Puedo seguir a Jesucristo al servir a los demás

Primaria 2: Haz lo Justo A, 1995


Objetivo

Que cada niño sienta un mayor deseo de servir a los demás como lo hizo Jesús.

Preparación

  1. 1.

    Estudie con la ayuda de la oración Juan 13:1–17 y el décimotercer Artículo de Fe. Consulte también Principios del evangelio (31110 002), capítulo 28.

  2. 2.

    Haga arreglos para cantar o recitar con los niños la letra de las tres estrofas de “El arroyito da” (Canciones para los niños, pág. 116) y la cuarta estrofa de “Siento el amor de mi Salvador” (Canciones para los niños, pág. 42). La letra de estas canciones se encuentra al final del manual.

  3. 3.

    Esté preparada para contar alguna experiencia personal en la que haya recibido bendiciones por haber prestado servicio a otra persona.

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Una Biblia.

    2. b.

      Papel y lápices regulares o de cera para cada niño.

    3. c.

      La lámina 2-60, Jesús lava los pies de los Apóstoles (Las bellas artes del evangelio 226; 62550 002).

  5. 5.

    Haga los arreglos necesarios para las actividades complementarias que desee llevar a cabo.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a un niño que ofrezca la primera oración.

Pregunte a los niños cómo les fue con la asignación que recibieron la semana pasada.

Jesucristo desea que sirvamos a los demás

Actividad para despertar el interés

Al comenzar la lección, deje caer “por accidente” algunos lápices de cera, papeles u otros materiales en el piso del salón de clase.

Espere un momento antes de recogerlos para dar a los niños la oportunidad de ayudarle. (Si no ofrecen ayuda, pídasela.)

Agradezca a los niños su ayuda y felicítelos por haber aprovechado la oportunidad de servir. Explíqueles que cuando ayudamos a otros sin esperar nada a cambio, estamos prestando o dando servicio. Pida que repitan la palabra servicio con usted.

Canción

Canten o repitan las tres estrofas de “El arroyito da”.

Recalque que la última estrofa dice que debemos dar como Cristo da. Diga que cuando Jesús estaba en la tierra, Él servía a la gente con frecuencia.

Relato de las Escrituras

Muestre la lámina 2-60, Jesús lava los pies de los Apóstoles, y relate la historia que se encuentra en Juan 13:1–17. Recuerde a los niños que Jesús llamó a estos Apóstoles que están en la lámina para que dirigieran Su Iglesia.

Recuerde a los niños lo que aprendieron en la lección anterior acerca de la Última Cena. Explique que después de que Jesucristo enseñó a los Apóstoles acerca de la Santa Cena, les enseñó la importancia de servir a los demás.

Explique que no era raro que a la gente le lavaran los pies, porque la mayoría de las personas usaba sandalias y los pies se le ensuciaban fácilmente, pero por lo general lo hacían los sirvientes. Explíqueles que Pedro no quería que Jesús le lavara los pies porque pensaba que no era apropiado que Jesús hiciera el trabajo de los sirvientes.

Diga a los niños que Jesús les dijo a los Apóstoles que a pesar de que era el Salvador, igual podía servirles, y quería que comprendieran que ellos debían servirse unos a otros. Lea en voz alta Juan 13:15 y explique que Jesús desea que sigamos Su ejemplo y sirvamos a los demás.

Análisis

• ¿Por qué lavó Jesús los pies de los Apóstoles?

• ¿Qué quería Jesús que hicieran los Apóstoles?

• ¿Qué quiere Jesús que nosotros hagamos?

Explique que Jesucristo desea que prestemos servicio a nuestro semejante siempre que podamos, aun si no nos pide ayuda ni se nos da ningún reconocimiento por hacerlo. Recalque que cuando prestamos servicio a los demás, estamos siguiendo a Jesús.

