Los miembros de la Iglesia establecen Winter Quarters

Primaria 5: Doctrina y Convenios y la Historia de la Iglesia, 1996


Objetivo

Que los niños comprendan que se pueden lograr grandes cosas cuando las personas colaboran y se prestan servicio mutuo.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con oración, Mosíah 2:17, los relatos de los acontecimientos históricos que se encuentran en esta lección y Doctrina y Convenios 136:1–11. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños los relatos y los acontecimientos históricos y de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, págs. VI–VIII y “La enseñanza de los acontecimientos históricos y de las Escrituras”, págs. VIII–X.)

  2. 2.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Escriba por separado en hojas de papel algunas de las referencias de los pasajes de las Escrituras que se dan a continuación (prepare la mitad de hojas del total de niños que haya en su clase):

    • Mosíah 2:18

    • Mosíah 2:21

    • Alma 30:8

    • Moroni 6:3

    • D. y C. 4:2

    • D. y C. 4:3

    • D. y C. 42:29

    • D. y C. 76:5

    • D. y C. 100:16

    Después corte las hojas a la mitad de manera que el libro quede en una parte de la hoja, y el capítulo y el versículo en otra (véase el dibujo). Corte cada una de las hojas en forma diferente para que las dos partes se puedan unir como las piezas de un rompecabezas.

    puzzle pieces
  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar de Doctrina y Convenios para cada niño.

    2. b.

      El mapa de la ruta hacia el oeste que siguieron los miembros de la Iglesia, que se encuentra al final de la lección.

    3. c.

      La lámina 5–42, Winter Quarters

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar el interés

Distribuya entre los niños las hojas de papel cortadas de forma que cada uno de los niños tenga por lo menos una hoja [o sea, una parte de la hoja original que luego cortó en dos]. Pida a cada uno de ellos que busque la referencia del pasaje de las Escrituras que tenga en su hoja.

• ¿Por qué no pueden encontrar el pasaje de las Escrituras que se ha anotado en su hoja de papel?

Explique a los niños que ellos deberán cooperar y ayudarse mutuamente a encontrar los pasajes de las Escrituras. Pídales que traten de hacerlas coincidir y luego que los dos busquen el pasaje de las Escrituras cuya referencia tienen anotada en sus hojas. Pida que uno de ellos la lea en voz alta. Indique a los niños que deben estar atentos para encontrar una palabra que aparece especialmente en cada uno de los pasajes.

• ¿Qué verbo aparece en cada uno de los pasajes?

Escriba en la pizarra la palabra SERVIR [como se habrá dado cuenta, el verbo está conjugado diferente en cada uno de los pasajes y sólo en uno de ellos está en infinitivo, explique a los niños que aun cuando es así, las palabras serviros, sirvieseis, sirváis, servirle, servirás, sirven y servirá son el mismo verbo servir, conjugado].

• ¿A quién debemos servir?

• ¿Como servimos a Dios?

Pida a uno de los niños que lea Mosíah 2:17 y analice con la clase el significado de este versículo.

Explique a los niños que en esta lección aprenderán sobre la forma en que los miembros de la Iglesia que fueron expulsados de Nauvoo sirvieron a Dios al prestarse servicio mutuamente.

Acontecimientos históricos y de las Escrituras

Enseñe a los niños acerca del viaje de los santos y los sucesos acontecidos en Winter Quarters [traducido al español significa “invernadero” o “cuarteles de invierno”], tal como se describen en los siguientes relatos de los acontecimientos históricos y en Doctrina y Convenios 136:1–11. Muestre el mapa y la lámina de Winter Quarters en el momento apropiado.

Recuerde a los niños que después que los miembros de la Iglesia hubieron trabajado mucho para terminar el Templo de Nauvoo y convertir la ciudad de Nauvoo en un lugar próspero, fueron expulsados de allí. Nuevamente se vieron obligados a dejar sus hogares para escapar de sus enemigos.

