Fe en Jesucristo

Primaria 3: Haz lo Justo B, 1994


Objetivo

Que todos los niños comprendan que el desarrollar fe en Jesucristo es el primer principio del evangelio.

Preparación

  1. 1.

    Con espíritu de oración, estudie y prepárese para explicar a los niños los siguientes pasajes de las Escrituras: Marcos 10:46–52; Mateo 3:13–17; 3 Nefi 11:8–17 y Doctrina y Convenios 76:19–23.

  2. 2.

    Invite a su clase, al principio de la lección y por sólo unos minutos, a una persona que tenga un testimonio firme de Jesucristo para que exprese su testimonio personal y sus sentimientos con respecto al Salvador. Asegúrese de obtener la aprobación del obispo o del presidente de rama antes de extender la invitación. Además, hágaselo saber a la presidenta de la Primaria.

  3. 3.

    Siga las instrucciones que se mencionan más abajo y haga el diagrama titulado: “Cómo llegar a ser miembro de la Iglesia de Jesucristo”. (Al final de la lección hay un ejemplo.) Dicho diagrama se utilizará en las próximas cuatro lecciones, de modo que, si lo desea, podría pegarlo en un cartón e iluminarlo. Confeccione el diagrama lo suficientemente grande para que todos los miembros de la clase lo puedan ver bien. (Es posible que desee usar el diagrama cuando le corresponda dar el “Tiempo para compartir”.)

    1. a.

      Haga las siguientes tiras de cartulina:

    2. b.

      Pegue con cinta adhesiva las tiras de palabras en los peldaños, tal como se indica en el texto de la lección. En esta lección sólo se usa el paso “Fe en Jesucristo”.

  4. 4.

    Recorte tiras de papel para cada niño y escriba en ellas: “Pregúntame qué he aprendido en cuanto a llegar a ser miembro de la Iglesia de Jesucristo”.

  5. 5.

    Antes de la clase, disponga los cuatro libros canónicos en un lugar donde los niños puedan verlos.

  6. 6.

    Prepárese para cantar o recitar con los niños la letra de la canción “Siento el amor de mi Salvador” (Canciones para los niños, pág. 42). La letra aparece al final del manual.7. Ayude a los niños que puedan hacerlo a memorizar el cuarto Artículo de Fe.

  7. 8.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Una Biblia, un ejemplar del Libro de Mormón, de Doctrina y Convenios y de la Perla de Gran Precio.

    2. b.

      La lámina 3–9, Jesús el Cristo (62572 002; Las bellas artes del evangelio 240); la lámina 3–16, Jesús sana a un ciego, (62145 002; Las bellas artes del evangelio 213); la lámina 3–1, Juan el Bautista bautiza a Jesús (62133 002; Las bellas artes del evangelio 208); la lámina 3–17, Jesús enseña en el hemisferio occidental (62380 002; Las bellas artes del evangelio 316); la lámina 3–10, La Primera Visión (62470 002; Las bellas artes del evangelio 403) y la lámina 3–18, El presidente Lorenzo Snow.

  8. 9.

    Haga los arreglos necesarios para las Actividades complementarias que desee llevar a cabo.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a un niño que ofrezca la primera oración.

Si en la clase anterior usted instó a los niños a hacer algo en particular durante la semana pasada, pregúnteles si lo hicieron.

Comprendamos lo que es la fe

Actividad para despertar el interés

Exponga la lámina 3–9, Jesús el Cristo, y exhíbala durante toda la lección.

• ¿Quién es Él?

Testimonio de la persona visitante

Presente a la persona visitante y diga a los miembros de la clase que la ha invitado para que les hable brevemente de sus sentimientos con respecto a Jesús. Explíqueles que cuando las personas expresan lo que sienten acerca de Jesús, decimos que dan su testimonio. Tan pronto como haya terminado, déle las gracias al invitado y permítale retirarse. Después que el visitante haya salido del salón de clase, formule las siguientes preguntas:

• ¿Quién fue el visitante?

