Reuniones de consejo de maestros

Enseñar a la manera del Salvador


 

Cada barrio debe tener mensualmente reuniones de consejo de maestros en las que los maestros deliberen juntos acerca de los principios de una enseñanza semejante a la de Cristo.

¿Cuándo deben tenerse estas reuniones?

Por lo general, las reuniones de consejo de maestros deben tener lugar durante el horario de las reuniones dominicales.

  • Los maestros de la Escuela Dominical se reúnen durante las reuniones de los cuórums del sacerdocio, la Sociedad de Socorro y las Mujeres Jóvenes.

  • Los maestros de los cuórums del sacerdocio, la Sociedad de Socorro y las Mujeres Jóvenes se reúnen durante la Escuela Dominical.

  • Los maestros de la Primaria asisten a cualquiera de las reuniones descritas anteriormente, según lo indique la presidenta de la Primaria. (Nota: Según sea necesario, la presidencia de la Primaria asigna maestros suplentes, combina clases o hace otros arreglos para permitir que los maestros de su organización asistan a las reuniones de consejo de maestros).

¿Quién debe asistir?

Debe asistir todo aquel que enseñe en un cuórum o una clase junto con, al menos, uno de los líderes del sacerdocio o de las organizaciones auxiliares responsables de esos maestros. En caso necesario, los participantes podrían dividirse en grupos, según las necesidades de las personas a las que enseñen. Por ejemplo, a los maestros de los jóvenes o los niños podría beneficiarlos, en ocasiones, reunirse por separado para analizar temas relacionados específicamente con la enseñanza de los jóvenes o de los niños.

¿Quién dirige estas reuniones?

El consejo de barrio, con ayuda de la presidencia de la Escuela Dominical, supervisa las reuniones de consejo de maestros. En la mayoría de los casos, un miembro de la presidencia de la Escuela Dominical hace de líder del análisis durante las reuniones; ocasionalmente se podría asignar la dirección de estas reuniones a otros miembros del barrio.

¿Qué debería suceder en una reunión de consejo de maestros?

(Nota: Estas instrucciones son para los líderes del análisis). Después de la oración inicial, la reunión de consejo de maestros debe seguir este formato:

  • Compartir y deliberar juntos. Se invita a los maestros a compartir experiencias recientes de enseñanza, se hacen preguntas relacionadas con la enseñanza y se comparten ideas para superar dificultades. Esta parte de la reunión podría incluir una revisión de los principios que se analizaron en reuniones anteriores.

     
  • Aprender juntos. Se invita a los maestros a analizar uno de los principios presentados en este manual. Los principios pueden tratarse en cualquier orden y, a menos que el consejo de barrio indique lo contrario, los asistentes a la reunión pueden escoger el siguiente principio a analizar. No es necesario abarcar cada aspecto del principio en una reunión de consejo de maestros; en caso necesario, se puede dedicar más de una reunión a un principio.

     
    reunión de consejo de barrio
  • Practicar e invitar. Según sea apropiado, ayude a los maestros a practicar el principio que hayan analizado e invítelos a anotar las impresiones que reciban —y a actuar de conformidad con ellas— en cuanto a cómo aplicar el principio a su enseñanza, incluso en sus esfuerzos por enseñar en sus hogares. Anímelos a empezar a estudiar el principio siguiente que se vaya a analizar.

     

Las reuniones de consejo de maestros deben ejemplificar los principios que se analicen tanto como sea posible.