“¡Cómo pudisteis apartaros de las vías del Señor!”

El Libro de Mormón: Manual para el maestro, 1999


Objetivo

Ayudar a los miembros de la clase a comprender la importancia de vivir de acuerdo con los principios del Evangelio a pesar de la creciente iniquidad en el mundo.

Preparación

  1. 1.

    Lea los pasajes de las Escrituras que se mencionan a continuación y medite y ore al respecto:

    1. a.

      Mormón 1. A Mormón se le confía la responsabilidad de los registros sagrados en su niñez. La iniquidad prevalece en toda la tierra, pero Mormón es justo. Lo visita el Salvador pero se le prohíbe predicar al pueblo.

    2. b.

      Mormón 2; 3:1–16. Mormón llega a ser el líder de los ejércitos nefitas y los dirige en muchas batallas contra los lamanitas. Los nefitas sufren en las batallas a causa de su iniquidad. Mormón obtiene las planchas de Nefi y continúa el registro. Con el tiempo, debido a la iniquidad de los nefitas, Mormón rehúsa dirigirlos.

    3. c.

      Mormón 3:17–22; 5:8–24. Mormón se dirige a las personas de los últimos días, y les explica los propósitos de los registros que ha compendiado y de los que ha escrito.

    4. d.

      Mormón 4; 5:1–7; 6; Moroni 9. Los nefitas continúan peleando contra los lamanitas. Mormón acepta dirigir de nuevo a los ejércitos. Saca los registros de la colina de Shim y los esconde en el cerro de Cumorah. En una gran batalla final, mueren todos los nefitas con excepción de veinticuatro.

  2. 2.

    Si está disponible el video El Libro de Mormón, Presentaciones en video (53911 002), prepárese para mostrar el segmento de cinco minutos “¡Oh bello pueblo!” Si el video no está disponible, prepárese para mostrar la lámina Mormón se despide de lo que antes era una gran nación (62043; Las bellas artes del Evangelio, 319) y pida a un miembro de la clase que lea en voz alta Mormón 6:16–22.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Actividad para despertar interés

Si lo desea, utilice la siguiente actividad, o una de su preferencia, para comenzar la lección. Escoja la actividad que sea más apropiada para su clase.

Pregunte a los miembros de la clase:

• Si estuvieran navegando en un barco velero, ¿qué equipo desearían que tuviera?

Acepte todas las respuestas y después explique que Mormón comparó a su pueblo, los nefitas, con un barco al que le faltaban algunas piezas esenciales. Pida a un miembro de la clase que lea en voz alta Mormón 5:17–18.

• ¿En qué forma son las personas que no siguen al Salvador como “el barco… sin velas ni ancla”?

Indique que a diferencia del resto de los nefitas, Mormón usó el Evangelio como vela y también como ancla en su vida. Vivió con rectitud aun cuando parecía que todos los que le rodeaban eran inicuos. En esta lección se analizará lo que les sucedió a Mormón y a su pueblo, y también la forma en que podemos usar el Evangelio como vela y como ancla en nuestra vida.

Análisis y aplicación de las Escrituras

Con la ayuda de la oración, seleccione los pasajes de las Escrituras, las preguntas y otros materiales de la lección que mejor satisfagan las necesidades de los miembros de la clase. Analicen la forma en que los pasajes seleccionados se aplican al diario vivir. Anime a los miembros de la clase a compartir experiencias que hayan tenido que se relacionen con los principios que se encuentran en las Escrituras.

1. A Mormón se le confía la responsabilidad de los registros sagrados.

Analicen Mormón 1. Pida a los miembros de la clase que lean en voz alta los versículos que usted haya seleccionado. Explique que Mormón era responsable de compendiar todas las planchas para producir el registro que conocemos como el Libro de Mormón. Los capítulos del 1 al 6 de Mormón contienen el registro que hizo Mormón sobre su propia época y sobre su propio pueblo.

• ¿Qué edad tenía Mormón cuando se le confió la responsabilidad de los registros sagrados? (Véase Mormón 1:2–3; véase también la sugerencia adicional para la enseñanza.) ¿Qué le indicó Ammarón a Mormón que hiciera con las planchas? (Véase Mormón 1:3–4.) ¿Qué características poseía el joven Mormón que le prepararon para su papel de preservar y compendiar los registros sagrados?

• Cuando Mormón tenía 15 años de edad, lo “visitó el Señor, y [probó] y [conoció] la bondad de Jesús” (Mormón 1:15). ¿Cómo podemos llegar a conocer la bondad de Jesús?

