Cómo cuidar nuestro cuerpo

Mujeres Jóvenes, Manual 1, 1994


Objetivo

Que cada una de las jóvenes sienta gratitud por su cuerpo y esté dispuesta a mantenerlo en las mejores condiciones.

Preparación

  1. 1.

    Las láminas siguientes: Nº 13, de un templo (o consiga en la biblioteca la fotografía de uno de los templos, si es posible el de su región); y Nº 18, de las jovencitas haciendo ejercicios. Estas láminas se encuentran al final del manual.

  2. 2.

    Lleve papel y lápiz para cada alumna.

  3. 3.

    Lleve algunos artículos de tocador, como por ejemplo, jabón de baño, desodorante, peine o cepillo de cabello, champú, cepillo de dientes y una lima para las uñas.

  4. 4.

    Haga en una cartulina el dibujo de una mujer, tal como aparece en la ilustración, y córtelo en cinco secciones, como si fuera un rompecabezas. Escriba en cada sección la palabra apropiada y prepare todo para colocarlo con tachuelas (chinches, chinchetas) en un tablero o pegarlo con cinta engomada en una hoja grande de cartulina.

    girl puzzle
  5. 5.

    Si lo desea, prepare una gráfica de los resultados de la prueba de fortaleza y resistencia para mostrar a la clase.

  6. 6.

    Asigne a las jóvenes los pasajes de las Escrituras, los relatos o las citas que desee que se lean en la clase en voz alta.

Nota a la maestra

Antes de esta lección, tenga con la clase una actividad de mediados de semana en la que las jóvenes se sometan a la prueba de fortaleza y resistencia que se describe acá. Consiga dos o tres trozos de cuerda gruesa (como para saltar a la cuerda), de unos dos metros y medio de largo cada una. O dé a las alumnas la asignación de hacerla en sus respectivas casas y anotar cuántas veces seguidas saltan sin errar; antes de la lección le darán la cantidad que hayan anotado. Si lo hace así, trate de comunicarse con ellas durante la semana para asegurarse de que cumplan la asignación antes de esta clase.

Prueba de fortaleza y resistencia

Haga que dos o tres jovencitas pasen al frente, entréguele una cuerda a cada una y dígales que traten de saltar cincuenta veces seguidas sin fallar y sin que la cuerda les toque los pies ni la cabeza. Quizás sea conveniente que practiquen una vez antes de la prueba. Cada una debe anotar en un papel las veces que salte.

Advertencia: Si alguna de las alumnas tiene un problema de salud o alguna limitación física, no debe hacer esta prueba; pero puede participar contando los saltos de las demás y anotando las cantidades.

Sugerencias para el desarrollo de la lección

La joven que aprecia su cuerpo y desea ser atractiva se cuida físicamente

Lámina, análisis y pasaje de las Escrituras

Muéstreles la lámina del templo y pida a una alumna que lea 1 Corintios 3:16–17. Recalque que se nos ha mandado cuidar de nuestro cuerpo.

Ilustración y análisis

Coloque en el tablero o la cartulina la parte de la ilustración que representa la cabeza.

• ¿En qué parte de las Escrituras se nos enseña cómo cuidar el cuerpo? (En D. y C. 89, la Palabra de Sabiduría.)

• De acuerdo con la Palabra de Sabiduría, ¿cuáles son las substancias que no debemos ingerir? (Vino u otras bebidas alcohólicas; tabaco en ninguna de sus formas; y bebidas “calientes”, que se refiere al té y al café.)

Pasaje de las Escrituras

Además de obedecer la Palabra de Sabiduría, una joven puede hacer muchas otras cosas para mantener atractivo, limpio y puro su “templo”. Dígales que busquen y lean en silencio Doctrina y Convenios 88:124.

• ¿Qué nos dice ese versículo sobre la forma en que debemos cuidarnos?

Pida a una de las alumnas que lea la última parte del versículo, empezando por la palabra acostaos.

Ilustración y análisis en la pizarra

Coloque en el tablero o la cartulina la pieza de la ilustración que dice “Descanso”.

• ¿Por qué nos habrá aconsejado el Señor que nos acostemos temprano y nos levantemos temprano?

• ¿Qué ventajas hay en tener un descanso apropiado? (Anote las respuestas en la pizarra: ser mejores estudiantes, estar más contentas, sentirse mejor, tener más energías, tener mejor aspecto, etc.)

• ¿En qué puede hacernos daño el dormir demasiado?

Pasaje de las Escrituras e ilustración

Dígales que busquen y lean Doctrina y Convenios 42:41 para descubrir otra manera de hacerse más atractivas. Haga hincapié en el hecho de que, así como es importante la limpieza moral, también lo es la limpieza física. Agregue a la ilustración la sección que dice “Aseo”.

Lección práctica y análisis

Ponga a la vista de la clase todos los artículos de tocador que haya llevado. Haga destacar que toda persona es más atractiva si tiene limpios los dientes, la piel y el cabello; hágales notar que una fragancia fresca y agradable las hace más atractivas, pero que la transpiración y los olores corporales son desagradables y ofensivos para los que nos rodean. Dígales que piensen en cómo tienen el cabello, la piel, las uñas y la dentadura y que determinen lo que pueden hacer para que su aspecto sea más atractivo; sugiérales que piensen en un buen hábito de aseo personal que puedan tratar de mejorar durante la semana siguiente.