• ¿Cómo saben que estuvo aquí?

Piense en un niño o en otra persona que no esté presente en la clase y haga las siguientes preguntas, empleando el nombre de esa persona en las partes en blanco:

• ¿Vio __________ a la persona que visitó nuestra clase?

• ¿Cómo podría saber que hoy tuvimos un visitante en nuestra clase?

Presentación por el maestro

Haga ver a los niños que la persona mencionada que no está presente no ha visto al visitante, pero que podría saberlo y creerlo si ellos se lo dicen. Creer en algo que es real y verdadero, aun cuando no lo hayamos visto con nuestros propios ojos, es tener fe.

Diagrama

Muestre el diagrama: “Cómo llegar a ser miembro de la Iglesia de Jesucristo”. Lea esta frase junto con los niños y pida a los más pequeños que la repitan en voz alta junto con usted.

Explique que el tener fe o creer en Jesucristo es el primer paso necesario para llegar a ser miembro de la Iglesia de Jesucristo. Proceda entonces a colocar el papel donde dice “Fe en Jesucristo” en la primera abertura del primer peldaño del diagrama. (Para los niños más pequeños, podría exponer una lámina de Jesús con la tira de palabras para recordarles lo que dice.) Invite a los niños mayores a leer la frase con usted, y luego dígales que durante esta lección aprenderán tocante a la fe en Jesucristo.

La Biblia y el Libro de Mormón testifican de Jesucristo

Presentación por el maestro

• Aun cuando no hemos visto a Jesús, ¿cómo podemos creer o tener fe en que Él vive y nos ama? (Otras personas han visto a Jesús y pueden contarnos de Él.)

Señale los libros que se encuentran en la mesa y explique a los niños que a esos libros se les llama Escrituras, las cuales nos hablan de muchas personas que vieron a Jesús y hablaron con Él. Sostenga en alto la Biblia y especifique que ella nos habla de cuando Jesús vivió en la tierra, dio Sus enseñanzas a las personas que le rodeaban y organizó Su Iglesia. La Biblia nos habla de muchas personas que vivieron y conocieron a Jesús y de cómo ayudó Él a muchas de ellas.

Lámina y relato de las Escrituras

Exponga la lámina 3–16, Jesús sana a un ciego, y cuente a los niños el relato de Bartimeo, hombre ciego que vivió en los tiempos de Jesús (véase Marcos 10:46–52):

Cuando Bartimeo oyó que Jesús se acercaba, comenzó a dar voces y a suplicar que Jesús tuviera misericordia de él y lo sanara. Muchos le reprendieron diciéndole que no molestara a Jesús y que se quedara callado. Pero Jesús oyó a Bartimeo y mandó llamarle. Una vez ante Él, el hombre le pidió que lo sanara para que pudiera ver.

Al llegar a este punto, pida a los niños que le escuchen mientras usted les lee en la Biblia lo que le sucedió a Bartimeo. Lea Marcos 10:52.

• ¿Qué le sucedió a Bartimeo? (Jesús le sanó, y Bartimeo pudo ver.)

Jesús dijo que Bartimeo fue sanado porque había tenido fe. Bartimeo creyó que Jesús podía sanarle.

¿Qué nos hace saber el relato de la curación de Bartimeo acerca de Jesús? (Que Jesús nos ama y que puede ayudarnos si tenemos fe en Él.)

Lámina y análisis de un pasaje de las Escrituras

Ponga la lámina del bautismo de Jesús sobre la lámina de Bartimeo.

• ¿Qué vemos en este cuadro? (Juan el Bautista está bautizando a Jesús.)

Lea Mateo 3:17.

• Cuando Jesús fue bautizado, ¿quién habló de los cielos y dijo: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia?” (Nuestro Padre Celestial.)

• ¿Qué aprendemos acerca de Jesús con lo que dijo nuestro Padre Celestial? (Que Jesús es Su Hijo.)

Explique que nuestro Padre Celestial dio testimonio de que Jesús es Su Hijo.

