CAPITULO 44: "SE EJEMPLO DE LOS CREYENTES"

La vida y Enseñanzas de Cristo y sus Apóstoles, (1979), 376–385


TEMA

Los jóvenes Santos de los Ultimas Días han sido reservados para esta época, a fin de que su fortaleza espiritual y su ejemplo de creyentes sea una fuerza combativa contra las presiones y doctrinas del mal.

COMENTARIO INTERPRETATIVO

EPISTOLA A LOS FILIPENSES: AMISTAD, CONFIANZA Y ALEGRIA

(44-1) Es un clásico de la autobiografía espiritual

"Esta epístola es una carta de amistad, llena de afecto, confianza, buen consejo y sana alegría. Es el más feliz de los escritos de San Pablo pues los filipenses eran los más queridos de sus hijos en la fe...

"...es un clásico de la autobiografía espiritual...Filipenses revela la fuente de su paz interior y de su fuerza. Nos da acceso a las meditaciones de San Pablo y a su comunión con el Maestro. Vemos su espíritu madurando a través de las horas del otoño cuando la paciencia cumplía en él su obra perfecta" (Dummelow, A Commentary on the Holy Bible pág. 959).

(44-2) Lugar y fecha en que fue escrita

Esta carta posiblemente fue la última que escribió Pablo durante su primera prisión en Roma. La carta fue enviada aproximadamente en el año 63.

(44-3) Información

Pablo viajó al país de Macedonia después de recibir una visión en la que vio a un hombre que le dijo: "...Pasa a Macedonia y ayúdanos" (Hechos 16:9). Filipos, ciudad que Lucas describe en Hechos como "la primera ciudad de la provincia de Macedonia" (Hechos 16:12), fue la primera ciudad en el continente europeo en recibir el evangelio. lidia, "vendedora de púrpura", y su familia fueron los primeros conversos de Pablo en Filipos (Hechos 16:14, 15). Pablo usó sus poderes del sacerdocio para expulsar un demonio de una joven, lo que provocó que Pablo y Silas fueran perseguidos, arrojados en prisión, castigados y puestos en el cepo. La persecusión continuó hasta que los magistrados se enteraron de la ciudadanía romana de los dos hombres, después de lo cual se pidió a Pablo y aSilas que ahandonaran la ciudad (Hechos 16:39).

La ciudad de Filipos estaba en la parte oriental de Macedonia, al pie del Monte Pangos, sobre la carretera este-oeste que unía a Roma con Asia. Entre la época en que Pablo predicó por vez primera en la ciudad hasta que escribió a los filipenses, habían pasado aproximadamente unos diez años. La noticia del encarcelamiento de Pablo en Roma tal vez haya sido el motivo para que los filipenses se acordaran nuevamente de él. Cualquiera que haya sido la razón, enviaron un presente, el cual llevó un miembro de la rama cuyo nombre era Epafrodito. Aparentemente su intención era hacer que Epafrodito se quedase con Pablo y lo ayudase en todas las formas que fuese posible.

Es posible que Epafrodito llevase a Pablo una carta detallando el estado de los asuntos entre los santos. De la carta de Pablo a los filipenses se desprende que los miembros seguían firmes en su fe en el Señor Jesucristo. La carta no parece haber sido ocasionada por ningún gran acto de división ni herejía, ni por un error grande de doctrina o práctica. Evidentemente, la carta no es de reprensión. Aun la referencia que se hace a la legalidad de los judaizantes puede haber sido hecha meramente para llamar la atención en cuanto a una posibilidad y no a una amenaza real para los santos. Cuando Epafrodito decidió regresar a su pueblo, Pablo envió por su conducto la carta a los filipenses.

(44-4) Contribuciones significativas

A semejanza de la carta a Filemón, la dirigida a los filipenses es una de las epístolas más personales de Pablo. "Filipenses no es una disertación portentosa que sacuda la tierra o que sirva como punto de partida para el cristianismo, sino que es una declaración refinada y llena de dulzura en la cual se encuentran entretejidos una serie de principios del evangelio. Y nuestra Biblia se ve grandemente enriquecida por la presencia de ella" (McConkie, DNTC, 2:525).

Esta epístola describe la triunfante fe de Pablo. Muestra su total compromiso con Jesucristo y de ella se desprende obviamente, así como también de otros de sus escritos, que Pablo es diligente en efectuar su llamamiento de predicar. En ella Pablo proclama estas buenas nuevas del evangelio, las buenas nuevas de fe y exaltación en y mediante el Salvador, Jesucristo.