Ilustración y análisis

Coloque en su lugar la pieza de la ilustración que dice “Buena alimentación”. Entregue un lápiz y un papel a cada alumna y dígales que hagan una lista de frutas y verduras; déles dos o tres minutos. Pida a la que tenga la lista más larga que la lea y dígales a las otras que agreguen lo que no tengan en sus listas; luego, mencione usted otros en que las jóvenes no hayan pensado y dígales que anoten también ésos. Asegúrese de que las listas contengan frutas cítricas y vegetales verdes y amarillos.

• Aparte de frutas y verduras, ¿qué otros alimentos necesitamos diariamente? (Pan o granos; carne de ave o de res, huevos o pescado; leche y otros productos lácteos.)

Haga hincapié en la importancia de una alimentación variada. Muchas veces, la dieta de los jóvenes es deficiente porque sólo comen lo que les gusta. Señale la lista de frutas y verduras completa e ínsteles a probar algunos que todavía no hayan probado.

Dígales que den vuelta a la hoja y escriban del otro lado las comidas o alimentos que piensen que no tienen gran valor alimenticio. Déles uno o dos minutos para hacerlo.

• ¿Qué daño causan esos comestibles a la apariencia y a la salud? (Asegúrese de que entre las respuestas se mencione el aumento excesivo de peso.)

Recalque el hecho de que a fin de ser más atractivas, tendrán que limitar la cantidad de algunos o renunciar a comerlos. Escriba en la pizarra “Renunciar a algo bueno por algo mejor”.

• ¿Qué es ese “algo mejor” que ganaremos al renunciar a comestibles que no tienen valor nutritivo? (Haga hincapié en que los buenos hábitos alimenticios mejoran la condición de la piel, el cabello, los ojos, los dientes y la figura.)

• Sabemos que es posible adelgazar comiendo menos y eliminando lo que sea innecesario en la alimentación, además de hacer ejercicio. Pero, ¿cómo se puede aumentar de peso sin comer ninguna de esas cosas que no son buenas para nuestro organismo?

Es posible aumentar de peso empleando el sentido común en la alimentación y comiendo más alimentos de muchas calorías que tengan valor nutritivo.

Presentación por la maestra

Hemos hablado del aseo personal, la buena alimentación, la Palabra de Sabiduría y el descanso apropiado. Pero a nuestra jovencita (señale la ilustración) todavía le falta una parte para estar completa y tener bienestar físico.

Ilustración y análisis

Coloque la última sección con la palabra “Ejercicio” en el lugar que corresponde en la ilustración.

Coloque a la vista la gráfica (si la preparó) o hágala en la pizarra tal como aparece a continuación.

Resultados de la prueba de fortaleza y resistencia

  • De 10 a 24 saltos: Aceptable.

  • De 25 a 44 saltos: Muy bueno.

  • De 45 a 50 saltos: Excelente.

Analice con la clase los resultados que las jóvenes tengan sobre su fortaleza y resistencia.

Análisis con lámina

Coloque a la vista de la clase la lámina de las jóvenes haciendo ejercicio y hablen de la importancia que tiene participar activamente en deportes, baile, caminatas, carreras o cualquier otro ejercicio físico.

• ¿Por qué nos hace falta hacer ejercicio?

• ¿De qué modo podemos hacer más agradables los ejercicios?

Además de la actividad física que representan, los ejercicios dirigidos nos tonifican los músculos y nos fortalecen diversas partes del cuerpo; también nos hacen gastar las calorías que hayamos ingerido. Sugiérales que cada una elija un ejercicio o actividad física que le guste y piense que le hará bien, y que haga planes de llevarlo a cabo regularmente durante la próxima semana.

Haga hincapié en que el buen estado físico influye en todas nuestras actividades cotidianas.

El cuidado de nuestro cuerpo nos trae muchas recompensas

Análisis

• ¿Qué recompensas recibiremos al hacer las cosas de las que hemos estado hablando? (Entre las respuestas, quizás digan lo siguiente: mejor salud, más confianza en sí mismas, más energías, una apariencia más atractiva, un sentido mayor de bienestar.) Estimúlelas para que cada alumna mencione aunque sea una recompensa.

• ¿Vale la pena sacrificarse por lograrlas?

Hemos hecho un plan para cuidar lo mejor posible de nuestro preciado templo físico y debemos esforzarnos constantemente hasta que todos sus puntos se conviertan en buenos hábitos. (Saque una de las partes de la ilustración.) Nuestro cuerpo no puede funcionar bien ni tener su mejor aspecto si le falta una parte de ese plan. (Vuelva a colocar la pieza en su lugar.)

El ya fallecido élder Delbert L. Stapley, que era uno de los Doce Apóstoles, dijo: “Existe una estrecha relación entre la salud física y el desarrollo espiritual… Cuando la salud se ve afectada por haber desobedecido las leyes eternas de Dios, también sufre el desarrollo espiritual” (“Conference Report”, oct. de 1967, pág. 74).

Aplicación de la lección

Testimonio

Exprese su testimonio de la importancia de cuidar nuestro cuerpo en forma adecuada, y exhorte a las jovencitas a hacer algo durante la semana próxima por mejorar el cuidado de su cuerpo.