Rut y Noemí

Primaria 6: El Antiguo Testamento, 1996


Objetivo

Que los niños sientan el deseo de seguir el ejemplo de las personas rectas y de ser ellos mismos un buen ejemplo.

Preparación

  1. 1.

    Con oración, estudie:

    • Rut 1:1–5: Noemí y su familia se mudan a Moab. Su esposo y sus hijos mueren.

    • Rut 1:6–22: Rut permanece junto a Noemí cuando ella regresa a Belén.

    • Rut 2: Rut recoge espigas en el campo de Booz.

    • Rut 4:9–17: Booz se casa con Rut y tienen un hijo llamado Obed.

  2. 2.

    Lectura complementaria:

    • Juan 7:42: Cristo sería descendiente de David y nacería en Belén.

  3. 3.

    Estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras (véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII). Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que mejor promuevan la participación de los niños y los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar de la Biblia para cada niño.

    2. b.

      Dibuje y recorte varias huellas grandes de pie hechas de papel. Antes de comenzar la clase, acomode las huellas en el suelo de manera que vayan desde la puerta del salón de clases, pasen por varias partes del salón y lleguen hasta el lugar donde los niños se sientan.

    3. c.

      La lámina 6–33: Rut recoge espigas en el campo de Booz.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

A medida que los niños entren en el salón, guíelos para que caminen sobre las huellas que usted ha colocado sobre el piso hasta donde encuentren un lugar para sentarse.

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para captar la atención

• ¿Sobre qué caminaron al entrar en el salón de clases?

Explique que todos dejamos huellas durante nuestro viaje por la vida. En ocasiones, seguimos las huellas de alguien más y tratamos de seguir su ejemplo. Pero a su vez, hay otras personas que nos están mirando y podrían tratar de seguir nuestras huellas. Todo lo que hacemos deja un impresión en alguien, al igual que nuestros pasos dejan una huella sobre un terreno blando. Cuando hacemos algo bueno, dejamos un buen ejemplo para los demás; cuando hacemos algo malo, dejamos un mal ejemplo.

Diga a los niños que van a aprender acerca de dos mujeres que sabían lo importante que es seguir los buenos ejemplos y dar un buen ejemplo.

Relato de las Escrituras

Utilice la lámina en el momento apropiado para enseñar a los niños el relato de Rut y Noemí de los pasajes de las Escrituras enumerados en la sección “Preparación”. (En “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII, encontrará varias sugerencias de cómo enseñar los relatos de las Escrituras.) Trate de que los niños entiendan que Rut siguió el buen ejemplo de Noemí y luego ella misma dejó también un buen ejemplo para que otras personas pudieran seguirlo.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios en su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Por qué Noemí, su esposo y sus dos hijos salieron de Belén para ir a vivir a Moab? (Rut 1:1.) ¿Qué sucedió mientras ellos se encontraban allí? (Rut 1:3–5.)

• Cuando el hambre pasó y Noemí decidió regresar a Belén, ¿quiénes comenzaron el viaje con ellas? (Rut 1:7.) ¿Por qué Noemí les pidió a sus nueras que la dejaran y regresaran junto a sus madres? (Rut 1:8–13.)

• ¿En qué forma respondieron las dos mujeres al pedido de Noemí? (Rut 1:14–17.) ¿Por qué piensan que Rut escogió permanecer junto a Noemí? Explique que Noemí era de la casa de Israel y comprendía el Evangelio. Rut en cambio era de Moab, donde no se adoraba a nuestro Padre Celestial. Rut no solamente demostró amor por su suegra, sino que también aceptó el Evangelio de Jesucristo. Ella deseaba seguir el buen ejemplo de Noemí y adorar a nuesto Padre Celestial, tal como su suegra. ¿Qué buenos ejemplos tratan de seguir ustedes? ¿De qué manera son esas personas un buen ejemplo para ustedes? (Véase la actividad complementaria N° 1.)

• ¿Qué ofreció Rut hacer para que su suegra y ella tuvieran comida para comer? (Rut 2:2.) Explique que recoger espigas en pos de los segadores significaba ir a los campos y, a medida que se cosechaba el grano, recoger lo que iba quedando.

• ¿De quién era el campo en el que Rut recogió espigas? (Rut 2:3.) ¿Quién era Booz? (Rut 2:1, 3.) ¿Cómo ayudó Booz a Rut cuando recién la conoció? (Rut 2:15–16.) ¿Por qué hizo eso por ella? (Rut 2:11–12; explique que el ejemplo de Rut de cuidar a Noemí hizo que Booz se diera cuenta de que ella era una persona muy buena.)

