La organización de la Iglesia restaurada de Jesucristo

Primaria 5: Doctrina y Convenios y la Historia de la Iglesia, 1996


Objetivo

Que los niños fortalezcan su testimonio de que la iglesia verdadera se restauró a la tierra por medio de la revelación.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con oración, el relato histórico que se encuentra en esta lección y en Doctrina y Convenios 20:1–4, 37, 71–79 y 21:1–5. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños los relatos de los acontecimientos históricos y de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, págs. VI–VIII, y “La enseñanza de los acontecimientos históricos y de las Escrituras”, págs. VIII–X.)

  2. 2.

    Lectura complementaria: Doctrina y Convenios 68:27 y Principios del Evangelio (31110 002), capítulos 16 y 17.

  3. 3.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que mejor promuevan la participación de los niños y los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar de Doctrina y Convenios para cada niño.

    2. b.

      La lámina 5–6, La Primera Visión (Las bellas artes del Evangelio 403; 62470); la lámina 5–8, Moroni se aparece a José Smith en su cuarto (Las bellas artes del Evangelio 404; 62492); la lámina 5–11, José Smith recibe las planchas de oro (Las bellas artes del Evangelio 406; 62012); la lámina 5–14, José Smith traduce las planchas de oro; la lámina 5–15, Juan el Bautista confiere el Sacerdocio Aarónico (Las bellas artes del Evangelio 407, 62013); la lámina 5–16, La restauración del Sacerdocio de Melquisedec (Las bellas artes del Evangelio 408, 62371); la lámina 5–20, La organización de la Iglesia.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar el interés

Utilizando las láminas que se indican en la sección “Preparación” (todas menos la lámina de la organización de la Iglesia), repase los acontecimientos de la vida de José Smith que condujeron a la restauración de la Iglesia verdadera sobre la tierra. Permita que los niños hagan comentarios relacionados con los acontecimientos que se ilustran.

• ¿Por qué sucedieron todas estas cosas en la vida de José Smith?

Lea, o pida a un niño que lea la siguiente cita:

“Ese día de la organización fue… la graduación de José por los diez años de admirable capacitación… Todos estos [acontecimientos] fueron pasos preliminares a ese histórico día 6 de abril” (Gordon B. Hinckley, “150–Year Drama: A Personal View of Our History”, Ensign, abril de 1980, págs. 11–12; véase Doctrina y Convenios, Doctrina del Evangelio, Manual para el maestro [34517 002], pág. 15).

Ayude a los niños para que comprendan que estos acontecimientos prepararon a José Smith para su obra más importante: ayudar al Señor a restaurar la Iglesia de Jesucristo en la tierra.

Acontecimientos históricos y de las Escrituras

Enseñe a los niños acerca de la organización de la Iglesia y sobre las instrucciones que se le dieron al profeta José Smith, tal como se describe en el siguiente relato histórico y en los pasajes de las Escrituras que se encuentran bajo la sección “Preparación”. Muestre la lámina de la organización de la Iglesia cuando sea el momento adecuado.

José Smith y Oliver Cowdery recibieron el Sacerdocio Aarónico y el Sacerdocio de Melquisedec de Juan el Bautista y de Pedro, Santiago y Juan respectivamente, en 1829 y, en ese entonces, se le dio a José Smith la autoridad para organizar la Iglesia y presidir sobre ella. En abril de 1830, José Smith recibió dos revelaciones importantes referentes a la forma en que se debía organizar la Iglesia. Estas revelaciones son, en la actualidad, Doctrina y Convenios 20 y 21, y en ellas se le dijo a José Smith que organizara la Iglesia de la misma forma que Jesucristo había organizado Su Iglesia cuando vivió en la tierra.

El Señor le reveló al Profeta el día exacto en que la Iglesia se debía organizar (véase D. y C. 20, el encabezamiento y el versículo 1). El martes 6 de abril de 1830, en casa de Peter Whitmer, padre, en Fayette, Nueva York, José Smith condujo una reunión a la que asistieron unas sesenta personas, con el fin de organizar la Iglesia.

