CAPITULO 33: LA VENIDA DEL SENOR JESUCRISTO

La vida y Enseñanzas de Cristo y sus Apóstoles, (1979), 286–293


TEMA

Los que siguen a los profetas vivientes están preparados para la segunda venida de Cristo.

COMENTARIO INTERPRETATIVO

1 TESALONICENSES

(33-1) 1 Tesalonicenses 1:1. ¿Por qué escribió Pablo a los tesalonicenses y cuándo fue que escribió esas cartas?

Los misioneros fueron expulsados de Tesalónica por judíos airados (Hechos 17:5, 10). Pablo pasó de allí a Berea, luego a Atenas y de ahí a Corinto, donde Silas y Timoteo se reunieron con él. Pablo entonces envió a Timoteo a Tesalónica para analizar las condiciones en que estaba la iglesia.

Mientras Timoteo estaba con los santos de Tesalónica, observando las condiciones de la nueva rama, probablemente aconsejó y consoló a los miembros y les hizo recordar sus deberes evangélicos y sus compromisos. Luego, regresó a Corinto e informó a Pablo. Basándose en el informe de Timoteo y gracias a su experiencia anterior en Tesalónica, Pablo pudo escribir a los santos y alabarlos por sus ejemplos cristianos.

Les escribió un mensaje de consuelo y de ánimo, a fin de que ellos pudieran continuar soportando la persecusión y las pruebas y permanecer firmes en la fe en el Señor Jesucristo. Escritas a miembros, la mayoría de los cuales antes de su bautismo parecen haber sido gentiles y no judíos, el libro dirige la atención a problemas que probablemente eran comunes entre los conversos gentiles. Asuntos de solidaridad social, pureza sexual y trabajo honesto, fueron los problemas enfrentados por los conversos en Tesalónica. Si la mayoría de los conversos hubieran sido judíos, parece probable que no habrían tenido la misma clase de problemas y en el mismo grado. ¿Por qué? Porque los judíos gozaban del conocimiento de la ley de Moisés la cual fomentaba los lazos sociales y especialmente familiares, desaprobaba el pecado sexual y daba énfasis a la virtud de seis días de trabajo.

Las cartas a los tesalonicenses fueron, tan acertadamente como se ha podido determinar, escritas desde Corinto varios meses después que Pablo había salido de Macedonia, probablemente a fines del año 52 D.C.

(33-2) 1 Tesalonicenses 1:1. ¿Quiénes eran Silvano y Timoteo?

Silvano es otra forma del nombre Silas; se cree que este hombre es el mismo que acompañó a Pablo en el segundo viaje misional. (Véase el comentario de Hechos 15:40). Véase el bosquejo biográfico en la introducción de la sección 11 en cuanto a datos sobre Timoteo.

(33-3) 1 Tesalonicenses 1:10. lEn qué forma pueden los santos escapar a la ira que viene?

El profeta josé Smith dijo:

"Sentimos en nuestras mentes la fuerte impresión de que los santos deben valerse de cualquier oportunidad que pueda series ofrecida, a fin de lograr establecerse sobre la tierra y hacer todos los preparativos que estuvieren a su alcance, para las terribles tempestades que se están acumulando en los cielos, 'un día de nubes obscuras y tenebrosas y densas nieblas', del cual hablaron los profetas. Este día no puede estar ya muy lejos..." (José Smith Enseñanzas, pág. 166).

La "ira de Dios" es "la desolación de la abominación que espera a los malvados, tanto en este mundo como en el venidero" (D. y C. 88:85).

(33-4) 1 Tesalonicenses 2:2. ¿A qué tipo de oposición se refiere Pablo al decir "en medio de gran oposición"?