El campamento de Israel cruza el estado de Iowa

Para abril de 1846, el grupo principal de miembros, quienes se habían denominado a sí mismos, el “Campamento de Israel”, había logrado cruzar solamente la mitad del estado de Iowa. Algunos integrantes del grupo planeaban recorrer ese verano todo el camino hasta las Montañas Rocosas, pero no estaban seguros de poder conseguirlo. El tiempo había estado muy feo, tenían escasés de alimentos y provisiones en general y muchos de los santos todavía se encontraban cerca de Nauvoo. Por consiguiente, los líderes de la Iglesia decidieron establecer campamentos temporales y sembrar a lo largo del camino para poder recoger alguna cosecha, mientras se dirigían hacia el oeste. Esos campamentos ofrecerían al Campamento de Israel un lugar para quedarse por algún tiempo y a la vez proporcionaría comida y refugio a los miembros que llegaran después. Dos de esos primeros campamentos que se establecieron fueron las colonias de Garden Grove y Mount Pisgah, en el estado de Iowa.

Al mismo tiempo que los miembros de la Iglesia organizaban Garden Grove y Mount Pisgah, Estados Unidos le declaró la guerra a México y el gobierno le pidió a los líderes de la Iglesia que proporcionaran un ejército para ayudar a combatir a México. A pesar de resultarle sumamente difícil, los miembros de la Iglesia accedieron, ya que querían mantener una buena relación con el gobierno y además porque el dinero que ganarían los hombres que se enlistaran en el ejército serviría para comprar cosas necesarias para trasladarse al oeste. Quinientos hombres dejaron atrás a sus familias y fueron a pelear a California. Brigham Young prometió a esos hermanos, conocidos como el Batallón Mormón, que cuidarían a sus familias mientras ellos se encontraban ausentes. También les prometió que si eran justos y obedientes no tendrían que pelear en la guerra.

Cuando el Batallón Mormón partió, los demás miembros ayudaron a cuidar de las familias de los hermanos que se encontraban en servicio. Un día una mujer fue a ver al hermano Charles C. Rich, uno de los líderes de la Iglesia en Mount Pisgah y con lágrimas en los ojos le explicó que su esposo se encontraba ausente, sirviendo en el Batallón Mormón, y que ella y sus hijos no tenían qué comer. El hermano Rich le pidió a su esposa que diera un poco de harina a esa hermana, pero ella le contestó que tenían muy poco y que no podrían conseguir más. Aún así, el hermano Rich le dijo: “Deja que se lleve toda la que tenemos y confía en que el Señor proveerá”. La hermana Rich hizo lo que su esposo le pedía, pero se quedó pensando qué comerían sus propios hijos. Ese mismo día, se detuvieron unas carretas enfrente de la casa de la familia Rich y uno de los hombres le dio al hermano cincuenta dólares y le dijo que el Espíritu le había dicho que ellos no tenían dinero. El hermano Rich le entregó el dinero a su esposa y le dijo: “Ya ves que el Señor nos ha dado los medios para conseguir más harina”. Ese otro hermano también les dijo que habían pasado una carreta cargada de harina que iba en camino hacia allí y que podrían comprar lo que necesitaran. El hermano Rich compró harina, no sólo para su familia, sino también para los enfermos y necesitados de la colonia. (Véase Valientes, curso B, pág. 143.)

A principios de junio de 1846, un pequeño grupo de miembros, incluyendo algunos del Quórum de los Doce Apóstoles, partieron de Mount Pisgah para encontrar un lugar donde los santos pudieran quedarse a pasar el invierno [recuerde a los niños que no estén familiarizados con la zona, que en esa parte de los Estados Unidos los inviernos son sumamente crudos y cae mucha nieve]. Después de hacer arreglos con los indios americanos que vivían en la tierra por la que tendrían que viajar, el grupo decidió encontrar un sitio al oeste del río Misuri. En septiembre, cruzaron el río y se introdujeron en lo que hoy es el estado de Nebraska; una vez allí, eligieron un terreno alto que miraba hacia el río. Era una zona amplia con gran cantidad de plantas que sirvieron de alimento al ganado. Llamaron al lugar Winter Quarters e inmediatamente comenzaron a planificar la colonia.