Para que una iglesia quedara organizada, las leyes del estado de Nueva York exigían que tuviera seis miembros oficiales. José Smith y Oliver Cowdery se habían bautizado el día en que recibieron el Sacerdocio Aarónico, y después se habían bautizado Hyrum Smith, Peter Whitmer, hijo, Samuel H. Smith y David Whitmer. Estos hombres fueron los primeros miembros oficiales de la Iglesia. Todos ellos habían visto las planchas de oro y tenían un fuerte testimonio de que José Smith era un profeta y la persona por medio de la cual Jesucristo restauraría Su Iglesia.

Después de orar, José Smith preguntó a los presentes si aceptaban que él y Oliver Cowdery fueran sus maestros y líderes espirituales. Todos dijeron que sí, levantando la mano derecha (de la misma manera que sostenemos a las personas en sus llamamientos en la actualidad). José Smith y Oliver Cowdery se ordenaron el uno al otro al oficio de élder y repartieron la Santa Cena entre los presentes, después de lo cual confirmaron a las personas que ya habían sido bautizadas y les confirieron el don del Espíritu Santo. La Iglesia verdadera de Jesucristo estaba ya restaurada y organizada otra vez sobre la tierra. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la Iglesia restaurada de Jesucristo y enseña el mismo Evangelio que Él enseñó cuando vivió en la tierra (véase la actividad complementaria Nº 3).

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes con los niños en la clase hará que entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Cuándo se organizó la Iglesia? (D. y C. 21:3.) ¿Qué llamamiento se le dio a José Smith en la Iglesia? (D. y C. 20:2; 21:1.) ¿Qué llamamiento recibió Oliver Cowdery? (D. y C. 20:3.) ¿Quién les dio a José y a Oliver esos llamamientos? (D.y C. 20:4.) ¿Quién llama a los hombres a ser Apóstoles y los Profetas en la actualidad? (Jesucristo.)

• ¿Quiénes debían bautizarse? (D. y C. 20:37, 71.) ¿Qué significa ser responsable? ¿Cuál es la edad de responsabilidad? (D. y C. 68:27.) ¿En qué forma se debe efectuar el bautismo? (D. y C. 20:72–74.)

• ¿Cuándo debemos tomar la Santa Cena? (D. y C. 20:75.) ¿Por qué tomamos la Santa Cena?

• ¿Qué se les enseñó a los primeros miembros de la Iglesia con relación al profeta José Smith? (D. y C. 21:4–5.) En la actualidad, ¿quién nos dice lo que Jesucristo desea que hagamos? (El profeta actual.) ¿Dónde podemos escuchar o leer las enseñanzas del profeta actual? ¿Por qué debemos saber lo que nos enseña?

• ¿Por qué es importante que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días sea igual que la que organizó Jesús cuando estuvo en la tierra? ¿Por qué es necesario que tengamos la Iglesia de Jesucristo en la tierra en la actualidad? ¿Qué bendiciones reciben ustedes por ser miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días?

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido, utilice una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Entregue una copia del examen que se encuentra al final de la lección a cada niño (si no le fuera posible hacer fotocopias, escriba las preguntas en la pizarra). Pida a los niños que hagan el examen al principio de la lección para determinar cuánto saben acerca de la organización de la Iglesia o que lo hagan después de la lección como repaso.

  2. 2.

    Explique que Jesucristo le dijo con exactitud a José Smith la forma en que debía organizar la Iglesia; le dijo incluso cuál debería ser el nombre de ella (a pesar de que esta revelación se le dio en 1838, ocho años después de la organización de la Iglesia).

    • ¿Qué nombre le dijo Jesucristo a José Smith que se le debería dar a la Iglesia?

    Pida a uno de los niños que lea en voz alta el pasaje de Doctrina y Convenios 115:4, y a los demás que sigan la lectura. Explique que el nombre significa que es en realidad la Iglesia de Jesucristo restaurada a la tierra en nuestros tiempos, es decir, en los últimos días.

