Lección 7

El Libro de Mormón y la Biblia

Enseñanzas y doctrina del Libro de Mormón: Manual para el maestro


Introducción

Como compañero de la Biblia, el Libro de Mormón es un testigo de la divinidad de Jesucristo y de Su función como el Salvador del mundo. El Libro de Mormón restaura verdades claras y preciosas que se han perdido de la Biblia. Cuando estudiamos el Libro de Mormón, se esclarece nuestro entendimiento de las doctrinas de la Biblia.

Lectura preparatoria

Sugerencias para la enseñanza

Ezequiel 37:15–19; 2 Nefi 3:11–12; 29:3–10

La Biblia y el Libro de Mormón son testigos unificados de Jesucristo

Pregunte a los alumnos qué le dirían a alguien que expresa dudas sobre el Libro de Mormón por causa de que Dios ya nos ha dado la Biblia.

Invite a los alumnos a leer en silencio 2 Nefi 29:3–10 y a marcar las frases que señalan las razones por las que el Señor provee más de un libro de Escrituras.

  • ¿Qué dijo el Señor acerca de aquellos que dudan de las Escrituras adicionales a la Biblia?

  • Según el versículo 8, ¿cuál dijo el Señor que era Su propósito para revelar Escrituras adicionales a la Biblia? (Es posible que los alumnos den diversas respuestas, pero deben reconocer la siguiente verdad: Juntos, la Biblia y el Libro de Mormón testifican de Jesucristo).

  • ¿Qué aprenden de ese pasaje que los ayude a comprender la importancia de tener testigos adicionales de las Escrituras?

A fin de que los alumnos comprendan más cabalmente de qué manera la Biblia y el Libro de Mormón trabajan en conjunto para testificar de Jesucristo, muestre la siguiente declaración del presidente Russell M. Nelson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y pida a un alumno que la lea en voz alta:

Presidente Russell M. Nelson

“Los testigos de las Escrituras se corroboran el uno al otro. Este concepto se explicó hace mucho tiempo cuando un profeta escribió que el Libro de Mormón se había escrito ‘con el fin de que creáis [la Biblia]; y si creéis en [la Biblia], también creeréis en [el Libro de Mormón]’ [Mormón 7:9]. En cada libro se hace mención del otro; cada libro es evidencia de que Dios vive y de que habla a Sus hijos mediante revelación a Sus profetas.

“El amor por el Libro de Mormón expande el amor que uno siente por la Biblia y viceversa. Las Escrituras de la Restauración no compiten con la Biblia, sino que la complementan” (“Testigos de las Escrituras”, Liahona, noviembre de 2007, pág. 43).

  • ¿Qué les llama más la atención de la descripción del presidente Nelson acerca de la relación que existe entre esos dos libros de Escrituras, y por qué?

Recuerde a los alumnos que Ezequiel, el profeta del Antiguo Testamento, profetizó que el palo de Judá y el palo de José serían reunidos. Explique que “palo” puede hacer referencia a una tablilla de madera o a un papiro enrollado sobre palos (véase Boyd K. Packer, “Las Escrituras”, Liahona, enero de 1983, pág. 98). Invite a un alumno a leer Ezequiel 37:15–19 en voz alta.

  • ¿Qué representan esos palos? (Según sea necesario, explique que el “palo de Judá” se refiere a la Biblia y el “palo de Efraín” al Libro de Mormón).

  • ¿Qué creen que signifique que esos dos palos o libros de Escritura “serán uno solo en tu mano”? (versículos 17, 19).

Para ayudar a responder esta pregunta, comparta las siguientes palabras del presidente Boyd K. Packer (1924–2015), del Cuórum de los Doce Apóstoles. Explique que poco antes de que el presidente Packer hiciera esta declaración, la Iglesia había publicado nuevas ediciones del Libro de Mormón y de la Biblia. Cada libro tenía notas al pie de la página y otras ayudas de las Escrituras que hacían referencia al otro libro, uniéndolos así de una nueva manera. Invite a los alumnos a que presten atención a fin de descubrir las bendiciones que están al alcance de aquellos que estudian la Biblia y el Libro de Mormón juntamente.