(44-5) Filipenses 1:19. ¿Qué es el "Espíritu de Jesucristo"?

Véase D. y C. 84:46, 47; Moroni 7:16, 18.

(44-6) Filipenses 2:5-8. De la igualdad y naturaleza del Padre y del Hijo

"¿Dónde, entonces, radica la igualdad de nuestro Señor con su Dios y con nuestro Dios? ¿No es acaso que Jesucristo, coronado ahora con exaltación, ha recibido del Padre todo conocimiento, toda verdad, toda sabiduría y todo poder? ¿No es en el mismo sentido que todos los hijos de Dios, como coherederos con Cristo, recibirán todo lo que el Padre tiene? (D. y C. 76:54-60; 84:38; 132:20.) ¿No es acaso que, andando en los pasos del Padre, aquellos que son adoptados como sus hijos obtienen exaltación propia?" (Véase Enseñanzas del Profeta José Smith, págs. 430-431) (McConkie, DNTC, 2:531).

(44-7) Filipenses 2:12. "...ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor"

"Una doctrina sobresaliente de la Iglesia es que cada individuo lleva la responsabilidad de ocuparse de su propia salvación, y la salvación es un proceso de desarrollo gradual. La Iglesia no acepta el principio de que una creencia en Jesús, meramente murmurada, sea todo lo que se necesita. El hombre puede decir que cree, pero si no hace nada para que esa creencia o fe sea una fuerza motriz que le permita engrandecer su alma, de nada le servirá decirlo. 'Ocupaos en vuestra salvación' es una exhortación para que se demuestre mediante la actividad, el esfuerzo consciente y la obediencia, la realidad de la fe. Pero esto debe hacerse con el conocimiento de que la dependencia absoluta del yo puede engendrar el orgullo y debilidad que provocarán el fracaso. Con 'temor y temblor' debemos buscar la fuerza y la gracia de Dios para tener inspiración y alcanzar la victoria final.

"Ocuparse de la salvación propia no es sentarse perezosamente y soñar y anhelar que Dios milagrosamento derrame abundantes bendiciones sobre nuestro regazo. Es efectuar diariamente, en cada hora, momentáneamente, si es necesario, la tarea inmediata o el deber inmediato; continuar actuando felizmente en tal forma que al paso de los años, sean los frutos de tales obras para uno mismo o para otros, siendo concedidos según como un Padre justo y benefactor lo determine" (David O. McKay, en CR, abril de 1957, pág. 7).

(44-8) Filipenses 3:2. ¿Qué quiso decir Pablo al expresar "Guardaos de los perros, guardaos de los malos obreros, guardaos de los mutiladores del cuerpo"?

Pablo estaba atacando a los judaizantes, aquellos judio-cristianos que demandaban completa obediencia a la ley de Moisés como condición para lograr la salvación. El usó la palabra perros para dar a entender que eran impuros e impíos. El uso que da a malos obreros es para señalar a aquellos que creían que eran justos pero que de hecho no lo eran. Y, sarcásticamente, usa la palabra "mutiladores" para referirse a los circuncidantes que era el vocablo usado para definir a los judíos.

(44-9) Filipenses 3:15. ¿Estaba Pablo sugiriendo que los santos eran perfectos?

"Cuando los apóstoles escribían cartas a los miembros de la Iglesia, se referían a ellos llamándolos santos. Un santo no es necesariamente una persona perfecta, sino que es la persona que se está esforzando por vencer aquellas faltas y flaquezas que lo alejan de Dios. Un verdadero santo buscará cambiar su manera de vivir para estar más íntimamente de acuerdo con las sendas del Señor.

"Cierto es que cada uno de nosotros tiene imperfecciones que vencer. La vida es una serie constante de desafíos y pruebas. Sin embargo, nunca debemos dejar de esforzarnos para alcanzar esa perfección de vida que puede acercarnos más a la armonía con Dios" (Theodore M. Burton en CR, oct. de 1973, pág. 151).

(44-10) Filipenses 4:14. ¿En qué forma los santos filipenses participaron con Pablo en su aflicción?

Aquí Pablo hace referencia a los regalos de valor material que los santos habían compartido con él.