• ¿Por qué le prohibió el Señor a Mormón que predicara a los nefitas? (Véase Mormón 1:16–17.) ¿Qué otras pérdidas tuvieron los nefitas a causa de la dureza de sus corazones? (Véase Mormón 1:13–18. Nótese que los “amados discípulos” que fueron retirados de la tierra eran los tres discípulos nefitas que desearon permanecer en la tierra hasta la segunda venida del Salvador; véase 3 Nefi 28:1–9.) ¿Qué pérdidas podríamos tener nosotros si endurecemos nuestro corazón contra el Señor y Sus siervos?

2. Mormón llega a ser el líder de los ejércitos nefitas; éstos sufren en las batallas a causa de su iniquidad.

Lean y analicen los versículos de Mormón 2; 3:1–16 que usted haya seleccionado.

• ¿Qué condiciones existieron en la sociedad nefita durante la vida de Mormón? (Véase Mormón 1:19; 2:1, 8, 10, 18.) ¿En qué forma cumplieron esas condiciones las palabras de profetas anteriores? (Véase Mormón 1:19; Mosíah 12:4–8; Helamán 13:5–10.) Aun cuando nosotros, al igual que Mormón, vivimos en una época de mucha iniquidad, ¿qué podemos hacer para mantener nuestra fe y nuestra rectitud personal? (Algunas respuestas posibles se encuentran en Alma 17:2–3; Helamán 3:35; D. y C. 121:45–46.)

• ¿Por qué se regocijó Mormón cuando vio que el pueblo se lamentaba? (Véase Mormón 2:10–12.) ¿Por qué fue en vano su regocijo? (Véase Mormón 2:13–14.) ¿Cuál es la diferencia que existe entre la “aflicción… para arrepentimiento” y el “pesar de los condenados”? (Véase también 2 Corintios 7:9–10.)

• ¿Qué significa “[venir] a Jesús con corazones quebrantados y espíritus contritos”? (Mormón 2:14; véase también 3 Nefi 9:20; D. y C. 59:8).

• ¿Qué le daba a Mormón esperanza y paz aun cuando veía la iniquidad de su pueblo? (Véase Mormón 2:19.) ¿Cómo podemos mantener la esperanza y la paz en medio de la iniquidad del mundo actual?

• Mormón dijo que cuando su pueblo derrotó a los lamanitas en la batalla, “no comprendieron que era el Señor el que los había librado” (Mormón 3:3). ¿Por qué es importante que reconozcamos que las bendiciones que recibimos proceden del Señor? (Véase Mormón 3:9.)

• Después de más de treinta años de dirigir los ejércitos nefitas, Mormón rehusó dirigirlos a causa de la iniquidad de éstos y por el deseo que ellos tenían de vengarse (Mormón 3:9–13). El Señor les había mandado no buscar venganza y declaró: “Mía es la venganza” (Mormón 3:14–15). ¿Cuáles son las consecuencias que resultan cuando las personas buscan la venganza? ¿Cómo podemos superar los sentimientos de venganza que surjan en nuestro corazón?

• ¿Qué podemos aprender de Mormón acerca de cómo tratar a las personas que son duras de corazón? (Véase Mormón 3:12.) ¿En qué forma podemos cultivar más amor por esas personas? ¿Por qué es importante continuar orando por los duros de corazón?

3. Mormón explica los propósitos de los registros que ha compendiado y de los que ha escrito.

Lean y analicen los versículos de Mormón 3:17–22; 5:8–24 que usted haya seleccionado. Haga notar que después de que se negó a dirigir los ejércitos nefitas, Mormón dijo que sería “testigo pasivo” y que registraría los acontecimientos que se estaban verificando entre los nefitas (Mormón 3:16). En estos versículos, Mormón se dirige directamente a las personas para quienes escribe el registro.

• ¿A quiénes estaba dirigido el registro de Mormón? (Véase Mormón 3:17–19; 5:9–10, 14. Escriba en la pizarra las respuestas de los miembros de la clase.)

• ¿Con qué propósitos se llevó y se preservó el registro? (Véase Mormón 3:20–22; 5:14–15. Entre las respuestas se podrían mencionar las que figuran a continuación.) ¿Cómo les han ayudado a ustedes los escritos de Mormón a cumplir esos propósitos en su propia vida?

  1. a.

    “…para que sepáis que todos tendréis que comparecer ante el tribunal de Cristo… para ser juzgados por vuestras obras” (Mormón 3:20).

  2. b.

    “…para que creáis en el evangelio de Jesucristo” (Mormón 3:21; véase también Mormón 5:15.)

  3. c.

    Para brindar un testigo de que “Jesús… era el verdadero Cristo y el verdadero Dios” (Mormón 3:21; véase también Mormón 5:14.)

  4. d.

    Para “persuadiros a todos vosotros, extremos de la tierra, a que os arrepintieseis” (Mormón 3:22).

