Jesucristo llama a Sus apóstoles

Primaria 7: El Nuevo Testamento, 1997


Objetivo

Alentar a los niños a sentir un amor y un respeto más grandes por los apóstoles que Jesucristo llama para ser Sus testigos especiales.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con oración, Mateo 4:18–22, Lucas 5:1–11, 6:12–16, Mateo 16:13–19, Marcos 3:13–19, 16:15, Hechos 10:39–43, 3 Nefi 12:1–2 y Doctrina y Convenios 107:23. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, págs. VII–VIII y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, págs. VIII–X.)

  2. 2.

    Lectura complementaria: Mateo 10:2–4, Marcos 1:16–20 y Juan 1:35–51.

  3. 3.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que mejor promuevan la participación de los niños y los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar de la Biblia o del Nuevo Testamento para cada niño.

    2. b.

      Varios ejemplares de Doctrina y Convenios.

    3. c.

      El cartel con el Artículo de Fe Nº 6 o el cartel que contiene todos los Artículos de Fe (63370 002).

    4. d.

      Las láminas 7–10, El llamamiento de los pescadores (Las bellas artes del Evangelio 209; 62496) 7–11, Cristo ordena a los apóstoles (Las bellas artes del Evangelio 211; 62557) y las láminas de los apóstoles actuales (64329–64378. Si no encuentra éstas láminas en la biblioteca de su centro de reuniones, utilice las que se publican en los ejemplares de la revista Liahona, especialmente el ejemplar de la conferencia general más reciente).

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para captar la atención

Escriba las siguientes referencias en la pizarra:

  • 1 Corintios 12:28

  • Efesios 2:20

  • Doctrina y Convenios 107:23

Pida a los niños que busquen en esos pasajes de las Escrituras una palabra muy importante que se encuentra en cada uno de ellos. Si lo desea, pida a los niños que trabajen en grupos de dos o tres. En caso de que necesiten ayuda, dígales que la palabra que buscan comienza con la letra A (Apóstol).

Pida a uno de los niños que en voz alta lea Doctrina y Convenios 107:23 ante la clase para saber por qué un apóstol es un siervo importante del Señor.

Relato de las Escrituras

Enseñe los relatos de cuando Jesús llamó a Sus discípulos (Mateo 4:18–22; Lucas 5:1–11) y más tarde a los Doce Apóstoles (Marcos 3:13–19; Lucas 6:12–16), mostrando las láminas en los momentos apropiados. (En “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII, encontrará varias sugerencias de cómo hacerlo.)

Al enseñar los relatos, asegúrese de que los niños comprendan que muchas personas seguían a Jesús y eran Sus discípulos. Cuando llamó por primera vez a Pedro, a Andrés, a Jacobo y a Juan, que se encontraban en sus barcas de pesca, los llamó para ser discípulos. Pero luego, de ese gran grupo de discípulos, escogió doce hombres para que fueran Sus apóstoles (véase Lucas 6:13). Él los ordenó de la misma forma que se ordena a los apóstoles en la actualidad, por medio de la imposición de manos, y les confirió la misma autoridad que tienen los apóstoles hoy día (véase Marcos 3:13–15).

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• ¿A qué se dedicaban Pedro, Andrés, Jacobo y Juan? (Mateo 4:18–22.) ¿Qué quiere decir ser “pescadores de hombres”? (Mateo 4:19.) ¿En qué forma son “pescadores de hombres los apóstoles de la actualidad? (D. y C. 18:27–29.)

• ¿Qué hicieron Pedro, Andrés, Jacobo y Juan cuando Jesús les dijo que lo siguieran? (Mateo 4:19–22.) ¿Cómo demuestra, la forma en que reaccionaron ante el llamado de Jesús, que ellos creyeron que Él era el Cristo? (Adviértase que la Traducción de José Smith de Mateo 4:18 aclara que Jesús les dijo quién era antes de pedirles que le siguieran.) ¿Por qué es tan importante para nosotros saber que Jesucristo es el Hijo de Dios?

• ¿Qué le dijo Jesús a Simón que hiciera con las redes? (Lucas 5:4.) Explique que Simón, Simón Pedro y Pedro son la misma persona.) ¿Por qué puso en duda Simón lo que Jesús le había pedido que hiciera? (Lucas 5:5.) ¿Qué pasó entonces? (Lucas 5:6–7.) ¿En qué forma lo sucedido hizo que aumentara aún más la fe que los discípulos tenían en Jesús? (Lucas 5:8–10.) ¿Qué hicieron Pedro, Jacobo y Juan con el fin de probar que tenían fe en Jesús? (Lucas 5:11.) ¿En qué forma podemos nosotros demostrar que seguimos a Jesucristo?

• ¿Cuánto tiempo oró Jesús antes de llamar a Sus apóstoles? (Lucas 6:12.) ¿Por qué creen que Jesús oró antes de tomar esa decisión tan importante? ¿Quién llama a los apóstoles en la actualidad? (Por medio de la inspiración, el Padre Celestial da instrucciones a la Primera Presidencia.)

