La voz, ya, del eterno

Letra

  1. La voz, ya, del Eterno
    nos llama otra vez
    a que seamos justos,
    cumpliendo con Su ley.
    Que nos amemos todos
    sin mal ni altivez,
    y que al descarriado
    llevemos a la mies.
  2. Las vidas mejoremos,
    amando la verdad.
    Los vicios desechemos,
    y la iniquidad.
    Pues es mejor la vida
    de paz y de bondad
    que negros sufrimientos
    en la eternidad.
  3. Con fe, con esperanza,
    roguemos al Señor
    que brillen nuestras vidas
    con celestial amor
    Él nunca se olvida
    del mundo que formó,
    y quiere bendecirnos
    y darnos salvación.