Se ha sugerido que el vocablo "oposición" del versículo 2 debería traducirse por "conflicto" pues la palabra giega usada originalmente parece también tener ese significado. Cualquiera que sea la interpretación usada, lo que parece ser claro es el hecho de que Pablo pudo predicar el evangelio solamente soportando muchos confictos con sus opositores judíos y gentiles, esforzándose mucho con severas pruebas emocionales y sufriendo grandes dificultades. A semejanza de Pablo, los misioneros de la actualidad deben soportar mucha dificultad y oposición: opositores fuera de la Iglesia, dudas impuestas por sí mismos y por el diablo, tentaciones, y aun dificultades financieras y físicas. Y como Pablo, los misioneros en la actualidad vencen y perseveran en la misma forma: mediante la perseverancia nacida de la fe en el Señor Jesucristo.

(33-5) 1 Tesalonicenses 4:3 lQué significa la santificación?

Los hombres y las mujeres deben controlar su propio cuerpo, respetarlo como lo que es, el templo de Dios, y tratarlo con honor. No deben usarlo como un instrumento de lujuria o de satisfacción egoísta. "Ser santificado es volverse limpio, puro y sin mancha; ser libre de la sangre y pecados del mundo; convertirse en una nueva criatura del Espíritu Santo; alguien cuyo cuerpo ha sido renovado por medio del renacimiento del Espíritu . La santificación es un estado de santidad, que se alcanza sólo de conformidad a las leyes y ordenanzas del evangelio. El plan de salvación es el medio que se proporciona para que los hombres puedan santificar su alma y con ello volverse dignos de recibir una herencia celestial" (McConkie, Mormon Doctrine, pág. 675).

(33-6) 1 Tesalonicenses 5:2. "Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche"

"Yo no sé cuándo vendrá. Ningún hombre lo sabe. Ni los ángeles del cielo, pues en relación a esta gran verdad ellos están en obscuridad. (Véase Mateo 24:36, 37). Pero esto sí sé: que las señales que han sido indicadas están siendo dadas. La tierra está llena de calamidad, de dificultades. El corazón de los hombres está desfalleciendo. Vemos las señales así como vemos a la higuera cuyas hojas están brotando. Sabiendo que esta época está cercana, me corresponde y os corresponde así como a todos los hombres sobre la faz de la tierra, prestar atención a las palabras de Cristo, a sus apóstoles y velar, pues no sabemos cuál será el día y la hora. Pero os digo esto: vendrá como un ladrón en la noche, cuando muchos de nosotros no estaremos listos para ello" (Joseph Fielding Smith, Doctrines of Salvation, 3:52-53).

Pablo compara la venida del Señor a la venida de un ladrón en la noche. En otras palabras, vendrá:

  1. 1.

    Inesperadamente

  2. 2.

    Sin avisar

(Véase también D. y C. 106:4, 5).

Pero el efecto que tendrá sobre la gente variará porque hay dos clases diferentes de personas, básicamente. Continuando con la analogía de la noche y del día, Pablo llama a estas dos clases en la forma siguiente:

Hijos de la noche

Estos son los del mundo y que moran en obscuridad. Por lo tanto ellos no "verán" las señales que anuncien la proximidad de este gran acontecimiento. El "día del Señor" será un día terrible para ellos.

Hijos del día

Estos son los que moran en la luz y en la verdad. Ellos "verán las señales de advertencia y, por lo tanto, estarán preparados espiritualmente para la venida de Cristo. Para ellos, el "día del Señor" será un gran día.

Pablo no describe más ni comenta nada más acerca de los hijos de la noche, pues no se requiere preparación ni calificaciones especiales para ser clasificados como uno de ellos. Pero define claramente cómo es que un individuo puede I/egar a ser un hijo del día: los que son hijos del día son sobrios, esto es, reconocerán la naturaleza profundamente seria de la vida y la necesidad de la preparación espiritual. Ellos permitirán que las "solemnidades de la eternidad" descansen en su mente. (Véase D. y C. 43:34). Los hijos del día se vestirán con tres atributos que son: fe, amor y la esperanza de salvación (1 Tesalonicenses 5:8). Además, se esforzarán por mejorar sus relaciones tanto con Dios como con el hombre. Pablo indica siete formas definidas para hacerlo.