PRIMERA EPISTOLA A TIMOTEO

(44-11) Ser fieles a lo que se les encomienda

El cuidado apropiado de la iglesia por parte de Timoteo y otros líderes llamados, es el tema central de esta carta. Pablo anima a Timoteo a enseñar solamente los verdaderos principios del reino, a guardar la fe, a orar diligentemente y a andar en toda santidad. La carta de Pablo exhorta a Timoteo y, en ese sentido, a todos los demás líderes del sacerdocio, a ser fieles a lo que se les ha encomendado en el ministerio.

Una vieja tradición sostiene que esta carta fue escrita desde Laodicea, sin embargo existe la posibilidad de que haya sido escrita desde Macedonia. Cualquiera que haya sido el lugar desde el cual fue escrita, parece haber sido preparada durante el período entre los dos confinamientos de Pablo en Roma. Fue escrita aproximadamente en el año 66.

(44-12) Información

Cuando Timoteo recibió esta carta, era oficial de la iglesia en Efeso y tenía responsabilidades administrativas importantes. Era un oficial de probado valor a quien Pablo estimaba mucho. Pablo dejó a Timoteo a cargo de la Iglesia en Efeso con la asignacion de persuadir a los miembros a ser fieles a los principios del evangelio. Es casi seguro que algunos de los miembros prominentes eran mayores que Timoteo y tenían cierta dificultad en aceptar la autoridad de aquel hombre más joven. Esta parece haber sido una de las razones principales por las que Pablo escribió esta carta.

(44-13) Contribuciones importantes

La administración de la Iglesia, el cumplimiento consciente de los deberes, la enseñanza de la doctrina correcta, la fiel conducta de un siervo llamado en la iglesia de Cristo...estos son algunos de los temas escritos en la primera epístola de Pablo a Timoteo. Entremezcladas en el texto se encuentran referencias a Jesucristo, a la salvación, a la gran apostasía de los últimos días y a la necesidad de la obediencia a los principios del evangelio.

(44-14) 1 Timoteo 1:4; 4:7. ¿Qué eran las "fábulas y genealogías interminables"?

"Los judíos habían preservado escrupulosamente sus cuadros genealógicos, hasta el advenimiento de Cristo...pero se nos dice que Herodes destruyó los registros públicos; él, siendo idumeo, estaba celoso del origen noble de los judios, y para que nadie le pudiera reprochar su linaje, ordenó que los registros genealógicos que estaban guardados en los archivos del templo, fuesen quemados...Desde ese entonces los judíos podían hacer referencias a sus genealogías solamente de memoria, o basándose en los registros imperfectos que habían sido preservados en manos de particulares. Trazar una línea de ascendencia basándose en estos registros debe haber sido interminable y no muy preciso. Es probable que sea a esto a los que se refiere el apóstol, es decir, a la tarea interminable e inútil que debe resultar de intentar trazar líneas genealógicas dado que los registros auténticos habían sido destruidos.

"De manera que bien podemos llegar a la conclusión de que la denuncia de Pablo iba dirigida a genealogías dudosas e inciertas con las que se había estado trabajando con fines inadecuados" (Smith, Answers to Gospel Questions, 1:214-15).

Pablo tal vez se quería referir también a la tendencia judía de enorgullecerse de su linaje y a la creencia de que la descendencia genealógica era prueba del favor de Dios (Juan 8:37-45). Esto, dice Pablo, es una fábula. El favor de Dios es otorgado en base a la rectitud, no a la ascendencia.

(44-15) 1 Timoteo 3:3. ¿Qué es "ganancias deshonestas"?

"Y bien, no todo dinero es ganacia sucia. Hay dinero limpio; dinero limpio con el cual adquirir alimentos, ropas, abrigo y otras cosas necesarias y con el cual se pueden hacer contribuciones para la edificación del reino de Dios.

"El dinero limpio es aquella compensación recibida por un día completo de trabajo honesto; es la paga razonable por el servicio fiel; es la ganancia justa por la venta de comestibles, artículos de consumo o por servicios prestados. Es el ingreso recibido por transacciones en las que todas las partes se benefician.

"El lucro sucio es el dinero de sangre; es aquel que se obtiene por medio del hurto y del robo. Es el que se obtiene por el juego o por el funcionamiento de establecimientos de juegos de azar. la ganancia sucia es aquella que se alcanza por medio del pecado o de hechos pecaminosos y la que viene por el tráfico de licores, cerveza, narcóticos y muchas otras cosas que son desagradables a la vista del Señor. la ganancia sucia es aquel dinero que se obtiene por soborno y por explotación a los semejantes.

