José Smith traduce la Biblia y otras Escrituras

Primaria 5: Doctrina y Convenios y la Historia de la Iglesia, 1996


Objetivo

Que los niños comprendan la función que José Smith tuvo en sacar a luz ciertas Escrituras e instarlos a estudiarlas.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con oración, los relatos de los acontecimientos históricos que se dan en esta lección; Doctrina y Convenios 26:1, 45:60–61; el octavo Artículo de Fe y los encabezamientos del libro de Moisés y del libro de Abraham en la Perla de Gran Precio. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños los relatos y los acontecimientos históricos y de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, págs. VI–VIII y “La enseñanza de los acontecimientos históricos y de las Escrituras”, págs. VIII–X.)

  2. 2.

    Lectura complementaria: José Smith—Historia 1:9, 12–13, 17–19, 36–39; 1 Nefi 13:26; y la Introducción de la Perla de Gran Precio.

  3. 3.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que mejor promuevan la participación de los niños y los ayude a alcanzar el objetivo de la lección.

  4. 4.

    Como actividad para despertar el interés, prepare un mensaje de dos o tres oraciones, similar al que se da a continuación (si su clase es pequeña, haga el mensaje un poco más largo e incluya más detalles):

    Un hermano y una hermana corrían por la vereda. El hermano perseguía una mariposa y se cayó. Su hermana lo ayudó a levantarse y juntos volvieron a su casa.

  5. 5.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un juego de las Escrituras para cada niño (la Biblia, el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y la Perla de Gran Precio).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar el interés

Haga que los niños se paren formando una fila. Susurre al oído del primer niño de la fila el mensaje de dos o tres oraciones y pídale que se la repita al niño de atrás y éste a su vez al que se encuentra detrás. Pídales que digan el mensaje sólo una vez y que continúen pasándolo hasta que éste llegue al oído del último niño de la fila. Una vez que hayan terminado, pida a ese niño que repita el mensaje en voz alta. Compare el mensaje que recibió el último niño con el mensaje original y observe cómo cambió.

• ¿Cuán cambiado estaba el mensaje cuando llegó al final de la fila? ¿Qué cosas fueron olvidadas? ¿Qué se le agregó?

• ¿Por qué creen que el mensaje cambió al pasar de un niño a otro?

Explique a los niños que de la misma forma que el mensaje cambió al pasar de una persona a otra, con el correr de los años, algunos de los pasajes de la Biblia fueron cambiados a medida que se fue traduciendo y haciendo copias manuscritas. Se efectuaron muchos errores: se agregaron algunas enseñanzas incorrectas a la Biblia y algunas enseñanzas importantes se omitieron. El Señor le mandó a José Smith que preparara una traducción de la Biblia que restaurara correctamente las enseñanzas (véase Artículos de Fe 1:8).

Acontecimientos históricos y de las Escrituras

Enseñe a los niños acerca de la función de José Smith de sacar a luz la traducción inspirada de la Biblia y de otras Escrituras, tal como se analiza en los siguientes relatos de los acontecimientos históricos y en los pasajes de las Escrituras enumerados en la sección “Preparación” (véase la actividad complementaria Nº 1).

Se le manda a José Smith traducir la Biblia

Mientras se encontraba traduciendo el Libro de Mormón, José Smith supo que, con el correr de los años, “muchas partes que son claras y sumamente preciosas” de la Biblia fueron omitidas o se perdieron (véase 1 Nefi 13:26). La Biblia es un libro sagrado que contiene la palabra de Dios; sin embargo, al copiarla y traducirla a varios idiomas, se cometieron errores. Se quitaron, cambiaron y agregaron palabras, todo lo cual hizo que cambiara el significado de algunos de los pasajes. Durante la apostasía que siguió a la muerte de Jesucristo, no había Profetas ni Apóstoles para cerciorarse de que las Escrituras se copiaran y se tradujeran correctamente. A José Smith se le mandó que preparara una nueva traducción de la Biblia, la cual restauraría y corregiría esas partes claras y preciosas.

