33: Cómo adaptar sus lecciones a las necesidades de sus alumnos

"33: Cómo adaptar sus lecciones a las necesidades de sus alumnos," Parte B: Principios básicos de la enseñanza del Evangelio—Prepare todo lo necesario, ()


Los manuales de lecciones producidos por la Iglesia se preparan cuidadosamente a fin de asegurar que se conserve pura la doctrina. Tales manuales estipulan pautas para la enseñanza de clases en la Iglesia y aseguran un enfoque uniforme de los temas y principios del Evangelio. Usted debe seguir de manera fidedigna las enseñanzas y pautas que estos manuales contienen. Sin embargo, no es necesario que presente sus lecciones exactamente como aparecen en los manuales. Puede adaptarlas de acuerdo con las necesidades y circunstancias de aquellos a quienes enseña.

Haga lo que haga para adaptar sus lecciones, recuerde que tales adaptaciones tienen que ayudar a que sus alumnos entiendan los principios del Evangelio y vivan en base a ellos. Por lo tanto, toda adaptación debe efectuarse solamente después de haber estudiado con espíritu de oración el material de la lección y de considerar a cada persona que enseñe. Al tratar de adaptar una lección, deberá guiarse por (1) el manual que se le haya asignado; (2) las tres preguntas centrales analizadas en las páginas 111–112 de este libro; y (3) las normas para la enseñanza descritas en este libro, tales como amar a quienes enseña, enseñar por medio delEspíritu, y enseñar sólo la doctrina.

Ejemplos de adaptaciones a una lección

Las siguientes situaciones representan algunas maneras en que usted podría adaptar las lecciones para las personas a quienes enseña:

Empleando material de revistas recientes de la Iglesia

Al leer una historia en cierta lección en cuanto al servicio, recuerda haber leído algo similar en uno de los últimos números de una revista de la Iglesia. Presiente que las jovencitas de su clase podrán identificarse mejor con la historia contenida en la revista y entonces decide emplearla en lugar de la que el manual sugiere.

Desarrollando sus propias actividades para la enseñanza

Al preparar una clase para un grupo de niños de la Primaria, repasa la actividad para captar la atención al principio de la lección y presiente que esa actividad particular quizás no consiga ayudar a los niños de su clase. Medita en cuanto a las necesidades de esos niños y entonces desarrolla una actividad más apropiada que les ayudará a concentrarse en los principios que va a enseñarles.

Apartándose del desarrollo sugerido de la lección

Usted se está preparando para enseñar a los diáconos de su barrio. El manual de lecciones del Sacerdocio Aarónico sugiere emplear una representación dramática para enseñarles a aplicar cierto principio del Evangelio. Al pensar en los jóvenes a quienes enseña, se acuerda de algunas experiencias que han tenido recientemente. Siente entonces que un simple análisis acerca de esas experiencias podría ser más eficaz que una representación dramática.

Cómo adaptar las lecciones a los grupos de diferentes edades

Para obtener algunas ideas sobre cómo adaptar las lecciones según las edades de los alumnos, véase “La enseñanza de diferentes grupos en base a sus edades”, págs.118–140).