"El dinero ganado comprometiendo las normas personales, es dinero sucio; el dinero obtenido aprovechándose de puestos públicos es también sucio; las ganancias y comisiones derivadas de la venta de mercancías en mal estado son contaminadas así como lo es el dinero que se deriva de otros engaños, de precios excesivos, de la opresión a los pobres y de las compensaciones que no son plenamente merecidas. Creo firmemente que los hombres que aceptan pagas o salarios y no dan por ello el tiempo equivalente, ni la energía, dedicación ni servicio, están recibiendo dinero que no es limpio. Ciertamente quienes tratan con cosas prohibidas, son receptores de ganancias inmundas" (Mi mandato del Señor, Cuía de estudio personal para los quórumes del Sacerdocio de Melquisedec, 1976-1977, lección 24, págs. 189-190).

(44-16) 1 Timoteo 3:6. ¿Por qué Pablo dice que el obispo no debe ser un neófito?

Pablo usó el vocablo neophyton para referirse a uno que ha sido convertido recientemente. Esta palabra es compuesta del sufijo neo, "nuevo, nacido recientemente" y phyow, que en la forma pasiva significa "nacer, surgir, crecer", expresando así el concepto de converso reciente o recientemente nacido. Un obispo, en particular, debería ser un proseedor del sacerdocio con experiencia.

(44-17) 1 Timoteo 3;12. ¿Deben ser casados los diáconos?

"A juicio de Pablo en aquella época, el diácono debía ser hombre casado. Eso no se aplica a nuestra época. Las condiciones eran diferentes en los días de Pablo. En aquella época no se consideraba calificado al hombre para tomar parte en el ministerio sino hasta la edad de treinta años. Bajo esas condiciones los diáconos, maestros y presbísteros eran hombres maduros. Este no es el requisito en la actualidad. En toda clase de iglesias hay, actualmente, ministros que están por debajo de esa edad, y en la Iglesia, en esta dispensación, no existe el requisito de que el individuo sea un hombre maduro antes de participar en el ministerio o poseer el sacerdocio. Ni tampoco era la regla en la antigüedad, pues sabemos que Noé tenía solamente diez años de edad cuando recibió el sacerdocio bajo las manos de Matusalén" (D. y C. 107:52.) (Smith, Answers to Gospel Questions, 1:129).

(44-18) 1 Timoteo 4:3. "Prohihirán casarse"

Siendo que la vida eterna solamente se puede alcanzar mediante el matrimonio celestial, Satanás hace todo lo que está en su poder para "prohibir" que los hombres se casen. El celibato, el concubinato, la homosexualidad, el adulterio, el aborto y el control de la natalidad son solamente algunos de los muchos métodos empleados para pervertir la mente de los hombres y evitar la creación y continuidad de esta unión santa. En las palabras del presidente Harold B. Lee "la amenaza más grande de Satanás en la actualidad es destruir a la familia y burlarse de la ley de castidad y de la santidad del convenio matrimonial" (Church News, 19 de agosto de 1972, pág. 3).

Pablo reconoció proféticamente este problema tan grande de que se prohibiría el matrimonio en los últimos días y por ello nos ha dado una advertencia definida contra tal práctica apóstata.

(44-19) 1 Timoteo 4:3-5. ¿Tienen vigencia todavía las restricciones mosaicas en cuanto a participar de ciertos alimentos y viandas?

"Dios ha quitado las restricciones mosaicas en lo que concierne a comer ciertas viandas y alimentos. Ahora son considerados limpios (santificados, si se quiere), ya no hay alimentos inmundos."

"'Y quien ordena abstenerse de la carne para que el hombre no la coma, no es ordenado de Dios; porque he aquí, las bestias del campo, las aves del cielo y lo que viene de la tierra se han ordenado para el uso del hombre como alimento y vestido, y para que tenga en abundancia' (D. y C. 49:18-19)" (McConkie, DNTC, 3:86; véase también D. y C. 89:12, 13.)

(44-20) 1 Timoteo 4:8. ¿Condena Pablo los ejercicios físicos?

