hacer?

• ¿A dónde se mudó la familia cuando se fue de Vermont? (José Smith— Historia 1:3.) Ayude a los niños a comprender que la familia se mudó de Vermont a Nueva York a fin de encontrar un mejor lugar para cultivar la tierra, y aún más importante, una razón que ellos mismos no conocían: para que José Smith estuviera cerca del lugar donde se encontraban enterradas las planchas de oro. ¿De qué maneras puede nuestro Padre Celestial dirigir nuestra vida sin que ni siquiera lo sepamos?

• ¿Por qué estaba José Smith tan confundido acerca de la iglesia a la cual debía unirse? (José Smith—Historia 1:5–10.) ¿En qué forma le ayudaron las Escrituras a decidir qué hacer? (José Smith—Historia 1:11—13.) ¿En qué forma les han ayudado las Escrituras a ustedes a tomar decisiones? (Si lo desea, podría compartir una experiencia personal.)

• ¿A dónde fue José Smith a orar? (José Smith—Historia 1:14.) ¿Por qué piensan que quería ir a un lugar en donde pudiera estar solo? Explique que el lugar al que José Smith fue a orar se llama “La arboleda sagrada”. (Véase la actividad complementaria Nº 6.)

• ¿Qué sucedió cuando José Smith comenzó a orar? (José Smith—Historia 1:15.) ¿De dónde salió la obscuridad? (José Smith—Historia 1:16.) ¿Cómo se libró el joven José de la obscuridad que lo rodeaba? (José Smith— Historia 1:17.) ¿Qué aprendió José acerca de Satanás y su poder por medio de esta experiencia? ¿Por qué es importante que recordemos que el poder de nuestro Padre Celestial es mayor que el de Satanás?

• ¿Por qué creen que Satanás no quería dejar que José Smith orara? ¿De qué manera trata Satanás de impedir que oremos o de que tratemos de hacer lo bueno? ¿Qué podemos hacer cuando Satanás nos tienta?

• ¿Quién se le apareció al joven José en la Arboleda Sagrada? (José Smith— Historia 1:17.) ¿Qué apariencia tenían estos personajes? ¿Qué le dijo nuestro Padre Celestial a José Smith? ¿Qué le enseñó esa visión acerca de nuestro Padre Celestial y de Jesucristo? (Véase la actividad complementaria Nº 1.)

• ¿Qué le dijo Jesucristo a José Smith con respecto a la iglesia a la cual debería unirse? (José Smith—Historia 1:18–19.) ¿Por qué? Tome las cajas o bolsas que utilizó para la actividad para despertar el interés y muestre que las dos están vacías. Señale que ninguna de las cajas o bolsas representaba la decisión “correcta”. Explique que ninguna de las iglesias que había en la época de José Smith eran la verdadera. Cada una de ellas poseía varias enseñanzas buenas, pero ninguna tenía toda la verdad del Evangelio.

• ¿Cómo reaccionaron los “profesores de religión” ante la visión del joven José? (José Smith—Historia 1:21–22.) ¿Por qué esa reacción sorprendió a José Smith? (José Smith—Historia 1:22–23.) Explique que perseguir quiere decir causarle sufrimiento a alguien a causa de lo que cree. ¿Han sido perseguidos ustedes alguna vez a causa de lo que creen? ¿Qué hicieron al respecto?

• ¿Que influencia ejerció la persecución en el testimonio de José Smith de la Primera Visión? (José Smith—Historia 1:25.) ¿Por qué es importante que todos nosotros tengamos un testimonio personal de la Primera Visión de José Smith? (Véase la actividad complementaria Nº 2.)

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen, o cometido, utilice una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Haga una copia del crucigrama que se encuentra al final de la lección, para cada niño. Ayude a los niños a llevarlo y luego analicen las respuestas. Si no fuera posible hacer una copia del crucigrama para cada niño, dibuje uno en la pizarra. Luego, lea las indicaciones a los niños haciendo una pausa para que escojan la respuesta adecuada. Haga que, por turno, escriban las respuestas en la pizarra. (Respuestas: 1. Nuestro Padre Celestial; 2. mayor; 3. Jesucristo; 4. distintos; 5. contestará; 6. destruir; 7. iglesia.)

