Puedo prepararme para el bautismo

Primaria 2: Haz lo Justo A, 1995


Objetivo

Que los niños sientan un mayor deseo de ser bautizados y comprendan cómo deben prepararse para el bautismo.

Preparación

  1. 1.

    Estudie con la ayuda de la oración Mateo 3:13–17 y Doctrina y Convenios 20:72–74. Vea también Juan 1:25–34 y Principios del evangelio (31110 002), capítulo 20.

  2. 2.

    Si es posible, pida a la directora de música de la Primaria que se cante “El bautismo” (Canciones para los niños, pág. 54) durante el tiempo de apertura o de clausura.

  3. 3.

    Consiga una hoja de papel grueso para cubrir la lámina 2-19, Juan el Bautista bautiza a Jesús. Corte el papel en trozos más pequeños, tantos como niños haya en su clase. Colóquelos sobre la lámina de manera que los cubra totalmente.

  4. 4.

    Recorte seis pedazos de papel grueso en forma de pisadas (huellas).

  5. 5.

    Haga una copia para cada niño o calque la página de dibujos que se encuentra al final de la lección.

  6. 6.

    Prepárese para contar algunos de los detalles de su propio bautismo tales como quién la bautizó y dónde, y hable brevemente acerca de los sentimientos que tuvo con respecto a su bautismo. Si usted se bautizó en la niñez, podría traer una foto suya de cuando tenía esa edad.

  7. 7.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Una Biblia.

    2. b.

      Cinta adhesiva.

    3. c.

      La lámina 2-19, Juan el Bautista bautiza a Jesús (Las bellas artes del evangelio 208; 62133 002); la lámina 2-20, El bautismo de un niño (62018).

  8. 8.

    Haga los arreglos necesarios para las actividades complementarias que desee llevar a cabo.

Observación para los maestros de niños mayores: Las actividades complementarias 5, 6 y 7 se han preparado especialmente para los niños mayores que pronto serán bautizados.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a un niño que ofrezca la primera oración.

Pregunte a los niños cómo les fue con la asignación que recibieron la semana anterior.

Jesucristo fue bautizado

Actividad para despertar el interés

Muestre la lámina de Juan el Bautista que cubrió con el papel. Dígales que detrás del papel hay una ilustración de dos personas muy importantes. Pídales que traten de adivinar quiénes son esas personas, pero que no digan nada en voz alta hasta que la lámina quede completamente descubierta. Pida a cada uno de los niños que, por turnos, quiten uno de los trozos de papel que cubren la lámina.

Cuando hayan quitado todos los pedazos de papel, pregunte:

  • ¿Quiénes son las personas que se ven en la lámina?

  • ¿Qué están haciendo?

Relato de las Escrituras

Cuente el relato del bautismo de Jesucristo, como se encuentra en Mateo 3:13–17. Explique que Juan el Bautista se sorprendió cuando Jesús le pidió ser bautizado. Juan sabía que Jesús nunca había pecado, por lo que pensó que no necesitaba ser bautizado. Pero Jesús le dijo que el bautismo era un mandamiento de nuestro Padre Celestial y que Él quería obedecer todos los mandamientos del Padre.

Señale el río que se ve en la lámina y explique que Juan bautizó a Jesús por inmersión en el río Jordán. Inmersión significa que Jesús fue completamente cubierto por las aguas.

Lea en voz alta el pasaje de Mateo 3:17 y explique que tales fueron las palabras de nuestro Padre Celestial. Dígales que nuestro Padre Celestial también se complace cuando nosotros somos bautizados.

Juego

Este juego consiste en que los niños completen los espacios en blanco de las frases que aparecen más abajo. Para ello, asignando a un niño por vez, lea una frase omitiendo una palabra, la cual deberá decir el niño para completar la frase. Si éste no conoce la palabra apropiada, pase al siguiente niño hasta que alguno dé la respuesta apropiada. Continúe de esta manera hasta que todos los niños le hayan dado una respuesta correcta. Si fuera necesario, repita alguna frase.

  1. 1.

    Jesucristo fue bautizado por _________________. (Juan el Bautista.)

  2. 2.

    Jesús se bautizó en el río _________________. (Jordán.)

  3. 3.

    Jesús se bautizó para obedecer los mandamiento de nuestro_________________. (Padre Celestial.)

  4. 4.

    Cuando Jesús se bautizó, quedó completamente cubierto por el ______________. (Agua.)

  5. 5.

    Después del bautismo de Jesús, se oyó la voz de _________________. (Nuestro Padre Celestial.)

  6. 6.

    Cuando cumplimos ocho años de edad, podemos seguir el ejemplo de Jesús y ser _________________. (Bautizados.)