Poco después de terminada la traducción del Libro de Mormón y de haberse organizado la Iglesia, José Smith recibió una revelación en la cual se le mandaba que estudiara la Biblia (véase D. y C. 26:1). Al estudiar el libro de Génesis, a José Smith le asaltaron un sin fin de preguntas y entonces oró a nuestro Padre Celestial pidiéndole que le ayudara a comprender la Biblia. En contestación a su oración, el Señor le reveló importante información acerca del Evangelio de Jesucristo y de la creación de la tierra. Esa información se publicó en el libro de Moisés, en la Perla de Gran Precio. (Pida a los niños que miren el encabezamiento del libro de Moisés en la Perla de Gran Precio; pídales también que miren el encabezamiento del libro de Génesis y adviertan que también se le llama “Libro primero de Moisés”.)

En 1830, José Smith comenzó a trabajar en la corrección de la traducción de la Biblia, siendo Sidney Rigdon su escriba. En esta traducción de la Biblia, José Smith no tradujo de un lenguaje antiguo, como lo hizo con el Libro de Mormón, sino que restauró lo que decía la Biblia a su significado original. A medida que el Profeta estudiaba y meditaba los versículos de la Biblia, era inspirado por el Espíritu Santo a corregir los errores que había en ella.

Mientras José Smith trabajaba en la traducción inspirada de la Biblia, su conocimiento del Evangelio aumentaba y era bendecido por el Espíritu Santo. Muchas revelaciones en Doctrina y Convenios fueron respuestas sobre declaraciones que había en la Biblia, que José Smith no comprendía.

José Smith traduce otros libros de las Escrituras

Parte de la información que le fue revelada a José Smith mientras se encontraba estudiando la Biblia se publicó en la Perla de Gran Precio, como el libro de Moisés. En la Perla de Gran Precio se publicó también el libro de Abraham, la traducción inspirada de José Smith de antiguos escritos egipcios.

A fines de la década de 1820, un explorador italiano llamado Antonio Lebolo descubrió en Egipto once momias en una tumba antigua. Cuando el señor Lebolo murió, las momias fueron enviadas a los Estados Unidos y en 1833, un hombre llamado Michael Chandler tomó posesión de ellas. Al abrir los sarcófagos (los ataúdes en los cuales se encontraban las momias) sintió una gran desilusión al no encontrar joyas ni nada de valor monetario; sin embargo, sujetos a los cuerpos de algunas de las momias había algunas envolturas de tela que contenían rollos de papiro, una clase de papel hecho de una planta del mismo nombre, que utilizaban los antiguos para escribir en ellos. Esos rollos de papiro estaban escritos en egipcio. El señor Chandler llevó esos rollos a Pennsylvania tratando de encontrar algunos eruditos que le dijeran lo que decían esos escritos, pero aún los más instruidos de todos ellos pudieron entender sólo unas pocas palabras.

El Señor Chandler entonces decidió viajar alrededor del país mostrando a la gente las momias; y fue así que, durante el verano de 1835, llegó a Kirtland, estado de Ohio. Allí conoció a José Smith, quien le dijo que esos escritos podían ser interpretados. Más tarde, unos amigos del Profeta compraron al señor Chandler cuatro momias y los rollos de papiro. José Smith estudió las letras y la gramática del antiguo idioma egipcio y después, con la ayuda del Espíritu Santo, tradujo lo que había escrito en los rollos de papiro. La traducción que hizo José Smith de esos escritos habla del antiguo profeta Abraham y se encuentra ahora publicada en la Perla de Gran Precio.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes con los niños en la clase hará que entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Cómo supo José Smith que había errores en la Biblia? ¿Por qué había errores? ¿Cómo corrigió José Smith esos errores?

• Según la revelación registrada en Doctrina y Convenios 26:1, ¿qué se le mandó hacer a José Smith? ¿De qué manera el estudio de las Escrituras lo preparó a José Smith para traducir? ¿En qué forma fue bendecido al estudiar las Escrituras?

• ¿Por qué debemos estudiar las Escrituras? ¿Qué pasa con nuestra comprensión del Evangelio cuando las estudiamos? ¿Quién puede ayudarnos a comprenderlas? ¿De qué manera el estudio de las Escrituras puede acercarnos más a nuestro Padre Celestial y a Jesucristo?