Lean 1 Tesalonicenses 5:11-15 y vean cuáles son los pasos que un santo debe dar para mejorar su relación con sus semejantes.

Lean 1 Tesalonicenses 5:16-22 y vean los pasos que un santo debe dar para mejorar su relación con Dios.

Pablo promete que si hacemos esto, entonces Dios nos santificará. Tal santificación o limpieza hace posible que "todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo" (1 Tesalonicenses 5:23).

(33-7) 1 Tesalonicenses 5:12-13. "...que reconzcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor"

Los miembros de la Iglesia deben estimar altamente a los líderes eclesiásticos que presiden sobre ellos. La crítica, los malos comentarios, la mención de faltas y los chismes deben ser dejados de lado; debe prevalecer una actitud de cooperación, de alabanza honesta, de bondad y de paciencia. Este mismo respeto y honor deben ser dados a todos los que trabajan para establecer el reino de Dios. ¿Cómo se alcanza ese honor en relación a los que portan el sacerdocio? Para los hombres de la Iglesia es de gran valor el siguiente consejo: "Si honráis el santo sacerdocio en vosotros primeramente, lo honraréis en aquellos que os presiden y en los que funcionan en los varios llamamientos de su propia voluntad".

Para las mujeres de la Iglesia es igualmente útil un corolario: "Si vosotras honráis el Santo Sacerdocio en [vuestros esposos y padres e hijos], lo honraréis [a ese sacerdocio y sus llamamientos] en aquellos que presiden sobre vosotros y en quienes ministran en los distintos llamamientos de la Iglesia" (Joseph F. Smith, citado por F.W. Otterstrom en "A Journey to the South", Improvement Era, diciembre de 1917, pág. 106).

(33-8) 1 Tesalonicenses 5:14. "...que alentéis a los de poco ánimo..."

El consejo es de consolar a los que carecen de valor o de resolución para vivir el evangelio. (Véase MConkie, DNTC, 3:58).

(33-9) 1 Tesalonicenses 5:19. "No apaguéis al Espíritu"

"En la verdadera Iglesia siempre habrá manifestaciones poderosas del Espíritu de Dios. La inclinación de refrenarlas y de aminorarlas es del mundo" (McConkie, DNTC, 3:58).

(33-10) 1 Tesalonicenses 5:26. ¿Qué quiere decir Pablo con la expresión "Saludad a todos los hermanos con ósculo santo"?

En la Versión Inspirada se lee: "Saluda a todos los hermanos con una salutación santa"

2 TESALONICENSES

(33-11) 2 Tesalonicenses 1:9. ¿Qué es "pena de eterna perdición"?

Esto es sinónimo de destrucción eterna y consiste en participar de la muerte espiritual, "la cual es ser expulsado de la presencia de Dios y morir en lo que corresponde a las cosas de la justicia" (McConkie, DNTC, 3:61).

(33)-12) 2 Tesalonicenses 2:2 ¿Cuál es el significado de "ni por carta como si fuera nuestra"?

La Versión Inspirada dice: "que no os conturbéis mentalmente, ni os conmováis por carta, a menos que la recibáis de nosotros; ni por espíritu, ni por palabra, diciendo que el día de Cristo está a las puertas".

(33-13) 2 Tesalonicenses 2:3. ¿Qué es la "apostasía" que debe ocurrir antes de la Segunda Venida?

La palabra griega usada por Pablo es apostasía, de la cual usamos en nuestra lengua apostasía, apostatar y apóstata. El significado literal de ese vocablo es rebelarse, pero en el uso secular griego significaba rebelión política o el cambio de formas de gobierno. El pasaje de Tesalonicenses es una referencia a la apostasía que iba a ocurrir antes del regreso del Señor para gobernar en la tierra y reinar con majestad y poder.

(33-14) 2 Tesalonicenses 2:3. ¿Quién es el "hijo de perdición"?

