Jesucristo sana a diez leprosos

Primaria 7: El Nuevo Testamento, 1997


Objetivo

Alentar a los niños para que agradezcan a nuestro Padre Celestial las muchas bendiciones que reciben.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con oración, Lucas 17:12–19 y Doctrina y Convenios 59:7. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, págs. VII–VIII y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, págs. VIII–X.)

  2. 2.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que mejor promuevan la participación de los niños y los ayude a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Escriba una nota de agradecimiento para cada uno de los niños, la cual utilizará en el transcurso de la lección, en la que exprese gratitud por algo que él o ella haya hecho o por alguna virtud en especial que posea.

  4. 4.

    Escriba en tarjetas u hojas de papel, para dar una a cada niño, la siguiente frase: Recuerden dar gracias a nuestro Padre Celestial.

  5. 5.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar de la Biblia o del Nuevo Testamento para cada niño.

    2. b.

      Uno o más ejemplares de Doctrina y Convenios.

    3. c.

      La lámina 7–23, Los diez leprosos (Las bellas artes del Evangelio 221; 62150 ).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para captar la atención

Entregue las notas de agradecimiento a los niños y, una vez que las hayan leído, analice con ellos cómo nos sentimos cuando la gente nos expresa gratitud. Si lo desea, relate alguna experiencia personal que haya tenido en la que alguien le expresó agradecimiento en forma especial y cómo se sintió por eso. Pida a los niños que relaten experiencias similares que hayan tenido.

Relato de las Escrituras

Ponga a la vista la lámina de “Los diez leprosos” y enseñe el relato de cuando Jesús sanó a esos diez hombres, tal como se encuentra en Lucas 17:12–19. (En “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII, encontrará varias sugerencias de cómo hacerlo.) Explique a los niños que la lepra es una terrible enfermedad de la piel. La gente de ese época pensaba que era sumamente contagiosa; por tanto, no se permitía a los leprosos estar en las ciudades ni cerca de las demás personas.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿Qué hicieron los leprosos cuando vieron a Jesús? (Lucas 17:13.) ¿Creen ustedes que ellos sabían quién era Jesús y que ellos creían en Él?

• ¿Qué les pidió hacer Jesús a los leprosos para ser sanados? (Lucas 17:14.)

• ¿Cuántos leprosos regresaron para agradecer a Jesús? (Lucas 17:15–16.) ¿Qué dijo Jesús acerca de los leprosos? (Lucas 17:17–19.)

• ¿Por qué piensan que nueve de los leprosos no regresaron para agradecer a Jesús?

• ¿Cómo se sentirían ustedes si hubieran ayudado a diez personas y sólo una de ellas hubiera regresado para darles las gracias?

• ¿Por qué cosas debemos dar gracias a nuestro Padre Celestial? Lea o pida a uno de los niños que lea Doctrina y Convenios 59:7. ¿Por qué es importante dar gracias a nuestro Padre Celestial por las bendiciones específicas que recibimos?

• ¿De qué manera podemos expresar nuestra gratitud al Padre Celestial?

Entregue a los niños las tarjetas que preparó y pídales que mencionen algunas de las cosas por las cuales pueden dar las gracias a nuestro Padre Celestial. Si lo desea, haga un resumen en la pizarra de las respuestas de los niños.

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido, utilice una o varias de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Ayude a los niños a aprender de memoria Doctrina y Convenios 59:7. Pídales que escriban este pasaje de las Escrituras en el reverso de la tarjeta: “Recuerden dar gracias a nuestro Padre Celestial”, y exhórtelos a colocarla donde la puedan ver a diario.

  2. 2.

    Escriba la palabra Gratitud en la pizarra y pida a los niños que nombren cosas por las cuales estén agradecidos y que comiencen con cada una de las letras de esa palabra. Ayúdelos a darse cuenta de que dependemos del Señor por todo lo que tenemos y somos.

  3. 3.

    Haga en la pizarra un diagrama como el siguiente:

    Gratitud

    Dar

    Demostrar

    Los padres

    Obedecer los mandamientos.

    Los amigos

    Prestar servicio a los demás.

    Los alimentos

    Orar.

    La ropa

     

    Pida a los niños que nombren cosas específicas por las cuales pueden dar “gracias” a nuestro Padre Celestial. Anótelas bajo la palabra Dar. Luego pídales que decidan la forma de demostrar su gratitud por esas bendiciones y anótelas bajo la palabra Demostrar. Destaque la importancia que tiene tanto el expresar como el demostrar gratitud.

  4. 4.

    Ponga a la vista láminas o fotografías de paisajes y de la fauna silvestre. Repase el relato de la Creación y trate de que los niños comprendan cuán agradecidos debemos sentirnos hacia nuestro Padre Celestial y Jesús por la tierra y por todo lo que Ellos crearon para nosotros.

  5. 5.

    Reparta papel y lápiz entre los niños y pídales que escriban una nota de agradecimiento a alguien, que podría ser su mamá o papá, un amigo, un vecino, un maestro, el obispo, etc. Exhórteles a entregar las notas que escribieron o si fuera necesario ofrézcase para entregarlas usted personalmente.

  6. 6.

    Lea Mosíah 2:19–24 y analice lo que dijo el rey Benjamín. Ponga de relieve, para que los niños comprendan, que nunca podremos pagar a nuestro Padre Celestial todo lo que hace por nosotros; por consiguiente, Él merece toda la gratitud que podamos expresarle.

Conclusión

Testimonio

Exprese la gratitud que siente hacia nuestro Padre Celestial y hacia Jesús. Exprese asimismo gratitud por los niños y por el privilegio de ser su maestro(a) y de ayudarlos a aprender el Evangelio de Jesucristo.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa Lucas 17:12–19 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.