Sansón

Primaria 6: El Antiguo Testamento, 1996


Objetivo

Enseñar a los niños que, al guardar nuestros convenios, desarrollamos fortaleza espiritual.

Preparación

  1. 1.

    Con oración, estudie:

    • Jueces 13:1–5, 24: A la esposa de Manoa se le promete un hijo que comenzará a librar a Israel del cautiverio. Nace Sansón.

    • Jueces 14:5–6: Sansón mata a un león con sus propias manos.

    • Jueces 15:3–8, 11–15, 20: Sansón quema las mieses de los filisteos y mata a mil filisteos con la quijada de un asno.

    • Jueces 16:2–3: Sansón se lleva al hombro las puertas de la ciudad.

    • Jueces 16:4–20: Dalila traiciona a Sansón y éste pierde su fuerza.

    • Jueces 16:21–31: Sansón queda ciego y es encarcelado. Destruye un edificio y mueren él y tres mil personas.

  2. 2.

    Estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras (véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII). Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que mejor promuevan la participación de los niños y los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar de la Biblia para cada niño.

    2. b.

      Un palo largo (optativo).

    3. c.

      La lámina 6–32: Sansón tira abajo las columnas.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para captar la atención

Pida a un voluntario que demuestre cómo flexionar los brazos para mostrar los músculos. Pida al resto de la clase que haga lo mismo y vean si se pueden tocarse los músculos. Si lo desea, pida que dos niños jueguen a pulsear o a jalar palos (un juego que le gustaba mucho a José Smith). Para jugar a jalar palos, haga que dos niños varones se sienten en el suelo, cara a cara, con las piernas extendidas, las rodillas dobladas y con la suela de los zapatos tocándose. Ambos niños deben asir el mismo palo largo y tirar hasta que el otro quede de pie.

• ¿Para que nos sirven los músculos? Analice lo que sucede cuando ejercitamos nuestros músculos y lo que ocurre cuando no los utilizamos. Haga que los niños comprendan que el ejercicio nos ayuda a desarrollar músculos fuertes.

• Explique que nuestro espíritu también necesita crecer fuerte. ¿Cómo podemos hacernos espiritualmente fuertes? (Al guardar nuestros convenios bautismales, al obedecer a nuestros padres, al orar, al asistir a la Iglesia, al leer las Escrituras, etc.)

• ¿Por qué es importante volvernos espiritualmente fuertes? (A fin de evitar la tentación, para que el Espíritu Santo nos guíe en nuestras decisiones y para distinguir el bien del mal.)

Es importante que los niños entiendan que debemos desarrollar fortaleza espiritual tanto como necesitamos desarrollar fuerza física.

Relato de las Escrituras

Utilice la lámina en el momento apropiado y enseñe a los niños el relato de Sansón que se encuentra en los pasajes de las Escrituras que aparecen en la sección “Preparación”. (En “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII, encontrará varias sugerencias de cómo enseñar los relatos de las Escrituras.) Al analizar a Sansón, utilice las siguientes pautas e información:

  • El Señor llamó a Sansón para que ayudara a liberar a los israelitas de los filisteos.

  • La misión de Sansón requeriría fuerza física. El Señor hizo un convenio con Sansón de que, en tanto que él lo obedeciera, sería físicamente fuerte. El cabello largo de Sansón (véase Jueces 13:5) era una señal de ese convenio.

  • Haga hincapié en las veces que a Sansón se le permitió utilizar su fuerza física contra los filisteos en lugar de analizar en detalle su vida privada.

  • Sansón fue juez en Israel por veinte años.

  • Mientras Sansón guardó sus convenios fue bendecido con la habilidad de ayudar a su pueblo, pero cuando quebrantó sus convenios perdió tanto su fortaleza espiritual como su fuerza física.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios en su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Porqué pudieron los filisteos derrotar a los hijos de Israel? (Jueces 13:1; haga notar que los israelitas se habían vuelto espiritualmente débiles.)

• ¿Qué mensaje le dio un ángel del Señor a la esposa de Manoa? (Jueces 13:3–5.) ¿Qué le dijo el ángel que su hijo sería llamado a hacer? Quizás desee explicar que los nazareos hicieron un convenio de alejarse de las cosas del mundo y hacerse santos ante el Señor. Como parte de ese convenio, todo nazareo hizo voto de no beber bebidas alcohólicas ni cortarse el cabello (véase Números 6:2–6, 8.)

• Cuando Manoa se enteró de lo que el ángel le dijo a su esposa, ¿qué hizo que demostró su fortaleza espiritual? (Jueces 13:8.) ¿De qué manera puede ayudarnos la oración a desarrollar mayor fortaleza espiritual?

• A Sansón se le permitió utilizar muchas veces su fuerza física para protegerse y pelear contra los filisteos. ¿Dónde adquirió Sansón esa fuerza física? (Jueces 14:5–6; 15:13–14.) Es importante que los niños comprendan que el Señor bendijo a Sansón con fuerza física con el fin de cumplir su misión. Mientras Sansón guardó sus convenios y fue espiritualmente fuerte, fue bendecido con fuerza física. ¿En qué forma somos bendecidos cuando guardamos nuestros convenios y somos espiritualmente fuertes? (Véase la actividad complementaria N° 4.)

• ¿Qué le ofrecieron los filisteos a Dalila si los ayudaba a capturar a Sansón? (Jueces 16:4—5.) ¿Por qué piensan que la gente a veces se siente tentada a hacer lo malo por dinero? ¿Qué podemos hacer para evitar ser tentados por las riquezas?