Los miembros de la Iglesia se establecen en Winter Quarters

Muchos de los miembros de la Iglesia se mudaron a Winter Quarters y hacia el final del año, había un total de setecientas casas y casi cuatro mil miembros en esa colonia. Algunas de las casas eran cabañas de troncos mientras que otras se habían cavado en las laderas de las colinas. La colonia entera estaba rodeada por una alta empalizada que los protegía de las incursiones de los indios hostiles.

Todos trabajaron mucho para construir la colonia de Winter Quarters. Mientras que algunos de los hermanos edificaban casas, había otros que labraban la tierra y plantaban. Otro grupo se dedicaba a cuidar las numerosas manadas de ganado mientras que los demás juntaban heno para el invierno. Las hermanas hilaban, tejían y cosían confeccionando ropa, además de fabricar polainas con cuero de ciervo. Brigham Young pidió a un grupo de personas que construyera un molino cerca de la ribera del río con el fin de moler el trigo y hacer harina y a otro grupo a hacer canastos y tablas de lavar la ropa para vender. A pesar de todo el enorme esfuerzo que hicieron, los miembros pasaron por grandes dificultades para fundar la colonia de Winter Quarters y tuvieron que confiar en el Señor y los unos en los otros.

Ellos sabían que la única forma de sobrevivir era la de trabajar juntos y ayudarse mutuamente. Orson Spencer y su familia habían sido expulsados de Nauvoo junto con el resto de los santos y se encontraban camino hacia Winter Quarters cuando fue llamado a cumplir una misión en Inglaterra. Él no deseaba dejar a sus seis hijos; Ellen, la mayor sólo tenía catorce años; luego le seguía Aurelia de doce; Catharine de diez; Howard de ocho; George de seis y Lucy de cuatro. Su esposa había estado enferma y había fallecido en las afueras de Nauvoo y no tenía a nadie que cuidara de ellos. A pesar de todo, el hermano Spencer aceptó el llamamiento misional, llevó a sus hijos a Winter Quarters, les edificó una casa y luego pidió a sus vecinos que los ayudaran, quienes lo hicieron con gran disposición. Los niños mayores de la familia Spencer cuidaron de los más pequeños y aprendieron a ayudarse mutuamente. Ese invierno, se mantuvieron ocupados yendo a la escuela, manteniendo la casa limpia, cosiendo y estudiando con los niños de sus vecinos, haciendo adivinanzas y cuentos, y jugando con ellos.

Con el fin de organizar el cuidado mutuo, se dividió Winter Quarters en veintidós barrios y se dieron instrucciones a los líderes de cada barrio de velar por las necesidades espirituales y físicas de la gente del mismo. Ellos tenían servicios de Escuela Dominical con el fin de fortalecer la fe de los miembros del barrio y se establecieron escuelas para los niños. Las clases se llevaban a cabo en las casas o al aire libre si el tiempo estaba bueno.

El problema más grande que enfrentaban los miembros en Winter Quarters era las enfermedades, especialmente la malaria, la cual era trasmitida por los mosquitos que infectaban las pantanosas aguas del río y por la falta de fruta y verdura fresca que hacía que no tuvieran una buena nutrición. Más de seiscientas personas murieron y fueron enterradas en Winter Quarters ese otoño e invierno. La mayoría de las personas se enfermaron y los pocos que permanecieron sanos pasaban todo el tiempo cuidando a los demás. Vilate Kimball, la esposa del apóstol Heber C. Kimball, iba de un lado al otro de la colonia llevando comida y cuidando de los enfermos; tan ocupada estuvo cuidando a otros que rara vez se detenía para comer o cuidar de sí misma. Muchas personas se curaron por medio del ayuno y la oración y la disposición de los demás de prestar servicio y cuidar de ellos.

