Edifiquemos nuestra casa sobre la roca

Primaria 7: El Nuevo Testamento, 1997


Objetivo

Fortalecer en los niños el deseo de obedecer los mandamientos para que en esa forma Jesucristo y Su Evangelio se conviertan en los verdaderos cimientos de la vida de cada uno de ellos.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con oración, Mateo 7:24–27, Lucas 6:47–49 y Doctrina y Convenios 11:24. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, págs. VII–VIII y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, págs. VIII–X.)

  2. 2.

    Lectura complementaria: Helamán 5:12 y 3 Nefi 14:24–27.

  3. 3.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que mejor promuevan la participación de los niños y los ayude a alcanzar el objetivo de la lección.

  4. 4.

    Haga de antemano los arreglos necesarios para que un grupo de niños cante “El sabio y el imprudente” (Canciones para los niños, pág. 132) o que todos canten o repitan la letra de la canción durante la clase.

  5. 5.

    En un cartel, escriba el pasaje de Doctrina y Convenios 11:24 o escríbalo en la pizarra cuando llegue el momento.

  6. 6.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar de la Biblia o uno del Nuevo Testamento para cada niño.

    2. b.

      Algunas tarjetas u hojas de papel o cartulina pequeñas como de unos 8 por 13 centímetros y algo de arena o sal (optativo).

    3. c.

      La lámina 7–12, El Sermón del Monte (Las bellas artes del Evangelio 212; 62166).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Pregunte a los niños si la semana pasada se acordaron de orar todos los días por la mañana y por la noche, y pídales que le cuenten cómo se sintieron al hacerlo.

Actividad para captar la atención

Si ha tenido una experiencia poco agradable durante una tormenta en la que haya sentido temor, descríbala. Explique por qué se encontraba tan preocupado y qué hizo para sentirse más seguro. Pregunte a los niños si alguna vez han tenido miedo durante una tormenta y pídales que cuenten al resto de la clase lo que sintieron.

Actividad optativa para captar la atención

Con goma de pegar o cinta adhesiva pegue tarjetas de 5 cm por 7 cm de manera de hacer dos estructuras idénticas, como casas en miniatura. No es necesario que sea nada muy complejo. (Cuatro tarjetas u hojitas de cartulina o papel grueso unidas para formar una cajita servirán para el propósito de esta actividad.) Pida a uno de los niños que coloque una de las casitas sobre la mesa y la otra sobre la pila de arena o de sal que haya puesto también sobre la mesa. Después, mueva la mesa hasta que la casita colocada sobre la arena se desplace o se caiga. Explique a los niños que la casa sobre la arena siempre se va a deslizar y caer porque la arena se mueve con mucha facilidad.

Relato de las Escrituras

Enseñe el relato de la instrucción que Jesús dio a los discípulos de edificar una casa sobre la roca en lugar de hacerlo sobre la arena; para ello utilice la narración que se encuentra en Mateo 7:24–27 y Lucas 6:47–49. (En “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII, encontrará varias sugerencias de cómo hacerlo.) Explique a los niños que el vivir el Evangelio de Jesucristo nos ayuda a resistir la tentación, la adversidad y los problemas que tenemos en la vida.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Dónde construyó su casa el hombre prudente? (Mateo 7:24; Lucas 6:47–48.) ¿Por qué piensan ustedes que fue prudente?

• ¿Dónde construyó su casa el hombre insensato? (Mateo 7:26; Lucas 6:49.) ¿Por qué piensan que fue insensato? ¿Por qué creen que alguien querría edificar una casa sobre un cimiento de arena? ¿Dónde sería más fácil cavar para hacer un cimiento, en la arena o en la tierra sólida?

• ¿Qué significa oír las palabras de Jesús y hacerlas? (Véase Lucas 6:47.)

• ¿Por qué creen que Jesús comparó a quien escucha Sus enseñanzas y las obedece con el hombre que edificó su casa sobre la roca?

• ¿Por qué piensan que Jesús comparó a quien escucha Sus enseñanzas pero no las obedece con el hombre que edificó su casa sobre la arena?

Pida a un grupo de niños que cante “El sabio y el imprudente” (Canciones para los niños, pág. 132) o que toda la clase cante o repita la letra de la canción.