El orden de las palabras en la traducción es lamentable, pues da a entender algo diferente a lo que originalmente quiso decir. En griego se lee literalmente: "El ejercicio tísico es provechoso poco tiempo, pero la piedad para todas las cosas es provechosa." El significado no es que el ejercicio físico no tenga valor, sino, más bien, que su utilidad es limitada, es provechoso solamente en algunas formas; pero la piedad (o el ejercicio espiritual) tiene utilidad ilimitada, es provechosa en todo sentido. El ejercicio físico aprovecha al cuerpo, el cual perecerá, pero la piedad aprovecha al cuerpo y al espíritu.

(44-21) 1 Timoteo 5:1-18. ¿Cuáles son los principios de bienestar temporal respaldados por Pablo?

Hay tres principios definidos de bienestar que enseñó Pablo en estos versículos y ellos son:

[1] "Las normas del evangelio estipulan que los miembros de la Iglesia deben trabajar y sostenerse a sí mismos. Cuando esto no puede aplicarse, deben recibir ayuda temporal de parte de su familia, incluso de los hijos y nietos. Solamente cuando estos medios no son suficientes es que se justifica recurrir a la Iglesia para recibir ayuda temporal...

[2] "A fin de estar en condición de recibir ayuda, bajo el sistema de bienestar entonces en vigencia, las viudas debían: tener necesidad, no tener hijos o parientes que pudieran ayudarlas, tener 60 años de edad, haber sido fieles a sus maridos, haber vivido el evangelio como quedaría demostrado con el hecho de haber criado a su familia, cobijado a extraños o lavado la ropa de los santos, aliviado a los afligidos y llevar una vida decorosa. Las viudas jóvenes recibían el consejo de volver a casarse y criar a sus familias.

[3] "Hay ocasiones en que los élderes, usando todo su tiempo en el ministerio, deben recibir ayuda temporal de la Iglesia, especialmente para sus familias" (McConkie, DNTC, 3:90-91; Véase D. y C. 75:24).

(44-22) 1 Timoteo 5:22. "No impongas con ligereza las manos a ninguno..."

"Los hermanos deben ser probados y encontrados dignos antes de ser ordenados y apartados para servir en posiciones de mucha responsabilidad e influencia en la Iglesia" (McConkie, DNTC, 3:92).

PUNTOS A CONSIDERAR

Reconocer y resistir las "doctrinas de demonios" que intentan destruir la fe de los santos

En su primera epístola a Timoteo, Pablo advirtió que en los postreros tiempos llegarían a ser tan populares entre los miembros algunas doctrinas apóstatas, que llegarían a constituir una gran amenaza para la fe (1 Timoteo 4:1, 2). Aun así en la actualidad, los miembros de la Iglesia se enfrentan a prácticas sociales y creencias falsas, tan serias en su naturaleza que quienes las aceptan pueden perder su testimonio y su condición de miembros de la Iglesia, y causar un daño irreparable a las generaciones futuras. Si ustedes prestan atención al consejo dado, pueden llegar a ser el medio por el cual sus amigos sean capaces de evitar tropiezos similares.

¿Cuáles son algunas de las doctrinas del diablo que algunos, aun en la Iglesia, comenzarían a aceptar?

Pablo cita dos "doctrinas de demonios" (1 Timoteo 4:1) como ejemplos; primero, la prohibición de casarse y segundo, el mandato de que la gente no coma de ciertas viandas (alimentos).

La exclusión de listas extensas de alimentos prohibidos en nuestras dietas no es ciertamente tan importante en nuestra relación con el Señor como hacían creer los judíos en la época de Pablo; sin embargo, actualmente hay quienes se toman libertades en cuanto a lo que el Señor ha dicho y suponen que la Palabra de Sabiduría significa más de lo que realmente representa.

"Algunas personas inestables se tornan caprichosas en relación a esta ley de salud. Se debe entender que la Palabra de Sabiduría no es el evangelio y el evangelio no es la Palabra de Sabiduría. Como dijo Pablo, '...el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo' (Romanos 14:17).

"En la sección 89 no hay prohibición, por ejemplo, en cuanto a comer pan blanco, ni en cuanto al uso de harina blanca, ni de azúcar blanca, cocoa, chocolate, huevos, leche, carne o de ninguna cosa, excepto lo que está clasificado bajo los encabezados de té, café, tabaco y licores. De hecho, aquellos que mandan que los hombres no coman carne, no son ordenados de Dios y tal consejo es indicado por Pablo como una evidencia de apostasía. Dios ha creado las 'carnes', dice él 'para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad' (1 Tim. 4:3)" (Bruce R. McConkie, Mormon Doctrine, págs. 845-46).