Presidente Boyd K. Packer

“El palo o registro de Judá… y el palo o registro de Efraín… están ahora entrelazados de tal manera que el estudiar uno nos insta a estudiar el otro; el aprender de uno aclara el conocimiento del otro. Son, sin duda, uno en nuestras manos. La profecía de Ezequiel se ha cumplido.

“Con el transcurso de los años, estas Escrituras producirán generaciones sucesivas de cristianos fieles que conocen a Jesucristo y están dispuestos a obedecer Su voluntad…

“… la generación futura podrá gozar de la claridad de las revelaciones como nunca nadie lo ha podido hacer en la historia del mundo. En sus manos están los palos de José y de Judá; adquirirán un conocimiento del Evangelio mucho más amplio que el que sus antepasados pudieron lograr. Tendrán el testimonio de que Jesús es el Cristo y la capacidad de proclamarlo y defenderlo” (véase “Las Escrituras”, Liahona, enero de 1983, pág. 101).

  • ¿Qué bendiciones están a nuestro alcance cuando estudiamos el Libro de Mormón y la Biblia como si fueran uno? (Los alumnos deben reconocer el siguiente principio: Cuando estudiamos la Biblia y el Libro de Mormón juntamente, recibimos un mayor testimonio de que Jesús es el Cristo).

  • ¿De qué manera el estudiar juntamente el Libro de Mormón y la Biblia ha aumentado su conocimiento y el testimonio que tienen de Jesucristo?

Pida a un alumno que lea 2 Nefi 3:11–12. (Tal vez convenga aclarar que esos versículos son parte de una profecía de José de Egipto. En esos versículos José menciona dos libros: el libro que fue escrito por los descendientes de José es el Libro de Mormón, y el libro escrito por los descendientes de Judá es la Biblia).

  • ¿Qué influencia tendrán en el mundo el Libro de Mormón y la Biblia al “[crecer] juntamente”? (Los alumnos deben reconocer estas ideas: Los libros confundirán las falsas doctrinas, pondrán fin a las contenciones y establecerán la paz).

Pida a los alumnos que mediten sobre cómo pueden usar juntamente el Libro de Mormón y la Biblia para fortalecer su testimonio y su fe en el Padre Celestial y en Jesucristo. Invite a los alumnos a expresar sus pensamientos e impresiones. Ínstelos además a actuar de conformidad con la inspiración que reciban.

1 Nefi 13:23–29, 35–36, 38–41

Se han restaurado verdades claras y preciosas

Recuerde a los alumnos que el Señor le mandó al profeta José Smith que hiciera una revisión inspirada de la versión del rey Santiago de la Biblia [en inglés]. Esa revisión se conoce como la Traducción de José Smith. Muestre y lea la siguiente declaración del profeta José Smith (1805–1844):

El profeta José Smith

“Creo en la Biblia tal como se hallaba cuando salió de la pluma de sus escritores originales. Los traductores ignorantes, los escribientes descuidados y los sacerdotes intrigantes y corruptos han cometido muchos errores” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, 2007, pág. 217).

  • ¿Por qué era necesaria una revisión inspirada de la Biblia?

Recuerde a los alumnos que Nefi tuvo una visión del advenimiento de la Biblia. Invite a un alumno a leer 1 Nefi 13:23–25 en voz alta y pida a la clase que preste atención para descubrir la descripción que Nefi hace de la Biblia cuando esta fue originalmente escrita.

  • ¿Qué le enseñó el ángel a Nefi acerca de la Biblia cuando esta fue creada? (Contenía “los convenios [del] Señor”, era “de gran valor” y “contenía la plenitud del evangelio del Señor”).