• Las Escrituras mencionan discípulos y apóstoles. ¿Qué diferencia hay entre un discípulo y un apóstol? (Lucas 6:13.)

Explique que un discípulo es alguien que sigue a Jesucristo mientras que un apóstol es una persona que pertenece a un grupo escogido de hombres y es ordenado como testigo especial de Jesucristo para el mundo entero. Él testifica que Jesús es el Hijo de Dios que ha resucitado y se asegura de que el Evangelio se predique en todo el mundo. (Véase Marcos 16:15 y D. y C. 107:23.)

• ¿Son ustedes discípulos o apóstoles?

• ¿Qué significa ser un testigo especial de Jesucristo? (Hechos 4:33; 10:39–43; D. y C. 107:23.) ¿De qué manera testificó Pedro que Jesús era el Cristo? (Mateo 16:13–17.) ¿Qué le prometió Jesús a Pedro por causa de su testimonio? (Mateo 16:18–19.) Es importante que los niños comprendan que “Las llaves del reino” son la autoridad que los apóstoles tienen para hacer la obra del Padre Celestial y de Jesús aquí en la tierra. En la lección 15 se analizará el relato de cuando Pedro, Santiago y Juan recibieron esas llaves prometidas en el Monte de la Transfiguración.

• En la actualidad, ¿cómo testifican los apóstoles que Jesús es el Cristo?

Cuente el siguiente relato del élder David B. Haight, un apóstol del Señor:

“La noche en que me sobrevino la crisis, comprendí que me ocurría algo grave… [y rogué] en silencio al Padre Celestial que me conservara la vida un poco más para hacer su obra, si ésa era Su voluntad.

“Mientras aún oraba, empecé a perder el conocimiento. La sirena de la ambulancia es lo último que recuerdo haber oído antes de caer en la total inconsciencia, la cual duró unos cuantos días.

“El dolor espantoso y el ruido de las personas desaparecieron para mí y de pronto me encontré en un lugar tranquilo…

“No oí ninguna voz, pero me di cuenta de que estaba en presencia de seres santos. Durante las horas y los días que siguieron, vi en mi mente una y otra vez la misión eterna y la posición exaltada del Hijo del Hombre. Testifico que Él es Jesús el Cristo, el Hijo de Dios, el Salvador de todos, el Redentor de todo el género humano, el Dador de amor, misericordia y perdón infinitos, la Luz y la Vida del mundo. Yo sabía eso antes; nunca lo dudé; pero en esos días, conocí esas verdades, mediante las vívidas impresiones del Espíritu en mi alma, de un modo extraordinario.

“Se me mostró en vista panorámica el ministerio terrenal del Señor: cuando se bautizó, cuando enseñaba, cuando sanaba a los enfermos, cuando le condenaron, Su crucifixión, Su resurrección y Su ascensión al cielo. Siguieron escenas de Su ministerio terrenal con gráficos detalles que confirmaron los relatos de las Escrituras. Recibí enseñanzas y el Santo Espíritu de Dios me abrió los ojos del entendimiento para que pudiera ver” (“La Santa Cena y el sacrificio”, Liahona, enero de 1990, pág. 56).

• ¿Quiénes son los apóstoles hoy en día?

Diga los nombres correspondientes de los hombres que componen la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles. Hable sobre algo que sepa sobre alguno de ellos. Quizás sería conveniente que se concentrara en un apóstol que haya visitado hace poco el lugar donde viven o que espera que lo haga pronto.

• ¿De qué manera se bendice nuestra vida cuando prestamos oído al consejo que nos brindan los apóstoles? (3 Nefi 12:1–2.)

Artículo de Fe

Ayude a los niños a memorizar el Artículo de Fe Nº 6.

Actividades complementarias

En cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido, utilice una o varias de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Lleve a la clase fotografías o láminas individuales de la Primera Presidencia y de los Doce Apóstoles. Escriba sus nombres en hojitas de papel por separado y pida a los niños que traten de hacer coincidir los nombres con las fotografías y que los coloquen por orden de antigüedad. Si no pudiera conseguir fotografías individuales, pida a los niños que acomoden los nombres en orden de antigüedad. Permita que todos los niños participen.

  2. 2.

    Enumere y analice con los niños los nombres de los Doce Apóstoles que Jesús llamó. (Lucas 6:12–16.)

  3. 3.

    Haga que los niños busquen los discursos que han dado los apóstoles, utilizando para ello los ejemplares de la revista Liahona en que se publicaron las últimas conferencias generales (los de julio y enero). Pídales que busquen en los discursos el lugar donde los apóstoles declaran su testimonio especial de Jesucristo (por lo general se encuentra al final de los discursos).

Conclusión

Testimonio

Haga saber a los niños la gratitud que usted siente por los apóstoles y cuénteles cómo el seguir sus consejos ha bendecido su vida. Testifique que por medio del profeta viviente, Jesús llama a los apóstoles para que den testimonio de Él y proclamen el Evangelio por todo el mundo.

Sugerencia de lectura en el hogar

Sugiera a los niños que estudien en casa Mateo 4:18–22 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.