Lamentablemente, algunas personas se dejan absorber tanto en su interpretación y práctica de la Palabra de Sabiduría que no reconocen otros aspectos que son de gran significado para su exaltación. Pablo dijo que uno de esos asuntos es el casamiento. Si Satanás o alguno de sus adeptos viniera a los miembros de la Iglesia y dijese: "No debéis casaros", pocos de los miembros de la Iglesia, si es que hay alguno, aceptarían esta idea. Pero nosotros somos sumamente inocentes si suponemos que Satanás intentaría un encaramiento tan directo y osado para hacernos aceptar su programa. Satanás es más sutil. (Véase Moisés 4:1-6, por ejemplo)

Actualmente hay muchas parejas que viven sin estar casadas. Se justifican diciendo que el "compromiso" entre los componentes de cada pareja es más importante que la ceremonia matrimonial. Afortunadamente la mayoría de los Santos de los Ultimos Días no elije seguir esa práctica. Reconocen el valor e importancia del contrato matrimonial. ¿Pero qué sucede con aquellos que eligen una ceremonia civil cuando el sellamiento está a su alcance? Si Satanás puede persuadir a alguien a que no se case, o a posponer el casamiento en el templo, ¿cuáles pueden ser las consecuencias eternas? En mayo de 1843 el profeta José Smith dio intrucción inspirada que indica cuánto valora el Señor el matrimonio celestial. Léase D. y C. 131:1-4.

Aun después que la gente se casa, Satanás continúa su batalla incesante. Anotamos a continuación algunas de las mentiras que él usa en su intento de destruir el matrimonio. También citamos las respuestas dadas por nuestros profetas modernos. Esta es una buena oportunidad para que ustedes examinen su propia actitud en cuanto a estos asuntos a fin de poder tener la seguridad de estar en armonía con los siervos del Señor.

MENTIRA DE SATANAS: La experiencia sexual premarital debe ser fomentada.

¿Pueden los jóvenes participar en relaciones inapropiadas antes del casamiento sin efecto nocivo para su futuro casamiento? El presidente McKay ha dado esta respuesta:

"Es importante que los jóvenes comprendan que la edificación inteligente del hogar comienza para el joven y la señorita durante su adolescencia. A menudo la salud de los hijos, si la pareja es bendecida con ellos, depende de las acciones de los padres antes del casamiento...Cada joven, particularmente, debería prepararse para la responsabilidad de la paternidad manteniéndose limpio físicamente, a fin de poder participar de esa responsabilidad, no como un cobarde o un engañador, sino como un individuo honorable y apto para fundar un hogar. El joven que sin preparación toma sobre sí la responsabilidad de la paternidad es peor que un engañador. La felicidad futura de su esposa y de sus hijos depende de su vida en la juventud.

"Enseñemos también a las jóvenes que la maternidad es divina, pues cuando tocamos la parte creativa de la vida, entramos en las fronteras de la divinidad. Es importante, por tanto, que las jóvenes comprendan la necesidad de mantener limpios y puros sus cuerpos, a fin de que sus hijos puedan entrar al mundo ilesos de pecado y enfermedad. Un nacimiento libre y la herencia de un carácter noble son las más grandes bendiciones de la niñez. Ninguna madre tiene el derecho de poner obstáculos en la vida de un niño por lo que en la juventud parece ser un pasatiempo agradable o por comprometerse en el uso de drogas dañinas y otras prácticas pecaminosas. Aquellas que van a ser las madres de la raza deberían por lo menos vivir de tal forma que den a luz hijos que no estén impedidos desde el nacimiento debido a enfermedad, debilidad o deformidad..." (CR, abril de 1969, pág. 194.)

MENTIRA DE SATANAS: Se debe practicar el control de la natalidad.

¿Tiene vigencia todavía el mandamiento de 'multiplicar y henchir la tierra'? ¿Pueden ustedes darse cuenta del hecho de que la violación de este mandamiento tendrá un efecto deterioran te y desintegrador sobre el matrimonio?

El presidente Spencer W. Kimball ha dicho:

El primer mandamiento que aparece inscrito parece haber sido "Multiplicad y henchid la tierra". Que nadie piense que el mandamiento manda tener hijos omitiendo el casamiento. Tal sugerencia no tendría fundamento alguno. Cuando Dios creó a la mujer, la trajo al hombre y se le dio por esposa, y ordenó: "Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne" (Génesis 2:24.)...

