Cómo evitar la influencia degradante de los medios de comunicación

Mujeres Jóvenes, Manual 1, 1994


Objetivo

Que cada una de las jóvenes reconozca la mala influencia que pueden tener en ella los medios de comunicación y la evite.

Preparación

  1. 1.

    Optativo: Lleve a la clase un huevo cocido, duro, con cáscara y, si es posible, blanco; un recipiente al que antes de la lección tendrá que ponerle agua suficiente para cubrir el huevo; y colorante vegetal y una cucharita para la demostración. Si lo desea, en lugar del huevo puede utilizar un trocito de tela blanca.

  2. 2.

    Prepare un cartel (pancarta), o hágalo en la pizarra antes de la clase, con tres columnas. En una anote los instrumentos de que se vale Lucifer, y los que menciona el presidente Spencer W. Kimball en las citas que aparecen en la primera sección de esta lección; en la segunda, anote las normas para juzgar estos materiales que da el presidente Benson en la cita de la segunda sección; y en la tercera, anote los puntos que sugiere el élder Peterson, de los Setenta, para evitar el material degradante de los medios de comunicación. Cubra las columnas separadamente, de manera que se puedan descubrir una a una cuando llegue el momento.

  3. 3.

    Prepare una copia para cada alumna de las “Pautas para evaluar los medios de comunicación”.

  4. 4.

    Asigne a las jóvenes los pasajes de las Escrituras, los relatos o las citas que desee que se lean en la clase en voz alta.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

Los materiales degradantes en los medios de comunicación son uno de los instrumentos más potentes de Satanás

Análisis

Pida a las jovencitas que mencionen algunas substancias que sean útiles y al mismo tiempo puedan tener efectos dañinos. Por ejemplo, los insecticidas, los atomizadores, algunas substancias químicas, productos de limpieza fuertes, etc. Llévelas a la conclusión de que cualquiera de esos productos puede ser bueno o malo, según la forma en que se use.

Presentación por la maestra

Explíqueles que una calavera con huesos cruzados debajo es un símbolo universal de una substancia peligrosa, y en todo el mundo la gente lo reconoce como una advertencia de lo que le puede pasar a la persona que la ingiera. Los profetas de los últimos días nos han advertido sobre otro tipo de contaminación, que también puede ser fatal, no de nuestro cuerpo sino de nuestra mente y nuestro espíritu. Los medios de comunicación —la televisión, la radio, las películas, las revistas y los periódicos— llegan a una infinidad de personas al mismo tiempo; por ese motivo, pueden contribuir al avance de la obra del Señor en la tierra, educar y entretener sanamente; pero también se pueden utilizar para destruir. Y son el instrumento principal del adversario, que busca degradar la conducta moral de todos los seres humanos.

Análisis

Explíqueles que a pesar de que hay quienes afirman que lo sexual, la profanidad, la obscenidad y la violencia que estos medios nos presentan no nos afectan, eso no es verdad.

Analicen cuáles pueden ser algunos de los efectos nocivos de esos elementos.

Citas

El presidente Spencer W. Kimball nos advirtió sobre algunos de los peligros de exponernos a esos medios degradantes:

“Indudablemente… la tragedia… comienza muchas veces con la asistencia a un cine que exhibe películas pornográficas o la lectura de alguna revista obscena. El camino hacia los pecados graves de la fornicación, el adulterio y la homosexualidad puede comenzar también con una película o programa de orientación sexual y de violencia, que en la actualidad están comenzando a mostrar en la televisión” (véase “Informe y desafío a los miembros”, Liahona, febrero de 1977, pág. 2).

El presidente Kimball también advirtió sobre los perjuicios de la pornografía que se halla en casi todos los medios de comunicación:

“Existe una evidente relación entre la pornografía y las perversiones…

“Es hasta ridículo querer insinuar o decir que la pornografía no tiene efectos nocivos. Está directamente relacionada con el crimen, el robo, la violación sexual, la prostitución y el vicio comercializado; todos estos males se alimentan con la inmoralidad de la pornografía. Las estadísticas relacionadas con el sexo reflejan claramente la relación existente entre la pornografía y el crimen en todas sus formas…” (“Dios no será burlado”, Liahona, febrero de 1975, pág. 33).

