Cómo resistir al pecado

Mujeres Jóvenes, Manual 1, 1994


Objetivo

Que cada una de las jovencitas reconozca que debe fortificarse para vencer las tentaciones.

Preparación

  1. 1.

    Lámina 15, “Señuelos, trampas y artimañas”, que está al final del manual. (Si les es posible conseguirlas, lleve a la clase algunos señuelos y trampas.)

  2. 2.

    Lleve a la clase papel y lápiz para cada alumna.

  3. 3.

    Asigne a las jóvenes los pasajes de las Escrituras, los relatos o las citas que desee que se lean en la clase en voz alta.

Advertencia: No se extienda en explicaciones sobre las doctrinas de Satanás. No analice con la clase experiencias que hayan tenido con él algunas personas.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

El saber quién es Satanás y cuáles son sus propósitos y su poder ayudará a las jóvenes a vencer las tentaciones

Claves

Entregue a cada alumna una hoja de papel y un lápiz y dígales que escriban en columna los números del 1 al 10. Mientras usted les va leyendo las siguientes claves, por número, que ellas escriban junto al número correspondiente el nombre de la persona a la que, en su opinión, se refiera esa clave. Nadie debe decir nada hasta que haya terminado de leer todas las claves y ellas hayan escrito las respuestas.

Claves:

  1. 1.

    Soy un hijo espiritual de nuestro Padre Celestial.

  2. 2.

    Soy tu hermano en el espíritu.

  3. 3.

    Me encontraba presente en el Concilio de los Cielos.

  4. 4.

    Yo era un ángel de Dios.

  5. 5.

    Yo tenía autoridad para hablar en la presencia de Dios.

  6. 6.

    Uno de mis nombres era “el Lucero de la Mañana”.

  7. 7.

    Me rebelé contra el Padre Celestial y rechacé Su plan.

  8. 8.

    Muchos de mis hermanos en el espíritu me siguieron.

  9. 9.

    Tengo un cuerpo de espíritu solamente.

  10. 10.

    Llevé conmigo a una tercera parte de los espíritus de los cielos lejos de la presencia de Dios.

(Respuesta: Satanás o Lucifer.)

Comparen las respuestas para ver quién fue la primera en reconocer que se trataba de Satanás.

Análisis

• ¿Les causaron confusión algunas de las descripciones? ¿Por qué?

• ¿Qué otros nombres se le dan a Satanás? (Diablo, Destructor, Demonio, Maligno, Perdición, Príncipe de tinieblas, Dragón, Serpiente, Tentador, el padre de todas las mentiras, etc.)

Pasajes de las Escrituras

• ¿Cuáles son algunos de los propósitos que tiene Satanás? (Antes de responder, que las jóvenes lean Moisés 4:3–4. Satanás procuró destruir el albedrío del hombre, obtener el poder de Dios para dominar al género humano, engañar y cegar al hombre y llevarlo cautivo según su voluntad.)

Dígales que hay otra razón por la que Satanás nos tienta. Pídales que busquen y lean 2 Nefi 2:27: “…Pues él busca que todos los hombres sean miserables como él”.

• ¿Tiene Satanás algún poder sobre nosotros?

Cita y análisis

Después que las alumnas hayan respondido, léales la siguiente cita: “Satanás no tiene ningún poder sobre nosotros, a menos que nosotros mismos se lo demos… Dios no nos forzará nunca a hacer lo bueno, y Satanás no tiene poder para forzarnos a hacer lo malo” (Sterling W. Sill, “Conference Report”, abril de 1970, págs. 29–30).

• ¿Por qué es importante que sepamos quién es Satanás y cuáles son sus propósitos y sus poderes? (Para que seamos capaces de reconocer sus tácticas y comprender su influencia a fin de fortalecernos con el evangelio y resistir sus ataques.)

“El presidente Spencer W. Kimball, hablando a una gran congregación de jóvenes, les aseguró que el tener conocimiento de la existencia, el poder y los planes de Satanás, junto con un testimonio vibrante y motivador de Dios, del evangelio y de los planes de nuestro Padre Celestial… contribuiría grandemente a que obtuvieran logros inconcebibles que afectarían eternamente su vida” (ElRay Christiansen, “Conference Report”, octubre de 1974, pág. 30).