Al bautizarnos estamos siguiendo el ejemplo de Jesucristo

Diga a los niños que cuando tienen ocho años, pueden ser bautizados y que deben prepararse ahora para estar listos cuando los cumplan.

Explíqueles que cuando somos bautizados, hacemos convenios (promesas) con nuestro Padre Celestial. Nosotros le prometemos obedecer Sus mandamientos, perdonar a otros y seguir las enseñanzas de Jesucristo. A cambio, Él nos acepta en Su Iglesia y promete guiarnos y ayudarnos.

Cuénteles acerca de su bautismo. Podría mencionar el lugar donde se bautizó (tal como la pila bautismal o un río), quién le bautizó y quiénes estuvieron allí para presenciar su bautismo. Si usted se bautizó en su niñez, muéstreles una foto suya de cuando tenía esa edad. Exprese sus sentimientos acerca de su bautismo, tales como su entusiasmo o deseo de ser miembro de la Iglesia de Jesucristo.

Diga a los niños que un día ellos también podrán ser bautizados como lo fueron Jesucristo y usted.

Relato

Cuente la historia del bautismo de un niño. Puede utilizar el siguiente relato:

La familia de Marcos se unió a la Iglesia cuando él tenía siete años. Todos los miembros de la familia se bautizaron con excepción de Marcos porque él no tenía la edad para bautizarse todavía. Marcos se sentía desilusionado por no poder bautizarse con el resto de la familia, pero su mamá le dijo que muy pronto tendría la edad para bautizarse y que debía utilizar el tiempo para prepararse.

• ¿Cómo podía Marcos prepararse para su bautismo?

Durante ese año Marcos trató por todos los medios de escoger lo correcto y hacer todo lo que Jesús quería que hiciera. Finalmente llegó el día en que Marcos cumplió ocho años. Se vistió con ropa blanca y su padre lo bautizó. Cuando su papá lo sacó del agua, Marcos se sintió feliz de haber sido bautizado por inmersión, al igual que Jesús, y de pertenecer a la Iglesia de Jesucristo.

Debemos prepararnos desde ahora para nuestro bautismo

Actividad con las huellas

Muestre la lámina 2-20, El bautismo de un niño y, de ser posible, colóquela en la puerta del salón de clase.

• ¿De qué manera sigue este niño el ejemplo de Jesús?

Recuérdeles que pueden comenzar a prepararse para el bautismo desde ahora. Muestre las huellas de papel y una copia de los seis dibujos que se encuentran al final de esta lección. Diga a los niños que los dibujos representan los pasos que los guiarán al bautismo. Hable de cada paso que se encuentra ilustrado y haga preguntas como las que se encuentran a continuación. Luego de hablar de cada paso, pida a uno de los niños que coloque una huella en el piso formando un caminito que llegue hasta la lámina del bautismo.

  1. 1.

    Creer en Jesucristo y nuestro Padre Celestial y aprender acerca de ellos.

    • ¿Por qué debemos creer en Jesucristo y nuestro Padre Celestial?

    • ¿Dónde podemos aprender acerca de Ellos?

  2. 2.

    Orar a nuestro Padre Celestial.

    • ¿Cómo puede la oración ayudar a prepararnos para el bautismo?

  3. 3.

    Perdonar y amar a otros.

    • ¿Qué sucede cuando perdonamos?

    • ¿Cómo podemos demostrar nuestro amor por los demás?

  4. 4.

    Escoger lo correcto todos los días.

    • ¿En qué forma podemos escoger lo correcto?

  5. 5.

    Leer o escuchar relatos de las Escrituras.

    • ¿Cómo les ha ayudado el estudio de las Escrituras?

  6. 6.

    Tener ocho años.

    • ¿Qué puedes hacer antes de cumplir los ocho años para prepararte para el bautismo?

Después de que todas las huellas se hayan colocado en el piso, permita que los niños, de a uno por vez, crucen el cuarto hasta llegar a la lámina pisando las huellas. Ayude a los niños a explicar, a medida que pisan las huellas, en qué forma se preparan para el bautismo.

Resumen

Volante

Dé a cada niño una copia de los seis dibujos para que la lleve a su casa. Escriba el nombre de cada niño en los papeles o pida a los niños que lo hagan.

Testimonio

Exprese a los niños su testimonio de la importancia del bautismo. Recuérdeles que nuestro Padre Celestial se siente complacido cuando nos bautizamos.

Sugiérales que utilicen las hojas con los dibujos para enseñar a sus familiares lo que han aprendido acerca del bautismo. Anímeles a prepararse para el bautismo siguiendo los seis pasos que describen los dibujos.