Análisis

Pídales que mencionen ejemplos de programas o publicidad que vean diariamente y que tengan influencia en sus decisiones en cuanto a la ropa que se pongan, los productos que usen, los entretenimientos que escojan y otras maneras de gastar tiempo y dinero. Ayúdeles a comprender lo grande que es la influencia que los medios de comunicación tienen sobre ellas y su familia. Hablen de algunas malas influencias que puedan tener.

Presentación por la maestra

Hágales ver que es posible que no notemos los efectos de las influencias degradantes inmediatamente. Podemos ir dejando que nuestro espíritu se debilite poco a poco, día a día, semana tras semana, hasta encontrarnos ciegas ante la realidad, insensibles al Espíritu del Señor y sumergidas en las influencias maléficas que conducen al pecado.

Cartel

Descubra la primera columna del cartel o de la lista que haya hecho en la pizarra.

Cita

El presidente Kimball ha descrito cómo tiene lugar ese debilitamiento espiritual: “En su plan diabólico, Satanás engaña al incauto y hace uso de todos los recursos que estén a la mano…

“…El usará [1] su lógica para confundir y [2] sus justificaciones para destruir; [3] hará borrosos los significados, [4] abrirá las puertas centímetro a centímetro y [5] conducirá desde el blanco más puro a través de todos los tonos de gris hasta el negro atezado” (“Vestíos de toda la armadura de Dios…”, Liahona, febrero de 1981, pág. 187; se agregaron los números).

Demostración (optativo)

Para ilustrar cómo influyen poco a poco en nosotros los métodos de Satanás, haga la siguiente demostración: (Tenga preparada de antemano el agua con el colorante vegetal.) Sumerja por un momento el huevo cocido (o el trozo de tela blanca) en el agua coloreada y muestre a la clase que así apenas toma un poco de color; quizás ni siquiera se note al principio. Después, vuelva a poner el huevo en el recipiente y échele el agua por encima varias veces con la cucharita. Muéstreles cómo se va obscureciendo el color de la cáscara cada vez que usted lo baña con el agua coloreada.

Análisis

• ¿En qué se relaciona este experimento con la influencia degradante de los medios de comunicación a que podamos exponernos? ¿Por qué les puede afectar ver aunque sea una película o un programa de televisión censurable? ¿A qué les podría conducir el estar continuamente expuestas a esas influencias?

Presentación por la maestra

Explíqueles que a veces pensamos que esas influencias degradantes hacen daño a otras personas pero que a nosotros no nos afectan. En realidad, lo que pasa es que es posible que ni siquiera notemos sus efectos nocivos hasta haber llegado al punto en que parece imposible librarnos de ellos.

Cita

“El gran profeta Mormón, viendo a su propio pueblo en la perdición, escribió a su hijo Moroni un conmovedor pasaje diciéndole que a causa de la maldad, su pueblo había ‘perdido toda sensibilidad’ (véase Moroni 9:20). ¡Cuán trágico es llegar a un punto en que el Espíritu debe apartarse y nos volvemos incapaces de discernir entre el bien y el mal!” (Marvin J. Ashton; véase “La nota más alta”, Liahona, febrero de 1978, pág. 103).

Análisis

• ¿Cómo se aplica la idea de haber ‘perdido toda sensibilidad’ a los materiales censurables de los medios de comunicación? ¿Dé qué forma podemos acostumbrarnos tanto a esas influencias que perdemos el buen juicio para juzgar lo que es y lo que no es degradante? ¿Qué importancia tiene que apliquemos normas de rectitud para juzgar lo que nos es prudente ver, oír y leer?

Las jóvenes deben evaluar los medios de comunicación a los que se expongan y evitar todo lo que sea degradante

Presentación por la maestra

Hágales comprender la importancia de que nos informemos bien antes de seleccionar materiales para ver, escuchar o leer; puesto que muchas personas no se rigen por normas de rectitud para juzgar los medios de comunicación, también debemos tener cuidado al procurar las opiniones sobre las que basemos nuestras decisiones. Los críticos profesionales muchas veces animan al público a entretenerse con una película, un programa de televisión, una cinta casete, un disco o un libro que ellos juzgan “magnífico”, aun cuando contenga material censurable. El presidente Ezra Taft Benson ha dado algunas pautas para que evaluemos los entretenimientos y, aunque se refiere principalmente a los libros, esas mismas normas se pueden aplicar a cualquier otro material de los medios de comunicación.