Satanás y aquellos que con él se rebelaron contra Dios en los cielos y fueron expulsados son conocidos como hijos de perdición. Estos espíritus rebeldes "eligieron el mal, por propia decisión, después de haber tenido la luz. Mientras moraban en la presencia de Dios entraron en rebelión a sabiendas. Su misión en la tierra es intentar destruir las almas de los hombres y hacerlos miserables así como ellos son miserables" (Joseph Fielding Smith, Doctrines of Salvation 2:219). El vocablo perdición proviene del latín perditio y fue un título dado a Satanás. (D. y C. 76:26.) Por lo tanto, en este pasaje Pablo se refiere a Satanás.

(33-15) 2 Tesalonicenses 2:7. ¿Qué es el misteriO de la iniquidad?

Este pasaje puede interpretarse como una declaración de que el espíritu de iniquidad ya estaba actuando, aunque restringido o impedido por cierto tiempo y que, posteriormente, esa restricción sería quitada y el maligno tendría poder. En la Versión Inspirada del Nuevo Testamento este pasaje dice así: 'Porque ya está en acción el misterio de iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio.'

"A quién, o a qué se refiere el pasaje cuando indica que ejerce una restricción sobre los poderes de iniquidad en ese momento, ha dado lugar a discusión. Algunos escritores sostienen que la presencia de los apóstoles tuvo ese efecto, mientras que otros creen que lo que se menciona es el poder restrictivo del gobierno romano. Sabido es que la política romana era desfavorecer la contención religiosa y permitir ampliamente la libertad en cuanto a formas de adoración en tanto que los dioses de Roma no fuesen difamados ni sus santuarios profanados. A medida que la supremacía romana declinó, 'el misterio de la iniquidad' incorporado en la iglesia apóstata operó prácticamente sin restricción.

"La expresión 'misterio de la iniquidad' usada por Pablo es significativa. Prominentemente entre los primeros pervertidores de la fe cristiana estaban aquellos que atacaron su sencillez y su independencia de cualquier sectarismo. Esta sencillez era tan diferente a los misterios del judaísmo y a los misteriosos ritos de la idolatrla pagana, que llegó a desilusionar a muchos; por ende, los primeros cambios en la forma cristiana de adoración fueron marcados por la introducción de ceremonias místicas". (James E. Talmage, The Great Apostasy, págs. 41-42).

De acuerdo con la Versión Inspirada, la declaración "hasta que él a su vez sea quitado de en medio" se refiere a Satanás, el cual estaba y está aún causando miseria, infelicidad y pecado en todo el mundo. El continuará haciéndolo hasta que sea encadenado por el Señor al comienzo del Milenio. (Véase McConkie, DNTC, 3:63). La Versión Inspirada dice: "Pues el misterio de la iniquidad ya está obrando, y es él quien obra, y Cristo soporta que obre, hasta que se haya cumplido el tiempo en que será quitado del camino".

(33-16) 2 Tesalonicenses 2:9. ¿Tiene Satanás poder para hacer sañales y maravillas?

Satanás tiene gran poder para producir señales falsas y maravillas. Tiene la habilidad de imitar los milagros de Dios; consideremos los esfuerzos de los magos del Faraón cuando imitaron los milagros de Moisés y de Aarón (Exodo 7, 8). Satanás tiene poder sobre los elementos. El es el amo del engaño. El puede mostrarse como un ángel de luz (2 Corintios 11:14). Es un orador. Tiene el don de lenguas. Muchos son los poderes que Satanás usa para desviar a los hombres. Los espíritus que siguieron a Satanás tienen estos mismos poderes en menor grado (Apocalipsis 16:14). En todo esto, "el poder del diablo es limitado; (y) el poder de Dios es ilimitado" (Young, Brigham, Discourses of Brigham Young, pág. 68).

(33-17) 2 Tesalonicenses 2:11. ¿Intenta Dios engañar a los hombres?