Los miembros de la Iglesia en Winter Quarters ayudaron también a personas que no eran miembros. En diciembre de 1846, un jefe indio llamado “Big Head” [cabeza grande] acampó cerca de Winter Quarters con parte de su familia y amigos. Pero una noche, fueron atacados por otra banda de indios y “Big Head” y algunos de los de su tribu fueron heridos gravemente. Los hermanos de Winter Quarters los llevaron con ellos y los cuidaron hasta que otros indios de la tribu fueron a buscarlos.

A pesar de todas las penurias y el trabajo arduo, los miembros no solamente trabajaron, sino que también se divertían juntos; llevaban a cabo bailes, reuniones familiares y celebraciones comunitarias. La música y la risa se dejaban escuchar con frecuencia en Winter Quarters.

Los miembros de la Iglesia se preparan para dejar Winter Quarters

En enero de 1847, Brigham Young recibió una revelación (D. y C. 136) concerniente al Campamento de Israel y acerca de las preparaciones para continuar viajando hacia el oeste. Mientras se encontraban en Winter Quarters, la gente debía organizarse a sí misma en compañías y preparar todo aquello que pudieran necesitar para continuar la marcha a través de las planicies y las montañas. Debían también continuar construyendo casas y plantando para los miembros que se quedarían en Winter Quarters hasta la siguiente primavera. En abril de 1847, la primera compañía, guiada por Brigham Young, llamada la Compañía Pionera, partió de Winter Quarters para el Valle del Lago Salado. Otras compañías partieron más tarde ese mismo año y al año siguiente. Para fines de 1848, Winter Quarters quedó vacío.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Por qué creen que fue muy difícil para los miembros enviar al Batallón Mormón a California con el fin de ayudar con la guerra? ¿Por qué creen que estos hombres accedieron a ir? ¿En qué forma la situación se volvió aún más difícil para ellos luego que estos hombres partieron?

• ¿De qué manera ayudó a otras personas la familia Rich? Recuerde a los niños que el hermano Charles Rich le dijo a su esposa que confiara en el Señor. ¿En qué forma ayudó el Señor a la familia Rich? Indique que, por lo general, el Señor envía a otras personas para aliviar nuestras necesidades. ¿Por qué es importante que prestemos atención a las necesidades de los demás y estemos dispuestos a brindarles nuestra ayuda? ¿Cómo han ayudado ustedes a otras personas necesitadas? ¿Cómo se sintieron cuando lo hicieron?

• ¿De qué manera se ayudaron mutuamente los miembros para construir Winter Quarters? ¿Qué hubiera pasado si cada una de las familias hubiera tenido que hacer todo por sí misma (edificar su casa, arar y sembrar, hilar y coser ropa)? (Véase la actividad complementaria Nº 1.)

• ¿Cómo ayudaron los vecinos a la familia Spencer para que el hermano pudiera cumplir con la misión para la cual había sido llamado? ¿Cómo se ayudaron mutuamente los niños de esa familia? ¿De qué manera pueden ustedes ayudar a otras personas? ¿De qué manera pueden ustedes ayudar a su familia? (Véase la actividad complementaria Nº 2.)

• ¿Por qué creen que los miembros en Winter Quarters disponían de cierto tiempo para divertirse juntos a pesar de que la situación en que se encontraban era tan difícil? ¿En qué forma creen que les beneficiaba el hacerlo? ¿Por qué piensan que es importante que trabajemos, adoremos y nos divirtamos juntos en familia o con los miembros de nuestro barrio (o rama)?

• ¿Qué instruyó el Señor a los santos hacer mientras se encontraban en Winter Quarters? ¿Prepararse para mudarse al oeste; D. y C. 136:1–2, 5.) ¿Qué les pidió que hicieran para ayudar a otros miembros? (D. y C. 136: 8–9.) ¿Qué les prometió el Señor si se preparaban y se ayudaban mutuamente? (D. y C. 136:11.)