Cartel

Descubra la segunda columna del cartel o de lo que tiene escrito en la pizarra, con las cinco normas siguientes: Cita “En la actualidad, con la abundancia de libros que hay a nuestra disposición, el saber lo que no se debe leer es signo de una persona verdaderamente educada… La madre de Juan Wesley [teólogo inglés del siglo dieciocho] aconsejó lo siguiente a su hijo: ‘Evita [1] todo lo que debilite tu poder de razonar, [2] lo que deteriore la sensibilidad de tu conciencia, [3] lo que obscurezca tu percepción de Dios, [4] lo que te quite el deseo de buscar lo espiritual… [5] lo que aumente el poder de tu cuerpo sobre tu mente’.

“El hecho de que se trate de un libro antiguo no lo convierte automáticamente en una obra valiosa; el hecho de que un escritor haya escrito una obra buena no significa que todas sus obras valgan la pena. No hagáis de vuestra mente un lugar de desperdicios donde otras personas puedan echar su basura. Es más difícil purgar la mente de la lectura corrupta, que es nociva para el alma, que purgar el cuerpo de alimentos corrompidos” (“In His Steps”, en Speeches of the Year, 1979, Provo: Brigham Young University Press, 1980, pág. 61).

Análisis

Analicen cada una de esas cinco normas y haga comprender a las jovencitas que las influencias degradantes de los medios de comunicación pueden hacer que el Espíritu Santo se retire, dejándonos indefensas sin Su protección. Pregúnteles cómo utilizarán esas cinco normas para determinar lo que seleccionen como entretenimiento.

Presentación por la maestra

Comente que cada vez se nos hace más difícil apartarnos de esas influencias degradantes de los medios de comunicación que están por todas partes. Sin embargo, hay algunas precauciones que podemos tomar para evitarlas en primer lugar, y algunas acciones a las que recurrir en caso de hallarnos en esas circunstancias involuntariamente.

Cita

El élder H. Burke Peterson, de los Setenta, nos aconseja lo siguiente:

“…No debemos absolutamente ver ni hablar de ninguna película pornográfica. No debemos tener nada que ver con revistas, fotografías o cuentos pornográficos, tampoco debemos repetir chistes indecentes y obscenos… ¿Tenemos el valor de levantarnos de la butaca y salir de un cine cuando… el tema es un tanto obsceno, o permanecemos sentados viendo y escuchando, y nos convencemos diciendo que tal escena ‘pronto pasará’ o que ‘si todos lo hacen debe ser una clase de entretenimiento aceptable’? ¿Tenéis el valor de eliminar de vuestro televisor los programas que están llenos de conversaciones e incluso escenas sexuales? ¿Habéis pensado últimamente en cuán eficaces son éstos que pueden penetrar incluso hasta en los espíritus más fuertes? …¡no debemos alimentarnos con basura!” (“Purifiquemos nuestro espíritu”, Liahona, febrero de 1981, pág. 77; cursiva agregada).

Cartel y análisis

Descubra la tercera columna del cartel o de la pizarra.

Dígales que mencionen las formas en que se puede evitar exponerse a los medios de comunicación que degradan y que analicen las sugerencias del cartel (o de la pizarra) y las utilicen como guía para resolver los casos para analizar que se presentan a continuación.

Casos para analizar

  1. 1.

    En una ocasión, habían invitado a Diana y a sus amigas a una reunión en la que se iba a mirar un videocasete; antes de que llegara el día, ella se enteró de que la película contenía material censurable y convenció a la anfitriona que la cambiara. Pero en otra oportunidad, se encontró en una situación diferente, pues no se había enterado de lo que iban a hacer en la reunión hasta que llegó allí. Se trataba de ver una película que había recibido muchos elogios de los críticos, y casi todos sus amigos ya la habían visto y decían que era extraordinaria. Sin embargo, Diana había oído decir que contenía expresiones, ideas y escenas que ella sabía que la harían sentirse avergonzada.