Dios no intenta engañar a los hombres, pues es un Dios de verdad y no puede engañar (D. y C. 62:6; Deuteronomio 32:4). El permite que los hombres crean lo que les plazca. Si ellos eligen aceptar la mentira, El no los forza a que piensen de otro modo.

"...Si el hombre va a ser recompensado por la rectitud y castigado por la maldad, la justicia común demanda que reciba el poder de la acción independiente. El conocimiento del bien y del mal es esencial para el progreso del hombre en la tierra. Si el hombre fuera obligado a hacer lo bueno en todo momento, o si irremediablemente fuera incitado a cometer pecados, no merecería ni bendición por lo primero ni castigo por lo segundo...

"Dios está en la sombra de la eternidad, me parece, deplorando los resultados inevitables de las locuras, de las transgresiones y de los pecados de sus hijos descarriados, pero no podemos culparlo por esto más que lo que podemos culpar a un padre por decir a su hijo: 'Hay dos caminos, hijo mío, uno lleva a la derecha y otro a la izquierda. Si tomas el de la derecha, te llevará al éxito y a la felicidad. Si tomas el de la izquierda te acarreará miseria e infelicidad y posiblemente muerte, pero puedes elegir el que quieras. Debes elegir, yo no te obligaré a ninguno'..."

(David O. McKay, Pathways to Happiness, págs. 90-94). De manera que Pablo sugiere que Dios permite que los hombres sean engañados porque "no recibieron el amor de la verdad para ser salvos" (Versículo 10).

(33-18) 2 Tesalonicenses 3:6. ¿Debemos realmente apartar nuestra hermandad de "todo hermano que ande desordenadamente"?

"Los enemigos de adentro, los traidores a la causa de Dios, los que pervierten las doctrinas y prácticas que llevan a la salvación, a menudo arrastran a otros consigo y más almas pierden su herencia en el reino celestial. Cuando esos ceremoniosos enemigos se vuelven firmes en su oposición a la Iglesia y buscan acarrear a otros a sus plataformas divisivas, lo más prudente es evitarlos, tal como Pablo enseña aquí, y dejarlos en manos del Señor" (McConkie, DNTC, 3:66).

(33-19) 2 Tesalonicenses 3:8. ¿Qué quiere decir "ni comimos de balde el pan de nadie"?

Aun Pablo y sus compañeros en el ministerio, los que de hecho tenían derecho a recibir ayuda temporal de parte de los santos, prefirieron dar un ejemplo de solvencia. Hay ciertos peligros en un ministerio que es costeado por los demás" (McConkie, DNTC, 3:67).

(33-20) 2 Tesalonicenses 3:16. ¿En qué forma puede el Señor dar "siempre paz"?

"La paz de Cristo no viene por la búsqueda de cosas superficiales en la vida, ni surge de otra cosa que no sea del corazón de la persona. Jesucristo dijo a sus discípulos: 'La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da...' (Juan 14:27). De este modo el Hijo del Hombre, el ejecutor de su propia voluntad y testamento, dio a los discípulos y a la humanidad la "primera de todas las bendiciones humanas'. Fue un legado condicionado a la obediencia a los principios de su evangelio. En esta forma es dado a cada persona. Ningún hombre puede tener paz consigo mismo o con Dios si no es veraz consigo mismo, si transgrede la ley del bien ya sea en sí mismo, participando de las pasiones y apetitos o dejándose llevar por las tentaciones, frente a su conciencia que lo acusa, o en el trato con sus semejantes, siendo indigno de la confianza de ellos. La paz no viene al transgresor de la ley, sino mediante la obediencia a la misma y es ese el mensaje que Jesucristo quiere que proclamemos entre los hombres" (David O. McKay, en CR, octubre de 1938, pág. 133).