Lea lo que Jesucristo dijo en Doctrina y Convenios 11:24; una revelación dada por intermedio de José Smith a su hermano Hyrum. Coloque el cartel con este pasaje de las Escrituras o escríbalo en la pizarra.

• ¿Por qué debemos edificar nuestra casa o, en otras palabras, nuestra vida, en la roca de Jesucristo y de Su Evangelio? (Helamán 5:12.)

Es importante que los niños comprendan que Jesús y Sus enseñanzas son el único cimiento firme y que si edificamos nuestra vida sobre cualquier otra cosa, sería como si edificáramos una casa sobre la arena.

• ¿Sobre qué edifican su vida algunas personas, lo cual se podría comparar con la arena?

Analice cosas como el dinero, la fama, la popularidad, los deportes, la belleza física, etc. Explique que ésos son cimientos muy arenosos para tenerlos como las metas principales de nuestra vida.

• ¿Es importante que en nuestra vida ganemos dinero, participemos en los deportes y hagamos ejercicios, tengamos amigos y realicemos cosas buenas por ellos? ¿Por qué?

Explique a los niños que necesitamos dinero para comprar alimentos, ropa, etc. Los amigos y el trabajo son también importantes en nuestra vida. Sin embargo, si todo ello se vuelve más importante que seguir al Salvador y vivir el Evangelio, podríamos perder las bendiciones de la vida eterna.

• ¿Para qué nos envió a la tierra nuestro Padre Celestial?

• ¿Cuáles son algunas de las formas específicas mediante las cuales podemos edificar nuestra vida en Jesús y en Sus enseñanzas?

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido, utilice una o varias de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Entregue a cada uno de los niños una hoja de papel con la siguiente inscripción en la parte superior: Jesucristo es mi firme cimiento porque

    _________ . Pídales que para terminar la frase escriban todas las cosas que se les ocurran y luego que le lean lo que hayan escrito. Si los niños no han pensado en los siguientes principios, asegúrese de mencionarlos:

    • Me ama.

    • Me enseñó la manera de vivir correctamente.

    • Fue un ejemplo para mí.

    • Dio Su vida por mí.

    • Sufrió por mis pecados.

    • Gracias a Él, podré resucitar.

    • Hizo posible que yo pueda regresar a mi Padre Celestial.

  2. 2.

    Pida a los niños que terminen la siguiente frase: “Edificaré mi vida en el Salvador al __________”. Algunas de las respuestas podrían ser: participar en las noches de hogar, ayudar en casa, pagar los diezmos, orar, obedecer la Palabra de Sabiduría, decir la verdad, ser bondadoso con los demás, leer las Escrituras, ser modesto, etc. Permita la participación de todos los niños y hágales sugerencias cuando lo crea necesario. Si lo desea, continúe hasta que los niños no tengan más nada importante que nombrar. Ponga de relieve que la única manera de obtener la vida eterna es ser obediente a las leyes del Evangelio. Si lo considera conveniente, escriba en hojitas de papel, por separado, lo que cada niño dijo que haría y pegue la hoja de papel en una pequeña piedra para que se la lleve a casa.

  3. 3.

    Pida a los niños que busquen los siguientes pasajes de las Escrituras para saber qué dijo Jesús acerca de la obediencia. Recuérdeles que es por medio de la obediencia a los mandamientos de Jesús que edificamos nuestra vida sobre un cimiento firme.

    • Mateo 7:21

    • Lucas 11:28

    • Juan 15:10

  4. 4.

    Repase con los niños el Artículo de Fe Nº 3.

  5. 5.

    Ayude a los niños para que aprendan de memoria Doctrina y Convenios 11:24, ya sea utilizando el cartel o escribiendo el pasaje en la pizarra.

Conclusión

Testimonio

Exprese el amor que siente por el Salvador y testifique que todos los mandamientos que Él nos ha dado nos ayudarán a ser felices, mientras que la desobediencia nos hará muy desdichados. Si lo desea, relate alguna experiencia que haya tenido en la cual el vivir el Evangelio le haya bendecido de manera especial.

Sugerencias de lectura en el hogar

Sugiera a los niños que estudien en casa Mateo 7:24–27 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.