La niñez de Jesucristo

Primaria 7: El Nuevo Testamento, 1997


Objetivo

Que los niños aprendan sobre la niñez de Jesús y sepan que Dios proporcionó testigos para que testificaran que Jesucristo es Su Hijo.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con oración, Lucas 2:21–52, Mateo 2, la traducción inspirada de José Smith de Mateo 3:24–26 (la cual se encuentra en la Combinación Triple, al final de la Guía para el Estudio de las Escrituras) y Doctrina y Convenios 93:11–14. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, págs. VII–VIII y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, págs. VIII–X.)

  2. 2.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que mejor promuevan la participación de los niños y los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  3. 3.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar de la Biblia o del Nuevo Testamento para cada niño.

    2. b.

      Un objeto interesante, como por ejemplo un recuerdo de familia, que sea lo suficientemente pequeño como para esconderlo con facilidad dentro del aula.

    3. c.

      La lámina 7–6, El niño Jesús en el templo (Las bellas artes del Evangelio 205; 62500).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para captar la atención

A medida que los niños entren a clase, muestre el objeto que haya preparado a dos o tres de ellos y escóndalo antes de que los demás entren al salón. Pida a uno de los niños que vio el objeto que lo describa sin decir qué es y luego pregunte a la clase si sabe de qué se trata. Pida a los otros niños que vieron el objeto que también lo describan; después, ayude a los niños a comprender que ellos pueden estar más seguros de algo si escuchan a varias personas hablar acerca de ello. Muestre a la clase el objeto que había escondido.

Explique que los niños que primeramente vieron el objeto sirvieron como testigos porque sabían cómo era y describieron la apariencia que tenía. Un testigo es alguien que tiene un conocimiento personal de algo y lo da a conocer a otras personas. Un testigo puede ser también algo que proporciona evidencia o prueba; por ejemplo, el Libro de Mormón testifica que Jesús es el Cristo. Explique que cuando Jesús era todavía un niño, el Padre Celestial designó a muchos para que testificaran que Jesús era Su Hijo.

Relato de las Escrituras

Enseñe el relato de la niñez de Jesús tal como se encuentra en los pasajes de las Escrituras enumerados en la sección “Preparación”. (En “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág.VIII, encontrará varias sugerencias de cómo hacerlo.)

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras. Si lo desea, antes de comenzar a enseñar esta lección, utilice la actividad complementaria N°1 como repaso de la lección anterior.

• ¿Por qué llevaron María y José al niño Jesús al templo? (Lucas 2:21–24.)

• ¿Cómo supo Simeón que Jesús era el Hijo de Dios? (Lucas 2:25–30.)

• ¿En qué forma testificó Ana que Jesús era el Hijo de Dios? ¿Cómo sabía ella quién era Él? (Lucas 2:36–38.)

• ¿Cómo supieron los magos que Jesús era el Hijo de Dios? ¿Por qué le dieron regalos? (Mateo 2:2, 11.)

• ¿De qué manera pueden ser ustedes testigos de Jesucristo?

• ¿Por qué el Padre Celestial le dijo a José que llevara a su familia a Egipto? (Mateo 2:13–14.) ¿Qué trató de hacer Herodes para evitar que Jesús se convirtiera en rey? (Mateo 2:16.) ¿Cómo supo José que no corría peligro al regresar de Egipto? (Mateo 2:19–20.) ¿A dónde fue a vivir la familia? (Mateo 2:21–23.)

• ¿Qué piensan ustedes que hizo Jesús de pequeño para obtener experiencia y conocimiento? (TJS Mateo 3:24–26, [Traducción de José Smith]; Lucas 2:40, 52; D. y C. 93:11–14.) ¿Qué cosas son importantes que ustedes aprendan a medida que crecen? ¿Qué metas han establecido?

• Muestre la lámina del niño Jesús en el templo. ¿Por qué se maravillaban de Jesús los hombres que se hallaban en el templo? (Lucas 2:46–47. Adviértase que en la traducción inspirada que hizo José Smith de la Biblia en inglés, este pasaje dice así: “…y éstos le oían y le hacían preguntas”) ¿Qué nos dice esto de todo lo que Jesús aprendió durante Su niñez? ¿Qué pueden ustedes hacer para aprender más sobre el Evangelio? ¿De qué manera honraba y obedecía Jesús a Su Padre en el templo?

• ¿Cómo honraba y obedecía Jesús a José y a María? (Lucas 2:51–52.) Explique que José y María enseñaron a Jesús durante Su niñez de la misma forma que nuestros padres lo hacen con nosotros. ¿En qué forma pueden ustedes honrar a sus padres?

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido, utilice una o varias de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Pida a los niños que, de las lecciones de las semanas anteriores, nombren todas las personas que, según recuerden, hayan testificado que Jesucristo es el Hijo de Dios. Para que los niños recuerden esos testigos, pídales que busquen los siguientes pasajes de las Escrituras: Lucas 1:30–32 (el ángel Gabriel), Lucas 1:41–43 (Elisabet), Juan 1:29–34 (Juan el Bautista) y Lucas 2:8–17 (los ángeles y los pastores).

  2. 2.

    Analicen las metas que los niños podrían establecer para aprender más acerca del Evangelio, tales como leer las Escrituras diariamente, orar, participar en las noches de hogar, etc. Pida a los niños que escriban en una hoja de papel dos metas que les gustaría establecer para aprender más sobre el Evangelio durante el transcurso del año. Aliéntelos a colocar las hojas en un lugar en donde las puedan ver con frecuencia.

  3. 3.

    Haga una copia del mapa que se encuentra al final de esta lección para cada uno de los niños y pídales que busquen los lugares donde Jesús vivió y que escriban los nombres de esos lugares donde corresponda: Jerusalén, Belén, Egipto y Nazaret (los mapas 8 y 9 de algunas Biblias [“El imperio romano en la época de César” y “Palestina en la época de Cristo”] y los mapas 2 y 4 de la Guía para el estudio de las Escrituras en la Combinación Triple, les pueden ser de gran utilidad para llevar a cabo esta actividad).

  4. 4.

    Ayude a los niños a aprender de memoria el Artículo de Fe Nº1.

  5. 5.

    Escriba en la pizarra las referencias de las Escrituras que indican las veces en que el Padre Celestial testificó que Jesús es Su Hijo (Mateo 3:16–17; 17:5; 3 Nefi 11:6–8; José Smith—Historia 1:17). Pida a los niños que busquen esos pasajes y analicen qué sucedió en cada una de esas ocasiones.

  6. 6.

    Ayude a los niños a aprender de memoria Lucas 2:52.

  7. 7.

    Canten o repitan la letra de las canciones “Pequeño niño fue Jesús” (Canciones para los niños, pág. 34) o “Canto de Navidad” (Canciones para los niños, pág. 32).

Conclusión

Testimonio

Hable con los niños acerca del sentimiento que usted tiene hacia Jesucristo y dígales por qué es importante para usted saber que Él es el Hijo de Dios. Ayúdelos a comprender que si siguen el ejemplo de Jesús podrán parecerse más a Él.

Podrían utilizar la actividad complementaria N°2 para aplicar a su propia vida lo que hayan aprendido en la lección.

Sugerencias de lectura en el hogar

Sugiera a los niños que estudien en casa Lucas 2:40–52 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.