PUNTOS A CONSIDERAR

SI UNO ESTA PREPARADO, NO TIENE POR QUE TEMER

A veces hay personas que tienen grandes temores en cuanto a la segunda venida del Señor. Se les oye decir: "¡Hay tantos acontecimientos terribles que han sido profetizados, que espero morir antes que venga el Señor!" ¿Se justifica tener tales sentimientos? ¿Hay esperanza para los justos que viven para ver la Segunda Venida?

(33-21) Aquellos que siguen a los profetas no deben temer

"Mi mensaje de hoyes acerca de una revelación del Señor a José Smith el profeta, en una conferencia de la Iglesia efectuada el 2 de enero de 1831, Y ésta fue: '...mas si estáis preparados, no temeréis' (D. y C. 38:30) En la sección 1 de Doctrinas y Convenios, leemos estas palabras: 'Preparaos, preparaos para lo que viene...' (D. Y C. 1:12). Más adelante en esta misma revelación, están estas palabras de advertencia: '...Yo, el Señor, sabiendo de las calamidades que vendrían sobre los habitantes de la tierra...' (D. Y C. 1:17).

"¿Cuáles son algunas de las calamidades para las que debemos estar preparados? En la sección 29 el Señor nos previene de que 'se enviará una inmensa granizada para destruir las cosechas de la tierra' (D. y C. 29:16). En la sección 45 leemos de 'una plaga arrolladora, porque una enfermedad desoladora cubrirá la tierra' (D. y C. 45:31). En la sección 65 el Señor declara que ha 'decretado guerras sobre la faz de la tierra...' D. Y C. 63;33).

"En Mateo capítulo 24 se habla de 'pestes, y hambres y terremotos...' (Mateo 24:7). El Señor declaró que éstas y otras calamidades deben ocurrir. Estas profecías en particular, no parecen ser condicionales. El Señor con su precognición sabe que ocurrirán . Unas vendrán por medio de obras de los hombres, otras por la propia fuerza de la naturaleza, la cual es de Dios, pero que sobrevendrán es inminente. La profecía es la historia de las cosas que ocurrirán en el futuro, un descubrimiento divino.

"Y a pesar de todo esto, El Señor Jesucristo ha dicho: Mas si estáis preparados, no temeréis' (D. y C. 38:30).

"¿Cuál es entonces la manera en que el Señor nos ayudará a prepararnos para estas calamidades? La respuesta se encuentra también en la sección 1 de las Doctrinas y Convenios donde El dice:

"'Por tanto, yo, el Señor, sabiendo de las calamidades que vendrían sobre los habitantes de la tierra, llamé a mi siervo José Smith, hijo, le hablé desde los cielos y le di mandamientos;

"'Y también le di mandamientos a otros...' (D. Y C. 1:17-18). También ha dicho:

"'Escudriñad estos mandamientos porque son verdaderos y fieles, y las profecías y promesas que contienen se cumplirán' (D. y C. 1:37).

"Aquí está entonces la clave: buscad a los profetas para conocer la palabra de Dios, que nos muestra cómo prepararnos para las calamidades que sobrevendrán. Porque el Señor, en esa misma sección estélblece: 'Lo que yo el Señor he hablado, he dicho y no me excuso, y aunque pasaren los cielos y la tierra, mi palabra no pasará. Sino que toda será cumplida, sea por mi propia voz, o por la voz de mis siervos, es lo mismo' (D. y C. 1:38).

Un vez más el Señor advirtió a aquellos que rechazaran las palabras inspiradas de sus representantes, con estas palabras: '...y viene el día en que aquellos que no oyeren la voz del Señor, ni la voz de sus siervos, ni hicieren caso de las palabras de los profetas y apóstoles, serán desarraigados de entre el pueblo' (D. y C. 1:14)" (Ezra Taft Benson, Discursos de Conferencias Generales 1973-75, págl 58).

(33-22) Nuestra única seguridad es la obediencia

"Ahora bien, la única seguridad que tenemos como miembros de esta Iglesia es hacer exactamente lo que el Señor dijo a la Iglesia en aquel día cuando fue organizada.