• ¿Qué hizo José Smith antes de comenzar a traducir los escritos que había en los rollos de papiro? ¿Por qué estudió el idioma egipcio? ¿Por qué pudo José Smith traducir los escritos que había en los papiros mientras que otras personas con más educación y estudios no pudieron hacerlo?

• ¿Qué libros de las Escrituras tenemos en la actualidad que el profeta José Smith ayudó a sacar a luz o a traducir? (Todos los libros canónicos: la Biblia, el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y la Perla de Gran Precio.) Repase con los niños la función que tuvo José Smith en la preparación de cada uno de esos libros para que nosotros los utilizáramos.

• ¿Cómo pueden ustedes y sus familias estudiar las Escrituras? (Véase las actividades complementarias Nº 4 y Nº 5.) ¿En qué forma han sido las Escrituras una bendición para ustedes y sus respectivas familias?

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido, utilice una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Prepare un rollo de papel para utilizar durante la lección. Escriba las siguientes oraciones en una hoja larga de papel (o utilice varias hojas pegándolas unas a otras para formar una larga), dejando suficiente espacio entre las frases con el fin de poderlas mostrar una a la vez:

    • La Biblia es un libro sagrado que contiene la palabra de Dios.

    • La gente cometió errores al copiar y traducir la Biblia.

    • A José Smith se le mandó corregir los errores que había en la Biblia.

    • A medida que José Smith estudiaba las Escrituras, su comprensión del Evangelio aumentaba.

    • Se encontraron rollos de papiro en los sarcófagos de algunas momias descubiertas en una tumba egipcia.

    • José Smith tradujo lo que había escrito en los rollos de papiro.

    • Al estudiar las Escrituras, aprenderemos acerca de nuestro Padre Celestial, de Jesucristo y del Evangelio.

    Pegue o adhiera con cinta engomada cada extremo de la hoja de papel a un palo de madera, tal como un trozo de palo de escoba, un lápiz grueso, una regla, o un tubo de cartón. Enrolle el papel en uno de los palos o tubos de cartón, de manera tal que sólo se pueda leer una sola oración.

    Muestre a los niños el rollo de papel y explíqueles que muchas veces los escritos antiguos se guardaban en rollos. A medida que enseñe la lección, vaya enrollando la hoja de papel de un palo o tubo al otro, mostrando sólo una oración a la vez, mientras analiza la información que ésta contiene.

  2. 2.

    Explique que aun cuando no utilizamos la traducción de la Biblia que hizo José Smith como un libro separado de las Escrituras, algunas selecciones de la traducción de José Smith de la Biblia en inglés se encuentran en la Combinación Triple. Ayude a los niños a localizar los lugares de las Escrituras donde se encuentran: José Smith—Mateo en la Perla de Gran Precio, y en la sección que le sigue a la Guía para el Estudio de las Escrituras, en la Combinación Triple.

    Compare algunos versículos de la Traducción de José Smith de la Biblia con los versículos originales de ese libro. Pida a uno de los niños que lea el versículo de la Biblia y a otro que lea el versículo de la Traducción de José Smith. Analice la forma en que clarifica el versículo la traducción de José Smith y lo hace más fácil de comprender.

    Ejemplos:

    Referencia

    Biblia (versión de Casiodoro de Reina, revisada por Cipriano de Valera).

    Traducción de José Smith

    Éxodo 4:21

    “Y dijo Jehová a Moisés: Cuando hayas vuelto a Egipto, mira que hagas delante de Faraón todas las maravillas que he puesto en tu mano; pero yo endureceré su corazón, de modo que no dejará ir al pueblo.”

    “Y dijo Jehová a Moisés: Cuando hayas vuelto a Egipto, mira que hagas delante de Faraón todas las maravillas que he puesto en tu mano, y yo te prosperaré; pero Faraón endurecerá su corazón, de modo que no dejará ir al pueblo.”

    1 Samuel 16:14

    “El Espíritu de Jehová se apartó de Saúl, y le atormentaba un espíritu malo de parte de Jehová.”