Parece haber un sentimiento cada vez mayor de que el matrimonio es para la práctica sexual legal, por el sexo mismo. El matrimonio es básicamente para la familia; por eso es que nos casamos, no para la satisfacción sexual, como la gente que nos rodea quiere hacernos creer. Cuando la gente encuentra a sus cónyuges, no debe haber demora. Las esposas jóvenes deben estar ocupadas en concebir y criar hijos. No conozco Escritura alguna donde se dé autorización a las esposas jóvenes a posponer el crecimiento de su familia para ir a trabajar a fin de que sus esposos completen sus estudios. Hay miles de esposos que han trabajado a fin de terminar su educación y han criado familias al mismo tiempo. Aunque es más difícil, los jóvenes pueden abrirse camino a través de sus programas educativos. En la mayoría de las universidades hay edificios para estudiantes casados. Es una buena experiencia aprender a ahorrar y a economizar" ("Marriage is Honorable," Speeches of the Year, 1973, págs. 262-63.)

MENTIRA DE SATANAS: Las oportunidades para el aborto legal deben aumentar.

¿En qué se convierte la institución del matrimonio cuando las parejas llegan a destruir a los hijos sencillamente porque no los quieren tener? ¿En qué forma debilita eso al matrimonio? La Primera Presidencia (Spencer W. Kimball, Marion G. Romney y N. Eldon Tanner) ha declarado:

"La Iglesia se opone al aborto y aconseja a sus miembros a no someterse a él, ni ser parte de él, ni a realizar un aborto, excepto en los raros casos en los que, a opinión del consejo médico competente, la vida de la madre o su salud se ve seriamente amenazada o cuando el embarazo fue causado por violación y produce un gran trauma emocional en la víctima. Aun en ese caso debe hacerse solamente después de consultarlo con el obispo o presidente de rama y de haber recibido confirmación divina mediante la oración.

"El aborto es una de las prácticas más repugnantes y pecaminosas en esta época, en la que somos testigos de una evidencia de liberalidad que asusta y que conduce la inmoralidad sexual.

"Los miembros de la Iglesia culpables de tomar parte en el pecado del aborto quedan sujetos a la acción disciplinaria de los concilios de la Iglesia según las circunstancias lo exijan. Al tratar este grave asunto sería bueno tener presente la palabra del Señor declarada en la sección 59 de las Doctrinas y Convenios, versículo 6; 'No hurtarás ni cometerás adulterio, ni matarás, ni harás ninguna cosa semejante.'

"En lo que ha sido revelado, el pecado del aborto es uno de aquellos pecados de los cuales el individuo se puede arrepentir y obtener el perdón" (Ensign, julio de 1976, pág. 76).

MENTIRA DE SATANAS: Reducir el contacto que los hijos tienen con los padres.

¿En natural que los hijos sean criados por personas que no sean sus padres? ¿En qué forma se ven afectados los hijos si son retirados del hogar durante muchas horas, durante esos tempranos años de su mayor necesidad de amor familiar y entrenamiento? La Primera Presidencia de la Iglesia declaró:

"Soló las madres pueden prestar este divino servicio de la maternidad. No se puede confiar a otros. Las enfermeras no pueden hacerlo; las guarderías públicas no pueden hacerlo; las criadas no pueden hacerlo. Solamente la madre, con cuanta ayuda puedan proporcionarle las manos amorosas del padre y los hermanos, puede brindar el atento cuidado que se requiere" (Spencer W. Kimball, Discurso de Conferencias Generales, 1973-1975, "Pautas para efectuar la obra de Dios con pureza", pág. 126).

"Trayendo a estos espíritus escogidos a la tierra, cada padre y madre asume hacia ellos y hacia el Señor mismo, por haber aprovechado la ventaja que El le ofrece, una obligación de la más sagrada naturaleza, porque el destino de ese espíritu en las eternidades futuras, las bendiciones o castigos que lo esperen en el más allá, dependen, en gran parte, del cuidado, enseñanzas y capacitación que los padres le den.

"Ningún padre puede escapar a esa obligación y responsabilidad y seremos considerados de la misma forma en que encaremos esa responsabilidad. No hay deber más elevado que éste, que pueda ser encarado por los hombres" (Mensaje de la Primera Presidencia, presentado por j. Reuben C1ark hijo, en CR, octubre de de 1942, pág. 12).