"Debemos aprender a escuchar las palabras y mandamientos que el Señor nos da a través de sus profetas 'según los reciba, andando delante de mí con toda santidad...con toda fe y paciencia como si viniera de mi propia boca' (D. y C. 21:4-5). Habrá algunas cosas que requieran paciencia y fe. Puede ser que a ustedes no les guste lo que viene de las Autoridades de la Iglesia. Ya que puede contradecir sus puntos de vista políticos o sus puntos de vista sociales. Pueden interferir en su vida social, pero si escuchan estas cosas como si vinieran de la boca del Señor mismo, con paciencia y fe, la promesa es que las puertas del infierno no prevalecerán contra ustedes, sí, y el Señor Dios dispersará los poderes de la obscuridad ante ustedes y sacudirá los cielos para el bien de ustedes y la gloria de su nombre (Véase D. y C. 21:6)" (Harold B. Lee, Discursos de Conferencias Generales, 1970-72).

¿Qué significa escuchar a los profetas vivientes? ¿Significa simplemente hacer lo que ellos dicen cuando vienen las calamidades? Solamente los preparados espiritualmente perseverarán sin temor en los días venideros. Las Autoridades Generales de la Iglesia nos dan muchos consejos que, aunque no están relacionados directamente con la preparación para las calamidades, sí están directamente relacionados con la espiritualidad. Valoren honestamente en su corazón las preguntas siguientes:

  • ¿Aceptan y siguen el consejo de los profetas vivientes?

  • ¿Se aplica esta aceptación a aspectos tales como la salida en parejas, la forma de vestir y los códigos morales así como a las enseñanzas doctrinales?

  • Aunque tales decisiones se tomarán en el futuro, ¿han decidido firmemente escuchar el consejo de los profetas en cuanto a las madres que trabajan? ¿En cuanto a lo negativo de limitar el tamaño de la familia por razones de conveniencia, educación o mayores beneficios financieros? ¿O han considerado algún otro consejo que a veces es causa de que los miembros jóvenes de la Iglesia murmuren?

(33-23) El programa actual de Bienestar es una forma de estar preparados

"Para los justos, el evangelio provee una advertencia de una inminente calamidad, un programa para las crisis, un refugio para cada desastre. "El Señor ha dicho que 'viene el día ardiente como un horno...' (Malaquías 4:1). Pero El nos asegura que el que es diezmado, no será quemado...' (D. Y C. 64:23).

"El Señor nos ha advertido de las hambres, pero los justos habrán escuchado a los profetas y almacenado cuando menos lo necesario, para sobrevivir un año.

"El Señor ha soltado a los ángeles para cosechar abajo en la tierra (Véase Discourses of Wilford Woodruff, pág. 251), pero aquellos que obedecen la Palabra de Sabiduría y todos los otros mandamientos, tienen la promesa de que 'el ángel destructor pasará de ellos como de los hijos de Israel y no los matará. (D. y C. 89:21).

"El Señor desea que sus santos sean libres e independientes en los días críticos que vienen. Pero ningún hombre es verdaderamente libre si está en esclavitud financiera. 'Piénselo bien antes de contraer una deuda', dijo Benjamín Franklin, 'puede entregar a otro su propia libertad'. Eliseo dijo: '...paga a tus acreedores; y tú y tus hijos vivid...' (2 Reyes 4:7). Y en Doctrinas y Convenios el Señor dice: '...en cuanto a vuestras deudas, he aquí, quiero que las paguéis todas' (D. y C. 104:78).

"Desde el punto de vista de la producción ne alimentos, almacenamiento, manejo y consejo del Señor, el trigo debe tener prioridad. El agua por supuesto, es esencial. Otros alimentos básicos son la mielo azúcar, legumbres, productos de leche o derivados, y salo su equivalente. La revelación de almacenar alimentos puede ser tan esencial para nuestra salvación temporal hoy, como fue para el pueblo abordar el arca en los días de Noé.

