David y Jonatán

Primaria 6: El Antiguo Testamento, 1996


Objetivo

Que los niños comprendan cómo se puede ser un verdadero amigo.

Preparación

  1. 1.

    Con oración, estudie:

    • 1 Samuel 18:1–16: Jonatán, el hijo del rey Saúl, se hace amigo de David. El rey Saúl tiene celos del amor que la gente siente por David y trata de matarlo.

    • 1 Samuel 19:1–10: Jonatán trata de persuadir a Saúl de no matar a David.

    • 1 Samuel 20:1–5, 12–24, 27, 31–42: Jonatán advierte a David de la intención de Saúl. Jonatán y David hacen un pacto de amistad.

    • 1 Samuel 23:14–18: David recibe fortaleza de Jonatán mientras se esconde de Saúl.

    • 1 Samuel 24:9–10, 16–20: David perdona la vida de Saúl y éste reconoce la rectitud de David.

    • 2 Samuel 1:4, 11–12: David lamenta intensamente la muerte de Saúl y Jonatán.

    • 2 Samuel 9:1–3, 6–7, 13: David cumple su pacto de amistad y se hace cargo del hijo de Jonatán.

    Nota: Todas las referencias donde dice que el espíritu malo de parte de Jehová vino sobre Saúl se corrigieron en la Traducción de José Smith. La traducción dice que el espíritu malo no era de Dios.

  2. 2.

    Estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras (véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII). Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que mejor promuevan la participación de los niños y los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Haga una caña de pescar utilizando una caña o palo largo con un cordel atado en una punta y un ganchito (clip) para sujetar papeles, una horquilla o un alfiler de gancho, enganchado en la otra punta del cordel para que haga de anzuelo. Confeccione un cangrejo y varios peces con papel doblado utilizando los modelos que se encuentran al final de la lección. Haga un agujero a través de las dos partes del cangrejo y de cada uno de los peces para que el “anzuelo” pueda pasar por él. En el interior de cada pez escriba una característica de un buen amigo, tal como leal, bueno, comprensivo, servicial, generoso, honrado, dispuesto a compartir, a dar consuelo, a perdonar, a apoyar, etc. Deje en blanco la parte interior del cangrejo. (Véase la actividad para captar la atención.)

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar de la Biblia para cada niño.

    2. b.

      La caña de pescar, el cangrejo y los peces que preparó.

    3. c.

      La lámina 6–38: David y Jonatán.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para captar la atención

Coloque los peces y el cangrejo en el piso. Pregunte a los niños si alguna vez fueron de pesca con un amigo. Explíqueles que en esta actividad de pesca van a aprender acerca de la amistad. Pida a los niños que se turnen para tratar de pescar un pez o el cangrejo con la caña de pescar. Cuando se pesque un pez, pida a los niños que lean la característica del amigo que se encuentra escrita en él. Escriba las palabras en la pizarra o con cinta engomada pegue el pez con la palabra a la vista en un cartel debajo del título “Un amigo es.” Cuando se pesque el cangrejo, enseñe la siguiente lección acerca de cangrejos y amigos.

“Existe una maravillosa lección que podemos aprender de las personas que viven en las islas [del Pacífico]. Cuando ellos atrapan cangrejos, los colocan en un canasto pequeño y plano. Si se coloca un cangrejo en el canasto, éste se escapa. Pero si se colocan dos cangrejos en el canasto, cada vez que uno de ellos trata de salir de él, el otro lo arrastra hacia adentro”. Un verdadero amigo, ¿es como los cangrejos? Los verdaderos “amigos son aquellos que hacen que el vivir el Evangelio de Jesucristo sea más fácil”. Si nuestros amigos nos alejan del camino correcto, no importa cuán populares, divertidos o inteligentes parezcan, debemos preguntarnos: ¿‘Me facilitan vivir el Evangelio? ¿Me ayudan a salir del canasto? ¿Se [escapan conmigo si presiento que es una trampa]?’ (Robert D. Hales, “This Is the Way; and There Is None Other Way”, Brigham Young University 1981–1982 Fireside and Devotional Speeches [1982], pág. 67).

Relato de las Escrituras

Utilice la lámina en el momento apropiado y enseñe a los niños el relato de David y Jonatán de los pasajes de las Escrituras que se encuentran enumerados en la sección “Preparación”. (En “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII, encontrará varias sugerencias de cómo enseñar los relatos de las Escrituras.) Durante el análisis haga que los niños comprendan los siguientes puntos:

• Saúl, el padre de Jonatán, fue el primer rey de Israel y el profeta Samuel lo ungió como rey.