• ¿Qué importantes lecciones creen ustedes que aprendieron los miembros en Winter Quarters? ¿Qué aprendemos de lo que ellos pasaron?

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido utilice una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Pida a los niños que hagan de cuenta que son pioneros que acaban de llegar a Winter Quarters.

    • ¿Qué necesitan hacer para construir Winter Quarters?

    Anote en la pizarra todas las respuestas de los niños (éstas deben incluir: edificar casas, arar, sembrar, cuidar a los animales, juntar heno, construir un molino para moler trigo y hacer harina, hilar, confeccionar ropa y construir una empalizada).

    Dé una hoja de papel y un lápiz a cada uno de los niños y dígales que tienen un minuto para dibujar todas las cosas que se encuentran escritas en la pizarra. Podrán comenzar a dibujar cuando usted diga “ya”. Una vez que haya pasado el minuto, diga “paren” y pida a los niños que muestren cuánto pudieron hacer.

    Pida a los niños que den vuelta a la hoja de papel y luego asigne a cada uno una cosa de las enumeradas en la pizarra. Déles un minuto para dibujar y luego pídales que muestren lo que han hecho después de haber unido sus esfuerzos.

    • ¿De qué manera la forma en que dibujaron esta última vez se asemeja a la manera en que se construyó Winter Quarters?

    Hágales ver cuánto más se logró cuando los niños colaboraron y trabajaron en conjunto.

    • ¿Qué pasaría si tuvieran que hacer todo para atender la casa y la familia?

    ¿Qué pasaría si tu mamá o tu papá tuvieran que hacer todo? ¿Por qué es importante que trabajemos juntos y nos ayudemos mutuamente?

  2. 2.

    Pregunte a los niños:

    ¿Qué sienten cuando alguien hace algo para ayudarlos? ¿Qué sienten cuando hacen algo para ayudar a otra persona?

    Pida a los niños que relaten experiencias que ellos hayan tenido relacionadas con brindar o recibir ayuda.

    Escriba Prójimo y Familia en la pizarra y luego pida a los niños que sugieran qué pueden hacer para ayudar a su prójimo y a sus familiares. Escriba las respuestas en la pizarra bajo el título apropiado. Entregue a cada uno de los niños una hoja de papel y un lápiz y pídales que escojan y anoten una o dos cosas de la lista para llevar a cabo durante la siguiente semana.

  3. 3.

    Consulte con la presidenta de la Primaria y con el líder del sacerdocio acerca de algún pequeño proyecto de servicio que los niños pudieran hacer como clase en beneficio de alguien del barrio, rama o la comunidad en donde viven. Ayude a los niños a planear y llevar a cabo ese proyecto de servicio.

  4. 4.

    Ayude a los niños a aprender de memoria Mosíah 2:17 y recuérdeles que nuestro Padre Celestial se complace cuando, al prestar servicio a los demás, le servimos a Él.

  5. 5.

    Repase el décimotercer Artículo de Fe con los niños y explíqueles que “ser… benevolentes” y “hacer el bien a todos los hombres” son principios de servicio.

  6. 6.

    Canten o repitan la letra de las canciones “Yo trato de ser como Cristo” (Canciones para los niños, pág. 40) o “Tú me has dado muchas bendiciones” (Himnos, No. 137).

Conclusión

Testimonio

Testifique que por medio del servicio a los demás somos más cristianos y obtenemos la verdadera felicidad. Exprese la gratitud que siente por lo que otras personas hacen por usted y por las oportunidades que se le presentan de prestar servicio a los demás. Inste a los niños a buscar la forma de ayudar a sus familias y amigos.

Sugerencias de lectura

Sugiera que los niños estudien en casa Mosíah 2:17 como repaso de la lección de hoy.

Sugerencias para que los niños hablen con la familia

Inste a los niños a hablar con la familia sobre una parte específica de la lección, tal como un relato, una pregunta o actividad, o que lean con ella la “Sugerencia de lectura” que tienen para estudiar en casa.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.