Podemos servir a los demás de muchas formas

Relato

Pida a los niños que presten atención mientras les cuenta con sus propias palabras el siguiente relato acerca de un niño que pensó en la forma de servir a su familia:

“Estaba tan obscuro que el somnoliento niño de siete años de edad apenas podía encontrar el sendero hacia el granero. Por varios días había planeado levantarse de la cama, vestirse, bajar cautelosamente las escaleras, sacar el balde de la leche de la estantería y alejarse de la casa sin despertar a nadie.

“ … [José] había visto a su hermana, Marta, ordeñar las vacas muchas veces; pronto se dio cuenta de que no era tan fácil como parecía … Antes de que pasara mucho tiempo, los dedos y las muñecas le dolían y tenía que detenerse a menudo para descansar …

“La determinación del niño de ordeñar las vacas era tal que no se dio cuenta de todo el tiempo que le había tomado y se sorprendió cuando al salir del granero y dirigirse a la casa vio que había salido el sol. Al entrar en la cocina, su mamá, que estaba preparando el desayuno, lo miró y le preguntó:

“—José, ¿qué estás haciendo que te has levantado tan temprano?

“Como respuesta, el niño le alcanzó el balde de leche y sintió un cálido sentimiento ante la sonrisa de aprobación de su madre.

“—Bueno —dijo ella—, ya que eres lo suficientemente grande, tendrás la responsabilidad de ordeñar todas las mañanas.

“La madre hizo una pausa y luego le preguntó:

“—Dime, ¿por qué estabas tan ansioso por ordeñar la vaca? “Con una expresión sincera en su rostro, contestó:

“—Sólo quería ayudarte mientras papá está en la misión. [María] tiene muchas cosas que hacer y pensé que yo podía ocuparme de ordeñar por las mañanas para que ella no tenga que preocuparse de eso.

“Su madre se inclinó hacia él y, abrazándolo con gran ternura, le dijo:

“—¡No te imaginas cuán feliz estará tu padre cuando yo le escriba diciéndole que tiene un buen hijo que se encarga de ordeñar la vaca mientras él no está en casa!” (Lucile C. Reading, “The Morning Chore”, Children´s Friend, abril de 1970, pág. 23.)

Diga a los niños que el nombre del niño del relato era Joseph Fielding Smith, quien fue el décimo Presidente de nuestra Iglesia.

• ¿Cómo sirvió Joseph Fielding Smith?

• ¿A quién sirvió él?

Artículo de Fe

Diga a los niños que el décimotercer Artículo de Fe dice que creemos en servir a los demás. Pida a los niños que se pongan de pie y ayúdeles a decir: “Creemos … en hacer bien a todos los hombres”. (Si lo desea, puede explicar que “todos los hombres” quiere decir todas las personas.)

Actividad

Pida a los niños que todos los que quieran ser discípulos (seguidores) de Jesucristo se pongan de pie. Recuérdeles que Jesús desea que todos Sus discípulos sirvan a los demás.

• ¿Cómo podemos servir a los demás?

Pídales que se vayan sentando a medida que mencionen las maneras en que pueden servir a los demás.

Si a algún niño no se le ocurre una forma servir, podría sugerirle una de las siguientes ideas u otras más adecuadas para los niños de su clase:

  • Contar o leer un cuento a un niño más pequeño.

  • Hacer un dibujo para los padres o abuelos.

  • Guardar los juguetes si el hermanito los deja tirados.

  • Arreglar la mesa para la cena sin que se lo pidan.

Cuando servimos, nos sentimos felices

Análisis

• ¿Quién es feliz cuando nosotros prestamos servicio? (Algunas respuestas podrían ser: las personas a quienes servimos, nosotros mismos y nuestro Padre Celestial y Jesucristo.)

Recalque que cuando servimos a los demás, no sólo hacemos felices a quienes servimos, sino que nosotros también nos sentimos felices.

• ¿Por qué les hace felices servir a otras personas?

Canción

Canten o reciten la letra de la cuarta estrofa de “Siento el amor de mi Salvador”. Si los niños no conocen la cuarta estrofa, cante o repita la letra usted solo y pídales que canten con usted el estribillo.