• Cuando Saúl fue llamado para ser rey, él era “joven y hermoso. Entre los hijos de Israel no había otro más hermoso que él” (1 Samuel 9:2).

• Después de que Saúl se convirtió en rey, comenzó a amar más el poder que la obediencia a las leyes de Dios y, debido a ello, Samuel profetizó que los hijos de Saúl no heredarían su reino (véase 1 Samuel 13:13–14; 15:26, 28).

• Samuel ungió a David para que fuese el nuevo rey de Israel.

• Si Saúl se hubiese mantenido fiel al Señor, con seguridad Jonatán hubiese heredado el trono de su padre. Sin embargo, Jonatán no demostró sentir celos cuando se enteró de que David sería el próximo rey.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios en su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Con quién vivió David luego de matar a Goliat? (1 Samuel 18:2.) ¿De qué manera demostró David que era un amigo leal del rey Saúl? (1 Samuel 18:5.) ¿Por qué permitió Saúl que se perdiera la amistad y el cariño que sentía por David? (1 Samuel 18:6–11.) ¿Qué siente un verdadero amigo cuando otro amigo triunfa?

• ¿Qué sentía Jonatán, el hijo de Saúl, por David? (1 Samuel 18:1, 3–4.) ¿Por qué le dijo Jonatán a David que se escondiera? (1 Samuel 19:1–2.) ¿De qué manera Jonatán trató de que su padre superara su enojo contra David? (1 Samuel 19:4–7.) Saúl le prometió a Jonatán que no le haría daño a David, ¿en qué forma quebrantó Saúl la promesa que le había hecho a Jonatán? (1 Samuel 19:9–10.)

• Jonatán y David hicieron un pacto de amistad y de paz que continuaría a través de sus descendientes para siempre (véase 1 Samuel 20:14–17, 42). ¿Qué es un pacto o convenio? (Una promesa solemne entre dos o más personas. Recuerde a los niños algunos de los convenios importantes que hacemos con Dios.) ¿Por qué creen que Jonatán y David pensaron que su amistad era lo suficientemente importante como para hacer un pacto o convenio con ella?

• ¿Cómo le haría saber Jonatán a David si no había peligro en regresar a la corte de Saúl? (1 Samuel 20:18–22.) ¿Cómo reaccionó Saúl ante la ausencia de David y la defensa de Jonatán hacia su amigo? (1 Samuel 20:27, 31–33; explique que debido a la gravedad de los pecados de Saúl, él estaba cada vez más lejos del Señor.)

• ¿Qué hizo Jonatán para ayudar a David cuando más tarde lo encontró escondiéndose de Saúl en los bosques? (1 Samuel 23: 16–17.) ¿De qué manera podemos fortalecer y dar aliento a nuestros amigos?

• ¿Cómo probó David que se mantenía leal al rey Saúl aun cuando éste trataba continuamente de matarlo? (1 Samuel 24:9–10.) ¿Qué debemos hacer cuando otras personas se portan mal con nosotros? ¿Qué hizo Saúl cuando David le perdonó la vida? (1 Samuel 24:16–19.)

• ¿Qué hizo David cuando se enteró de que tanto Jonatán como Saúl habían muerto? (2 Samuel 1:11–12.) Después de que David se convirtió en rey, ¿qué hizo para demostrar que recordaba el pacto de amistad que había hecho con Jonatán? (2 Samuel 9:1, 3, 6–7, 13.)

• ¿En qué forma fue David un buen amigo de Saúl, aun a pesar de que éste no fue un amigo para él? ¿De qué manera demostraron David y Jonatán que eran buenos amigos? ¿Cómo podemos nosotros ser buenos amigos? Es importante que los niños comprendan que la amistad verdadera crea un lazo de amor y hace que la gente se preocupe tanto por los deseos de los demás como por los suyos propios. ¿Cómo podemos desarrollar amistades verdaderas? Explique que la manera mejor de tener un amigo es siéndolo. Recuerde a los niños que Jesucristo es un amigo verdadero. ¿Cómo podemos seguir el ejemplo de amistad de Jesús?

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido, utilice una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Si es posible, utilicen cada una de las siguientes palabras, por lo menos una vez, para llenar los espacios en blanco de los párrafos que se encuentran a continuación. Haga una copia de los párrafos para cada niño o escriba las palabras claves en la pizarra y lea la declaración a los niños para que ellos hagan el ejercicio como clase.