Las tentaciones se nos presentan de diversas formas

Lámina y análisis

Muéstreles la lámina o los artículos que haya llevado a la clase (moscas de pescar, anzuelos, tiras para cazar insectos, trampas para ratones, etc.)

• ¿Qué propósito tienen estos artículos? (Atraer peces, insectos u otros animales para cazarlos.)

• ¿De qué forma se disimulan estas trampas para hacerlas atractivas?

Explique a la clase que Satanás también utiliza anzuelos y trampas para tratar de “pescarnos”. Haga que las jovencitas lean Alma 12:5–6.

• De acuerdo con lo que dicen esos versículos, ¿qué propósito tienen las trampas que nos tiende el diablo?

• ¿Cuáles son algunas de las trampas o anzuelos que él utiliza con eficacia para atraer a los jóvenes?

• ¿Qué podemos hacer para evitar esas trampas?

Dígales que se imaginen un cuarto en el que se hayan armado varias trampas, incluso algunas para cazar animales grandes, y pregúnteles si les gustaría caminar por ese cuarto a oscuras.

• ¿Por qué nos detienen las tinieblas o demoran nuestro progreso? (Porque no nos es posible ver, y por lo tanto, no podemos trabajar ni hacer nada en la obscuridad.)

Pasaje de las Escrituras

Pídales que busquen y lean Doctrina y Convenios 50:23–25 para saber por qué es fundamental que tengamos la luz de Dios.

• ¿Qué representa la luz? (A Dios, Su verdad y Sus obras.)

• ¿De qué manera les ayudará esa luz a alejar las tinieblas, o sea, Satanás, de su lado?

Cita

“En su astucia, Satanás sabe dónde y cómo atacar. Es durante la juventud que sus víctimas son más vulnerables… El diablo utiliza una infinidad de instrumentos” (Ezra Taft Benson, God, Family, Country: Our Three Great Loyalties, Salt Lake City: Deseret Book Company, 1974, pág. 247).

Presentación por la maestra

Una antigua leyenda griega habla de un hombre joven que tenía un solo punto vulnerable en todo el cuerpo. Si asignó este relato a una alumna, pídale que lo cuente a la clase.

Relato

Aquiles era uno de los grandes héroes de la mitología griega. En seguida de nacido, su madre, Tetis, lo sumergió en el río Estigia, acto que, según la leyenda, le protegería el cuerpo de daños; pero Tetis lo sostuvo de un talón y el agua no llegó a tocarle esa parte del pie, que permaneció vulnerable. En el décimo año de la guerra de Troya, París le disparó una flecha que se le clavó en el talón y Aquiles murió a consecuencia de esa herida.

Análisis

• ¿Saben lo que quiere decir tener “talón de Aquiles”? (Significa tener un punto débil o vulnerable del carácter.)

• ¿Cómo sabe Satanás cuáles son nuestras debilidades? (Porque él nos conoce desde la existencia premortal.)

• ¿Qué podemos hacer para sobreponernos a nuestras debilidades?

Citas

Después del análisis, léales la siguiente cita: “Satanás conoce todas las artimañas, y sabe en qué somos susceptibles a la tentación y cómo cautivarnos para que hagamos lo malo. El y sus mensajeros nos incitan al mal, disminuyen la gravedad del pecado y hacen que lo malo aparezca atractivo” (ElRay Christiansen, “Q and A”, New Era, julio de 1975, pág. 49).

Pida a una de las alumnas que vaya anotando en la pizarra las tentaciones que se mencionan en la siguiente cita mientras usted la lee a la clase:

“El adversario sabe que un pecado insignificante no seguirá siendo insignificante y a todo el que quiera entrar en su reino él lo recibe de buena gana, primero, convenciéndonos de decir una pequeña mentira, o de hacer una trampa o robar un poco, y luego ayudándonos a justificar nuestra acción. A algunas personas las induce a profanar el día de reposo hasta que hacerlo se convierte en un hábito; otros utilizan bebidas alcohólicas para ‘relajar un poco los nervios’; además, el consumo de drogas nocivas, el lenguaje soez o vulgar, el chisme, la desobediencia a los padres, la traición a un compañero, son todos medios que él emplea para desviarnos del curso apropiado. El sabe muy bien que si esos extravíos continúan, pronto se convertirán en remordimientos, pesares y pérdidas porque terminan por conducirnos a transgresiones mayores.