"El presidente Harold B. Lee ha aconsejado que 'quizá si no pensamos en lo que usualmente comemos, y pensamos más en lo que puede mantenernos vivos, en caso de no tener otra cosa que comer, esto último será más fácil de tener almacenado por un año, y será sólo lo suficiente para mantenernos vivos en caso de no tener ninguna otra cosa de comer. No engordaremos pero sobreviviremos, y si pensamos en esta clase de almacenamiento, en lugar de pensar en almacenar por un año todas las cosas que estamos acostumbrados a comer, lo cual en la mayoría de los casos es materialmente imposible para muchas familias, pienso que nos acercaremos más a lo que el presidente Ciark nos aconsejó desde 1973' (Welfare Conference Address, octubre 1o. de 1966).

"Recibimos bendiciones por estar en contacto directo con la tierra, y producir nuestros propios alimentos. Aunque sea solamente el jardín de nuestro patio y uno o dos árboles frutales. La riqueza material del hombre brota básicamente de la tierra y otros recursos naturales. Combinada con la energía humana y multiplicada por las herramientas, esta riqueza está asegurada y engrandecida por medio de la libertad y la justicia. Serán afortunadas aquellas familias de los últimos días, que tengan una cantidad adecuada de alimentos nutritivos para satisfacer sus necesidades" (Ezra Taft Benson, Discursos de Conferencias Generales, 1973-75, pág. 59).

Algunos jóvenes adultos de la Iglesia tal vez no estén en posición de aplicar plenamente las sugerencias del élder Benson. Aun así, consideren lo siguiente para determinar qué pueden hacer para prepararse:

  • Si son solteros, o si se han casado recientemente, es poco probable que tengan medios para comprar y almacenar lo suficiente para un año. ¿Pero están haciendo todo lo que es posible hacer en su situación actual? ¿Han animado a su familia a prepararse y han ayudado a los que la integran para que lo hagan? ¿Qué lugar de la lista de prioridades ocupará el almacenamiento en el futuro inmediato?

  • ¿Hay algún terreno —no importa que sea pequeño— disponible en el cual puedan ustedes plantar verduras o árboles frutales?

  • Las deudas y los gastos dentro de los ingresos personales, son cosas que se pueden controlar. ¿Están libres de deudas? Si no lo están ¿es el verse librados de ellas una de las metas importantes en su vida? ¿Justifican su endeudamiento insistiendo en que disponen de un mejor medio de transporte, o de un lugar más lujoso en el cual vivir, o varios equipos recreativos? ¿Han determinado que una vez que estén casados incurrirán en deudas solamente para satisfacer las necesidades que no pueden obtener de otro modo? ¿Están firmes en la idea de que las deudas sin cubrir son simplemente otra forma de hurto? Aunque estas preocupaciones no se manifiesten plenamente en este momento de su vida, hay otros pasos de preparación temporal que pueden dar.

  • Se dice que la generación actual vive la era de la explosión del conocimiento. Difícilmente hay algo que no se pueda estudiar en libros que fácilmente se pueden obtener, o aprender en clases que se imparten a nuestro alrededor. La costura, la cocina y el conocimiento de la dietética, las habilidades mecánicas básicas, el conocimiento del trabajo de granja, todo esto se puede aprender y será de gran valor para ustedes y los que los rodean en épocas de crisis o de escasez. No tienen por qué esperar a estar casados ni a disponer de independencia económica para obtener estos conocimientos inapreciables. Imaginen la satisfacción personal que sentirán si en épocas de crisis pueden decir: "Aunque no pude guardar una provisión completa de alimentos, tengo el conocimiento para producirlos. Aunque tengo poco, en términos de bienes temporales, poseo la habilidad y el conocimiento para contribuir a la causa común".

¿Cuál será la decisión de ustedes? ¿Será la de seguir el consejo de los profetas de Dios y así llegar a ser hijos de luz?