    “El Espíritu de Jehová se apartó de Saúl, y le atormentaba un espíritu malo que no era de parte de Jehová.”

    Juan 1:18 (TJS, Juan 1:19)

    “A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.”

    “Y a Dios nadie le vio jamás, excepto el que ha dado testimonio del Hijo; pues si no es por medio de él, nadie puede ser salvo.”

  3. 3.

    Repase José Smith—Historia 1:11–14 con los niños y ponga de relieve que José Smith recibió la Primera Visión después que, habiendo estudiado la Biblia, se sintió inspirado de buscar la sabiduría de Dios. Analice la importancia de estudiar las Escrituras y orar pidiendo al Padre Celestial bendiciones e inspiración.

  4. 4.

    Escriba en la pizarra los siguientes temas y en hojas de papel cada una de las referencias por separado.

    El ánimo.

    Deuteronomio 31:6.

    La obra misional.

    Doctrina y Convenios 112:28.

    El perdón.

    Mateo 6:14–15. Juan 13:34.

    El amor de nuestro Padre Celestial.

    Juan 3:16.

    El día de reposo.

    Moisés 3:3.

    La obediencia.

    Doctrina y Convenios 130:21.

    La oración.

    3 Nefi 18:21.

    El bautismo.

    Doctrina y Convenios 20:72–74.

    Explique a los niños que al estudiar las Escrituras encontramos consuelo sobre cosas específicas. Pida a cada niño que elija una hoja de papel, busque el pasaje de las Escrituras y lo lea al resto de la clase. Pida a la clase que haga coincidir el pasaje de las Escrituras que se acaba de leer con el tópico de la lista escrita en la pizarra.

    Enseñe a los niños a localizar la Guía para el Estudio de las Escrituras en la Combinación Triple y las Concordancias en la Biblia y explíqueles cómo utilizarlas para estudiar lo que las Escrituras dicen sobre temas en particular.

  5. 5.

    Pida a los niños que sugieran distintas formas en las cuales puedan estudiar las Escrituras y anótelas en la pizarra.

    Algunas de esas sugerencias podrían ser:

    • Ponerse la meta de leer uno o más versículos de las Escrituras al día.

    • Leer las Escrituras en voz alta con la familia.

    • Leer los relatos de las Escrituras en la revista Liahona.

    • Leer los Relatos del Antiguo Testamento (PBIC0336SP), los Relatos del Nuevo Testamento (31119 002 o PBIC0347SP), los Relatos del Libro de Mormón (31117 002 o PBIC0325SP), los Relatos de Doctrina y Convenios (31122 002 o PBIC037ASP) y los Relatos de las Escrituras (31120 002 o PBIC0358SP).

    • Después de escuchar un relato en un discurso en la Iglesia, buscar en casa el relato en las Escrituras y leerlo.

    • Después de cada lección de la Primaria, leer las “Sugerencias de lectura”, como repaso de la lección.

    • En la noche de hogar, hablar sobre algo de la lectura de las Escrituras con la familia.

    Si lo desea, pida a los niños que elijan y escriban una forma en la cual piensan estudiar las Escrituras durante la semana entrante.

  6. 6.

    Ayude a los niños a aprender de memoria el octavo Artículo de Fe y analice con ellos por qué creemos en la Biblia “hasta donde esté traducida correctamente”.

  7. 7.

    Canten o repitan la letra de la canción “Escudriñar, meditar y orar” (Canciones para los niños, pág. 66).

Conclusión

Testimonio

Exprese su testimonio y gratitud por las Escrituras. Hable de alguna experiencia personal en la que algún pasaje de las Escrituras haya tenido un significado especial para usted.

Sugerencias de lectura

Sugiera que los niños estudien en casa la segunda parte de la Introducción de la Perla de Gran Precio, la cual explica el material que contiene este libro, como repaso de esta lección.

Sugerencias para que los niños hablen con la familia

Inste a los niños a hablar con la familia sobre una parte específica de la lección, tal como un relato, una pregunta o actividad, o que lean con ella la “Sugerencia de lectura” que tienen para estudiar en casa.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.