Alma y Amulek son encarcelados

Primaria 4: El Libro de Mormón, 1995


Objetivo

Que los niños desarrollen fe en Jesucristo para que defiendan el bien.

Preparación

  1. 1.

    Estudie, con la ayuda de la oración, Alma 14:1–16:10. Después, estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras. (Véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.)

  2. 2.

    Lectura complementaria: Alma 60:13.

  3. 3.

    Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que promuevan la participación de los niños y que mejor los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.

  4. 4.

    Materiales necesarios:

    1. a.

      Un ejemplar del Libro de Mormón para cada niño.

    2. b.

      Un paraguas.

    3. c.

      Las láminas 4–28, Alma y Amulek en Ammoníah, y 4–29, Alma y Amulek salen de la cárcel destruida.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Pida a uno de los niños que ofrezca la primera oración.

Actividad para despertar la atención

Muestre a los niños un paraguas (o haga como que tiene uno) y un Libro de Mormón y pregúnteles por qué podrían ser semejantes. Trate de que los niños comprendan que un paraguas no nos protegerá de la lluvia a menos que esté abierto y lo coloquemos encima de nosotros. De igual forma, el Libro de Mormón no puede aumentar nuestra fe en Jesucristo si no lo abrimos, lo estudiamos con oración y vivimos sus enseñanzas.

Indique a los niños que abran sus ejemplares del Libro de Mormón, donde van a aprender cómo la fe de dos misioneros hizo que cayeran los muros de la cárcel en la cual se encontraban prisioneros.

Relato de las Escrituras

Enseñe el relato de Alma y Amulek en la cárcel, que se encuentra en Alma 14:1–16:10. (Para sugerencias de cómo enseñar el relato de las Escrituras, véase “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII.) Utilice las láminas en los momentos que considere adecuados.

Preguntas para analizar y aplicar

Al preparar la lección, estudie las preguntas y los pasajes de las Escrituras que se encuentran a continuación. Después, utilice las preguntas que usted considere que mejor ayudarán a los niños a comprender las Escrituras y a aplicar los principios a su vida. El leer los pasajes en clase con los niños hará que éstos entiendan mejor las Escrituras.

• Repase brevemente el relato de Zeezrom de la lección anterior. ¿Cómo se sintió Zeezrom cuando se dio cuenta de que había estado cegando la mente del pueblo? (Alma 14:6.)

• ¿De qué manera demostró Zeezrom que se sentía afligido por sus pecados? (Alma 14:7.) ¿Cómo lo trató la gente? ¿Por qué en ocasiones la gente persigue a quienes creen en el Padre Celestial?

• ¿Qué le hizo el pueblo de Ammoníah a Zeezrom y a todos los que creyeron en Alma y Amulek? (Alma 14:7, 9.) ¿Cómo se sentirían si eso les ocurriera a ustedes?

• Mientras Alma y Amulek miraban entristecidos que las Escrituras y las esposas y los hijos inocentes de los creyentes se quemaban, ¿qué le dijo el Espíritu Santo a Alma? (Alma 14:11.) ¿Por qué no permitió el Padre Celestial que Alma salvara a esa gente del fuego?

• ¿Qué pasa con los justos que mueren en defensa de la verdad? (Alma 60:13.) Trate de que los niños comprendan que en ocasiones los justos han muerto por defender la verdad.

• ¿Por qué creen que a Alma y a Amulek les fue posible soportar tan terribles persecuciones? ¿Qué pueden hacer ustedes para obtener una fe en Jesucristo como la que Alma y Amulek poseían? ¿Por qué se necesita valentía para defender lo que es justo?

• Mientras Alma y Amulek se encontraban en la cárcel, ¿qué hicieron con el poder que se les concedió? (Alma 14:25–28.) ¿Quién les dio ese poder? ¿Por qué piensan que la gente de la ciudad huyó de la presencia de Alma y de Amulek? (Alma 14:29.)

• ¿Por qué enfermó Zeezrom con una fiebre ardiente? (Alma 15:3.) ¿Qué hizo posible que Zeezrom sanara tanto física como espiritualmente? (Alma 15:6–8.) ¿Cómo se han sentido cuando han hecho algo que no está bien? ¿Cómo se han sentido después de haberse arrepentido? (Asegúrese de no analizar ni hablar sobre cosas que puedan avergonzar a los niños.)

• ¿Qué hizo Zeezrom después de ser sanado y bautizado? (Alma 15:12.) ¿Qué están haciendo ustedes por dar a conocer el evangelio a la gente? ¿Cómo se pueden preparar para cumplir con una misión regular? ¿Qué le pasó a Amulek como consecuencia de haber salido como misionero? (Alma 15:16.) ¿Qué sacrificios hacen los misioneros en la actualidad para salir al campo misional?

• ¿Qué profetizó Alma que le pasaría al pueblo de Ammoníah si rehusaba arrepentirse? (Alma 9:18.) ¿Cómo se cumplió esa profecía? (Alma 15:15; 16:2–3, 9–10.)

• ¿Qué han aprendido del relato de Alma y Amulek que puede servirles para tener fe en Jesucristo y para defender el bien?

Actividades complementarias

Utilice en cualquier momento de la lección o como repaso, resumen o cometido una o más de las siguientes actividades:

  1. 1.

    Haga copias de la gráfica “Defiende el bien”, que se encuentra al final de la lección y entregue una a cada niño. Después, pídales que tracen líneas que unan cada palabra de la izquierda con una frase de la derecha con el fin de formar una declaración que requiera valentía para llevarla a cabo. Indique a los niños que se pongan de pie cuando hayan terminado. Cuando todos estén de pie, pídales que se sienten y que elijan una declaración que estén dispuestos a cumplir fielmente. Dé la oportunidad a todos los niños para que vayan al frente de la clase y digan en voz alta su meta mientras abren el paraguas y se paran debajo de él. Ejemplo: “Prometo fielmente jamás hacer trampas”. (No importa si varios de los niños eligen la misma meta.) Explique que el paraguas representa las enseñanzas de Jesucristo, las cuales, siempre que las vivamos, nos van a proteger de Satanás.

  2. 2.

    Con la colaboración de los niños, haga una lista en la pizarra de lo que ellos pueden hacer para fortalecer su fe en Jesucristo. Pídales que elijan una cosa de la lista para cumplirla durante la semana siguiente. Dígales que cierren los ojos y se imaginen que están alcanzando sus metas. Adviértales que la semana entrante les va a preguntar cómo les fue.

  3. 3.

    Repitan el cuarto Artículo de Fe y pida a los niños que piensen en cómo Zeezrom pasó por cada uno de esos pasos mencionados.

  4. 4.

    Canten o repitan la letra de la canción “Defiende el bien” (Canciones para los niños, Nº 81). Indique a los niños que se pongan de pie al cantar la última estrofa.

Conclusión

Testimonio

Testifique que si obedecemos los mandamientos, como lo hicieron Alma y Amulek, nuestra fe en Jesucristo aumentará y tendremos la valentía de ser fieles a lo que es justo.

Sugerencias de lectura

Sugiera a los niños que estudien en casa Alma 14:23–29 y 15:1–13 como repaso de la lección de hoy.

Pida a uno de los niños que ofrezca la última oración.