Moisés libera a los israelitas de la esclavitud

Primaria 6: El Antiguo Testamento, 1996


Objetivo

Enseñar a los niños que el sacerdocio es el poder de Dios.

Preparación

  1. 1.

    Con oración, estudie:

    • Éxodo 5:1–9: Moisés y Aarón le piden a Faraón que libere a Israel.

    • Éxodo 7:1–3, 8–25: Moisés le ha de trasmitir la palabra del Señor a Faraón; convierte una vara en una culebra y las aguas del río en sangre.

    • Éxodo 8:6–24: El Señor envía plagas de ranas, de piojos y de moscas.

    • Éxodo 9:6, 10, 23: El Señor destruye el ganado de los egipcios y envía plagas de úlceras y granizo.

    • Éxodo 10:14–15, 22: El Señor envía plagas de langostas y de tinieblas.

    • Éxodo 11:5: El Señor declara que morirá todo primogénito en la tierra de Egipto.

    • Éxodo 12:21–40: El Señor instituye la Pascua.

    • Éxodo 13:3, 21–22: El Señor proporciona una columna de nube y una columna de fuego para guiar a los israelitas.

    • Éxodo 14:5–31: Los israelitas cruzan el Mar Rojo por tierra seca.

    Nota: En la Biblia, donde dice que el Señor endureció el corazón de Faraón, la Traducción de José Smith dice que Faraón endureció su propio corazón.

  2. 2.

    Estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras (véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII). Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que mejor promuevan la participación de los niños y los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar de la Biblia para cada niño.

    2. b.

      Un ejemplar de Doctrina y Convenios.

    3. c.

      La lámina 6–12: El cruce del Mar Rojo (62100).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para captar la atención

Dé a los niños las siguientes pistas y pídales que levanten la mano cuando piensen que ya saben qué está describiendo:

  • El Señor bendice a Sus hijos por medio de él.

  • Moisés lo recibió de su suegro, Jetro.

  • Hace posible que las familias sean eternas.

  • Se puede conferir a los varones dignos que han sido bautizados, de doce años y mayores.

  • Es un gran poder.

  • Su nombre comienza con la letra s.

  • ¿Qué es?

Cuando los niños hayan adivinado que la respuesta es el sacerdocio, pregúnteles si saben qué es el sacerdocio. Hágales comprender que se trata de la autoridad y el poder de Dios, que Él otorga a los hombres para que actúen en Su nombre. Diga a los niños que en esta lección ellos aprenderán más sobre la forma en que Moisés utilizó el sacerdocio y liberó a los israelitas de la esclavitud.

Relato de las Escrituras

Enseñe a los niños el relato de cuando Moisés liberó a los israelitas de la esclavitud, tal como se encuentra en los pasajes de las Escrituras que aparecen en la sección “Preparación”. (En “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII, encontrará varias sugerencias de cómo enseñar los relatos de las Escrituras.) Utilice la lámina en el momento apropiado. Recuerde a los niños que los israelitas habían vivido en Egipto desde la época de José (unos 400 años) y que había subido al poder un faraón que estaba en contra de ellos y los había esclavizado. Durante el análisis de esta lección, haga hincapié en los siguientes conceptos:

• El Faraón rehusó la súplica de Moisés de dejar libres a los israelitas (Éxodo 5).

• El Señor le mandó a Moisés utilizar su sacerdocio para hacer descender plagas sobre los egipcios, pero aún así, Faraón se negó a dejar libres a los israelitas (Éxodo 7:20–21; 8:6, 17, 24; 9:6, 10, 23; 10:14–15, 22; 11:5).

• Cuando los hijos de Israel por fin escaparon de Egipto, Moisés utilizó nuevamente el poder del sacerdocio para salvar a su pueblo de los ejércitos de Faraón, que trataron de capturarlos (Éxodo 13:3, 21–22; 14:5–31).

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios en su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• Cuando Moisés y Aarón le pidieron a Faraón que permitiera que los israelitas adoraran en el desierto por tres días, ¿qué les respondió Faraón? (Éxodo 5:2.) ¿Qué cargas extras puso él sobre los israelitas? (Éxodo 5:6–9.)

• Cuando el Señor le dijo a Moisés que fuera a ver a Faraón y le pidiera nuevamente que dejara ir al pueblo de Israel, Moisés se sintió incompetente. ¿Cómo le ayudó el Señor a Moisés a cumplir este llamamiento? (Éxodo 7:1–2; indique que la aclaración que hace José Smith en su traducción de ese pasaje dice que el Señor hizo de Moisés un Profeta y que a Aarón le mandó ser el portavoz de su hermano.)¿Cómo respondió Faraón a esta súplica? (Éxodo 7:3; Faraón endureció su corazón.)

• ¿Cuál fue el primer milagro que Moisés y Aarón efectuaron ante Faraón? (Éxodo 7:10.) ¿Por medio de qué poder se efectuó ese milagro?

• ¿Por medio de qué poder pudieron los hechiceros imitar ese milagro? (Éxodo 7:11–12.) ¿Por qué pudo la culebra de Aarón devorar las culebras de los hechiceros? Explique que el poder del sacerdocio es mucho más grande que cualquier otro poder.

• ¿Cuáles fueron las diez plagas que el Señor le mandó a Moisés que hiciera descender sobre Egipto debido a que Faraón se negaba a dejar ir a Israel? (Véase la actividad complementaria N° 1.)

  1. (1)

    Éxodo 7:20–21, el río se convierte en sangre.

  2. (2)

    Éxodo 8:6, ranas.

  3. (3)

    Éxodo 8:17, piojos.

  4. (4)

    Éxodo 8:24, moscas.

  5. (5)

    Éxodo 9:6, muere el ganado.

  6. (6)

    Éxodo 9:10, úlceras.