Sostenga en alto el Libro de Mormón y diga a los niños que en este libro de las Escrituras llamado El Libro de Mormón podemos leer de los nefitas, un pueblo numeroso que vivió en el continente americano, muchos de los cuales vieron a Jesús y le oyeron hablar después que Él hubo resucitado de entre los muertos.

Lea 3 Nefi 11:8. Coloque la lámina 3–17, Jesús enseña en el hemisferio occidental, encima de la del bautismo del Señor. Lea 3 Nefi 11:9–11. Explique que Jesús dijo a los habitantes del continente americano que Él era Jesucristo, de quien los profetas habían predicho que vendría.

Haga comprender a los niños la inmensa felicidad que los nefitas deben haber experimentado al saber a ciencia cierta que Jesús les visitaba, tal como Él había predicho que lo haría. Jesús les permitió que palparan Sus manos y Sus pies para que supieran que después de haber muerto había resucitado.

• ¿Qué aprendemos de la aparición de Jesús a los nefitas? (Que murió y resucitó; que vive.)

Los profetas actuales testifican de Jesucristo

Lámina y análisis

Sostenga en alto la Perla de Gran Precio y explique que en este libro se encuentra el relato de la Primera Visión. Luego, inste a los niños a que le hablen de la Primera Visión de José Smith. (Prepárese para explicar el relato de la Primera Visión en caso de que los niños no lo sepan; véase José Smith—Historia 1:7–19.) Ponga la lámina 3–10, La Primera Visión, sobre la anterior. Destaque que José Smith vio a Jesús cientos de años después de que Jesús resucitó.

Lámina y relato

Exponga la lámina 3–18, el presidente Lorenzo Snow, y ponga en conocimiento de los niños que cuando él era Presidente de la Iglesia recibió una visita personal de Jesucristo en el Templo de Salt Lake.

Un día en que el presidente Lorenzo Snow andaba por el templo con su nieta, le contó de esa experiencia que tuvo. Ella dijo lo siguiente en cuanto a la conversación que tuvo con su abuelo:

“Íbamos por el corredor que conduce al cuarto celestial; yo caminaba varios pasos más adelante que el abuelo cuando él me detuvo, diciéndome: ‘Allie, espera un momento pues quiero decirte algo. Verás, fue en este mismo sitio donde se me manifestó el Señor Jesucristo en los días en que murió el presidente Woodruff …’

“En seguida, el abuelo se acercó un paso más hacia el lugar señalado y, sosteniendo en alto su mano izquierda, añadió: ‘Estuvo en este mismo sitio, como a un metro del suelo y parecía estar de pie sobre una plataforma de sólido oro’.

“El abuelo me contó cuán glorioso Personaje es el Salvador y me describió Sus manos, Sus pies, Su rostro y Su hermosa ropa blanca, todo lo cual era de tan gloriosa blancura y brillo que apenas podía mirarlo.

“Después, el abuelo dio otro paso acercándose a mí, y poniéndome su mano derecha en la cabeza, me dijo: ‘Ahora, mi nietecita, quiero que recuerdes que éste es el testimonio de tu abuelo, que él te dijo con sus propios labios que en realidad vio al Salvador aquí, en el Templo, y que habló con Él cara a cara’ ” (“… Vive! Porque lo vimos”, Liahona, abril de 1976, pág. 7).

• ¿Qué aprendemos del testimonio del presidente Lorenzo Snow con respecto a Jesús? (Que Jesús vive, que tiene un cuerpo y que se comunica con las personas en nuestra época.)

Podemos tener fe en Jesucristo

Análisis

Formule a varios niños las siguientes preguntas:

• ¿Has visto a Jesús?

• ¿Cómo sabes que Jesús todavía vive?

Dé a los niños la oportunidad de expresar su fe en Jesús como resultado de las enseñanzas de sus padres, maestros de la Primaria y de las Escrituras.