• ¿Por qué al fin sucumbió Sansón y le dijo a Dalila el secreto de su fuerza? (Jueces 16:16.) ¿Por qué perdió Sansón su fuerza? (Jueces 16:19–20.) Es importante que los niños comprendan que la fuerza de Sansón no estaba realmente en su cabellera. Su cabello era una señal del convenio que había hecho con el Señor. Cuando Sansón quebrantó su convenio, al pecar, el Señor le quitó su fuerza física. (Véase “Sansón” en la Guía para el Estudio de las Escrituras, pág. 187.)

• ¿Qué le hicieron los filisteos a Sansón después de que lo capturaron? (Jueces 16:21.) Más adelante, cuando lo sacaron de la cárcel para divertirse y burlarse de él, ¿qué pidió Sansón en oración? (Jueces 16:28.)

• ¿Qué clase de fortaleza es más importante, la física o la espiritual? ¿Por qué? Haga comprender a los niños que es bueno ser fuerte físicamente, pero que es más importante ser espiritualmente fuertes. Indique que a algunas personas les es imposible desarrollar fortaleza física, pero que todo el que trate, puede desarrollar fortaleza espiritual, si guarda los convenios y obedece los mandamientos.

• ¿Qué sucede cuando las personas se vuelven espiritualmente débiles? (Se dejan vencer por las tentaciones, pecan, pierden la guía del Espíritu Santo, y la habilidad para cumplir sus llamamientos y bendecir a los demás.)

• ¿En qué forma podemos desarrollar la fortaleza física que necesitamos para vivir de la forma en que nuestro Padre Celestial y Jesucristo desean que lo hagamos? (Véase la actividad complementaria N° 1.)

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido, utilice una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Pida a los niños que nombren algo que pueden hacer para ser espiritualmente fuertes, como por ejemplo: asistir a la Iglesia, hacer algo bueno por otra persona, orar a diario, ser un pacificador en el hogar, leer las Escrituras, etc. Escriba las respuestas en la pizarra. Una vez que hayan terminado de decir todo lo que piensan, entregue a los niños lápices y hojas de papel en las que haya escrito “Puedo ser espiritualmente fuerte al”: en la parte superior y pídales que escriban debajo uno o más “músculos espirituales” que les gustaría “ejercitar” o ideas que les gustaría poner en práctica la semana entrante. Aliéntelos a colocar la hoja de papel en algún lugar donde puedan verla seguido.

  2. 2.

    Valiéndose de las ideas que aparecen en la actividad complementaria N° 1, pida a los niños que se turnen para escoger una y hagan una pantomima o hagan un dibujo en la pizarra para representarla mientras los demás niños tratan de adivinar qué idea se está ilustrando.

  3. 3.

    Recuerde a los niños que Sansón hizo un convenio con el Señor pero que no lo guardó.

    • ¿Qué convenios hicieron ustedes con nuestro Padre Celestial y Jesucristo cuando se bautizaron? (Véase Mosíah 18:8–10.) Analice la forma en que el guardar esos convenios nos ayudará a ser más fuertes espiritualmente. Quizás desee destacar que los niños también harán convenios cuando vayan al templo, que el hacer y guardar esos convenios proporciona gran fortaleza espiritual en nuestra vida, y que ellos pueden prepararse desde ahora para esta gran bendición, al guardar los convenios que han hecho hasta el momento.

  4. 4.

    Antes de la clase, mencione un punto fuerte que haya observado en cada niño. Escríbales una notita personal para hablarles de ello; por ejemplo: “Querido __________ , tú tienes una gran fortaleza para asistir a la Primaria todas las semanas”. Algunas ideas adicionales podrían ser las siguientes:

    • Ser bueno con los demás.

    • Dar tu testimonio.

    • Ayudar a tus padres.

    • Ser un pacificador.

    • Ser un buen amigo.

    • Leer las Escrituras.

    Destaque que todos tenemos diferentes puntos fuertes. Nuestro Padre Celestial necesita que utilicemos esa fortaleza para servirle a Él y a los demás. Lea en voz alta cada nota que haya preparado, sin leer los nombres de los niños, y luego entrégueselas. Es importante que los niños se den cuenta de que esos son solamente algunos de los muchos puntos fuertes con que el Padre Celestial los ha bendecido. Dé a los niños la oportunidad de mencionar otros puntos fuertes que ellos hayan observado en los demás miembros de la clase. Aliéntelos a desarrollar esos y otros puntos fuertes durante la semana entrante.

  5. 5.

    Reparta láminas de Adán y Eva, Noé, Abraham, Rebeca, etc. y pida a los niños qué digan en qué forma fueron esas personas fuertes espiritualmente.

  6. 6.

    Con la aprobación de la presidenta de la Primaria, invite a un miembro de la rama o del barrio a relatar a la clase una experiencia que haya vivido, por medio de la cual desarrolló fortaleza espiritual. (Asegúrese de fijarle al visitante un tiempo límite.)

  7. 7.

    Canten o repitan la letra de las canciones “Voy a vivir el Evangelio” (Canciones para los niños, pág. 72) o “Voy a ser valiente” (Canciones para los niños, pág. 85).

Conclusión

Testimonio

Exprese sus sentimientos en cuanto a la importancia de desarrollar fortaleza espiritual y vivir de tal manera que algún día logremos regresar junto a nuestro Padre Celestial y Jesucristo.

Sugerencias para que los niños hablen con la familia

Inste a los niños a hablar con la familia sobre una parte específica de la lección, tal como un relato, una pregunta o actividad, o que lean con ella las “Sugerencias de lectura” que tienen para estudiar en casa.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa Jueces 13:1–5, 24; 15:20 y 16:25–30 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.