Resumen

Actividad artística

Ayude a los niños a pensar en obras de servicio sencillas que puedan hacer el día de hoy, ya sea en la Iglesia o en el hogar. Dé a los niños papel y lápices regulares o de cera y pídales que hagan un dibujo del servicio que prestarán hoy. Pídales que muestren y expliquen sus dibujos al resto de los niños de la clase.

Testimonio

Cuente a los niños alguna experiencia personal en que usted haya recibido bendiciones por servir a otras personas. Testifique que la verdadera felicidad viene como consecuencia de servir a los demás.

Inste a los niños a buscar maneras de servir a otras personas en el transcurso de la semana. Si lo desea, la próxima semana puede pedirles un informe sobre sus experiencias al dar servicio.

Pida a un niño que ofrezca la última oración.

Actividades complementarias

Elija de entre las siguientes actividades aquellas que sean de mayor beneficio para los niños de su clase. Puede utilizarlas durante la lección o como repaso o resumen. Para mayor información, vea la sección “El período de la clase” en “Ayudas para el maestro”.

  1. 1.

    Haga arreglos con anticipación para alguna obra de servicio que los niños puedan hacer durante el tiempo de la clase. Asegúrese de que sea una actividad apropiada para el día de reposo.

    Ejemplos:

    • Haga arreglos con la maestra de la guardería para que los niños de la clase de usted vayan a cantarles una canción preferida a los niños de la guardería.

    • Lleve los materiales para que los niños hagan tarjetas de agradecimiento para la directora de música y la pianista de la Primaria.

    • Ayude a los niños a hacer lo que sea necesario para preparar el salón de clases para la próxima semana, como borrar la pizarra y guardar las sillas.

    Después que terminen de prestar el servicio, hablen de lo que hayan sentido al dar servicio. Recuérdeles que el servir al prójimo nos hace felices.

  2. 2.

    Haga tres corazoncitos de papel para cada niño. Dígales que usted quiere comenzar un “Club de Servicio en Secreto”. Aliente a los niños a llevar los corazones a casa y hacer obras de servicio secretas por los miembros de su familia, dejando un corazón en cada lugar en el que hagan la obra. Por ejemplo, podrían tender la cama de su hermano o hermana y dejar un corazón en la almohada. Pida a los niños que la semana que viene le informen acerca de los sentimientos que tengan al servir a alguien en secreto.

  3. 3.

    Canten o reciten la letra de “Yo trato de ser como Cristo” (Canciones para los niños, pág. 40). La letra de esta canción se encuentra al final del manual.

  4. 4.

    Pida a los niños que se sienten en un círculo en el piso. Con suavidad, tire un objeto liviano a un niño y pregúntele alguna forma de servir a alguien. Cuando haya contestado, él o ella podrá tirar el objeto a otro de los niños del círculo. Continúe jugando hasta que todos hayan tenido la oportunidad de nombrar acciones de servicio.

  5. 5.

    Pida a los niños que representen o hablen de lo que harían en cada uno de los casos siguientes si quisieran servir a los demás (adapte los casos según sea necesario para que sean adecuados para los niños de su clase):

    • Estás en camino a un partido de fútbol. Vas muy apurado, pero al ir llegando al campo de juegos, ves que a una anciana se le cae la bolsa con comestibles.

    • Fuiste a la casa de un amigo a jugar. Estás muy cansado. Al llegar a tu casa, ves que tu papá está trabajando en el jardín.

    • Cuando entras en la cocina para tomar agua, ves que tu hermano está lavando la vajilla de la cena.

    • Vas caminando hacia tu casa con unos amigos. Ves que un perro ha tirado un tarro (bote) de basura en el jardín de un vecino desparramando toda la basura. El vecino ha salido de viaje y no va a volver hasta dentro de unos días.

    • Ves a una niña nueva en la escuela y te presentas. La niña te pregunta a dónde vas para almorzar. Habías planeado comer con tus amigas.

    • Tu familia se está alistando para ir a la Iglesia. Tu padre ya se fue porque tenía que ir a una reunión. Tú tienes varios hermanitos y hermanitas que necesitan ayuda para alistarse.