“No hay duda alguna de que una de las trampas más viles del adversario es la pérdida de la castidad” (ElRay Christiansen, “Conference Report”, octubre de 1974, pág. 29).

Pizarra

Pregúnteles qué otras tentaciones podrían tener que enfrentar. Anote en la pizarra las siguientes:

Tentaciones

  • La mentira

  • La bebida

  • Las trampas

  • Los hurtos en las tiendas

  • La profanidad

  • Las drogas ilícitas

  • El robo

  • La desobediencia a los padres

  • La dejadez

  • El engaño

  • El profanar el día de reposo

  • La pérdida de la castidad

  • El desánimo

  • El chisme

  • Otras que se mencionen

Actividad

Si la clase es grande, divídala en grupos de tres o cuatro alumnas y dígales que cada grupo debe analizar dos o tres de las tentaciones que se hayan anotado, así como determinar la forma de combatirlas y de sobreponerse a ellas. Después que los grupos hayan tenido sus análisis, dígales que informen a las demás sobre sus conclusiones. A medida que mencionen sus ideas, vaya borrando las tentaciones que anotó en la pizarra y reemplazándolas con las formas de evitarlas.

Probables respuestas:

  1. 1.

    Tomar las decisiones correctas antes de que se presente la tentación.

  2. 2.

    Evitar aun la apariencia del mal.

  3. 3.

    Elegir con anticipación una alternativa (una vía de escape).

  4. 4.

    Cambiar de tema.

  5. 5.

    Preparar buenas defensas.

  6. 6.

    Orar pidiendo ayuda.

  7. 7.

    Buscar el consejo de los padres y seguirlo.

  8. 8.

    Elegir buenos amigos. 9. Dedicar el tiempo libre a buenos actos.

  9. 10.

    Evitar las situaciones donde pueda surgir la tentación.

Nuestro Padre Celestial ayudará a toda joven que luche por vencer las tentaciones

Cita

En la siguiente cita se nos explica lo que debemos hacer para lograr el poder de vencer las tentaciones y resistir al mal:

“En todos sus hechos malvados, el adversario no puede ir más allá de lo que el transgresor se lo permita; y, mediante nuestra obediencia a los principios del Evangelio de Jesucristo, nos es posible obtener absoluto poder para resistir al mal que Satanás ponga en nuestro camino. Además, los miembros de la Iglesia pueden tener la bendición de que el Espíritu Santo, el inspirador, sea también su compañero, y cuando el Espíritu Santo está dentro de nosotros, el diablo debe permanecer fuera. El estudio de las Escrituras, la oración, la obediencia fiel a todos los mandamientos del Señor, el cumplimiento de los deberes y responsabilidades de la Iglesia… forman la base para que el Espíritu Santo sea nuestro compañero y protector constante” (ElRay Christiansen, “Conference Report”, oct. de 1974, pág. 24).

Si todavía no está en la pizarra, escriba esta frase: Buscar la compañía del Espíritu Santo.

Análisis de pasajes de las Escrituras

El Salvador hizo énfasis en un punto muy importante para vencer la tentación. Haga que las jovencitas lean 3 Nefi 18:15, 18–19; agregue la frase “Orar pidiendo ayuda”, si no está ya anotada.

Dígales que también se nos ha explicado claramente cómo debemos pedir esa ayuda cuando oremos. Lean Mormón 9:28.

• ¿Qué nos sugiere este versículo que hagamos para vencer la tentación? (Que oremos “con resolución inquebrantable” para no ceder “a ninguna tentación”.) Agregue en la pizarra la frase “Determinación de no ceder”.

Por otra parte, nuestro Padre Celestial nos ha prometido que nos ayudará de otro modo. Lean 1 Corintios 10:13.

• ¿Qué promesa se nos hace en ese versículo?

Haga comprender a las jovencitas que si son diligentes en sus esfuerzos por evitar y vencer las tentaciones, nuestro Padre Celestial las sostendrá y protegerá.

Aplicación de la lección

Indíqueles que deben seguir las sugerencias que ellas mismas han hecho y que se encuentran en la pizarra y que deben también recordar siempre la promesa que se les hace en 1 Corintios 10:13.