Pida a un niño que ofrezca la última oración.

Cuando los niños estén listos para abandonar el salón de clase, haga que caminen una vez más sobre las huellas para salir.

Actividades complementarias

Elija de entre las siguientes actividades aquellas que sean de mayor beneficio para los niños de su clase. Puede utilizarlas durante la lección o como repaso o resumen. Para mayor información, vea la sección “El período de clase” en “Ayudas para el maestro”.

  1. 1.

    Dibuje una huella para cada niño en una hoja de papel y escriba en cada una Seguiré a Jesucristo. Pida a los niños que la coloreen o la decoren.

  2. 2.

    Si en su edificio de reuniones hay una pila bautismal, haga los arreglos necesarios para llevar a los niños a verla.

  3. 3.

    Repita la letra de las primeras dos estrofas de “El día de mi bautismo”, que se encuentra a continuación:

    El día de mi bautismo
    nueva vida comencé;
    mis culpas se borraron
    y yo pude renacer.
    Un miembro de Su reino
    deberá perseverar,
    vivir los mandamientos
    y tratar de mejorar.
  4. 4.

    Canten o repitan la letra de “Cuando me bautice” (Canciones para los niños, pág. 53) o “El bautismo” (Canciones para los niños, pág. 54). La letra de “El bautismo” se encuentra al final del manual.

    Cuando me bautice

    Me encanta el arco iris
    después de ver llover,
    y pienso en lo limpia
    que la tierra ya se ve.
    Tal como tierra limpia
    cuando acaba de llover,
    yo quiero comportarme bien
    y con mi Dios volver.
    Cuando yo me bautice
    se limpiará mi ser,
    mi Padre me perdonará
    y el bien querré escoger.
    Tal como tierra limpia
    cuando acaba de llover,
    yo quiero comportarme bien
    y con mi Dios volver.
  5. 5.

    Muestre la lámina 2-20, El bautismo de un niño, y a un lado de la misma muestre la lámina 2-19, Juan el Bautista bautiza a Jesús. Repase con los niños lo que saben acerca del bautismo. Ayúdeles a comprender que el bautismo es una experiencia especial y que debemos aguardar ese día con ansia porque es una de las cosas más importantes que haremos en nuestra vida. Considere los siguientes puntos:

    1. a.

      Cuando somos bautizados pasamos a ser miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. (Si los niños más pequeños se muestran preocupados porque no son miembros de la Iglesia, asegúreles que todos los niños menores de ocho años pueden ser considerados miembros. Una vez que cumplan los ocho años, sin embargo, deben ser bautizados para ser oficialmente miembros de la Iglesia.)

    2. b.

      Para bautizarnos, debemos tener por lo menos ocho años de edad.

    3. c.

      Tenemos una entrevista con nuestro obispo o presidente de rama, durante la cual hablamos acerca de nuestro bautismo.

    4. d.

      Cuando nos bautizamos, nos ponemos ropas blancas (haga referencia a las láminas).

    5. e.

      Al ser sumergidos completamente en el agua, somos bautizados por inmersión. (Asegúrese de dejar bien en claro que cuando uno se bautiza, permanece debajo del agua solamente unos pocos segundos, que el agua no es muy profunda y que la persona que nos bautiza nos sostiene en todo momento.)

    6. f.

      La persona que nos bautice debe ser presbítero o poseedor del Sacerdocio de Melquisedec.

    7. g.

      Todos debemos bautizarnos como lo hizo Jesucristo porque Él nos dio el ejemplo a seguir.

  6. 6.

    Con la aprobación de la presidenta de la Primaria, invite a un poseedor del sacerdocio a hablar con los niños acerca de lo que sucederá el día de su bautismo. Pídale que explique cómo se colocan el niño y la persona que efectuará el bautismo y cómo se ponen los brazos. Pídale que explique también que la persona que efectúa el bautismo pondrá al niño suavemente debajo del agua y que lo levantará rápidamente otra vez. Recuerde a los niños que cuando son bautizados de esta manera, son bautizados como lo fue Jesucristo.

    Con la aprobación del obispo o del presidente de rama, el poseedor del sacerdocio puede demostrar la manera en que el bautismo se efectúa. (El poseedor del sacerdocio no debe decir la oración bautismal durante la demostración.)

  7. 7.

    Explique que la oración bautismal es una de las pocas que debe decirse exactamente de la misma manera todas las veces. Jesucristo reveló las palabras de esta oración en las Escrituras. Lea en voz alta la oración que se encuentra en Doctrina y Convenios 20:73 (a partir de Habiendo sido comisionado).