4. En una gran batalla final, mueren todos los nefitas con excepción de veinticuatro.

Lean y analicen los versículos de Mormón 4; 5:1–7; 6 y Moroni 9 que usted haya seleccionado.

• Al comentar acerca de las pérdidas que sufrieron los nefitas al luchar contra los lamanitas, Mormón explicó que “es por los inicuos que los inicuos son castigados” (Mormón 4:5). ¿Qué significa esto? ¿En qué forma se manifiesta esto en el mundo de hoy?

• ¿Cuáles eran los sentimientos de Mormón cuando aceptó dirigir los ejércitos de nuevo? (Véase Mormón 5:2.) ¿Qué sabía Mormón en cuanto a quién podría dar a los nefitas la victoria en la batalla? ¿Cómo difería esto de la creencia que tenían los nefitas acerca de la manera de salir victoriosos? (Véase Mormón 5:1.)

• ¿Por qué sacó Mormón las planchas de la colina de Shim? (Véase Mormón 4:23; véase también Mormón 1:3–4.) ¿Por qué las escondió en el cerro de Cumorah? (Véase Mormón 6:6.) ¿Por qué era importante proteger las planchas?

• ¿Cuál fue el resultado de la batalla final en Cumorah? (Véase Mormón 6:7–15.)

Si va a usar la presentación en video “¡Oh bello pueblo!”, muéstrela ahora. Si el videocasete no está disponible, muestre la lámina de Mormón despidiéndose de la nación nefita, y pida a un miembro de la clase que lea en voz alta Mormón 6:16–22.

• Después de la batalla de Cumorah, los lamanitas persiguieron a los 24 nefitas restantes y mataron a todos menos a Moroni (Mormón 8:2–3). Así fue que la nación nefita quedó totalmente destruida. ¿Por qué les sobrevino a los nefitas tan “gran calamidad”? (Véase Mormón 1:13, 16; 2:26–27; 3:2–3; 4:12; 5:2, 16–19; Moroni 9:3–5, 18–20.)

• Nosotros también vivimos entre mucha iniquidad. ¿En qué forma puede influir la rectitud de una persona en una sociedad injusta?

El élder Neal A. Maxwell advirtió: “Sólo el cambio para bien y la moderación, tanto de las instituciones como de las personas en forma individual, rescatará por último a la sociedad. Sólo un número adecuado de almas que resistan al pecado podrá cambiar las cosas. Nosotros, los miembros de la Iglesia, debemos formar parte de ese grupo de gente resistente al pecado” (“ ‘He aquí, el enemigo se ha combinado’ ”, Liahona, julio de 1993, págs. 87–88).

Conclusión

Haga hincapié en que la sociedad nefita fue destruida a causa de su gran iniquidad. Aunque nosotros también vivimos en una época de gran iniquidad, no debemos ser partícipes de ella. Si seguimos el ejemplo de firmeza y fe que demostró Mormón y si estudiamos los registros que con tanto cuidado preservó, podremos vencer las malas influencias de nuestros días y dar un ejemplo de valor y de esperanza a los demás.

De acuerdo con la inspiración del Espíritu, testifique de las verdades que se analizaron durante la lección.

Sugerencias adicionales para la enseñanza

El siguiente material complementa las sugerencias para el desarrollo de la lección. Si lo desea, utilice uno o más de estos conceptos como parte de la lección.

1. La juventud recta.

• ¿Qué edad tenía Mormón cuando Ammarón le confió los registros? (Véase Mormón 1:2–4.) ¿Cuántos años tenía Mormón cuando vio a Jesucristo? (Véase Mormón 1:15.) Indique que José Smith tenía 14 años cuando recibió la Primera Visión del Padre y del Hijo, y que tenía 21 cuando recibió del ángel Moroni las planchas de oro.

Recalque el hecho de que la rectitud y la sabiduría no se rigen por la edad ni por otras circunstancias. El Señor bendecirá a los que le sirvan a cualquier edad.

2. Análisis para los jóvenes.

Recuerde a los miembros de la clase que Mormón permaneció recto y fiel aunque los que le rodeaban eran inicuos.

• ¿Cómo podemos permanecer fieles a pesar de las presiones de una sociedad inicua? ¿Cuáles serán los beneficios que recibiremos si lo hacemos?

• ¿Cómo podemos ayudar a los que nos rodean y que no viven de acuerdo con el Evangelio? ¿Qué hizo Mormón con respecto a los injustos que lo rodeaban? (Véase, por ejemplo, Mormón 3:12.) ¿Cómo podemos extender la mano de amor y de amistad sin que nos veamos implicados en situaciones que pongan en peligro nuestras normas?