Invite a los alumnos a leer 1 Nefi 13:26–28 y a prestar atención a fin de encontrar lo que Nefi descubrió que le pasaría a la Biblia y por qué razones.

  • ¿Qué le hizo la iglesia grande y abominable a la Biblia? (Recalque que la iglesia grande y abominable no es una iglesia u organización específica, sino que es un término general que hace referencia a todos los que luchan contra Cristo [véanse 1 Nefi 13:4–9; 14:10]).

  • Según el versículo 27, ¿por qué fueron quitadas esas partes claras y preciosas?

Invite a un alumno a leer 1 Nefi 13:29 en voz alta mientras la clase presta atención a fin de determinar cuál fue el resultado de que se quitaran las partes claras y preciosas de la Biblia.

  • ¿Qué ocurrió como resultado de que se hayan quitado de la Biblia enseñanzas claras y preciosas del Señor?

  • ¿Qué evidencia hallan en el mundo actual de que “muchísimos tropiezan” como resultado de la falta de verdades claras y preciosas?

Invite a algunos alumnos a turnarse para leer en voz alta 1 Nefi 13:35–36, 38–41 mientras que la clase presta atención a fin de descubrir la solución del Señor a este problema.

  • ¿Qué haría el Señor para solucionar los problemas que causaría el que se quitaran las verdades claras y preciosas de la Biblia?

  • Además del Libro de Mormón, ¿qué “otros libros” ha provisto el Señor como parte de la Restauración? (Aliente a los alumnos a apuntar en sus Escrituras que entre los “otros libros” se podría incluir Doctrina y Convenios, la Perla de Gran Precio y la Traducción de José Smith de la Biblia).

  • Según el versículo 40, ¿de qué modo el Libro de Mormón y los “otros libros” resuelven los problemas que ocasionó el que se hayan quitado las partes claras y preciosas de la Biblia? (Los alumnos deben comprender la siguiente verdad: El Libro de Mormón y las Escrituras de los últimos días ayudan a establecer la verdad de la Biblia y a restaurar las verdades claras y preciosas que se han quitado de ella).

Para ilustrar cómo el Libro de Mormón confirma nuestro entendimiento de la doctrina y los principios que se encuentran en la Biblia, comparta la siguiente declaración del élder Tad R. Callister, quien prestó servicio en la Presidencia de los Setenta:

Élder Tad R. Callister

“La Biblia es un testigo de Jesucristo; el Libro de Mormón es otro. ¿Por qué es tan crítico este segundo testigo? La siguiente ilustración puede ayudar: ¿Cuántas líneas rectas se pueden dibujar que atraviesen el mismo punto en una hoja de papel? La respuesta es: infinitas. Imaginen por un momento que ese punto represente la Biblia y que cientos de esas líneas que lo atraviesan representan diferentes interpretaciones de la Biblia; y cada una de esas interpretaciones representa una iglesia distinta.

“¿Pero qué pasa si en esa hoja de papel hay un segundo punto que represente al Libro de Mormón? ¿Cuántas líneas rectas se pueden dibujar entre esos dos puntos de referencia, la Biblia y el Libro de Mormón? Solo una. Solo una interpretación de las doctrinas de Cristo subsiste con el testimonio de esos dos testigos.

“Una y otra vez el Libro de Mormón actúa como un testigo confirmador, clarificador y unificador de las doctrinas que enseña la Biblia” (véase “El Libro de Mormón: Un libro proveniente de Dios”, Liahona, noviembre de 2011, pág. 75).

  • ¿Por qué es importante que tanto el Libro de Mormón como la Biblia sean testigos de las doctrinas del evangelio de Jesucristo?

Invite a los alumnos a compartir su testimonio y a dar ejemplos de cómo el Libro de Mormón los ha ayudado a comprender mejor la Biblia o a acercarse al Salvador.

Material de lectura para el alumno