• ¿Por qué Booz se sentía aún más responsable de ayudar a Rut? (Rut 3:11–13.) ¿A quiénes tienen ustedes la responsabilidad de ayudar? ¿De qué manera pueden ayudar a sus padres, hermanos y hermanas? ¿Cómo pueden ayudar a sus abuelos, tíos y primos?

• ¿Qué clase de ejemplo dejó Rut para los demás? (Véase la actividad complementaria N° 4.) ¿Cómo pueden ser ustedes un buen ejemplo para los demás? (Véase la actividad complementaria N° 2.)

• ¿Con quién se casó Rut? (Rut 4:13.) Explique las costumbres acerca del matrimonio que había en Israel para que de esa forma los niños comprendan mejor la información que se da en el capítulo 4. Como el esposo de Rut había muerto, se esperaba que el pariente varón más cercano se casara con ella para que pudiera tener hijos. Booz no era el pariente varón más cercano de Rut. Su pariente más cercano no deseaba casarse con ella, en cambio Booz sí quería hacerlo porque sabía que ella era una mujer buena, bondadosa y solícita.) ¿Cómo se llamó el primer hijo que tuvieron? (Rut 4:17.) ¿Quién fue el nieto de Obed? Destaque que Rut fue la bisabuela de David, el joven que peleó contra Goliat. Más tarde, David se convirtió en rey de Israel y fue antepasado de Jesucristo (véase Juan 7:42).

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido, utilice una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Pida a los niños que piensen en personas rectas que hayan sido un buen ejemplo para ellos. Solicíteles que determinen las características o virtudes más sobresalientes de esas personas y las escriban en las huellas que se utilizaron en la actividad para captar la atención. Si lo desea, coloque nuevamente las huellas en el piso para que los niños, por turno, las sigan. Diga la característica que está escrita en la huella a medida que cada niño se para en ella.

  2. 2.

    Entregue a cada uno de los niños una hoja de papel y un lápiz y pídales que tracen su propia huella (colocando el pie sobre la hoja y marcando el contorno con el lápiz). Pídales que nombren cualidades que les gustaría desarrollar para ser un buen ejemplo para los demás. Escriba esas características en la pizarra. Solicíteles que escojan una, o más, que les gustaría esforzarse por adquirir y que la escriban en su huella de papel.

  3. 3.

    ¿Quién nos dejó un ejemplo perfecto? Si es posible, ponga a la vista láminas de Jesucristo prestando ayuda a los demás y analice cómo podemos seguir Su ejemplo, o pida a los niños que escojan un acontecimiento de la vida del Salvador y hablen sobre lo que podemos aprender de ello que nos ayudará a nosotros mismos a ser un buen ejemplo para los demás.

  4. 4.

    Asigne a uno o más niños para que busquen los siguientes pasajes de las Escrituras:

    • Rut 1:8

    • Rut 1:16

    • Rut 2:2

    Después, lea las siguientes declaraciones acerca de Rut, una a la vez, y pida a un niño que lea el pasaje de las Escrituras al que se aplique:

    • Rut era buena. (1:8)

    • Rut era leal. (1:16)

    • Rut deseó adorar a nuestro Padre Celestial. (1:16)

    • Rut trabajó diligentemente. (2:2)

    Analice de qué manera Rut puede ser un ejemplo para nosotros. Ayude a los niños a decidir qué virtudes de las que poseía Rut ellos desean desarrollar.

  5. 5.

    Canten o repitan la letra de la canción “Yo trato de ser como Cristo” (Canciones para los niños, pág. 40).

Conclusión

Testimonio

Exprese el amor que siente por el Salvador y su gratitud por el ejemplo perfecto que Él dejó para que nosotros siguiéramos. Exprese a los niños su deseo de ser un buen ejemplo para ellos en todo lo que hace, y que espera que ellos también sean buenos ejemplos. Testifique cuán importante es escoger buenos ejemplos para seguir.

Sugerencias para que los niños hablen con la familia

Inste a los niños a hablar con la familia sobre una parte específica de la lección, tal como un relato, una pregunta o actividad, o que lean con ella las “Sugerencias de lectura” que tienen para estudiar en casa.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa Rut 1:16–17, 2:1–18 y 4:13–17 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.