    • señal

    • pacto

    • seguridad

    • peligro

    • saetas (flechas)

    • tres

    Claves: señal: 5, 10; pacto: 1, 18; seguridad: 6; peligro: 7, 13, 15, 16; saetas (flechas): 4, 9, 11, 12, 14; tres: 2, 3, 8, 17.

  2. 2.

    Explique que un verdadero amigo es alguien que les ayuda a ser mejores personas y nunca trata de persuadirlos a hacer nada incorrecto. Invite a los niños a hablar sobre algunas experiencias que hayan tenido en las cuales alguien ha sido un buen amigo para ellos y pregúnteles cómo se sintieron. Si lo desea, hábleles acerca de alguna experiencia que usted mismo haya tenido.

  3. 3.

    Ponga a la vista cinco o seis papeles de diferentes colores para que la clase pueda verlos bien. Pregunte a los niños qué colores piensan ellos qué es el mejor y cuál es el peor. Una vez que todos los niños hayan contestado, explique que no hay un color que sea mejor o peor que el otro. Simplemente son diferentes y, aun cuando un color sea nuestro preferido, no por ello lo hace mejor que los demás. La variedad de los colores hace que nuestro mundo sea hermoso y la variedad en las personas hace a nuestro mundo también mejor. Pregunte a los niños de qué forma las personas son diferentes. Indique características obvias, tales como el color del cabello, el color de los ojos, la edad, el tamaño y la personalidad, pero trate de hablar con sensibilidad sobre algunas otras cosas también.

    Podría demostrarles cómo se siente ser diferente, pidiendo a los niños que hagan de cuenta que se encuentran en un país donde todo es distinto para ellos. Sus vecinos comen platillos diferentes, se visten con ropa diferente y hablan un idioma diferente al que ellos están acostumbrados. Utilice un idioma diferente para pedirle a los niños que hagan algo. Utilice los siguientes ejemplos u otros que usted conozca.

    Español: Sírvase ponerse de pie y decirnos cómo se llama. Inglés: Please stand up and tell us your name. Alemán: Bitte stehen Sie auf, und sagen Sie uns wie Sie heissen. Francés: Levez-vous, s’il vous plaît. Comment vous appelez-vous?

    • ¿A quiénes debemos escoger como a nuestros amigos? Trate de que los niños comprendan que si limitamos nuestra amistad a quienes son como nosotros, perderemos tener muchas buenas experiencias. Explique que en lugar de evitar a quienes son distintos a nosotros, debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para comprenderlos. Debemos estar siempre dispuestos a ser amigos de aquellas personas que tienen nuestros mismos valores e ideales.

  4. 4.

    Diga a los niños que una forma de fortalecer la amistad es la de tratar de conocernos mejor los unos a los otros. Para que los niños de la clase se conozcan mejor, efectúe el siguiente juego.

    Pase entre los niños un recipiente con pequeños pedacitos de dulces (caramelos) o frijoles (porotos, judías) secos. Al pasar el recipiente entre los niños, pida que cada uno de ellos diga algo que le gustaría hacer, tome un pedacito de dulce (caramelo) o un frijol y pase el recipiente al próximo niño. Continúe pasando el recipiente hasta que todos los niños hayan participado por lo menos una vez.

    Juego suplementario: Pida a los niños que se sienten en círculo. Juegue a hacer girar a la botella. Para ello coloque de costado una botella fina sobre el piso. Diga una cosa acerca de usted y haga girar la botella. Una vez que haya dejado de girar, la persona a la cual señala la boca de la botella será quien deba decir algo sobre sí misma además de algo bueno que sepa de otro alumno de la clase (podría ser algo que los niños descubrieron durante el juego o algo que ya sabían de antes). Pida al niño que habló que haga girar la botella para ver a quién le toca el próximo turno.

  5. 5.

    Repase el Artículo de Fe N° 13 y analice qué enseña en relación a ser un buen amigo.

  6. 6.

    Canten o repitan la letra de la canción “Yo trato de ser como Cristo” (Canciones para los niños, pág. 40).

Conclusión

Testimonio

y cometido Haga hincapié en que, si desarrollamos características de un buen amigo, seremos bendecidos con amistades que podrían ser eternas. Inste a los niños a fortalecer la amistad que tienen con Cristo al guardar Sus mandamientos y recordarle siempre.

Sugerencias para que los niños hablen con la familia

Inste a los niños a hablar con la familia sobre una parte específica de la lección, tal como un relato, una pregunta o actividad, o que lean con ella las “Sugerencias de lectura” que tienen para estudiar en casa.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa 1 Samuel 18:1–4, 20:35–42 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.