MENTIRA DE SATANAS: El divorcio como una solución para los problemas matrimoniales.

Como se ha vuelto cada vez más fácil obtener el divorcio, ¿se sentirán tentadas las parejas, que de otro modo podrían llegar a un matrimonio feliz, a romper su relación sin hacer un verdadero esfuerzo? ¿En qué forma esta práctica le roba valor al matrimonio y lo debilita como medio para mantener unida a la sociedad? ¿Son las leyes sobre el divorcio sencillamente un síntoma del bajo nivel espiritual de la sociedad? El presidente Spencer W. Kimball ha dicho:

"Con todas las condiciones casi tan ideales como es posible, aun hay gente que termina su matrimonio por razón de 'incompatibilidad'. Vemos tantos filmes y leemos tantas novelas y entramos en contacto con tantos escándalos sociales que la gente en general llega a pensar en 'casarse y darse en matrimonio', divorciarse y volverse a casar, como prácticas normales.

"El divorcio mismo no constituye el mal solamente, sino la aceptación del divorcio como solución es también un grave pecado de esta generación. El hecho de que un programa o una norma sea aceptada universalmente no es evidencia de que esté bien. El matrimonio nunca fue fácil. Tal vez nunca lo sea. Implica sacrificio, colaboración y requiere de gran generosidad.

"Muchos de los programas que vemos en la televisión y muchas de las novelas terminan en casamientos: "Y vivieron felices para siempre". Como casi todos nosotros hemos visto la experiencia del divorcio entre nuestros amigos o parientes, hemos llegado a comprender que no es una solución a la dificultad, sino que es meramente un escape, y un escape muy débil. Hemos llegado a comprender también que la mera realización de una ceremonia no acarrea la felicidad ni el éxito al matrimonio. La felicidad no viene apretando un botón, como sucede con la luz eléctrica; la felicidad es un estado mental y viene de adentro. Debe ser ganada. No puede ser comprada con dinero, no puede ser tomada sin dar nada a cambio...

"Cada divorcio es el resultado del egoísmo de parte de uno o de los dos cónyuges o partes del contrato matrimonial. Alguno está pensando en sí mismo: comodidades, conveniencias, libertades, lujos o descanso. A veces el incesante antagonismo de un cónyuge infeliz, descontento y egoísta puede finalmente conducir a situaciones de grave violencia física. A veces la gente es aguijoneada a tal punto desde el cual erróneamente se siente justificada de hacer las cosas que no están bien. Nada, naturalmente, justifica al pecado" ("Marriage and Divorce", Servicio Devocional en la Universidad Brigham Young, 7 de septiembre de 1976, pág. 3, 6).

(44-23) Esforzarse por ser un ejemplo de los creyentes

En relación a las mentiras de Satanás anotadas anteriomente, ¿qué debe hacer un creyente? ¿Cómo responderían ustedes a las mentiras de Satanás a fin de ser "ejemplo de los fieles"?

Si tienen la determinación de ser ejemplo de los fieles, ¿cómo responderían en su vida personal a la pregunta de si está malo no comer carne?

Estos son los últimos días y no es coincidencia que ustedes hayan venido a la tierra en esta época. El presidente Joseph Fielding Smith dijo:

"Nuestros jóvenes se encuentran entre los hijos más bendecidos y favorecidos de nuestro Padre; son la nobleza del cielo, una generación escogida con un destino divino. Sus espíritus han sido reservados para venir en esta época cuando el evangelio está sobre la tierra y cuando el Señor necesita siervos valientes para llevar a cabo su gran obra de los últimos días.

"Que el Señor os bendiga, juventud de Sión, y os mantenga fieles a todo convenio y obligación, y os haga caminar en los senderos de luz y verdad, y os preserve para las grandes obras del futuro" ("Nuestra preocupación por todos los hijos de nuestro Padre", Liahona, noviembre de 1970, pág. 2).

¿Serán ustedes fieles a este derecho de nacimiento acerca del cual habló el élder Lee? ¿Resistirán las mentiras de Satanás de las cuales Pablo profetizó que engañarían a los santos en los últimos días? ¿Se esforzarán con toda su fuerza para ser un ejemplo de los fieles? La noche del sábado está a las puertas y una gloriosa mañana de reposo saludará a los que hayan sido fieles.