    • ¿Qué posibilidades tenía Diana? ¿Qué harían ustedes en circunstancias similares?

  2. 2.

    Una de las mejores amigas de Sara siempre escuchaba su emisora favorita de la radio. Un día, las dos amigas empezaron a hablar de la música que transmitía constantemente esa emisora y Sara le preguntó a Miriam por qué la escuchaba si la mayoría de las canciones tenían una letra que trataba de diversos temas inmorales. Miriam le contestó que lo que le gustaba era el ritmo y la música en sí y que, de todos modos, no prestaba mucha atención a las palabras.

    • ¿Qué efecto podría tener en ella la letra aun cuando no escuchara conscientemente? ¿Qué debería decirle Sara a su amiga?

  3. 3.

    Un joven se encontraba en una gran ciudad para participar en una competencia escolar. Una noche, su acompañante adulto cayó enfermo; aunque tenía la noche libre, no conocía a nadie allí, así que se quedó en el hotel y se dispuso a mirar televisión; los programas locales no le interesaban y, para su desilusión, vio que la única emisora privada de cable con que contaba el hotel tenía esa noche una película de dudosa moralidad. El joven se pasó horas debatiendo consigo mismo si debía o no mirar la película. A fin de vencer la tentación de mirarla, sabiendo que nadie se enteraría, tuvo que tener una verdadera lucha y ejercer gran fuerza de voluntad. (Véase de Jack Weyland, “The Quiet War”, New Era, oct. de 1981, págs. 12–19.)

  4. 4.

    Un padre de familia llamó por teléfono a un cine para preguntar cómo era la película que tenía planes de ir a ver con su familia, y el gerente le dijo que era una “buena película para la familia”. Pero cuando empezó, vieron que la primera escena tenía lugar en un dormitorio y era bastante explícita. Toda la familia se levantó y salió del cine.

    • ¿Qué enseñó este padre a sus hijos? Si él hubiera decidido quedarse, ¿qué instrumento de Satanás se habría empleado si los hijos hubieran continuado siguiendo el ejemplo de su padre en otras oportunidades?

  5. 5.

    Daniel y Marta estaban hablando una noche de lo que podrían hacer para entretenerse y Daniel la invitó para ir al cine. ‘Me parece una buena idea’ le dijo Marta, ‘pero debo advertirte que yo soy de las que salen del cine cuando la película no está a la altura de mis normas’.

    Era evidente que Marta se había establecido una norma de conducta y que no vacilaba en mantenerse fiel a ella. ¿Qué pensaría un muchacho de una chica que no sólo tuviera normas tan elevadas sino que también se mantuviera firme en éstas al salir con sus amigos, aun a riesgo de ofenderlos?

Cita

El presidente Ezra Taft Benson dijo: “Algunas de las batallas más encarnizadas que tendréis que enfrentar se librarán silenciosamente dentro de vuestra propia alma” (“In His Steps”, pág. 60).

Hágales ver a las jovencitas que a veces estaremos solas mirando un programa de televisión o frente al estante de las revistas de una tienda. Pídales que piensen en las veces que hayan estado en esas circunstancias, por ejemplo, mirando un programa de televisión cuando no hubiera otra persona en la casa. Si en una de esas ocasiones miraran algo inconveniente o censurable, ¿qué instrumento de Satanás estarían empleando?

Conclusión

Explíqueles que aunque los medios de comunicación tienen influencia en millones de personas, podemos vencer esa influencia individualmente evitando que nos haga víctimas de su efecto degradante. Quizás tengamos que buscar mucho y tener paciencia para esperar hasta encontrar películas y libros que valgan la pena. Es preciso que aprendamos a seleccionar lo que leamos, veamos y escuchemos, y que ejerzamos diariamente la disciplina y el autodominio al tomar nuestras decisiones.

Aplicación de la lección

Entrégueles copias a cada una de las “Pautas para evaluar los medios de comunicación” y dígales que las empleen para evitar la influencia degradante que éstos puedan tener; pídales que coloquen esa hoja en su diario.