Hágales comprender que podemos tener fe en que Jesús vive y nos ama gracias a las Escrituras y a las personas fieles que han dado testimonio de Él. Por los testimonios de diversas personas, sabemos lo siguiente:

  1. 1.

    Que Jesús es el Hijo de Dios.

  2. 2.

    Que Jesús nos ama y desea ayudarnos.

  3. 3.

    Que Jesús desea que tengamos fe en Él.

  4. 4.

    Que Jesús resucitó y vive.

  5. 5.

    Que Jesús tiene un cuerpo y puede hablar con las personas.

Recuerde a los niños que el tener fe en Jesucristo es el primer paso para ser miembro de la Iglesia verdadera.

Canción

Canten o reciten la letra de la canción “Siento el amor de mi Salvador”.

Resumen

Testimonio del maestro

Si usted lo desea, podría seleccionar una de las ilustraciones empleadas en la lección y hablar en forma breve de su propia fe en Jesús por el testimonio o la experiencia que se representa en la ilustración.

Por ejemplo, podría señalar la ilustración de Jesús enseñando en el hemisferio occidental y explicar a los niños que el hecho de que Jesús haya visitado a los nefitas después de Su resurrección y les haya permitido palpar Sus manos y Sus pies es prueba evidente para usted de que Él ama a todas las personas.

Volante

Dé a cada uno de los niños una de las tiras de papel en las cuales escribió: “Pregúntame qué he aprendido en cuanto a llegar a ser miembro de la Iglesia de Jesucristo” Indíqueles que den esa nota a sus padres y que digan a sus familiares lo que saben acerca de lo que significa tener fe en Jesucristo.

Pida a los niños que repitan lo siguiente: “Nosotros creemos en Dios el Eterno Padre, y en su Hijo, Jesucristo …” (Artículos de Fe 1). Luego ayúdeles a memorizar todo lo que puedan del cuarto Artículo de Fe.

Pida a un niño que ofrezca la última oración.

Actividades complementarias

Elija algunas de las siguientes actividades que se ajusten mejor a sus niños. Puede realizarlas durante la lección o como repaso o resumen. Para ayuda adicional, vea “Período de clases”, en “Ayudas para el maestro”.

  1. 1.

    Sostenga en alto un ejemplar de Doctrina y Convenios y explique que dicho libro habla de otra ocasión en que José Smith vio a Jesús. Cuando José Smith y Sidney Rigdon estaban estudiando y pensando en Jesús y en Sus enseñanzas, Jesús mismo se les apareció.

    Pida a los niños que escuchen mientras usted lee el testimonio de José Smith. Lea Doctrina y Convenios 76:22, en particular la frase “Porque lo vimos”, en el versículo 23.

    • ¿Qué nos enseña el testimonio de José Smith acerca de Jesús? (Que Jesús vive.)

    Explique que el leer en las Escrituras acerca de Jesús y el saber de personas que lo vieron nos ayuda a tener fe en Jesús. Aun cuando no veamos a Jesús con nuestros propios ojos, podemos tener fe en que Él vive y en que nos ama gracias al testimonio de aquellos que lo vieron y nos han hablado de Él en las Escrituras. Si le preguntamos a nuestro Padre Celestial por medio de la oración, nosotros podemos saber en nuestro corazón que Jesús es nuestro Salvador.

  2. 2.

    Pregunte a los niños si desean expresar lo que sienten con respecto a Jesús. Podrían escoger una lámina y contar cómo lo que ésta representa les ha fortalecido la fe. Se podría utilizar la misma lámina más de una vez.

    Después de haber dado a los niños la oportunidad de expresar lo que sienten acerca de Jesús, explíqueles que están dando un paso muy importante para prepararse para el bautismo.

    • ¿Cuál es ese paso? (Desarrollar fe en Jesucristo.)

    Señale el diagrama y pida a los niños que lean o repitan con usted la frase “Fe en Jesucristo”.

  3. 3.

    Pida a los niños que hagan un dibujo de uno de los relatos de las Escrituras que aprendieron en la lección de hoy.