  7. (7)

    Éxodo 9:23, granizo y fuego.

  8. (8)

    Éxodo 10:14–15, langostas.

  9. (9)

    Éxodo 10:22, tinieblas.

  10. (10)

    Éxodo 11:5, muerte de los primogénitos.

• ¿Cómo solía reaccionar Faraón con cada plaga? (Éxodo 8:8, 13, 15.)

• Después de los dos primeros milagros, los hechiceros no pudieron imitar más las plagas. ¿Qué reconocieron los hechiceros? (Éxodo 8:18–19.) ¿Qué efecto pueden tener las señales y los milagros en nuestra fe? (D. y C. 63:9.) Explique que los milagros y las señales no nos darán un testimonio. Una vez que hayamos hecho nuestra parte para obtener un testimonio, en ocasiones se nos bendice con señales o milagros que fortalecen nuestra fe.

• Durante la décima plaga, ¿cómo sabía el ángel destructor cómo pasar de largo por las casas de los israelitas? (Éxodo 12:21–23.) ¿En qué forma fueron bendecidos los israelitas por obedecer al profeta Moisés? ¿Por qué debemos ser obedientes a nuestros líderes de la Iglesia?

• ¿A cuántas personas sacó Moisés de la tierra de Egipto? (Éxodo 12:37. Nota: el pasaje de las Escrituras sólo menciona el número de hombres, pero había también mujeres y niños además de los seiscientos mil hombres.) ¿Cómo sabían a dónde dirigirse? (Éxodo 13:21.)

• ¿De qué manera reaccionaron los hijos de Israel cuando vieron que todos los carros de Egipto los perseguían? (Éxodo 14:10–12.) ¿Cómo debemos reaccionar cuando se nos presentan dificultades en la vida? ¿Qué le dijo Moisés al pueblo cuando los carros se fueron acercando? (Éxodo 14:13–14.) ¿Cómo los protegió el Señor? (Éxodo 14:19–20.)

• ¿De qué manera cruzaron los israelitas el Mar Rojo? (Éxodo 14:16, 21–22.) ¿Por medio de qué poder pudo Moisés tener control sobre el agua? ¿Qué les sucedió a los egipcios? (Éxodo 14:26–31.) ¿En qué forma cumplió ese milagro parte de una promesa que Moisés recibió cuando era más joven? (Moisés 1:25–26.) ¿Cómo los ha bendecido el poder del sacerdocio en la vida?

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido, utilice una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Reparta entre los niños tiritas de papel con cada una de las referencias de los pasajes de las Escrituras relacionados con las diez plagas, numeradas en el orden correspondiente. Pida a cada niño que busque su referencia y diga a la clase algo sobre ella. Si lo desea, dé a los niños papel y lápices de colores y pídales que hagan un dibujo de la plaga sobre la cual hayan leído. Después, podrían mostrar el dibujo al resto de la clase a medida que hablan acerca de esa plaga.

  2. 2.

    Pida a todos los niños de la clase que se pongan de pie. Pida que se sienten aquellos que sean los hijos mayores de su familia. Explique que si esos miembros de la clase que están sentados hubieran pertenecido a familias egipcias durante la época de Moisés, hubieran muerto durante la décima plaga. Todos los niños de las familias israelitas que pusieron sangre de cordero en los dos postes y en el dintel de su casa se salvaron, ya que el ángel destructor pasó de entre ellos. Cada año, los israelitas observaban la fiesta de la pascua como recordatorio de la época en que el ángel destructor pasó de entre ellos y fueron librados del cautiverio.

    Cuando Jesús vivió sobre la tierra, Él y Su familia celebraron la fiesta de la pascua (Lucas 2:41; 22:7–8.) Se mataba un cordero sin defecto para la fiesta. El cordero representaba el Cordero de Dios o sea Jesucristo, que murió para salvarnos. Después de la Crucifixión, los discípulos tomaron el sacramento de la Santa Cena, el cual Cristo instituyó en la Última Cena, en lugar de la fiesta de la pascua. Si lo desea, haga la siguiente ilustración en la pizarra para recalcar este concepto:

    diagram
  3. 3.

    Analicen y aprendan de memoria el Artículo de Fe N° 5.

  4. 4.

    Si tiene niños varones en su clase que cumplirán doce años durante el próximo año, analice cuán importante es que se preparen para recibir el Sacerdocio Aarónico. Pida a cada uno que enumere en una hoja de papel los deberes de un diácono (se encuentran en el capítulo 14 de Principios del Evangelio). Analice la importancia de guardar los mandamientos con el fin de ser dignos de esa responsabilidad. Aliente a los varones a respetar y honrar el sacerdocio a lo largo de su vida y a utilizarlo para servir al Señor.

  5. 5.

    Canten o repitan la letra de las canciones “Sigue al Profeta” (Canciones para los niños, pág. 58), “El sacerdocio se restauró” (Canciones para los niños, pág. 60), “Joven digno y hábil seré” (Canciones para los niños, pág. 88) o “Allí donde hay amor” (Canciones para los niños, pág. 102).

Conclusión

Testimonio

Diga a los niños su forma de pensar acerca del valor y de la fe que Moisés demostró cuando utilizó el poder del sacerdocio para liberar a los israelitas. Exprese gratitud por la restauración del sacerdocio sobre la tierra. Podría hablar sobre alguna experiencia que haya tenido en la que vio cómo el poder del sacerdocio se utilizó para actuar en el nombre de Dios, aquí sobre la tierra.

Sugerencias para que los niños hablen con la familia

Inste a los niños a hablar con la familia sobre una parte específica de la lección, tal como un relato, una pregunta o actividad, o que lean con ella las “Sugerencias de lectura” que tienen para estudiar en casa.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa Éxodo 14:21–31 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.