  2. 2.

    Pida a dos niños que lean una de las siguientes citas cada uno:

    Joseph F. Smith, el sexto Presidente de la Iglesia, dijo: “El acontecimiento más grande que se ha verificado en el mundo, desde la resurrección del Hijo de Dios del sepulcro y su ascensión a los cielos, fue la visita del Padre y del Hijo al joven José Smith… Habiendo aceptado esta verdad, encuentro que es fácil aceptar todas las demás verdades que [José Smith]… declaró” (Joseph F. Smith, Doctrina del Evangelio, [La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, 1978], pág. 488).

    Ezra Taft Benson, el décimotercer Presidente de la Iglesia, nos enseñó: “Siempre deberían dar testimonio de la veracidad de la Primera Visión. José Smith vio al Padre y al Hijo, y Ellos hablaron con él tal como dijo que lo hicieron” (The Teachings of Ezra Taft Benson [Salt Lake City: Bookcraft, 1988], pág. 101).

    • ¿Por qué es importante tener un testimonio de la Primera Visión?

    Trate de que los niños comprendan que la Primera Visión es el cimiento del testimonio de la iglesia verdadera de Jesucristo. Una vez que creamos que nuestro Padre Celestial y Jesucristo verdaderamente se le aparecieron a José Smith y hablaron con él, podremos estar seguros de que todas las otras cosas que el Profeta enseñó o nos restauró son también verdaderas.

  3. 3.

    Ayude a los niños a aprender de memoria o a repasar el primer Artículo de Fe. Analicen la forma en que da testimonio de una verdad que descubrió José Smith por medio de la Primera Visión: que Dios el Eterno Padre y Su Hijo, Jesucristo, son dos personajes distintos.

  4. 4.

    Ayude a los niños a aprender de memoria José Smith—Historia 1:25 (desde donde dice: Porque había visto una visión) o Santiago 1:5. Muéstreles el libro de Santiago en el Nuevo Testamento y analicen el significado de la frase “da a todos abundantemente y sin reproche”.

  5. 5.

    Explique que José Smith fue escogido antes de nacer para restaurar el Evangelio de Jesucristo. Pida a los niños que lean 2 Nefi 3:14–15. Explique que José de Egipto profetizó que uno de sus descendientes restauraría el Evangelio a la tierra y que esa persona se llamaría José, igual que su padre. El profeta José Smith llevaba el nombre de su padre.

  6. 6.

    Trate que los niños comprendan que la Arboleda Sagrada se conserva tal como era en la época de José Smith y cuénteles el siguiente relato:

    “En 1860… un amigo de la niñez de José Smith … compró lo que había sido la granja de los Smith. Más tarde le dijo a su hijo… que él nunca había tocado un solo árbol de la arboleda que se encontraba al oeste de la granja porque José había dicho que ese era el lugar en el que recibió la Primera Visión… Un siglo y medio después de la Primera Visión, el bosque de diez acres conserva mucha de su belleza original. Los árboles que ya eran grandes en la época de José, todavía embellecen la antigua arboleda, muchos de ellos tienen más de 200 años” (Donald Enders, Ensign, abril 1990, pág. 16).

    Si lo desea, puede explicarles que a pesar de que sabemos que el lugar que se conoce como la arboleda sagrada es donde José Smith recibió la Primera Visión, no conocemos el lugar exacto donde ese acontecimiento sucedió.

  7. 7.

    Muestre a los niños el videocasete “La Primera Visión”.

  8. 8.

    Canten o repitan la letra de “La oración del Profeta” (Himnos, Nº 14), o la tercera estrofa de “En la primavera” (Canciones para los niños, pág. 57).

Conclusión

Testimonio

Dé su testimonio de la Primera Visión y del profeta José Smith. Aliente a los niños a orar para obtener un testimonio más fuerte de la Primera Visión.

Sugerencia de lectura

Sugiera a los niños que estudien en sus hogares José Smith—Historia 1:1–20 como repaso de la lección de hoy.

Sugerencias para que los niños hablen con la familia

Inste a los niños a que hablen con la familia sobre una parte específica de la lección, tal como un relato, una pregunta o actividad, o que lean con ella la “Sugerencia de lectura” que tienen para estudiar en casa.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.