  3. 3.

    Divida la clase en dos grupos y dé a cada grupo un cartel con la siguiente inscripción:

    • La Iglesia de Jesucristo cuando Él estaba en la tierra

    • La Iglesia restaurada de Jesucristo: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

    Entregue las siguientes referencias de la Biblia al grupo denominado “ La Iglesia de Jesucristo cuando Él estaba en la tierra”; y al grupo con el nombre “La Iglesia restaurada de Jesucristo” las referencias de Doctrina y Convenios:

    • Mateo 3:13, 16 / D. y C. 20:72–74 (Bautismo por inmersión por alguien que tenga la debida autoridad.)

    • Efesios 2:19–20 / D. y C. 21:1 (Apóstoles y Profetas vivientes.)

    • Amós 3:7 / D. y C. 21:5 (Revelación actual.)

    • Lucas 22:19–20 / D. y C. 20:75. (La Santa Cena.)

    Pida a cada uno de los niños que lea en voz alta uno de los pasajes asignados a su grupo. Analice con los niños lo que dicen las referencias con relación a la Iglesia de Jesucristo. Haga que los niños comprendan que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se organizó de la misma forma en que estaba organizada la Iglesia de Jesucristo cuando Él estaba en la tierra.

  4. 4.

    Es importante que los niños entiendan que para tener un testimonio de Jesucristo y de Su Iglesia restaurada, deben creer que:

    • Jesucristo es el Hijo de nuestro Padre Celestial y nuestro Salvador.

    • José Smith es el profeta de Dios por medio del cual se restauró el Evangelio.

    • La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la Iglesia verdadera de Jesucristo.

    • Un profeta de Dios nos dirige en la actualidad.

    Trate de que los niños comprendan que, por medio del estudio y de la oración, pueden obtener un testimonio de que estas cosas son verdaderas y que piensen en las formas en que pueden obtener un testimonio de estos principios importantes, o fortalecer el que ya tienen.

  5. 5.

    Recuerde a los niños que los Apóstoles actuales son una parte importante de la Iglesia de Jesucristo. Pídales que busquen Mateo 10:2–4 y que lean los nombres de los doce Apóstoles originales de Jesucristo. Después, muestre láminas de los doce Apóstoles actuales (puede obtenerlas en la biblioteca de su centro de reuniones o en la revista Liahona,) y enséñeles sus nombres.

  6. 6.

    Ayude a los niños a aprender de memoria el sexto Artículo de Fe. Mencione que en la actualidad, la Iglesia tiene todas las posiciones que se mencionan en este Artículo de Fe, a pesar de que a algunas les hemos cambiado los nombres (por ejemplo: obispos en lugar de pastores y patriarcas en lugar de evangelistas).

  7. 7.

    Pida a los niños que canten o repitan la letra de “La Iglesia de Jesucristo” (Canciones para los niños, pág. 48) y mientras lo hacen pídales que presten atención para determinar cuáles son las dos cosas que saben y las cinco cosas que harán como miembros de la Iglesia. Haga una lista de esas cosas en la pizarra y repitan la canción una vez más.

Conclusión

Testimonio

Exprese su testimonio de que José Smith fue el profeta por medio del cual la Iglesia de Jesucristo fue restaurada a la tierra y mencione su gratitud por las muchas bendiciones que la Iglesia le brinda. Dé a los niños la oportunidad de hablar de las formas en que la Iglesia bendice sus vidas.

Sugerencia de lectura

Sugiera a los niños que lean en casa Doctrina y Convenios 20:1–4 y 21:1–5 como repaso de esta lección.

Sugerencias para que los niños hablen con la familia

Inste a los niños a hablar con la familia sobre una parte específica de la lección, tal como un relato, una pregunta o actividad, o que lean con ella la “Sugerencia de lectura” que tienen para estudiar en casa.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración