José perdona a sus hermanos

Primaria 6: El Antiguo Testamento, 1996


Objetivo

Que los niños sientan el deseo de perdonar a los demás.

Preparación

  1. 1.

    Con oración, estudie:

    • Génesis 42:1–38: Jacob envía a sus hijos a comprar grano a Egipto. Ellos se inclinan ante José.

    • Génesis 43:1–34: Jacob envía a Benjamín a Egipto.

    • Génesis 44:1–34: José hace arreglos para detener el regreso de sus hermanos a Canáan.

    • Génesis 45:1–19: José se da a conocer a sus hermanos y se regocijan juntos.

  2. 2.

    Lectura complementaria: Mateo 6:14–15 y Doctrina y Convenios 64:10.

  3. 3.

    Estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras (véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII). Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que mejor promuevan la participación de los niños y los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar de la Biblia para cada niño.

    2. b.

      Un ejemplar de Doctrina y Convenios.

    3. c.

      Una hoja de papel y un lápiz para cada niño.

    4. d.

      La lámina 6–20: José perdona a sus hermanos.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para captar la atención

Entregue a cada uno de los niños una hoja de papel y un lápiz, y pídales que escriban los números del 1 al 5 en una columna sobre el lado izquierdo de la hoja. Explique que usted les va a hacer un cuestionario acerca del perdón. Todas las preguntas se pueden contestar con un sí o un no.

  1. 1.

    ¿Perdonas cuando dices: “Te perdono, pero nunca voy a olvidar lo malo que fuiste conmigo”?

  2. 2.

    ¿Perdonas cuando te alegras al saber que algo malo le ha pasado a alguien que no te agrada?

  3. 3.

    ¿Perdonas cuando quieres vengarte de alguien que te ha empujado o pegado?

  4. 4.

    ¿Perdonas cuando dejas de hablarle a alguien que dijo mentiras acerca de ti?

  5. 5.

    ¿Perdonas cuando hablas mal de la persona que no te elige para que integres su grupo?

Indique que la respuesta correcta para todas las preguntas es no. Explique que para perdonar verdaderamente debemos:

  1. 1.

    Vencer nuestros sentimientos de enojo.

  2. 2.

    No juzgar ni criticar a los demás.

  3. 3.

    Olvidar lo que ocurrió.

Pida a los niños que hagan un repaso breve del relato de la forma en que los hermanos de José lo vendieron a Egipto (véase la lección 15) y explique que esta lección trata sobre cómo perdonó José a sus hermanos por haberse comportado tan mal con él.

Relato de las Escrituras

Utilice la lámina en el momento apropiado para enseñar a los niños el relato de los pasajes de las Escrituras enumerados en la sección “Preparación”. (En “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII, encontrará varias sugerencias de cómo enseñar los relatos de las Escrituras.)

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios en su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Por qué envió Jacob a sus hijos a Egipto a comprar trigo? (Génesis 41:56–57; 42:1–2.) ¿Cuáles de los hijos de Jacob no fueron? ¿Por qué no fueron? (Génesis 42:3–4.)

• ¿Qué sueño profético cumplieron los hermanos de Jacob cuando se inclinaron ante él? (Génesis 37:7–8; 42:6.)

• ¿Por qué los hermanos de José no lo reconocieron? (Génesis 42:7–8, 23; habían pasado veintidós años desde que habían visto a José. Cuando ellos lo vendieron a Egipto, él tenía diecisiete años y ahora era ya un hombre maduro. Ellos no esperaban volver a ver a José ni esperaban que fuera el segundo hombre más poderoso en Egipto. Además, él les habló en otro idioma y se comunicó con ellos por medio de un intérprete.)

• ¿Cómo supo José que sus hermanos se sentían culpables por lo que le habían hecho? (Génesis 42:21–23; recuerde a los niños que los hermanos no sabían que José podía entender lo que ellos decían.) ¿De qué forma podemos librarnos de los sentimientos de culpabilidad?

• ¿Qué les dijo José a sus hermanos que tenían que hacer antes de que él les volviera a vender grano? (Génesis 42:15–16, 20.)

• ¿Por qué no deseaba Jacob que Benjamín fuera a Egipto? (Génesis 42:36, 38.) ¿Por qué finalmente accedió Jacob a que Benjamín fuera con sus hermanos? (Génesis 43:1–4.)

• ¿Cómo se sintió José cuando vio a su hermano Benjamín? (Génesis 43:29–30.) ¿Por qué piensan ustedes que José sentía una cercanía tan especial por Benjamín? (José y Benjamín tenían la misma madre.)

• ¿Qué hizo José para evitar que sus hermanos regresaran a Canáan? (Génesis 44:1–5, 11–13.) ¿Por qué creen que lo hizo?

• ¿Qué hizo Judá que demostró que se había arrepentido y se había vuelto una persona más buena y considerada? (Génesis 43:8–9; 44:31–34; recuerde a los niños que había sido idea de Judá la de vender a José a los ismaelitas.) ¿Qué podrían hacer ustedes para ser más buenos y considerados con su familia?

• ¿Qué beneficios se dio cuenta José que habían resultado al haber sido vendido a Egipto? (Génesis 45:5–8.) Indique que cada vez que José se enfrentaba a una situación difícil, tenía una buena actitud y lograba que una mala experiencia se convirtiera en una experiencia positiva. ¿Qué situaciones difíciles enfrentan que podrían convertir en experiencias positivas?

• ¿Cómo demostró José que había perdonado a sus hermanos? (Génesis 45:9–11, 14–15.) ¿Cómo piensan que se sintió él? ¿Cómo se sienten ustedes cuando perdonan a alguien que los ha tratado mal? (Véase la actividad complementaria N° 1.) ¿Cómo se sienten cuando alguien los perdona?

• ¿Por qué tenemos todos que aprender a perdonar a los demás? (Mateo 6:14–15; D. y C. 64:10.) (Véase la actividad complementaria N° 4.) Invite a los niños a hablar sobre experiencias positivas que hayan tenido con respecto al perdón.

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido, utilice una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Escriba por separado en tiritas de papel, palabras tales como: enojado, tranquilo, feliz, celoso, amoroso, infeliz, criticón y amigable. Escriba las palabras Que perdona y Que no perdona en la pizarra y reparta las tiritas de papel entre los niños. Pídales que, se turnen para decir la palabra que les tocó y que la coloquen en la pizarra debajo del término que corresponda.

  2. 2.

    Lleve a la clase accesorios sencillos, tales como batas y bufandas y pida a los niños que representen una o varias partes del relato de José y sus hermanos.

  3. 3.

    Haga una “medalla” [una insignia o una condecoración] para cada niño. Átele una cinta, hilo o estambre para que se la puedan colgar del cuello. Lea Mateo 6:14–15 con los niños y analice su significado. Trate de que ellos comprendan que si perdonan a los demás, serían más felices y nuestro Padre Celestial los perdonará por las cosas malas que hagan. Pídales que piensen en alguien que los haya ofendido e ínstelos a orar por esa persona y luego hacer algo bueno por ella. En las Olimpíadas, los mejores atletas ganan medallas por sus actuaciones. La actuación espiritual es mucho más importante que una actuación atlética y cada uno de nosotros será bendecido por perdonar a quienes nos hayan ofendido. A medida que cada niño acepte el cometido de devolver un bien por un mal, entrégueles “una medalla” como recordatorio de la promesa que hicieron.

  4. 4.

    Hable con los niños acerca del perdón. Si lo desea, lleve a la clase una bolsa y algunas piedras, libros u otros objetos pesados. Pida a uno de los niños que sostenga la bolsa a medida que usted le va poniendo las piedras. Explique que cada una de las rocas representa un sentimiento de enojo o resentimiento. Pida al niño que camine alrededor del salón de clases o que simplemente sostenga la bolsa por un rato. Explique que cuando nos guardamos nuestros sentimientos de enojo y resentimiento, éstos se convierten en una carga para nosotros. Si perdonamos a los demás, nuestra carga desaparecerá y nos sentiremos mejor. (Saque las piedras de la bolsa.) Haga hincapié en que la gente es más importante que los problemas. Es importante perdonar a los demás y continuar amándolos y preocupándonos por ellos. Aliente a los niños a tener el mismo espíritu de perdón que tuvo José para con sus hermanos.

    Sugiera a los niños que hagan esta actividad con sus respectivas familias. Aliéntelos a analizar cómo el permanecer enojados o resentidos es como llevar permanentemente con nosotros una bolsa llena de piedras.

  5. 5.

    Escriba Doctrina y Convenios 64:10 en la pizarra; luego lea el pasaje y analícelo con los niños. Explique que cuando estamos llenos de sentimientos de enojo hacia los demás, no podemos tener al Espíritu Santo con nosotros. Nuestro Padre Celestial desea que perdonemos para que estemos libres de esos sentimientos de enojo y disfrutemos de la compañía del Espíritu Santo. Ayude a los niños a aprender de memoria ese pasaje de las Escrituras pidiéndoles que lo repitan mientras usted va borrando una palabra a la vez.

  6. 6.

    Canten o repitan la letra de la primera estrofa de la canción “Saber perdonar” (Canciones para los niños, pág. 52).

Conclusión

Testimonio

Testifique sobre la importancia de perdonar a los demás. Si lo desea, describa la paz que usted haya sentido después de haber podido perdonar a alguien.

Sugerencias para que los niños hablen con la familia

Inste a los niños a hablar con la familia sobre una parte específica de la lección, tal como un relato, una pregunta o actividad, o que lean con ella las “Sugerencias de lectura” que tienen para estudiar en casa.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa Génesis 45:1–8 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.